aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
Muere otro prisionero de un zoológico
21-julio-2009
Ir a la portada del BlogComentarios: 5 Lecturas: 31410 Ir a los comentarios

 
 

Ciertamente Pancho estuvo 45 años en el zoológico Las Delicias; cuando llegó tenía 10 años de vida. La peculiaridad de este chimpancé fue haber divertido a los visitantes del zoológico de Maracay, Venezuela, durante casi 50 años.

Pancho bailaba al ritmo de una tonadilla y la gente en premio le lanzaba palomitas de maíz.

Extraoficialmente se pudo conocer que Pancho probablemente sea disecado y exhibido quizá a la entrada del Zoológico Las Delicias. Trascendió además que probablemente se están realizando las gestiones para traer a una pareja de chimpancés de otro parque para que vivan en la jaula del fallecido y reconocido Pancho.

En el año 2008, AnimaNaturalis, en compañía de Ecofauna y Zona Verde coordinaron una campaña por los animales del zoológico Las Delicias y en respuesta, la dirección de la institución y los veterinarios aceptaron que llevásemos un grupo de voluntarios para hacer labores de mejora de los espacios "dentro de las celdas" para acondicionar a los animales a una vida más propia de su especie.

Sin embargo, todo quedó en palabras, al final se nos pedía que "decoráramos el lugar" para hacerlo más aceptable al público, por lo que los activistas se negaron a participar en ese maquillaje.

Los activistas que visitaron el zoológico recuerdan las tristes condiciones en que se encontraba el simio. A continuación, unos fragmentos de la carta del veterinario del zoológico Las Delicias, Ernesto Pulgar Hahn, ante las peticiones de AnimaNaturalis de no traer más animales al parque.

"Aunque su vida fue bastante triste tomando en cuenta que el espacio donde murió ciertamente no era el más adecuado, primero por no ser su lugar de origen, la selva, y segundo porque su sitio de encierro fue literalmente una cárcel, sin embargo también hay que complementar la historia diciendo que este animal llegó a Maracay proveniente de un circo en Estados Unidos.

"En este aspecto debemos pensar que su vida en un circo hubiera terminado mucho antes que en el Zoológico Las Delicias, y seguramente hubiera sufrido maltratos físicos y tratos degradantes; entonces en este sentido aunque parezca extraño decirlo, Las Delicias fue el sitio de descanso de su trabajo forzoso, ese donde aprendió a bailar y fumar, hábito que por cierto no se le quitó ni en los últimos momentos de su avanzada enfermedad y contra el cual los trabajadores y guías del zoológico en diversas oportunidades tuvimos que pelear con el público para hacerlos entender que estas actividades no eran propias de la naturaleza del animal.

"Lamentablemente la falta de guía, la falta de presupuesto que SIEMPRE ha tenido el zoológico impidió los deseos de muchos de los que nos ocupamos de su cuidado fueron hacer una exhibición más habitable, agradable, o parecida en algo a su medio, es decir con suelo de tierra, plantas, sin techo y sin barreras físicas tan evidentes como los barrotes.

"Como Médico Veterinario del zoológico digo que la posición oficial de la directiva del zoológico es NO TRAER MÁS CHIMPANCÉS AL ZOOLÓGICO LAS DELICIAS, posición esta que ha tenido confrontación con algunas personas afuera y dentro del parque. Asimismo  en lo personal defiendo la tesis de no traer más animales exóticos llámense provenientes de otros países y menos aún megavertebrados, como es el caso de elefantes, hipopótamos, jirafas, etc., sino convertir el zoológico en un centro de fauna nativa, recuperada de decomisos y de la tenencia ilegal como pseudomascotas, reproduciendo especies autóctonas e investigando para mejorar las condiciones de sus poblaciones en la naturaleza."

Esperemos que las palabras del veterinario se conviertan en un compromiso y no se admitan más prisioneros en Las Delicias.

Pancho vivió casi 60 años en cautiverio, nunca conoció la libertad ni una vida de acuerdo a su especie.

Mientras la gente siga considerando divertido observar animales en cautiverio, circos y zoológicos seguirán existiendo. Por ello, es necesario educar a los niños, sobre todo, para desarrollar en ellos empatía y que puedan ponerse en el lugar del otro. Otro que no por ser de una especie distinta a la nuestra puede ser privado de su libertad y convertido en instrumento de entretenimiento de nuestra ignorancia.

Descanse en paz Pancho, al fin libre.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Descanse en paz y en libertad una víctima más de la falta de razón hacia los demás seres vivos. Estamos en un planeta donde todo ser vivo debería estar en su hábitat natural y ser libre, pero por el \"ser humano\" muchos sufren y mueren. No es justo.


 Enviado por Lourdes - 24-julio-2009 a las 12:20 Enviar mail al autor

 

Debería replantearse la configuración general de un zoológico, en función de los requerimientos reales del estandar de vida para cada especie, no en si eliminarlos. Como lo menciona alguien por aquí, los parques nacionales. Los circos finalmente, tendrán que mutar a algo que implique tan solo el empleo de humanos, no creo que sea necesario que haya animales.


 Enviado por KBK69 - 21-julio-2009 a las 18:01 Enviar mail al autor

 

Para qué son los zoológicos...??
En serio, para que son...??
Los zoológicos no son centros de estudio y observación (hay un par de excepciones), son CENTROS DE DIVERSIÓN Y ENTRETENIMIENTO. Deberás creen que por ir al zoológico la gente aprenda más..??, diganme algún beneficio de un zoológico. En todo caso, para observar la vida de los animales lo mejor serían los parques nacionales. Saludos Norteños!!


 Enviado por mc - 21-julio-2009 a las 17:05 Enviar mail al autor

 

Aquí estamos otra vez con la polémica sobre la existencia de los circos que manejan animales para \"entretener\" a los humanos o de los zoológicos que enjaulan animales para la diversión de otros. Mientras exista la \"familiar costumbre\" de que el circo es diversión y que los zoológicos son \"el paseo dominical por excelencia\", va a ser muy largo y sinuoso el camino para poder terminar de una vez con costumbres retrógradas y denigrantes como es el cautiverio de animales inocentes. Mis papás nunca nos llevaron al circo ni a mi y a mis hermanos porque ni siquiera a ellos les gustaba ver que los cirqueros le propinaran latigazos a un pobre elefante para que se parara en dos patas. Recuerdo que mi papá decía cuando veía en la televisión a un domador golpear a los animales: \"Qué ganas de agarrar a ese ca... y arriarle unos cinturonazos para que nos baile en calzones por pura diversión... a ver que siente\". La única vez que he ido al zoológico fue en 1o de primaria, y eso a la fuerza, porque a mi no me llamaba ni me llama la atención ver animales encarcelados dentro de jaulas apestosas por los excrementos, tupidas de moscas verdes o a los osos polares en albercas artificiales asquerosas, donde se bañaban en sus propias excreciones. No cabe duda que la educación y la formación de los niños (futuros adultos) viene desde los padres. Y creo que muchos de nosotros por el hecho de no ir al circo no crecimos como niños traumados, (como hacen alusión algunos programas cómicos). Al contrario, somos adultos responsables y enseñamos a nuestros pequeños a trabajar por un mundo mejor, en armonía con la naturaleza, respetando a los animales que son parte de ella. ¿Qué hay en materia de legislación sobre esto? ¿Hay alguna justificación bio-ética, moral o educativa que lo sustente? Por ahí podemos empezar. Ay, y por favor que no vengan con los pretextos de que tienen animales en cautiverio para su preservación o estudio... esos serán casos muy, pero muy contados. RIP Panchito.


 Enviado por betisa - 21-julio-2009 a las 15:58 Enviar mail al autor

 

La verdad que sí da rabia saber que un animal ha vivido de esa manera, y que todavía hay gente que le gusta ver a animales viviendo de esa manera, pero pues así de egoísta es el humano, qué propósito o qué alegría puede causar a nadie ver bailar a un simio enjaulado? qué diversión puede ser verlo fumar? los animales se ven mucho mejor cuando están en su habitat, y hay miles de documentales y películas en donde podemos verlos libres y aprender mucho más de ellos. Saludos


 Enviado por undertaker - 21-julio-2009 a las 14:09 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Leonora Esquivel

A la par que recibió mención honorífica por su tesis sobre Ética Ambiental, convirtiéndose en Doctora en Filosofía por la Universidad Autónoma de Barcelona, centró sus esfuerzos en la defensa de los derechos de los animales.

Leonora Esquivel asegura que esta causa tiene que ver con la justicia, la solidaridad, el respeto y la no violencia. Como cofundadora y presidenta de AnimaNaturalis Internacional ha logrado presencia en siete países latinoamericanos y establecido la sede en Barcelona, España.

Para ella, el movimiento de los derechos de los animales es la revolución moral más apremiante de este siglo.

Ha tenido la oportunidad de debatir con Peter Singer y Tom Regan, filósofos precursores de la lucha por la defensa de los animales.

En 2003, 2004 y 2005 asistió a la Animal Rights Conference en Washington (Estados Unidos), presentando ponencias sobre el maltrato a los animales en España, la visión de los derechos de los animales en países de habla hispana así como los derechos de los animales y las desigualdades sociales. Ganadora del Premio Sustentabilidad 2011 en la categoría "Mejor Activista".

Te invitamos a disfrutar de este espacio donde, sin duda, encontrarás información por demás interesante.

Descubrirás cómo contribuir con tu granito de arena para hacer de este mundo un lugar más justo y conocerás sencillas prácticas que pueden marcar la diferencia para millones de animales.

¡Este blog es para ti!

Contacto:

  • Twitter
  • Facebook
  • Facebook

  • Entradas anteriores
     
    63 toros asesinados y un humano muerto
     
    Los animales perdieron
     

    Calendario de búsqueda