aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
La hora del cielo
03-abril-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 26209 Ir a los comentarios

 
 
Por Raúl Mújica García (INAOE)

"El cielo ha sido y es una inspiración para toda la humanidad. Sin embargo, su contemplación se hace cada vez más difícil e, incluso, para las jóvenes generaciones empieza a resultar desconocido. Un elemento esencial de nuestra civilización y cultura se está perdiendo rápidamente, y esta pérdida afectará todos los países de la tierra".

Declaración de la IAU/ICSU/Unesco sobre la Reducción de los Impactos Medioambientales Adversos para la Astronomía. París, 2 de Julio de 1992.

Millones de personas en miles de ciudades alrededor del planeta se coordinan para apagar sus luces, durante al menos 60 minutos, cada año en una misma fecha, desde 2007, durante la Hora de la Tierra, dando origen a uno de los mayores eventos ambientales de la historia. Con esta acción se trata, entre varias cosas, de frenar el cambio climático y crear un planeta sustentable. Ésta es también una ocasión para ver los efectos de la contaminación lumínica, la cual afecta la contemplación del cielo y a la que, quizá, le ponemos menos atención.

Hace 70 años se inauguró el Observatorio Nacional de Tonantzintla. Con las observaciones y descubrimientos de su principal telescopio, la Cámara Schmidt, la astronomía mexicana se puso en primer plano a nivel mundial. A 15 kilómetros de Puebla y a 100 de la Ciudad de México, el cielo en Tonantzintla se fue volviendo cada vez más brillante. Actualmente, es muy difícil obtener observaciones profesionales, ya que las ciudades de Puebla y Cholula se han extendido, mientras que la luz de la ciudad de México perfila de manera extraordinaria a los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

¿Qué es la contaminación lumínica?

La contaminación lumínica se refiere a la luz artificial que brilla donde no se quiere ni se necesita. Ésta puede ser un problema debido a mala iluminación lejos de nosotros y que vemos como un resplandor, o luz local, que generalmente causa problemas al invadir las casas cercanas.

Distante o local, la contaminación lumínica puede causar varios problemas, como accidentes cuando las luces están mal colocadas muchos de los conductores involucrados declaran que se debió a que fueron deslumbrados. También tiene implicaciones en la seguridad pública; por ejemplo, se ha mostrado que el resplandor de algunas luminarias puede generar imágenes de muy baja calidad en las cámaras de vigilancia, lo que no permite la identificación de los personajes involucrados en algún delito. Además de que se gastan grandes cantidades de dinero para generar esta iluminación, se contribuye a la generación de gases invernadero y se amenaza con destruir la vida animal, cambiando sus ritmos de descanso y sus hábitos de caza. Puede también causar problemas de salud. Estudios recientes indican que la luz de las lámparas públicas que invade las casas modifica los ritmos circadianos humanos, convirtiéndose en un problema de salud pública.

Desaparece de nuestra vista a las estrellas. El resplandor amarillo que vemos en las ciudades se debe al reflejo de la luz en la atmósfera. Cuando observamos el cielo, este brillo hace que nuestro ojo reaccione para no dañarse, mientras que en zonas oscuras, la pupila se expande al máximo y nos permite captar más luz y observar muchas más estrellas, incluso, la franja lechosa de la Vía Láctea (ver imagen).

A nivel profesional, los astrónomos se han puesto de acuerdo para atacar el problema. A través de la Comisión 50 (Protección de Sitios para Observatorios Existentes y Potenciales) de la Unión Astronómica Internacional (IAU) se trabaja para proteger de la contaminación lumínica a los sitios donde se localizan observatorios o donde hay grandes posibilidades para instalar alguno. En particular, se trata de preservar los lugares con cielo oscuro alrededor del planeta, como los observatorios de Hawai, las Islas Canarias, Chile y otros más.

Se han obtenido algunos buenos resultados; por ejemplo, luego de la conferencia sobre Impactos Ambientales Adversos a la Astronomía que se llevó a cabo en julio de 1992 en la sede de la Unesco en Paris, se emitió la Declaración acerca de la Reducción de Impactos Ambientales Adversos a la Astronomía, en la cual se destaca al cielo nocturno como Patrimonio de la Humanidad.

Hay muchos otros esfuerzos para proteger el cielo, en particular, la Asociación Internacional Cielo-Oscuro (International Dark-Sky Association, IDA) que con más de 20 años de operar ha obtenido grandes logros. Conformada por individuos preocupados por la contaminación lumínica, trata de preservar y proteger el medio ambiente nocturno y el patrimonio de un cielo oscuro por medio de la iluminación de exteriores con calidad. Emiten recomendaciones por diferentes medios y en diferentes idiomas.

En México En nuestro país, los dos observatorios ópticos más grandes son el Observatorio Astronómico Nacional de San Pedro Mártir (OAN-SPM) en Baja California y el Observatorio Astrofísico Guillermo Haro (OAGH) en Cananea, Sonora.

El OAGH es el resultado de la visión de Guillermo Haro, quien hace muchos años se dio cuenta del problema de contaminación en Tonantzintla y promovió la construcción de otro observatorio en un sitio más propicio. Sin embargo, la zona seleccionada es minera, hasta el punto que se abrió una mina a los pies de la Mariquita, la montaña donde se localiza el telescopio, generando, además de contaminación lumínica, una gran cantidad de polvo que también afecta las observaciones astronómicas. Afortunadamente, algunas acciones de astrónomos del INAOE lograron frenar este efecto.

El OAN se localiza en la Sierra de San Pedro Mártir, uno de los lugares más oscuros del hemisferio norte y que está protegido del posible incremento de contaminación lumínica desde 2006 cuando se promovió el Reglamento para la prevención de la contaminación lumínica en el Municipio de Ensenada, Baja California, estableciendo las reglas para la iluminación en la zona y así preservar el cielo astronómico de San Pedro Mártir.

Hace un par de años, mediante una colaboración entre estudiantes de Orbis Creatorum, el Club de Astronomía del ITESM y el INAOE, se colocaron telescopios en el campus Puebla durante la Hora de la Tierra, con esto, además de que se extendió a más de una hora el apagón de luces, también le dimos una hora al cielo. Esperemos que estos eventos se multipliquen para promover también la contemplación del cielo.

* El Dr. Raúl Mújica García es investigador titular A de la Coordinación de Astrofísica del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), situado en Tonantzintla, Puebla.

***

Para más información de las actividades que desarrolla el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, consulte las páginas México CyT y Gaceta CyT México.

El blog Con-Ciencia está en twitter. ¡Síganos!

Nota del editor
El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) ha publicado también en el blog Con-Ciencia los siguientes artículos:

  • Aretxaga, Itziar (INAOE) “El cielo desde los hombros de gigantes”. 25 de octubre de 2001.
  • Guichard Romero, José (INAOE) "La enseñanza de la ciencia y tecnología del espacio en México". 11 de octubre de 2011.
  • López López, Aurelio (INAOE) "TICs para mantener vivas nuestras lenguas indígenas". 9 de agosto de 2011.
  • Gutiérrez Domínguez, Edmundo A. (INAOE), "El desarrollo científico de la electrónica y su impacto en la sociedad”. 19 de julio de 2011.
  • Rodríguez Guillén, Mónica (INAOE). "La química de las estrellas". 19 de abril de 2011.
  • Corona, Alonso, D. V. B. Murthy, José L. Olvera y Humberto Lobato, (INAOE). "Sensor de materiales ultra compacto con tecnología metamaterial". 10 de junio de 2010.
  • Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
    INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
    Imagen: * Nombre: * e-mail:

    * Campos obligatorios para llenar

    Acepto las políticas de privacidad
     


     
     
    Acerca del autor
     
    Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt

    Este es un blog del Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt que tiene el objetivo de dar información relevante de ciencias sociales, ciencias naturales y tecnología; el conocimiento científico y tecnológico creado busca contribuir a la solución de problemas de prioridad nacional que incremente la competividad del país e impulsar el bienestar de la sociedad mexicana. Se publica cada martes.

    El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt es un conjunto de 27 instituciones distribuidas en todo el país, varias de las cuales tienen más de 30 años de historia, convirtiéndose en generadoras de conocimiento altamente especializado y competitivo a nivel nacional e internacional y es un referente para la toma de decisiones en materia de políticas públicas.

    Editor del blog: Miguel Acosta Valverde.

     
    Escribele  haz click!
     

    Entradas anteriores
     
    Día mundial de la tuberculosis: Historia, logros y retos a 130 años del anuncio por Robert Koch del agente causal de la enfermedad
     
    De las propuestas de políticas públicas a las protestas: las aguas bulliciosas
     

    Calendario de búsqueda