aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
La transversalidad de la perspectiva de género: destrabando el trabalenguas
06-marzo-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 25973 Ir a los comentarios

 
 
Por Rosario Román Pérez (CIAD)*

En el Día Internacional de la Mujer, el tema predilecto para aludir a esta conmemoración es el de la violencia hacia las mujeres, probablemente, porque es el más sensible para la opinión pública y el que más apoyo, hasta ahora, ha recibido por parte de las instancias de gobierno. No obstante, poco se hace referencia a un concepto que despierta dudas sobre su significado y no encuentra mucha empatía entre las autoridades responsables de implementarlo: la transversalidad de la perspectiva de género.

La Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres define la transversalidad de género como el proceso que garantiza la incorporación en las instituciones públicas y privadas de la perspectiva de género, y valora las implicaciones que tiene para las mujeres y los hombres cualquier acción que sea programada, legislada, de política pública, y en actividades administrativas, económicas y culturales. El Instituto Nacional de las Mujeres explica que transversalizar la perspectiva de género significa reorganizar y mejorar el desarrollo y la evaluación de las políticas públicas para que sea incluida en todos los niveles y etapas, particularmente por quienes toman decisiones. En Sonora, el Congreso estatal aprobó en 2008 la Ley de Fomento a la Igualdad entre Mujeres y Hombres . Sin embargo, los avances sobre la igualdad de género son magros. Falta difusión de sus alcances y políticas específicas.

Transversalizar la perspectiva de género en la práctica es complejo porque no es una acción concreta, un programa o una estrategia particular. Más bien, es un plan integral que abarca todas las decisiones y acciones de una institución. De ahí, que para muchas personas sea más bien un trabalenguas.

Las instituciones educativas, como instancias formadoras, están llamadas a ser las principales impulsoras de la eliminación de los estereotipos de género. La tarea no es fácil ya que implica cambios en las prácticas y los comportamientos arraigados en la cultura institucional. Se requiere, igualmente, crear los indicadores para evaluar los avances en la disminución de las brechas de género. Tal fue el objetivo del estudio "Transversalidad de la perspectiva de género: bases para su institucionalización" realizado en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A. C.

Primeramente, se realizó un diagnóstico participativo sobre las necesidades de capacitación y sensibilización entre la población estudiantil, académica y administrativa de una institución de educación superior. Posteriormente, se envió vía electrónica un cuestionario sobre cultura institucional de género; el instrumento contenía preguntas sobre datos sociodemográficos e información acerca de creencias, actitudes y comportamientos sexistas en las relaciones familiares, laborales, escolares y comunitarias. Finalmente, se organizaron talleres con dinámicas vivenciales sobre la igualdad entre hombres y mujeres, el sexismo y la eliminación de estereotipos de género.

Los resultados del diagnóstico participativo mostraron que las y los participantes carecían de información con respecto a la perspectiva de género aunque en general consideraron que era necesaria. Igualmente, expresaron su deseo de participar en los talleres sobre género ya que les daría otra perspectiva para mejorar el clima laboral y su vida personal; también señalaron que en el discurso no hay diferencias entre varones y mujeres, y que esto no propicia la igualdad sino formas de relación desigual; como ejemplos señalaron el que las mujeres no pueden inscribir a sus esposos en el sistema de seguridad social, que los hombres carezcan de licencias por paternidad, además de otras desigualdades que quedan ocultas en un orden "natural".

El cuestionario sobre cultura institucional de género enviado vía electrónica fue respondido por 21% de la población. Entre las respuestas más significativas estuvo la referida a la dificultad de conciliar las demandas de la vida académica con la vida familiar (86% mujeres y 81% varones). Otro tema fue el hostigamiento y acoso sexual: una mujer y dos varones respondieron que habían sido objeto de éste, sin haber denunciado el hecho. Al preguntar si se da información al personal sobre esta problemática, la mayoría, principalmente mujeres (58%), respondió que no se hacía. Sobre la existencia de mecanismos para denunciar casos de hostigamiento o acoso sexual, varones (45%) y mujeres (55%) señalaron que no habían tales y expresaron acuerdo en la necesidad de establecerlos (55% mujeres y 45% varones).

Lo anterior permite concluir la urgencia de lograr acuerdos específicos entre las autoridades, el personal y la comunidad estudiantil en instituciones de educación superior, para que la perspectiva de género no sea sólo un conocimiento sino una práctica de vida dentro y fuera de las mismas. La transversalidad de la perspectiva de género requiere trascender el discurso escrito para transformarse en un actuar cotidiano y el consiguiente compromiso de las instancias responsables. Se requiere un trabajo fino de convencimiento y una práctica tenaz para lograr el cumplimiento de las leyes que promueven la igualdad de género.

Sin embargo, el camino se ha iniciado. Es de esperarse que si se da continuidad a este estudio, la transversalidad de la perspectiva de género dejará de ser un juego de palabras y, en el corto plazo, podrán observarse cambios.

* La Dra. Rosario Román Pérez es investigadora titular B de la Coordinación de Desarrollo Regional en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), ubicado en Hermosillo, Sonora.

***

Para más información de las actividades que desarrolla el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, consulte las páginas México CyT y Gaceta CyT México.

El blog Con-Ciencia está en twitter. ¡Síganos!

Nota del editor
El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha publicado también en el blog "Con-Ciencia" los siguientes artículos:

  • Vera Noriega, José Ángel (CIAD), "Crianza y desarrollo del niño indígena". 29 de noviembre de 2011.
  • Ortega Vélez, María Isabel y Cecilia Adriana Montaño Figueroa (CIAD). “La diabetes en niños y adolescentes mexicanos”. 15 de noviembre de 2011.
  • Román Pérez, Rosario (CIAD). "Depresión y suicidio en jóvenes del noroeste de México". 6 de septiembre de 2011.
  • Bracamontes Nevarez, Joaquín (CIAD). "El Día Mundial de la Población: ¿Es importante la relación entre población y desarrollo?" 12 de julio de 2011.
  • Soto Valdez, Dra. Herlinda, et al. (CIAD). “Desarrollo de un envase antioxidante biodegradable/composteable de origen natural”. 12 de octubre de 2010.
  • Calderón de la Barca, Ana María (CIAD). “Otros motivos de mucho peso para amamantar”. 8 de julio de 2010.
  • Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
    INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
    Imagen: * Nombre: * e-mail:

    * Campos obligatorios para llenar

    Acepto las políticas de privacidad
     


     
     
    Acerca del autor
     
    Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt

    Este es un blog del Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt que tiene el objetivo de dar información relevante de ciencias sociales, ciencias naturales y tecnología; el conocimiento científico y tecnológico creado busca contribuir a la solución de problemas de prioridad nacional que incremente la competividad del país e impulsar el bienestar de la sociedad mexicana. Se publica cada martes.

    El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt es un conjunto de 27 instituciones distribuidas en todo el país, varias de las cuales tienen más de 30 años de historia, convirtiéndose en generadoras de conocimiento altamente especializado y competitivo a nivel nacional e internacional y es un referente para la toma de decisiones en materia de políticas públicas.

    Editor del blog: Miguel Acosta Valverde.

     
    Escribele  haz click!
     

    Entradas anteriores
     
    Dos décadas haciendo más que ciencia
     
    Símbolos de identidad: el águila mexicana
     

    Calendario de búsqueda