aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
¿Enfermedad canadiense?
05-marzo-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 36766 Ir a los comentarios

En estos primeros dos meses del año el dólar canadiense se ha intercambiado a la par con el dólar estadounidense. Aunque eso mismo ocurrió durante unos días en 2007, no es algo frecuente. En los últimos treinta años, al menos, el dólar canadiense solía ser más barato que el de Estados Unidos. Por lo mismo, algunos se han sorprendido, aunque la tendencia revaluatoria del dólar canadiense lleva ya varios años.

 

En la figura 1 aparece la relación entre las dos monedas. Como puede usted ver, en la década de los ochenta se necesitaba más de un dólar canadiense para comprar uno de Estados Unidos, y eso se incrementó al final del siglo pasado. Sin embargo, desde 2003 la tendencia es opuesta, y el dólar de Estados Unidos se ha devaluado frente a la moneda de su vecino.

 

  

 

 

Aunque la tendencia devaluatoria del dólar estadounidense desde 1971 es algo que ya hemos comentado en varias ocasiones, este fenómeno que se circunscribe a la útima década requiere otra explicación. La figura 2 nos da una idea de lo que está pasando. En ella vuelvo a poner la paridad de la moneda canadiense, pero agrego otra información: las exportaciones energéticas de Canadá como porcentaje de sus exportaciones totales.

 

 

  

 

 

La línea roja es el tipo de cambio y la azul son las exportaciones. Note usted el cambio de tendencia de estas últimas en 2001, que es un momento de recesión en Estados Unidos. Para 2003, cuando la recesión termina, las exportaciones energéticas de Canadá ya alcanzan el 15% del total (eran 10% la década previa). El día de hoy representan la cuarta parte de las exportaciones totales de Canadá.

 

Por eso el título de esta entrega. En los años 60, Holanda descubrió gas natural enfrente de sus costas, y se convirtió en un exportador importante. Ese gran incremento de sus exportaciones de gas provocó que su moneda se apreciara, de forma que el resto de sus exportaciones perdieron competitividad. Por eso cuando un país incrementa sus exportaciones de una materia prima o commodity muy rápidamente, y su moneda se aprecia, se suele hacer referencia a la experiencia de Holanda: Enfermedad holandesa se llamó a ese fenómeno.

 

A México le pasó exactamente eso cuando descubrimos Cantarell y nos convertimos en fuertes exportadores de crudo. Nuestra moneda se apreció muy rápidamente, y si a eso le sumamos las fallas de política económica de ese entonces, la crisis de 1982 se entiende mejor. Bueno, ahora Canadá parece estar sufriendo del mismo mal. El incremento de producción de crudo en ese país es verdaderamente sorprendente, si usted no ha seguido el avance tecnológico en la industria. Lo podemos ver en la figura 3.

 

 

 

Canadá alcanzó su máxima producción de petróleo en 1973, con dos barriles diarios, y de ahí empezó a decaer. Sin embargo, para inicios de los ochenta empezó a trabajar seriamente con crudos pesados, y poco después con arenas bituminosas, lo que ha permitido un crecimiento muy importante en los siguientes años. Para fines de los noventa superó su récord anterior, y ahora está ya muy cerca de producir 3 millones de barriles diarios de petróleo, la mayoría "no convencional", es decir sintético o de esquisto y arenas bituminosas. La estimación de la Asociación Canadiense de Productores de Petróleo es que para 2025 estarán produciendo cerca de 5 millones de barriles al día.

 

Como comparación, en la figura 4 le presento lo que ha pasado en tiempos recientes con la producción de petróleo en Norteamérica. Debido al tamaño de Estados Unidos uso dos ejes.

 

 

La línea roja somos nosotros, la azul Canadá y la verde es Estados Unidos, que debe leerse en el eje derecho. El gran crecimiento de Canadá es muy evidente, lo mismo que la caída paulatina de Estados Unidos que, sin embargo, se detiene en 2008. Desde entonces, la producción de petróleo en ese país vuelve a subir.

 

En nuestro caso, lo llamativo es el descubrimiento de la Sonda de Campeche hacia 1974 que nos lleva de producir menos de un millón de barriles diarios a casi 3, y luego a superar ese nivel para después caer, conforme la Sonda se termina. Nos superó Canadá en 2009, y en este año nos superarán por poco más de medio millón de barriles al día.

 

Canadá tiene un problema que varios países hemos tenido antes: tiene un recurso que le produce grandes ganancias, pero que desequilibra la economía. Me imagino que habrán aprendido de las experiencias de otros y pronto empezarán a invertir grandes cantidades de dinero fuera de su país para evitar mayor apreciación. Nosotros tenemos otro problema diferente, se nos acaba el petróleo. También podríamos aprender de las experiencias de otros, como los dos de la figura: alcanzaron su máxima producción a inicios de los setenta y han venido en declive desde entonces. Invirtieron en tecnología, y ahora están produciendo más. Canadá produce incluso más que en su máximo previo.

 

Mientras Canadá requiere invertir fuera para evitar problemas, nosotros necesitamos invitar a otros a invertir en México en la producción de energía. Tan fácil que podría ser invitar a nuestros socios del TLC, si tan sólo nos limpiáramos la cabeza de telarañas.

 

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Macario Schettino

Este espacio existe para aprender y discutir sobre economía. Ciencia de la que todo el mundo opina, pero no siempre entiende.

Entender cómo funcionan los mercados, las finanzas y los consumidores resulta muy importante para la vida diaria. Por eso vale la pena conocer lo que los economistas han aprendido, aplicarlo a nuestra realidad y discutirlo.

Decidimos llamarlo "Economía 2.0" para hacer referencia al concepto Web 2.0, es decir, a "la intercreatividad, la participación colectiva". Aunque buena parte del conocimiento lo obtendremos de quienes se han dedicado a estudiar esta ciencia, otra parte, la que tiene que ver con nuestra realidad, la construiremos juntos en este espacio.

Del blogero:

Macario Schettino es ingeniero químico, maestro en economía, doctor en administración y casi doctor en historia. Ha dado clases por más de veinte años, y escribe Economía Informal desde 1993. Ha publicado 15 libros, ocho de ellos de texto, acerca de México, economía, y ciencias sociales en general.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Revolución energética
 
Más sobre empleo y formalidad
 
Ms del bloguero
En las columnas de EL UNIVERSAL
Su sitio personal

Calendario de búsqueda