aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
Cochinadas
20-febrero-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 1 Lecturas: 25999 Ir a los comentarios

 
 
Cartón: Juanele
McDonald’s, la cadena de restaurantes más grande el mundo, requerirá a sus proveedores de puerco que eliminen sus corrales de gestación. Los grupos defensores de los derechos de los animales han considerado que crueles. "Hay altwernativas que pensamos son mejores para el bienestar de los puercos", dijo Dan Gorsky, vicepresidente de McDonald’s para Norte América de administración de proveedores.

Pablo: hace unos diez o quince años esta historia hubiera parecido imposible. Una empresa gigantesca, conocida por tratar de producir comida de la manera más rápida y menos costosa, que voluntariamente decide comprar carne más costosa. Inaudito. Claro, eso hubiéramos pensado hace unos años.

Desde hace un buen rato las empresas más grandes están considerando que los consumidores son cada vez más "conscientes". A finales de los noventa se publicó un libro bastante recomendable, "Fast Food Nation" de Eric Schlosser. El libro describe con mucho detalle la lógica detrás de la popularización de la comida rápida. En pocas palabras, la proliferación del auto y los suburbios dio pié a la comida rápida, estandarizada y muy barata.

Si en lugar de ofrecer un menú con muchos productos, te limitas a ofrecer hamburguesas y papas a la francesa, las puedes preparar muy rápido y a muy bajo costo. Esa fue la fórmula de McDonald’s por mucho tiempo. En "Fast Food Nation" el autor criticó que no hubiera opciones saludables en esa cadena. Sin embargo, el libro también describe el enorme poder que tienen los consumidores para ejercer presión sobre las cadenas, que ante todo quieren mantener una buena imagen--y una buena base de clientes.

Hoy los restaurantes de comida rápida ofrecen alternativas más sanas que hace diez años. Algunos también describen mejor los contenidos nutricionales de sus alimentos. Todo eso por su propio beneficio: porque los consumidores más conscientes les han puesto presión.

También hace algunos años no hubiéramos creído que la gente pagaría 30, 40 ó 50 pesos por una tasa de café. Por supuesto que estoy hablando de Starbucks. Esa franquicia no sólo se concentra en hacer café rico para los clientes interesados en el buen sabor. Una parte crucial de Starbucks es el servicio. Sus empleados siempre te preguntan tu nombre y a fuerza de costumbre empiezan a recibirte llamándote de manera muy familiar:

Hola Armando, ¿triple-macha-latte-alto-espresso-venti-frappucchino con chocochips y cajeta, como siempre?

Todo eso no es casualidad. Es parte del modelo de negocios. ¿Por qué? Porque es una estrategia para darle gusto al cliente que lo hace más leal a la marca. Es igual a darle opciones más saludables o asegurarle que los cochinitos fueron criados sin crueldad. Al consumidor le hace sentirse bien tener opciones sanas (aunque termine con las de siempre), le encanta sentirse especial (que le llamen por su nombre como si fueran sus cuates) y que no lastimen a los pobres marranitos que se come. Y está dispuesto a pagar más por ese sentimiento. Eso lo saben las empresas y bailan a ese son.

Armando: a pesar de que las opciones de alimentos que tenemos al alcance es mayor que nunca en la historia de la humanidad, la decisión de qué comer se está volviendo cada vez más difícil. En su libro "El dilema del omnívoro", Michael Pollan habla de cómo lo que comemos se está convirtiendo en un acto político bastante complicado. Antes nuestra cultura era la que nos decía qué comer y cómo prepararlo. En estos tiempos, cada que nos llevamos algo a la boca no sólo nos preguntamos si nos gusta, si es nutritivo y si está preparado como estamos acostumbrados. Además de eso hay una lista de preguntas políticas: ¿es nacional o importado?, ¿es comercio justo?, ¿se murió algún delfín en el proceso?, ¿tiene pesticidas?, ¿es kosher?, ¿tiene grasas trans?

El tema de la alimentación se ha convertido una de las principales preocupaciones de los gobiernos de muchos pases como el nuestro donde han crecido mucho la obesidad y enfermedades relacionadas. La Organizacion Mundial de la Salud en sus reportes ha catalogado este problema como una epidemia global y le ha puesto el nombre de "globesidad".

Pablo: volviendo al punto de los cambios en los restaurantes, hasta Kentucky Fried Chicken cambió su menú para incluir pollo asado (0 grasas trans) como una alternativa más sana al pollo frito. Aquí está su menú.

Estoy de acuerdo contigo. Antes la gente comía lo que había. Hoy hay mucha más variedad, y a precios muy bajos en comparación con el pasado. Aunque con altibajos, los precios mundiales de los granos como el arroz, el trigo y el maíz han tenido una tendencia a la baja en el último siglo. Y eso que la población hoy es cuatro veces la de 1900.

El consumo de carne también se ha incrementado, no solo por persona sino en total. Además de los efectos en la salud por todo lo que nos comemos, la producción de la comida tiene costos ecológicos altos. Eso aplica para el ganado aun si es criado sin crueldad. El ganado emite gases invernadero. Aquí está un mensaje de Rajendra Pachauri, jefe del Panel Inter-Gubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas. El mensaje se resume en less meat, less heat (menos carne, menos calentamiento). Las cifras que menciona son brutales.

Y para rematar, Paul McCartney, el ex-Beatle, tiene una campaña que se llama "Lunes sin carne" en la que invita a la gente a reducir su consumo aunque sea parcialmente. Creo que es una muy buena alternativa para los que no necesitamos mucha proteína. Aquí está el link.

Armando: para muchos, ser vegetarianos es un estilo de vida que tiene sentido en muchos aspectos. No sólo resuelve el dilema sobre el maltrato a los animales(al menos en parte). También puede ser una opción más saludable, más amable con el ambiente y con mayor capacidad para alimentar a los miles de millones de vivimos en este planeta.

En términos de energía empleada y contaminación, es más eficiente obtener nuestra energía comiendo plantas que comiendo vacas, cerdos y pollos. Un estudio de la Universidad de Chicago mostró que, en comparación con la dieta promedio de un norteamericano, una dieta vegetariana significa una reducción anual de las emisiones de dióxido de carbono por persona de aproximadamente 1.5 toneladas. Para que te des una idea de lo que esto significa, las emisiones anuales de dióxido de carbono de un conductor promedio en ese país son de 1.9 a 4.7 toneladas dependiendo del tipo de vehículo.

En ese sentido, nuestras decisiones sobre qué comer pueden impactar el medio ambiente tanto como qué tipo de vehículos utilizamos.

Hay una organización llamada Earthlings que ha difundido un documental que muestra los muchos modos de maltrato a los animales. El documental, narrado por el actor Joaquin Phoenix, ha inspirado a mucha gente a cambiar sus hábitos alimenticios.


Déjanos tu comentarios vía Facebook (aquí) o por la libre (más abajo):

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Yisus muchachos... hasta ganas de comer un curry vegetariano me dieron!!! Respecto a los comentarios de pablo sobre fast food, me resulta curioso ver que seguimos hablando de \"los consumidores\" como un solo ente conciente, bien organizado y con capacidad de incidir en los mercados. Esto es una total mentira, si así fuera creo que muchas cosas hubieran cambiado desde hace mucho. Lo que en realidad existe son activistas, gente que lucha por transparentar información (que dudo sean \"consumidores\" de Mcdonalds o KFC) y presiona mediante la denuncia pública a dichas empresas. Qué preocupa? La credibilidad, qué nos hace pensar que ahora KFC vende pollo más saludable? El letrero de 0 grasa saturada? Lo dudo. Respecto a las emisiones de CO2 derivadas del consumo de carne, los datos son bastante asombrosos, mi única duda es: si todo el mundo sustituyera la carne por vegetales y pescado, habría suficiente para alimentar a toda la banda? Les mando un abrazo muchachones y que siga la mata dando!!! Ajuuuaaa

RESPUESTA DEL AUTOR:

Armando: Estimado Oscar: a t que sabes mucho de energa te va a gustar mucho esto. De la energa que producen las plantas a partir del sol, los herbvoros pierden el 90 por ciento de esa energa al radiar calor a travs de su respiracin y su digestin. Del 10 por ciento que queda, el que se come al herbvoro pierde a su vez 90 por ciento de la energa la respirar y digerir.
Creo que con eso queda claro que nuestras necesidades de energa pueden atenderse de un modo ms eficiente a partir de plantas que de seres vivos que obtienen su energa de plantas.
Igual que en el caso de los energticos, en la industria de los alimentos los precios se determinan por la interaccin entre consumidores y productores se pongan o no de acuerdo.
Si muchas personas van el mircoles de plaza dispuestos a comprar muchos tomates, el precio subir aunque no vayan juntos de la mano a hacer el super.
Aunque haya grandes carteles como la OPEP, el precio de la gasolina tiene que ver con cunto estn dispuestos a pagar por ella los conductores uno por uno. En los pases donde el precio no esta controlado, si sube mucho el precio de la gasolina la gente usa menos el coche o cambia sus Jeeps por autos ms eficientes. Esos cambios ocurren sin que tenga que haber una junta de propietarios de Jeeps.
Claro que, como tu dices en lugar de cambiar de coche, tambin tienen la opcin de organizarse con pancartas para exigir transparencia y que bajen los precios.
Gracias por seguir siguindonos y comentar.

Pablo: los consumidores no son una masa homogenea que actua como en una tabla gimnastica al estilo Corea del Norte: todos iguales y al mismo son. Al contrario, los consumidores son muy diferentes. Son justamente los mas preocupados porque haya opciones sanas, opciones sin crueldad, o bien, opciones mas fashion, los que impulsan a las empresas a cambiar sus productos.

Nunca vi activistas afuera de las cafeterias exigiendo que se les vendieran espressos de 50 pesos con pancartas que dijeran ESTAMOS HARTOS DEL CAFE BARATO: QUEREMOS ALGO MAS CARO. Tampoco vi manifestaciones contra los empleados de esas cafeterias gritandoles SOY OSCAR Y ME SIENTO ESPECIAL... LLAMAME POR MI NOMBRE!!!.

El papel de los activistas es el de incitar a que los individuos (en su papel de votantes o de consumidores) actuen. Los activistas solitos no pueden. Si los activistas pudieran solos, ya no habria problemas en el mundo.


 Enviado por Dude - 20-febrero-2012 a las 11:14 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Pablo Peña y Armando Chacón








Pablo Peña (der.) es adicto al análisis económico de cualquier cosa. Su curiosidad ha crecido a su paso por la academia, el sector público y el sector privado. Tiene un doctorado en economía en la Universidad de Chicago, es muy preguntón y le encanta interrumpir.

Armando Chacón (izq.) es fanático de la buena discusión. En su tiempo libre y por puro gusto hace análisis económico. Tiene una maestría en negocios en la Universidad de Georgetown y es investigador en el Instituto Mexicano para la Competitividad.



 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Cambio de nombre
 
Tu ración de Internet
 

Calendario de búsqueda