aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
Abi
13-enero-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 13 Lecturas: 11531 Ir a los comentarios

 
 

La noticia me tomó, nos tomó, a todos por sorpresa: la directora de Confe, la muy querida Abigaíl Hernández Mejía, murió este pasado 2 de enero.

Recuerdo el momento en que abrí el correo que me mandaron anunciando su muerte, aún estando de vacaciones. No le hice mucho caso porque pensé que alguien de la familia de Abi –como muchos la conocíamos—había muerto y que se les había olvidado poner quién, háganme favor. Ese nivel de improbabilidad, o de negación, le otorgué a pensar que ella pudiera haber muerto a sus 64 años, con la energía vital que siempre la caracterizó.

Conocí a Abi en 2007, en un congreso en Buenos Aires sobre síndrome de Down. Nos presentó Ana María Olivera, de Comunidad Down. Inmediatamente me comenzó a platicar de CONFE, que es la única organización que hace red en México entre organizaciones que trabajan con discapacidad intelectual. Yo que apenas estaba comenzando a conocer gente en este apasionante mundo de la defensa de los derechos de las personas con discapacidad le pregunté que ella ahí qué hacía. Qué oso cuando me respondió, sonriente y sencilla como siempre, que era… ¡sólo la directora general!

Muy pronto me di cuenta que era una figura clave en el mundo de la discapacidad en México. Una mujer a la que extraño desde ya y que nos va a hacer mucha falta. Su falta, como bien dice Federico Fleischmann, presidente de Libre Acceso, es, no sorpresiva, sino increíble. “Abi siempre estaba ahí, por eso es inconcebible. Como una mesa sin una pata. Gente así no debería de morirse”.

Hernández fue (tuve que borrar dos veces el verbo en presente) maestra de educación básica y luego licenciada en Educación Especial. La primogénita de una familia de muchos hermanos cuyo padre era, también, maestro y fue el primero que le inculcó al amor al servicio a los demás.

Nació en Iguala, Guerrero y se vino a estudiar al DF en contra de la opinión de su padre; una expresión de ese carácter rebelde y de desafío a los paradigmas que siempre la caracterizó. Siempre dijo que su maestra había sido Margarita Gómez Palacio, directora de educación especial que la tomó como una de sus alumnas más destacadas porque siempre tenía iniciativa para hacer las cosas distintas.

Gaby Martínez, su mano derecha en CONFE, me confío porqué había entrado al mundo de la discapacidad: es algo que se sabe poco. Lo dijo en Yucatán una vez que le preguntaron por qué andaba en el tema cuando participó en Iniciativa México:

--Fue la primera vez que la vi llorar, siempre una mujer tan valiente, fuerte, emprendedora, sonriente, alegre. Había tenido una hermana, Frida, que tuvo un accidente siendo joven y tuvo una discapacidad física total. El único movimiento era el de su cabeza o algo así. Contó que para ellos, como familia, fue muy difícil vivir la discapacidad por la falta de servicios para atenderla, transportarla. Que eso la había decidido a luchar por los derechos de las personas con discapacidad: era un tributo a su hermana.

El CECADE que dirigía, Centros de Capacitación en Educación Especial, antecesores de los CAM (Centros de Atención Múltiple) fue uno de los primeros en afiliarse a CONFE cuando se creó. Insistió en organizar a los padres de familia para pedir su incorporación. Fue coordinadora de educación especial en diferentes regiones y llegó a CONFE en 1994 comisionada por parte de la SEP. Cuando la asociación se cambió a su actual sede, en Cuajimalpa, asumió el cargo de directora de servicios y apoyos.

Desde entonces comenzó a promover el modelo de una agencia de capacitación laboral y colocación para personas con discapacidad que no existía en México. “Nadie creía que fuera posible algo así”, recuerda Gabriela Martínez, directora de redes en CONFE, su colaboradora desde entonces Ahora tienen fila de empresas que buscan a personas con discapacidad para trabajar. “También el servicio de intervención temprana porque decía que teníamos que apoyar también a los bebés y no sólo a adultos, a las familias para que tuvieran una mejor calidad de vida”.

Estuvo en CONFE hasta el 2000, fecha en la cual se fue a una coordinación regional de educación especial. Cuando se jubiló en lugar de descansar, regresó a CONFE, primero como integrante del consejo y luego en el 2004, ya como directora.

“Siempre apoyó proyectos de política pública e insistió en darle al movimiento asociativo una fuerza distinta, menos asistencialista y más proactiva. Que las asociaciones se fueran integrando como un tejido social a favor de derechos y que no esperaran qué podía hacer CONFE por ellos… o el gobierno”, recuerda Martínez.

Promotora incansable de la Convención

Abigaíl abrazó el espíritu de la Convención por los derechos de las personas con discapacidad como nadie.

“Era valiente, clara y coherente”, recuerda Raquel Jelinek, presidenta de Inclusión Interamericana. “Con la Convención, siempre estuvo abierta a ir aprendiendo los nuevos caminos e ir convirtiendo esos ideales en acciones concretas”.

Particularmente se dedicó a dar la lucha sin tregua contra la declaración interpretativa que la Convención tuvo al ser ratificada en México y que limitaba el artículo 12 de la Convención, sobre la personalidad jurídica y que afectaba, sobre todo a las personas con discapacidad intelectual.

Me tocó, en lo personal, presenciar reuniones que ella y Raquel Jelinek tuvieron con los primeros coordinadores parlamentarios del Senado –Carlos Navarrete, Manlio Fabio Beltrones y Santiago Creel-- en reuniones que tuvieron para explicar la importancia de que se quitara en contra de la entonces posición del senador Guillermo Tamborrel, quien finalmente cambió de opinión.

El pasado 9 de diciembre, en la entrega del Premio Nacional de derechos humanos a Federico Fleischmann, finalmente Felipe Calderón anunció la derogación de la declaración interpretativa. Al salir de Los Pinos, Fleischmann le habló para compartirle la noticia. Ella ya estaba hospitalizada por neumonía, antes que el cuadro se le complicara con los riñones y derivara en una sorpresiva muerte cerebral.

“Siempre defendió enormemente la autogestión, por eso le calaba tanto la declaración porque abollaba el artículo 12. Era su lucha personal: la inclusión plena y capacidad de autogestión de las personas con discapacidad intelectual”, recuerda Fleishmann.

Otra cosa que muchos comentan es su capacidad de trabajo. No era extraño, por ejemplo, recibir un correo de ella a medianoche. Si había que trabajar cualquier día de la semana lo hacía con gusto y siempre muchísimo optimismo.

“Siempre sumaba y sumaba”, recuerda Ricardo Bucio, presidente de Conapred. “Hacía sentir a todos bien. Trabajaba, proponía. Tenía un sentido muy claro de la dignidad de las personas con discapacidad porque tenía muy clara la dignidad humana. Hizo de CONFE esa institución que desde décadas estaba llamada a ser: organismo líder, puente, apoyo, guía, articulador; siempre dando espacios, representando sin invisibilizar, generando propuestas, y construyendo con organizaciones de la sociedad civil, medios gobiernos”.

Su familia

Además de eso supo construir una familia muy bonita, me cuenta Jelinek. Estaba casada desde hace más de 30 años con Carlos Juárez, un esposo que siempre la apoyó en todo. “Se casaron en el 68 o 69 y se llevaban bien a la fecha. Carlos era un esposo extraordinario que siempre estaba dispuesto a ir por ella a la hora que fuera, regresando de viajes, por ejemplo”.

Tuvo un único hijo, Carlos, comunicólogo, quien era su asesor extraoficial para el tema y lo fue de manera muy cercana cuando participó en Iniciativa México. Lo que siempre quiso y ya no tuvo fueron nietos; pero tenía un carácter tan amoroso que “adoptaba” a los hijos o nietos de sus amigas.

“Y nosotras mismas éramos como sus hijas”, recuerda Gaby Martínez.

Además de lo mucho que trabajaba siempre era una mujer que estaba al pendiente de los estrenos del cine; que le gustaba hacer kickboxing y tomar clases de baile y tenía una vida social plena.

“Era una amiga solidaria en la que siempre podías confiar”, dice Jelinek. “En lo personal compartí con ella lágrimas y risas, muchas risas”.

Por todo esto y mucho más vamos a extrañar mucho a Abi, pero al menos yo muy sonriente y agradecida por haberla conocido y por todo lo que aprendí de ella. Desde aquí un muy cariñoso abrazo a su esposo, hijo, hermanos y amigos.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

KATIA, me uno en solidaridad a su familia, no tuve la suerte de conocerla personalmente pero agradezco su labor, y estoy segura que su trabajo seguirá dando frutos


 Enviado por Norma A - 13-enero-2012 a las 17:54 Enviar mail al autor

 

HERMOSA RESEÑA, ES SIEMPRE LAMENTABLE LA MUERTE DE UNA PERSONA, PERO CUANDO SE TRATA DE UNA TAN VALIOSA, TAN QUERIDA ES AUN MAS DOLOROSA SU PARTIDA, SIN EMBARGO FUE UN SER HUMANO QUE DEJA HUELLA EN MAS DE UNA GENERACIONES, DEJANDO UN GRAN LEGADO, PERO AL IGUAL, UNA GRAN RESPONSABILIDAD..... HACIA SUS COLABORADORES, AMIGOS Y A NOSOTROS SUS FAMILIARES, DE NO DESMERECER, DE SEGUIR SU EJEMPLO EN CUALQUIERA DE LAS ACTIVIDADES QUE DESEMPEÑAMOS, PARA LOGRAR UN MEXICO MAS JUSTO, MAS LIBRE, MAS BELLO COMO LO QUERIA ELLA. SEGUIREMOS TU EJEMPLO SIN DUDARLO, TU ENTEREZA Y TUS GANAS DE SIEMPRE SEGUIR HACIA ADELANTE SERAN LA ENERGIA DE NUESTROS CORAZONES......... GRACIAS A LA VIDA POR HABERNOS DADO LA OPORTUNIDAD DE HABER SIDO PARTE DE LA TUYA... TE AMAMOS TIA... TE ADMIRAMOS ABIGAL GRACIAS KATIA..


 Enviado por IVETTE - 13-enero-2012 a las 17:26 Enviar mail al autor

 

Desde que supe la noticia me he sentido muy apesadumbrada y no se me quita. Descanse en Paz Abi.


 Enviado por Lucía Cervera - 13-enero-2012 a las 16:51 Enviar mail al autor

 

HERMOSA RESEÑA, ES SIEMPRE LAMENTABLE LA MUERTE DE UNA PERSONA, PERO CUANDO SE TRATA DE UNA TAN VALIOSA, TAN QUERIDA ES AUN MAS DOLOROSA SU PARTIDA, SIN EMBARGO FUE UN SER HUMANO QUE DEJA HUELLA EN MAS DE UNA GENERACIONES, DEJANDO UN GRAN LEGADO, PERO AL IGUAL, UNA GRAN RESPONSABILIDAD..... HACIA SUS COLABORADORES, AMIGOS Y A NOSOTROS SUS FAMILIARES, DE NO DESMERECER, DE SEGUIR SU EJEMPLO EN CUALQUIERA DE LAS ACTIVIDADES QUE DESEMPEÑAMOS, PARA LOGRAR UN MEXICO MAS JUSTO, MAS LIBRE, MAS BELLO COMO LO QUERIA ELLA. SEGUIREMOS TU EJEMPLO SIN DUDARLO, TU ENTEREZA Y TUS GANAS DE SIEMPRE SEGUIR HACIA ADELANTE SERAN LA ENERGIA DE NUESTROS CORAZONES......... GRACIAS A LA VIDA POR HABERNOS DADO LA OPORTUNIDAD DE HABER SIDO PARTE DE LA TUYA... TE AMAMOS TIA... TE ADMIRAMOS ABIGAL GRACIAS KATIA..


 Enviado por IVETTE - 13-enero-2012 a las 16:26 Enviar mail al autor

 


[b>Sin duda una gran perdida, para quienes la conocimos y tambien para todos aquellos relacionadso con la atencion de las PCD, su legado sin dudad sera todo aquello que construyo tanto a nivel profesional como personal. Un abrazo a la Familia CONFE, que les permirta superar la partida de esta Gran Mujer y Luchadora de los derechos de las PCD. Aby, dejas en nosotros la cordialidad, tenacidad y objetividad en cada uno de tus actos y tus palabras.


 Enviado por Rosalio Rendon Rebollo - 13-enero-2012 a las 15:52 Enviar mail al autor

 

Gente así no debería morir... Un sentido pésame a su familia. Un ejemplo de vida para todos nosotros. Descanse en paz.


 Enviado por Brenda Trinidad - 13-enero-2012 a las 13:17 Enviar mail al autor

 

LA MAESTRA ABIGAIL, CON SU EJEMPLO, NOS DEJA GRANDES ENSEÑANZAS Y LECCIONES DE VIDA, ADEMAS DE SER NUESTRA DIRECTORA GENERAL, TUVE LA FORTUNA DE SER SU AMIGA. GRACIAS ABY!!


 Enviado por PATRICIA RAMIREZ DIRECTORA DE RELACIONES INTERINSTITUCIONALES CONFE A. C. - 13-enero-2012 a las 12:57 Enviar mail al autor

 

Si que la vamos a extrañar, ahora en CONFE tenemos el reto de encontrar quien pueda tomar su puesto. Además personalmente siempre compartía y daba. A mis hijos siempre les traía un regalo de sus viajes, de mi parte es muy ambicioso decir que los queria como nietos... pero me gusta pensarlo así... ellos la quieren mucho y la más pequeña justo ayer me preguntó... ¿como llegó Abi al cielo mamá?... tenía un mapa??


 Enviado por carolina martínez - 13-enero-2012 a las 11:24 Enviar mail al autor

 

Katia, me sumo con estusiasmo a tu abrazo solidario para todos los que si conocieron y trataron y compartieron con Abigail Hernández Mejía, no es mi caso.

la labor en el día a día de las personas pasa tan desapercibida, que a veces solo los vemos cuando tienen una mención en los medios, ir al cine, practicar ¿kickboxing? wow, bailar, parecen detalles que solo importan al que los practica, cuando son parte de cada uno de nosotros, todos tenemos algo que nos llena, además de nuestro trabajo

muchas gracias Katia, por platicarnos de Abi de esta manera


 Enviado por Claudia G @clausgr - 13-enero-2012 a las 11:01 Enviar mail al autor

 

Katia, llegamos a conocer a la Sra Abigail Hernández, una persona destacable en el mundo de las PcD. Su lucha por integrar a las PcD al mundo laboral y otras muchas cosas que tu aquí comentas, es en verdad loable. Además, era una persona muy sencilla, si no la conocías podría pasar desapercibida.


Esperemos que su excelente trabajo por la inclusión de las PcD en CONFE sea continuado.

Nuestro mas sentido pésame a toda su familia y al personal de CONFE por esta gran perdida.


 Enviado por Arturo - 13-enero-2012 a las 10:20 Enviar mail al autor

 

DOÑA KATIA:

QUE DOÑA ABI DESCANCE ETERNAMENTE EN PAZ.

PASEN TODOS UN BUEN FIN DE SEMANA.


 Enviado por JOSE LUIS RAMIREZ - 13-enero-2012 a las 10:20 Enviar mail al autor

 

Dejo sembradas muchas semillas, solo hay que esperar a que todas florezcan. Por lo visto era una persona que lo hacia de corazòn, no para tener la atenciòn, o ser \"idola\" de muchos, o como negocio, como un par que existe aca en Monterrey.
Ojala hubiera una Abi en cada familia, con o sin PcD, sembraria muchos valores que hacen tanta falta.....


 Enviado por Caro - 13-enero-2012 a las 10:12 Enviar mail al autor

 

[b>Katia:

Es muy lamentable la noticia.

Bien dices: gente así, con esas cualidades y esa entrega a una causa noble, jamás debería morir.

No suelo consolarme, frente a una pérdida dolorosa, con la idea de que nos quedamos con la huella, el legado, el ejemplo del ser querido que muere. Pero en este caso me parece que cabe un poco el consuelo de que su labor fructificó y, mejor aún, seguirá fructificando en personas que, como tú, la conocieron y abrevaron de su capacidad de entrega y su compromiso.

Un abrazo para ti y para la familia de [b>Abi.


 Enviado por Lennon - 13-enero-2012 a las 01:40 Enviar mail al autor

 
 
Acerca de la autora
 
Katia D’Artigues Beauregard

Este es mi año de 40 y 20. Es decir: cuarenta años de vida ya y 20 de reportera. Este blog está activo ya desde hace 6 años. Escribo sobre politica aquí y en mi columna. Entrevisto personajes en Katia360 que pasa por Azteca 13 y pueden ver en esta liga: http://www.azteca.com/katia360 Soy mamá de Alan, quien tiene 6 años y también síndrome de Down. Me importa mucho la inclusión de las personas con discapacidad y de eso escribo cada viernes en este blog.
 
Si no usas Outlook..
 
Lee la columna de Katia
Fotos: Parece que fue ayer
Fotos: Las mías y las tuyas
 

 
¿Quién disparó en Ayotzinapa?
 
¿Estela de Luz u Hoyo Negro?
 
 
Alan cumple 5 años
 
Alan cumple 4
 
Sobre dejar a Alan hacer SU vida
 
Alan cumple 3
 
Alan va a la escuela
 
Dos años con Alan
 
El segundo nacimiento de Alan
 
El nacimiento de Alan
 
A mis amig@s:
 
 

Calendario de búsqueda