aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
Investigación, innovación e inventiva en México: Oportunidades en Biotecnología
08-noviembre-2011
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 26569 Ir a los comentarios

 
 
Fuente: PAControl.com, Introduction to Biothecnology
Por Mario Alberto Flores Valdez (Ciatej)*

La biotecnología en México es un sector que históricamente puede remontarse en un plano por demás pragmático a la elaboración de bebidas y alimentos fermentados en épocas precolombinas, como, por ejemplo, el pozol (del náhuatl “espumoso”), un alimento tradicional de chontales, chamulas, tzetales, zoques, mames y zapotecos. Sin duda, los elementos de creatividad e inventiva de los mexicanos en temas tecnológicos también se evidencian con la creación de tres sistemas para transmitir televisión en color por el Ing. Guillermo González Camarena. Acudir al pasado para reconocer fuentes de éxito y capacidades no ha sido una constante en nuestro país, lo que en cierta manera limita, pero no detiene, la competencia de profesionales de diversas disciplinas científicas y tecnológicas.

Retomando el tema de la biotecnología, el factor innovación queda claro al conocer que existen en nuestro país esfuerzos encaminados a aprovechar productos de desecho de diferentes industrias (agave, cacao, papaya, por citar algunas) con el fin de obtener productos con valor agregado (enzimas y nutracéuticos como ejemplos). Asimismo, estudios encaminados a conocer las bases de enfermedades de alta prevalencia en nuestra sociedad, tanto infecto-contagiosas como crónico-degenerativas, dan lugar a nuevos métodos de diagnóstico más precisos, rápidos y, en algunos casos, aplicables de manera preferente a la población mexicana. En un sentido similar, aprovechando la riqueza biológica de México, y gracias a la disponibilidad de modernos equipos de separación e identificación de moléculas, es posible vislumbrar la capacidad de aislar compuestos activos que permitan frenar el impacto en nuestra sociedad de las enfermedades ya citadas.

Esta es un área de oportunidad que merece la pena abordar; baste citar que existen centros de excelencia en Asia exclusivamente dedicados a este fin, como el Korea Research Institute of Bioscience & Biotechnology (KRIBB). Mención especial debe recibir la cada vez más frecuente interacción multidisciplinaria entre profesionales de la salud y de tecnologías de información, la cual nos está llevando a desarrollar nuevas formas de detectar enfermedades aún en lugares remotos, permitiendo incluso conocer con precisión el lugar de origen de determinados brotes epidémicos.

Sin duda, a fin de estar preparados para integrarse con éxito en la competencia global (donde países como China e India están tomando un papel sobresaliente que ha llevado a determinar las oportunidades y riesgos a las economías latinoamericanas), es necesario generar los espacios y estrategias que promuevan e incentiven el desarrollo de nuevos dispositivos, equipos, medicamentos, etcétera. Podemos pensar en alternativas que podrían tener éxito como contar con universidades politécnicas, o centros públicos de investigación con la vocación de transferir el conocimiento en productos que beneficien a la sociedad; en ese sentido, es relevante el esfuerzo de asociar y reconocer los diversos actores académicos en el país y en el extranjero, como favorece la Academia Mexicana de Ciencias, sin perder de vista el fortalecimiento de los vínculos con el sector productivo mediante la generación de grupos multicéntricos (clusters), como el creado recientemente en Jalisco.

Desde luego, es preciso mencionar la necesidad que los espacios educativos mexicanos, mayormente los públicos (en virtud de que algunos privados están actuando ya en este rubro), promuevan la discusión, crítica, análisis, y colaboración, más que apegarse a un modelo tradicional donde se capacita a la persona a desarrollar una serie de tareas, pero que no los lleva por sí mismos a generar oportunidades de auto-empleo o a la explotación útil de ideas, sino sólo a subemplearse o, incluso, ir a la economía informal.

En la medida que reconozcamos la oportunidad de promover una actitud proactiva más que reactiva en todos los niveles educativos, reformas y auge deberán acompañarnos como ha ocurrido en China, India y Corea del Sur, naciones que han invertido en generar una sociedad de conocimiento en sus ciudadanos mediante estudios, capacitaciones y estancias en diversos países desarrollados.

Compartir ideas en la conciencia de obtener un beneficio común debe ser premisa indispensable, y enfocar esfuerzos a áreas de oportunidad como las citadas promoverá sin duda continuar el círculo virtuoso de la investigación, innovación e inventiva en México. Desde luego, encontrar mecanismos sociales (reconocimiento, solidaridad, seguridad, empatía) y económicos de promoción (estímulos a empresas, premios) ayudará, en la misma medida, que simplificar tareas (trámites, claridad en formatos, honestidad) a promover la innovación ya presente, pero quizá algo retraída o cansada para salir a la luz pública hoy en día en nuestro país.

* El Dr. Mario Alberto Flores Valdez es director de la Unidad de Biotecnología Médica y Farmacéutica del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej).

***

Para más información de las actividades que desarrolla el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, consulte las páginas México CyT y Gaceta CyT México.

El blog Con-Ciencia está en twitter. ¡Síganos!

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt

Este es un blog del Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt que tiene el objetivo de dar información relevante de ciencias sociales, ciencias naturales y tecnología; el conocimiento científico y tecnológico creado busca contribuir a la solución de problemas de prioridad nacional que incremente la competividad del país e impulsar el bienestar de la sociedad mexicana. Se publica cada martes.

El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt es un conjunto de 27 instituciones distribuidas en todo el país, varias de las cuales tienen más de 30 años de historia, convirtiéndose en generadoras de conocimiento altamente especializado y competitivo a nivel nacional e internacional y es un referente para la toma de decisiones en materia de políticas públicas.

Editor del blog: Miguel Acosta Valverde.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Recubrimientos resistentes a la corrosión a altas temperaturas
 
El cielo desde los hombros de gigantes
 

Calendario de búsqueda