aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
Privacidad: Olvido y Suicidio Digital


17-junio-2010

Ir a la portada del BlogComentarios: 4 Lecturas: 26320 Ir a los comentarios

 
 
Fuente: http://thetetriseffect.wordpress.com
Por Jacob Bañuelos

“Si la privacidad está fuera de la ley, sólo los que están fuera de la ley tendrán privacidad” (Phil Zimmermann)

Nuevamente recuperamos la frase de Zimmermann para reflexionar sobre las leyes de protección a la privacidad en Internet ¿Quién no se siente vulnerado en su privacidad por el uso de las redes sociales, e-mail, wifi y otras herramientas de la web 2.0? ¿Qué significaría poder desaparecer de Internet? ¿Existe alguna ley que garantice el derecho a borrarse de la red? ¿Quién quiere cometer suicidio virtual?

Nuestra identidad digital no es invisible e incluso puede sustituirnos, está expuesta y en manos de corporaciones privadas como Facebook o Google. Pero ¿Podemos deshacernos de ella? La concepción sobre nuestra identidad virtual no parece terminar de comprenderse, necesitamos leyes más fuertes que nos protejan contra la utilización indebida de nuestra información digital personal.

Por ejemplo, ¿qué seguimiento han hecho el IFE y otras autoridades sobre la venta en Tepito (y en la red) de información pública confidencial, como el Padrón Electoral e información de la PGR? En otro momento apuntamos que en México no existen garantías suficientes sobre la protección de datos confidenciales y privados, a pesar de la nueva Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares; tampoco hay una ley de protección de datos digitales en posesión de instituciones del Estado.

Otro caso reciente es el del sistema de captura de datos Street View de Google, del que se ha descubierto que además de tomar fotografías para el callejero virtual, también registra a su paso datos privados de las redes abiertas wifi, que podrían contener correos electrónicos y contraseñas. Alemania y Austria han prohibido la circulación de los automóviles que usa el Street View, junto con Italia, Grecia, Estados Unidos, Australia, Canadá y España, que a través de sus Agencias de Protección de Datos, han exigido y demandado a Google la revisión y eventual destrucción de esta información, que se calcula en 600 gigabytes, recolectados en más de 30 países desde 2008 (elpais.com, 27/05/2010). En México hemos visto estos automóviles, pero todavía ninguna demanda.

Ante estos casos de invasión a la privacidad digital, actualmente se discute en Francia la instauración del derecho al “olvido digital”, el cual busca impedir la diseminación y apropiación de datos personales de los internautas. Esta medida, impulsada por la secretaria de Estado para la Economía digital, Nathalie Kosciusko-Morizet, busca garantizar “los principios de consentimiento, derecho a la información, acceso, rectificación y oposición”, así como lograr que los datos personales sean borrados completamente de las redes sociales y evitar el empleo publicitario del perfil de usuario. (elpaís.com, 31/05/2010). Es decir, una ley que garantice a los ciudadanos poder borrarse de la red.

En España, el derecho a la protección de datos está contemplado en el artículo 197 del Código Penal, que castiga con penas de prisión de uno a cuatro años al que "intercepte las telecomunicaciones o utilice artificios técnicos de escucha, transmisión, grabación o reproducción del sonido o (...) de cualquier otra señal de comunicación (elpais.com, 13/06/2010).

En Francia, el artículo 226-20, castiga la conservación de datos personales fuera de los plazos legales, establecidos por la Comisión Nacional de Informática y las Libertades, con cinco años de prisión y una multa de 300,000 euros (clubic.com. 31/05/2010). Sanciones muy débiles ante corporativos tan poderosos como Google o Facebook.

En un extraordinario capítulo de South Park, titulado You have 0 friends (Tienes 0 amigos) los guionistas se preguntan ¿quién es más fuerte, el usuario o el perfil del usuario? Y plantean el serio problema de la invasión a la privacidad que imponen las redes sociales como Facebook y el interesante dilema sobre cómo desaparecer de la red. Recientemente, en Francia, un colectivo de cerca de 26,000 usuarios de Facebook anunciaron que abandonarán esta red social, como protesta contra su política de privacidad (elpaís.com, 31/05/2010).

Pero, ¿es posible desaparecer de Internet? ¿Es posible borrar nuestra identidad digital? Parece algo realmente complicado, dada la naturaleza “líquida, fluida y social” de la información digital, es decir, su vocación a replicarse, compartirse y difundirse.

Lo que sí parece posible es cometer un suicidio virtual, mediante Suicide Machine (http://suicidemachine.org/), un sitio que propone poder borrarse por completo de Facebook, Myspace, Twitter y LinkedIn. Facebook parece haber bloqueado la dirección IP del sitio y amenaza con demandarlo legalmente por atentar contra los principios de privacidad de esta red social. Suicide Machine funciona fácilmente, en 52 minutos promete borrar toda la información sobre el perfil personal, eliminar todos los amigos, todas las notificaciones de e-mail, todos lo grupos a los que se pertenece, todos los comentarios en el muro, y salirse sin dejar rastro, para nunca poder habilitar más esa cuenta.

En cifras de Suicide Machine, se han desconectado 1.176.563 amigos y se han quitado 504.978 tweets desde el lanzamiento de Twitter. El sitio advierte que el “suicidio virtual” es una decisión importante, irreversible, y que devolverá al usuario su vida privada, personal y más humana. No quiere decir desaparecer de Internet, pero sí de estas redes sociales.

Los creadores de Suicide Machine plantean que todos deberíamos tener el derecho a desconectarnos, “para recuperar la libertad humana que nos quitan las empresas de la web 2.0, en donde los usuarios quedan atrapados en una sistema panóptico, digital y de acceso mundial”. Para ellos, no es suficiente sólo desactivar la cuenta de sitios como Facebook, es necesario remover la información personal, imágenes y los contactos, ya que toda la información puede quedar copiada en la memoria caché de los servidores, posiblemente durante años.

En el escenario actual, las leyes y los garantes públicos de la protección de datos confidenciales, no tienen capacidad para proteger la información digital personal. Tampoco son suficientes las políticas de privacidad de las redes sociales como Facebook o Google, para garantizar que dicha información no sea capturada sin permiso de los ciudadanos, o usada con fines comerciales o políticos. Entonces, la provocación conceptual y técnica de Suicide Machine y la ley del “olvido digital” francesa, serán imprescindibles ante la progresiva violación al derecho a la privacidad en la vida entre las redes. ¿Has pensado alguna vez en el suicidio virtual?

You have 0 friends: http://www.tu.tv/videos/you-have-0-friends-south-park-14x04-su

Suicide Machine video: http://vimeo.com/8223187

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Hola Está muy interesante el artículo, en bueno saber de que en caso de que quiera desaparecer mi información de las manos de Facebook o Twitter pueda hacerlo a través de Suicide Machine, y es bueno también compartir este dato con tanta gente que abre sus perfiles en estos sitios sin leer antes las políticas que aseguran que aun cuando elimines tu cuenta, la compañía tiene el derecho de quedarse con tu información con quien sabe que fines... Saludos Renata Torio


 Enviado por Renata - 01-julio-2010 a las 15:06 Enviar mail al autor

 

Interesante esta apuesta. Sin duda, un punto focal que no a pocos afecta y del cual parece no hablarse.


 Enviado por Andres Villa - 19-junio-2010 a las 22:24 Enviar mail al autor

 

Qué ganarían las empresas como Google si no fueran utilizados nuestros datos para segmentarnos como audiencias, mercados? Yo colaboro en el área de comunicación para una empresa y acabo de recibir al director de Google México para que nos mostrara una propuesta. Resulta que lo que Google ofrece es precisamente este segmento en las audiencias que utilizan su plataforma; sin embargo no es precisamente lo que estás pensando, no es a través de la publicidad, es a través de la aplicación search. Todo lo que buscas también se va a bases de datos y conforman un banco de información que detalla tus intereses y es entonces cuando los que trabajan para google a través de algoritmos envían banners de tu posible interés...toda la publicidad que llega a tu ventana no es al azar; es resultado de lo que has buscado en las ventanas de Internet explorer o cualquier otro browser. saludos, am


 Enviado por Alfredo M - 18-junio-2010 a las 23:25 Enviar mail al autor

 


Jajaja el 14% de la población en MX no tiene algún tipo de computador. Es decir la mayoría de la población no ha nacido aún, digitalmente hablando. Saludos.


 Enviado por Gattopardus - 18-junio-2010 a las 18:44 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad del Tecnológico de Monterrey

Virtualis es un espacio para reflexionar y analizar las implicaciones de la tecnología en la sociedad del nuevo siglo.


Cuatro investigadores del Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad, CEIS, del Tecnológico de Monterrey conversarán contigo desde diversas perspectivas, no sólo sobre el impacto de la preeminencia tecnológica en la sociedad, sino también sobre lo que todos hacemos con ella, cómo nos la apropiamos, la disfrutamos y la padecemos.


Enrique Tamés. Doctor en Educación y Tecnología. Profesor e investigador de Historia del arte, educación y tecnología. Dirige la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales.


Jacob Bañuelos. Doctor en Ciencias de la Información. Profesor e investigador de imagen digital, fotoperiodismo y medios para el desarrollo. Dirige la maestría en comunicación.


María Elena Meneses. Doctora en Ciencias Políticas y Sociales. Profesora e investigadora de medios de comunicación,Internet y Sociedad de la información. Coordina la Cátedra Sociedad de la información y la revista científica Virtualis del Tecnológico de Monterrey


Paola Ricaurte Quijano.Doctora en Ciencias del Lenguaje. Especialista en ciberculturas, ciberpolítica, ciberactivismo y alfabetización digital.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
La vida en tránsito: camino sin retorno
 
Lost y la multitud spoiler
 

Calendario de búsqueda