aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800



 
El imperio de lo efímero
27-mayo-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 26369 Ir a los comentarios

 
 
Social Media Process

Por Paola Ricaurte Quijano


Decía Lipovetsky que la posmodernidad es el imperio de lo efímero. Si analizamos el universo de las redes sociales desde la perspectiva de los tiempos hipermodernos, definitivamente tiene razón.

Desde su surgimiento y más desde su incorporación a nuestra vida cotidiana, hemos atestiguado el apogeo y el declive de algunos de estos volátiles imperios que tan rápido como vinieron, se fueron: Metroflog, Fotolog, Hi5, MySpace… pero ¿y Facebook? Se cocina aparte. La reina de las redes, la red de redes, ha sabido capitalizar y materializar su más valioso don, algo que puede sonar a contradicción: la creación de un espacio privado compartido.

Este espacio “propio”, pero construido colectivamente, satisface las necesidades de identidad, pertenencia, diálogo, información, intercambio, ocio y entretenimiento, de tal forma que constituye un territorio común para aquellos quienes conforman nuestro universo emocional. Las aplicaciones son formas simbólicas de representación de las emociones y también microuniversos de entretenimiento. La red es una enorme base de datos, un repositorio de información que resulta valiosa para los usuarios y para la empresa. Por eso se explica que esta red social siga creciendo vertiginosamente y se encuentre ya cerca de los 500 millones de usuarios.

Otra red social que se está imponiendo entre los usuarios mexicanos es Twitter. Según Gustavo Pérez Bolde en enero se estimaban casi 150 mil cuentas y para mediados de este año se prevé su ampliación a 350 mil. En posicionamiento, es el 18º sitio más popular en México (Alexa, mayo de 2010). A diferencia del carácter más o menos privado de Facebook, la naturaleza de Twitter es lo público. Aquí de lo que se trata es de identificar numerosas, múltiples fuentes de información (seguir a esas fuentes) y luego filtrar/seleccionar/elegir qué de esa información es válida para hacer un “retweet” y que se difunda a la mayor cantidad posible de personas, creando áreas amplias de influencia.

Ahora, si bien es cierto que la principal función de las redes sociales es la de establecer o restablecer vínculos con personas de nuestra comunidad emocional, construir identidad, satisfacer nuestras necesidades de reconocimiento social (los exacerbados imperativos de celebridad y gloria), hemos comprobado que los usos se extienden más allá de este campo. Entre estos usos encontramos los educativos, los de difusión cultural, los de afiliaciones religiosas, la generación de asociaciones profesionales o académicas y la creación de espacios de organización civil y activismo político.

¿Cuánto durarán estas redes entre nosotros? No lo sabemos, probablemente un par de años más, en lo que aparecen nuevas y seguramente cuando nos cansemos de nuestros nuevos juguetes virtuales.

Lo que sí es cierto es que asistimos a la construcción de una nueva esfera pública habermasiana, la materialización de la teoría de la acción comunicativa que todavía dista de ser entendida. También tendríamos que resignificar el valor del capital social planteado por Bourdieu, en este nuevo entorno digital.

Muchas preguntas deben ser respondidas más allá de la intuición y la buena voluntad, por ejemplo: ¿De qué manera se construye esta nueva esfera pública virtual en México?, ¿cómo se entreteje con la esfera pública del mundo físico?, ¿de qué manera entran el conflicto/colaboración los poderes del mundo físico, con los nuevos poderes del mundo virtual?

Más preguntas: ¿Cómo se despliegan las múltiples identidades de los actores sociales en el ciberespacio mexicano?, ¿cuáles son las nuevas formas de legitimidad y los mecanismos de legitimación del otro?, ¿cómo se promueve la participación ciudadana a través de estos nuevos canales?, ¿de qué manera se transfiere el capital social a las redes sociales? No hay respuestas simples.

Alguien, desatinadamente, decía en #140México: “Me gusta que en Twitter todos seamos iguales”. Nada más lejos de eso. En gran medida, las jerarquías del mundo físico se importan al ciberespacio; pero también se cuestionan, se contravienen y se crean nuevas jerarquías, nuevos órdenes, nuevas reglas del juego, nuevas inclusiones y nuevas formas de exclusión. La realidad física es compleja y no lo es menos la realidad virtual. No tendría por qué serlo.

Después de algunos debates en distintos foros nacionales virtuales, físicos y mediáticos, resulta evidente la necesidad de encontrar nuevas rutas de discusión y análisis de estos fenómenos. Hacen falta perspectivas rigurosas, sistemáticas, que abandonen la descripción, la experiencia, el recetario, la opinión personal y se basen en estudios que permitan construir marcos teóricos, conceptuales, metodológicos, modelos analíticos para comprender las transformaciones que estamos viviendo y sus implicaciones en nuestra sociedad.

Clasificad@s:

Entre los eventos destacados en pasados días, tuvimos el encuentro de ISOC México (Internet Society) con discusiones acerca de la sociedad digital y el foro 140 México, un primer encuentro sobre Twitter en México, convertido en TT.

Entre los eventos por venir, las nuevas políticas de seguridad en Facebook, las elecciones en Colombia el domingo 30, con el resultado de la campaña política en Internet de Mockus, y después la conmemoración del primer aniversario de la tragedia de la Guardería ABC el 4 y 5 de junio en diversas ciudades del país, convocada a través de redes sociales.

En Twitter: @paolaricaurte

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad del Tecnológico de Monterrey

Virtualis es un espacio para reflexionar y analizar las implicaciones de la tecnología en la sociedad del nuevo siglo.


Cuatro investigadores del Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad, CEIS, del Tecnológico de Monterrey conversarán contigo desde diversas perspectivas, no sólo sobre el impacto de la preeminencia tecnológica en la sociedad, sino también sobre lo que todos hacemos con ella, cómo nos la apropiamos, la disfrutamos y la padecemos.


Enrique Tamés. Doctor en Educación y Tecnología. Profesor e investigador de Historia del arte, educación y tecnología. Dirige la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales.


Jacob Bañuelos. Doctor en Ciencias de la Información. Profesor e investigador de imagen digital, fotoperiodismo y medios para el desarrollo. Dirige la maestría en comunicación.


María Elena Meneses. Doctora en Ciencias Políticas y Sociales. Profesora e investigadora de medios de comunicación,Internet y Sociedad de la información. Coordina la Cátedra Sociedad de la información y la revista científica Virtualis del Tecnológico de Monterrey


Paola Ricaurte Quijano.Doctora en Ciencias del Lenguaje. Especialista en ciberculturas, ciberpolítica, ciberactivismo y alfabetización digital.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Alfabetización mediática y culturas digitales
 
iPad: Un objeto del deseo
 

Calendario de búsqueda