Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
La rabia más prohibida (2) La pintura de Julio Galán.
16-diciembre-2009
Ir a la portada del BlogComentarios: 67 Lecturas: 126734 Ir a los comentarios

 
 
Julio Galán. Galería Arte Actual Mexicano.
"La verdadera Patria es la infancia".

Baudelaire.

Fragmento de Julio Galán imposible”, ensayo de Magali Tercero, a la memoria del pintor: Julio dice: “’Mi obra es un psicoanálisis…refleja mi interior, es como un eco del pasado en mi memoria. También revela mis pensamientos secretos, mis deseos, mis miedos, el dolor y la muerte. El medio de la pintura me dio todas las posibilidades para explorar mi propia identidad, de seguir el anhelo existencial de reencontrarme conmigo mismo”. “De ahí sus temas –escribe Magali- indefensión, reclamo y sadismo infantiles, dolor emocional, nostalgia del paraíso”.

Pero ¿cuál es el paraíso que cita Magali? Sino la infancia. Real o idealizada. Una puede sentir una inmensa nostalgia de lo que fue. Y una nostalgia todavía más inmensa, de lo que nunca fue. Sabiendo a ciencia cierta que no fue. O matizándolo. O negándolo. Las opciones son vastas. Inventar. Por ejemplo. En el arte o en la vida. Lo que seguramente no es igual. También puede inventar-se en ambas. No creo que una las elija en plena consciencia. El anhelo de imaginar un pasado infancia-adolescencia, que no fuera portador de abandono y de dolor (cuando ese fue el caso) es común a la mayoría de los seres humanos que lo padecieron. Porque el pasado puede sangrar en el presente. Como hemorragia, o como la sutil gotita de una herida que pareciera minúscula (¿qué ocultará esa herida?) pero que gotea incesante. Recurrente. Memoriosa y estorbosa.

Un pasado que pudiera re-escribirse en la medida de nuestras necesidades y carencias. Sentir la añoranza de una infancia protegida y rodeada de amor, no necesariamente significa haberla vivido. Significa que la deseábamos. Que es muy difícil dejar de desearla, porque el inconsciente nos sumerge en la atemporalidad. Esa es una de sus características: desconoce las fechas. Lo tienen muy sin cuidado. No razona. El inconsciente se sumerge en imágenes magníficas,se revuelca en albercas de lodo. Se baña de lágrimas, mariposas, sangre y helados de vainilla. Es como Julio cuando pinta: impúdico, excéntrico y desvergonzado.

¿Cuándo sucedió o no sucedió aquello que daña? es tu problema y no el de el inconsciente. ¿Cómo lo resuelves? Hazle a como puedas. Él se desata. Una lo indaga, lo reprime, lo neutraliza o se deja controlar. Invadir. Poseer. Sabiéndolo o sin saber. O mita y mita. Su arbitrariedad, y su libertad de origen (lo reprimimos, él insiste) es muy fácil de corroborar en los sueños dormidos. ¿De dónde surgen esas imágenes que no reconocemos? O que reconocemos tan vagamente. O que reconocemos con claridad, pero de las que nunca tuvimos memoria en estado de vigilia. ¿Yo soy esa? pues sí. Puesto que soy quien lo sueña. Sí soy esa. La irreconocible "esa" de mi misma. Quizá es lo que más admiro de Julio además de su talento...que se atrevió a ir a buscar a "ese", a sus varios "esos", hasta lugares desgarradores y remotos.

Me tocó ver la primera exposición de Julio Galán en Arte Actual Mexicano. Fue en 1982. Extraña fascinación. La obra era impresionante. Incrustada en la infancia. Pero ¿En qué estilo de infancia? Animalitos. Imágenes de esas muñecas de cartón que una recortaba de niña y a la que le ponía los vestiditos -también recortados- de papel. Se colocaban con unas lenguitas que se colgaban de los hombros y de la cintura. El pintor era jovencísimo. Silencioso. Extremadamente tímido. Era un viaje a la infancia y sin embargo, todas esas referencias a los orígenes tenían algo de distante. Acaso, “hierático” sería la palabra. Las exigencias de la infancia no abandonaron a Julio Galán. Ni sus terrores. Ni su desamor. Ni sus crueldades. Visitó ciudades. Países. Inventó innumerables territorios. Fue lejos en su rabia y en su valor para expresarla. No lo soltó, esa imagen materna que pintó con dedos que terminan en garras.

Provocador. Impúdico. Rebelde. Lo abrazó el éxito, la crítica, sus admiradores. Pero por alguna oscura razón. Él nunca pudo abrazarse a sí mismo. Abrazó a su pintura. Sí. Y se pintó interminablemente. Del otro lado del espejo estaba un él que quizá hubiera deseado encontrar. No lo encontró. Se le resquebrajaba cada vez el espejo. Así, como los objetos tantas veces rotos que dicen coleccionaba.

Coleccionaba muñecos. Cada una/o tenía un nombre. Le gustaban porque no sentían. Si no sentían podía abrazarlos. Sin miedo. Sin sentirse amenazado. Eso dijo. Pero quizá también podía abrazarlos porque entonces era él quien tomaba el lugar de aquella mujer adulta (la madre) y de aquel hombre adulto (el padre) que abrazaban o se negaban a abrazar a un niño-muñeco. Que aprendió a pecibirse como objeto. Niño juguete. Niño in-animado. “Los muñecos ... No me ven por meses, no me reclaman, no quiero que me quieran y no quiero querer, porque no sé que es (querer), es uno de los fenómenos del fin de siglo, las depresiones de sentirse sin amor, el desamor es uno de los grandes problemas de nuestra civilización” Le gustaba disfrazarse, pero cuenta Guillermo Sepúlveda que no apreciaba la palabra “disfraz”. En cambio decía: “Yo así soy, soy todos y ninguno”.

CRÓNICA DEL TALENTO Y DEL DOLOR

Entrevista de Silvia Cherem con el pintor Julio Galán, publicada por el Periódico Reforma el 13 de mayo del 2001. Silvia ganó el Premio Nacional de Periodismo por su trabajo en ese año. La entrevista aquí editada, se encuentra en la hemeroteca del Reforma. Me parece, una joya de sensibilidad periodística por parte de la entrevistadora, de honestidad dolorosa por parte del entrevistado. Un entrecruzamiento que alcanza a nombrar de manera sorprendente los agujeros negros de una infancia.

Están en el departamento de Julio Galán en Monterrey. Silvia narra: “Nos mudamos a su cuarto para evitar la compañía y para poder conocer sus tesoros: una Madona de Rafael Sanzio que heredó de la familia de su padre; las pulseras de brillantes que le legó su madre y que sirven, entre otras cosas, para decorar sus pantuflas (‘Si mi mamá viera dónde las puse, igual y se enoja, ¿verdad?’); y, por supuesto, Morelio, su muñeco consentido, vestido a la usanza victoriana de principios de siglo, con levita y olanes. Sobre el buró yacía una pistola. ¿Para qué la usas?, pregunté. La tomó en su mano, me apuntó a la cara y adusto respondió: ‘Es una 22, aguas, porque te voy a matar’. Algunos minutos pasaron en ese jugueteo y ese hombre, con mirada infantil y vocación de Satanás, comenzó a mostrar su esencia. Como su pistola, que en realidad era un encendedor, poco a poco se desdobló (‘Siento que yo soy muchos personajes que dialogan’ ha dicho); único pintor mexicano seleccionado para exponer su obra en 1989 en el Centro Georges Pompidou junto con los 100 mejores artistas contemporáneos, tarda en salir”.

"Permite que el espectador observe confundido las extravagantes y turbadoras combinaciones entre lo refinado y lo ramplón que ha acumulado en los 10 años que lleva viviendo en su departamento en Monterrey.‘Desde que tenía 5 años comencé a coleccionar cosas, es como una enfermedad que no mata, sólo ataranta’…candiles checoslovacos… que, para que cupieran en un techo tan bajo, los rompió y recostó sobre los muebles; un óleo antiguo de un graduado de rostro verdoso que cortó en dos con la intención de que sirviera de cortina divisoria entre la sala y su cuarto, y que finalmente enmarcó y colocó de manera invertida en la pared de su departamento; ‘Así soy yo, lo más vulgar combinado con lo refinado, papá y mamá, tendrás que adivinar quién es quién...’”

“De sus cientos de muñecas no hay ni vestigio. ‘Miss K’ las limpiaba y como cada día les rompía algo nuevo, las llevó todas a casa de su hermana Sofía. Inclusive a sus consentidas: Aurelia, Sofía y la monja Verónica. En la sala, sólo queda ‘Chingo’, un chango deslucido y raído que Galán compró en Hawai porque le gustó su desgastado traje de terciopelo rojo, y que hoy se entroniza sobre el capelo roto de un reloj de 1824”.

“’Me gusta imaginar las historias de otras vidas que vivieron estos muñecos, de cómo jugaron con ellos sus antiguos dueños o si los conocí o me pertenecieron hace cientos de años. ¿Será porque no tengo hijos que busco muñecos? Son mi perdición. Cada uno tiene su nombre, les compro ropa, les arreglo el cabello, juego con ellos de verdad. No a la comidita sino a contarles cosa’”. “De su obra sólo destaca, sobre la persiana, un autorretrato minimalista con collar de brillantes y ojos azulados tristes y atormentados, que se repite en la pantalla de una lámpara. ‘Creo que es la primera vez que cuelgo algo mío en mi casa, me vuelve el dolor y siento el tormento de cuando los pinté’. Mimetizado con su entorno, aparece de repente el personaje Galán, perfumado con un elixir que compró en Nueva York y que sirve para enamorar a quien lo huela. Se debate entre ser niño, payaso tragicómico o ángel de la muerte. ‘Soy el demonio personificado, he vivido en el infierno...‘

“Sus ojos están ensombrecidos de azul; sus pestañas de blanco; su pelo espantado, morado. ‘Me gusta maquillarme para provocar y provocarme. Con ello, no me oculto de mí mismo; son todos los demás quienes se inquietan y se esconden de mí. Su inseguridad les impide entenderme, no quepo en su esquema’. En cada uno de los dedos tiesos y gordos de sus manos, cuyas uñas muestran los restos descarapelados de barniz negro, porta cinco o seis anillos de brillantes que, como sucede con su casa, al verse amontonados, sin candor ni elegancia, parecieran baratijas del mercado... Listo el escenario. Listo el personaje".

(‘Estoy harto de las historias que se inventan de mí, que sólo se diga que colecciono cosas, que me parezco a Frida Kahlo, que me disfrazo, que estoy loco o que vengo de Venus o Marte. Quiero que encuentres otras venas en mi vida, pero si te atreves a reflejar mi imagen como la de un degenerado o como enfermo mental, te mato)’”.

“En ese primer momento, intuyendo por su obra que el tormento podía ser producto de un abuso sexual en su infancia, intenté abrir veredas para asentar al náufrago en tierra firme. Receptivo pero hermético, se mostró esquivo, impenetrable. Se requirió de una segunda sesión, también larga y nocturna (‘soy vampiro, duermo todo el día’), en la que sin disfraz ni careta, sin aparente disposición ni compañía, permitió, quizá por vez primera, desgarrar el mito y escarbar en los secretos del dolor”. “Los críticos dicen que tu sensibilidad te permite captar la ‘soledad universal’. Sin embargo, a mí me parece que a Julio Galán no le interesa el mundo y que tu pintura, que yo percibo transparente, sirve como catarsis de tu tragedia personal”.

“’Veo que diste en el clavo. A veces trato de darle gusto a la gente para que deje de preguntarme necedades, pero ya me cansé de que digan que vivo disfrazado, asumiendo una pose. Soy igualito cuando estoy solo, de noche a veces me disfrazo 100 veces y les hago desfiles de modas a mis muñecas. Si me pinto el pelo de morado o de verde, si me maquillo con moretones, si me pongo 30 anillos de brillantes es porque necesito esconderme, ser otro, proyectar mi ser y mi obra. Soy complicado hasta para mí mismo. Con mi ropa y mi pintura me pongo laberintos, enredos, pistas y obstáculos. Sé que no me parezco de un retrato a otro, de un día a otro, de un momento a otro, de una forma de pintar a otra, pero desde los 5 años, para poder sobrevivir, siempre he sido así.’”

“Has dicho que empezaste a pintar para poder sobrevivir”.

“’Sí, por eso empecé a pintar y todavía por ello lo hago. Detesto la pintura, pero es mi único espejo para filtrar la realidad, para vengarme de mi pasado. Soy pintor porque no puedo ser otra cosa. Cuando tenía 5 ó 6 años pintaba con crayones o con lo que fuera, era mi posibilidad de poder respirar, me estaba muriendo’”.

“¿Por qué?”

“’Porque pasé cosas muy difíciles que nadie ha podido entender, ni yo mismo, y que sólo puedo expresarlas pintando o hablándole a mis juguetes. Es curioso, yo no soporto el contacto físico, ni siquiera que me rocen, me da miedo y, sin embargo, a mis muñecos los abrazo todo el tiempo. Hace tres días me enfermé, estaba oyendo música y al lado estaba Teodoro (el oso de la diadema), lo abracé, me acordé de mamá con los boleros de Tania (Libertad), y mi reacción repentina fue hacerlo a un lado. Luego me acordé que mis muñecos son de trapo, que no tienen alma y que puedo aceptar su contacto. Cuando era niño así quería ser: de trapo’”.

“Háblame de Múzquiz, donde viviste hasta que cumpliste 10 años”.

“’No quiero recordar nada. Soy muy malo para hablar, me trabo, no puedo y todo está dicho en los cuadros’”. “Me parece que no obstante que en tu obra reflejas el tormento, en tu vida diaria con tus disfraces, muñecas y osos, con tu soledad y tu discurso, reflejas al niño que no pudiste ser”.

“’Sufrí muchísimo. En la infancia fui un anciano y a veces quisiera encontrar al niño, rescatarlo’”.

“En la mayor parte de tus obras tempranas hay símbolos que apuntan a una cuestión de índole sexual, quizá sufriste abuso. En cuadros como Gato haciéndole el amor a una rosa, Are you happy?, Can Can, las imágenes hablan de un tormento que implica semen y sangre: una rosa violada por un gato, un pene, rosa y espinas”.

“’Son símbolos que ocupo. Gracias a Dios no fue ese tipo de sufrimiento, y no creo tenerlo bloqueado…Estoy completamente seguro que ni un familiar, ni la monja, ni el mozo, ni nadie abusó de mí. El dolor no fue físico, me violaron el coco; literalmente me castraron. Mi tragedia es que soy Julio Galán y que ha habido muchos Julio Galán: mi papá, mi abuelo, mi bisabuelo, muchos primos, y todos vivimos envueltos en el dolor, en la tragedia, en el perfume prohibido’”.

“Hablemos de Julio Galán papá”.

“’El único Julio Galán soy yo, porque he destacado y he podido sobrevivir la locura de ser un Galán. A los otros ni los tomo en cuenta... Mi papá me hizo la vida muy difícil. No quiero hablar de él, no puedo descifrarlo, describirlo. No lo conozco, punto... Yo no sé ni quién es él. Si le seguimos, vas a tener que llamar a una ambulancia para que nos lleve al manicomio’”.

“Has dicho que te preocupa no espantar al espectador, pero me parece que estás más preocupado por no espantarte a ti mismo”.

“’¿Lo dices por el personaje éste? Fue presidente municipal dos veces y, como cacique de pueblo, sólo le importaba asentarse en el poder. Era un macho prepotente, muy imponente y pretencioso. Guapo, seductor y posesivo. Andaba con sus disque guaruras y le teníamos pavor, nos gritaba y pegaba’”

“¿Lo describirías como un hombre inseguro que se protegía con su facha de autoritario?”

“’Sí, él era la figura central de los Galán. Eran 12 hermanos y como su padre murió cuando él era un niño, a él le encomendaron casar a sus hermanas y cuidar de sus hermanos, y eso lo hizo admirablemente, muy bien. Hubiera querido estudiar medicina y no pudo; vivía frustrado y ni siquiera fue capaz de manejar bien los negocios de mi abuelo. Seguramente se sentía muy abandonado por la muerte de su padre y por tener que cargar con la responsabilidad. Se dedicó a hacernos la vida complicada a nosotros, que éramos sus hijos. Era mucha la violencia, la traición y el desamor…siempre estaba afilando navajas, para humillarnos…En mi familia todo era secreto, hasta lo que no debía serlo… el Padre Cadena, que era tremendo, manipulador y chantajista, era quien ahí daba misa. Siempre estaba hablando del infierno y estafando a mis dos abuelas; yo no entendía cómo vivir en ese mundo de tanta 'santidad', cuando a mi alrededor respiraba tanta tristeza y maldad’”.

“’Lo que más me afectaba era la falsedad: la familia de mi madre se la pasaba desangrando a mi mamá; mi abuelo a mi papá, mi papá a su familia política, a nosotros; todos contra todos y a los niños nos usaban volviéndonos locos. A mí me decían que mi papá tenía una doble vida, que mi mamá era una derrochadora, que no tenía conciencia de nada. Era demasiado el veneno…’”

“Por tu manera de hablar, pareciera que así como desprecias a tu padre, idolatras a tu madre”.

“’Sabes, no estoy seguro que deteste a mi padre. En realidad lo quiero, pero no he sabido cómo acercarme a él porque nunca me ha dejado. Tiene 82 años y lo último que quisiera es lastimarlo con mis palabras. Ahora bien, de mi madre, dicen que era yo su consentido. Cuentan que cuando yo iba a nacer llovió muchísimo, el río se desbordó y para llegar a Nueva Rosita, donde había un mejor hospital, tuvo que pasar mi mamá en lancha, entre el lodo. Ya en el hospital, como ella tuvo varicela o sarampión en el noveno mes, le dijeron que tenía que escoger entre el niño o ella. Respondió que viviera yo, pero mala hierba nunca muere y vivimos los dos.’”

“Sin embargo, en tu obra no reflejas a una madre cariñosa y preocupada por ti. En Mami, mami (1985), estás encerrado en un cubo y le llamas a una madre que es incapaz de oírte, de salvarte, y cuyos pies, ajenos a su cuerpo están muy lejos de ti”.

“’Te falta un elemento, en el suelo hay un zoológico infantil y hay un gorila que dice: ´Tú te callas el hocico’. Así le digo a mi mamá en el cuadro, porque ella no me oía nunca. Era la cómplice y la fan número uno de mi papá, se moría por mi padre que nunca le correspondió. Desde antes de casarse con ella, él vivió envuelto en intrigas y falsedades que, por sus descuidos y descaros, mamá fue poco a poco descubriendo (a ello obedece el cuadro Sombra recogiendo lo que no debe, de 1982). Poco tiempo antes de que ella muriera, le pedí que dejara de darnos atole con el dedo, que habláramos claro. No quiso confrontar nada, le pedí que me diera un abrazo y me lo negó. Ella, con su matrimonio, repitió la historia de sus padres, que también vivían peleando, con mentiras, y que nunca fueron capaces de darse ni una caricia. Ella era muy fría, elegante y demasiado dura…’”

“Volviendo a la relación con tu madre, hay un cuadro sin título de 1982, en el que el niño se abraza a su madre, pero ella, con garras, es incapaz de tocarlo, ¿por qué las garras?”

“’Mi mamá no supo expresar amor; su manera de acercarse era comprándonos cosas. A mí, joyas, muñecas. En ese cuadro del que hablas hay muchas puertas, y refleja una de mis pesadillas de niño. Yo creía que había muchas puertas, pero que yo era incapaz de saber por cuál entrar. Ella era la buena puerta, pero cuando la abría, constataba tanto dolor que salía huyendo. Siempre me topaba con mi madre, no había forma de huir; lo intentaba todo el tiempo. En mí, esto se manifestaba como una enfermedad; me daban ataques de pánico que me paralizaban, me asfixiaban. Estaba yo recluido, era muy hermético, no me faltaban ganas de morirme’”.

“¿Sería muy aventurado pensar que tu madre, quien tanto te sobreprotegió, fue quien te aisló de tu padre, que fuiste tú ‘su’ Julio, el Julio que ella no podía tener?”

“Tiene sentido, no lo había pensado. Yo soy muy parecido a ella...’”

“Cuentan que a ti te disfrazaban de niña y te compraban muñecas, y que eso irritaba a tu papá”.

“’¿De niña?, no. Pero no tenía que vestirme de mujer. A mi papá le molestaba que sus hijos nos disfrazáramos, sólo lo aceptaba en mamá. Recuerdo una vez que fui de príncipe, con joyas, una capa roja inmensa y zapatos de charol, y él se enojó muchísimo. Si iba yo a una celebración familiar con corbata de moño se ponía furioso y me obligaba a quitármela, porque para él, en su conservadurismo, la corbata tenía que ser larga para ser de hombre. Cualquier idea en su cabeza era una orden. Era un hombre muy contradictorio. Me regalaba anillos de brillantes y luego me regañaba si me atrevía a ponérmelos…Para él, yo era despreciable porque me gustaban las antigüedades, la música clásica, el francés o estar vestido a la moda. No me soportaba y quizá tienes razón: le daba mucho coraje que yo, que me llamaba Julio, fuera parecido a Ofo, a quien él detestaba.’”

“En tus cuadros Cavayo Ballo y Anal e Isis tocas el tema de la homosexualidad. Juegas a ser un poco hombre y un poco mujer”.

“’El tema de esos cuadros es más bien el descubrimiento de la sexualidad, de la masturbación, del pecado. Cuando uno tiene cierta edad, empieza uno a experimentar, y es eso lo que expreso. Es el recuerdo de ver cómo cambiaba mi cuerpo en la adolescencia y el descubrimiento del erotismo; estar envuelto en culpas y no entender nada porque no tenía ni con quien hablar. Cuando se me ocurrió preguntarle al cura, sólo me condenó y me exculpó con tres Padres Nuestros. Por otra parte, debo decirte que yo no soy mujer; utilizo mi parte afeminada como un disfraz. No me imagino que pueda yo querer a un hombre, o ser como una mujer’”.

“¿Has tenido novias?”

“’De joven me enamoré idílicamente, pero por mi destino fatal para el amor, no fui correspondido…a los 15 años, fui novio de Arlyn, una venezolana, pero yo no la quise tanto como ella a mí. Yo concibo el matrimonio como una unión para tener hijos y creo que no me puedo enamorar de ninguna mujer. Tampoco de un hombre. Tuve muchos amigos cercanos, pero siempre competían conmigo, se encelaban de mi éxito y querían ser mis parásitos. Por más bien que yo los trataba, a uno hasta le ofrecí clases de teclado y viajar conmigo, me reclamaban porque no los dejaba verme pintar. Decían que era yo un egoísta, que ellos también querían ser pintores. Pero para mí la pintura es como un acto de amor, como el sexo, el proceso es interno, muy íntimo y no se puede compartir. Me acabé hartando’”

“¿Has tenido como pareja a algún hombre?”

“’No, nunca, y eso es lo que todo el mundo piensa. Antes me dolía, hoy me da igual y hasta lo provoco; pero no les atraigo a los hombres. Les doy miedo y no se acercan. Sólo recientemente he podido ser amigo de hombres que tienen su vida muy hecha y que no temen la competencia: José María Cano, Julian Schnabel o Johnny Depp. Desde hace mucho tiempo no tengo una sexualidad activa’”.

“¿Te gustaría?”

“¿No sé, pero la tragedia es que ni siquiera ha habido ni una propuesta. Sería entendible que algún hombre se me acercara por como soy, pero no hay nada. Anoche vi en la tele un programa donde salió Cristal, la cantante ciega, y ella contó que ha tenido muchas relaciones. Me quedé pensando, ¿por qué yo, que puedo ver y ser visto, estoy tan solo? Quizá porque estoy encerrado, a veces durmiendo hasta 24 horas seguidas, sin contestarle el teléfono a nadie y sin salir. Quizá también porque no tengo capacidad de amar’”.

“Dices que te sentías muy solo en Monterrey, ¿qué recuerdas de tu vida en esos años?

“’En la adolescencia rompía vidrios, sillas y bancas en el colegio, golpeaba niños, robaba exámenes. Lo que más disfrutaba era la tensión cuando decían que no iban a dejar a nadie salir hasta no descubrir al culpable… Poco a poco le fui agarrando placer a hacer cosas más ´malas’. Una vez que me invitaron a una fiesta, dije que no podía ir y fui a llenar tanques de gasolina. Cuando ya estaban todos ahí, les bajé el switch de la luz y tiré gasolina alrededor de todo el jardín, le eché un cerillo y no alcancé a meterme al carro, cuando ya me estaba carcajeando de ver a todos tratando de apagar el incendio.'"

"'En otra ocasión, fui a una fiesta y dije que tenía que irme. Al salir agarré un martillo y troné los vidrios de todos los coches. ¡Era un vándalo!, y hoy me arrepiento…Yo vivía a la defensiva. Lo disfrutaba mucho. Era una forma de llamar la atención de mi familia, pero, ahora me pregunto si no hubiera sido mejor hacerles el daño a mis papás, y no a toda esta gente que sufría las consecuencias de nuestro abandono’”.

“¿Fue Memo el que te impulsó a irte a Nueva York cuando terminaste la carrera (1984)?” (El galerista regiomontano Memo Sepúlveda. Galeria Arte Actual Mexicano)

“’No, él no quería, decía que apenas estaba yo empezando mi carrera y que no era el momento. Mis papás tampoco me apoyaban; para mi mamá, ser artista era ser un fracasado, un muerto de hambre que se alimentaría de humo soñando con la musa. Por el contrario, para mí era una profesión en la que me iba a imponer una disciplina, un horario y una responsabilidad, y quería ir a Nueva York, para estar en contacto con los artistas del mundo que ahí se conjuntaban’”.

“Se dice que fuiste muy amigo de Warhol, platícame”.

“’Nos veíamos en el mercado de pulgas donde comprábamos mugres. A veces él se daba cuenta que yo no tenía dinero y me regalaba chucherías. Me acuerdo una vez que vimos una caja con muchos cuchillos de lámina, de esos que son mágicos, que se entierra la punta y te quedas con el mango. Yo dije que quería todos, pero no me alcanzaba ni para dos. Ese día, Warhol me los mandó de regalo. Así se fue dando la amistad, teníamos gustos muy diferentes y empecé a apreciarlo. Aparentemente era frío, reservado y solitario, pero platicábamos mucho.’”.

“¿Page organizó tu primera exposición?”

“No, no sé ni cómo vinieron a verme dos fulanas, una mexicana que se llama Angeles Toledo y su socia, una cubana, y organizaron la primera exposición en Nueva York, en una galería inmunda del East Village que se llamaba Art Mart. Esa zona, que antes había sido de punks y drogadictos, se transformó en un barrio de galerías y los dealers más importantes acudían a buscar nuevos valores. No sé ni cómo llegaron mil gentes a la inauguración de mi exposición y los ocho cuadros que expuse se vendieron. Sylvester Stallone compró El niño elefante. Ahí llegó también Barbara Farber, que tenía una galería en Amsterdam, y se interesó por mi obra. Luego expuse allá; después a través de Page hice una exposición en el Consulado Mexicano, luego Francesco Pellitzi me presentó a Annina Nosei, una de las galeristas más importantes de Nueva York y siguieron exposiciones con ella’”.

“Pareciera que tu carrera fue rápida y ascendente”. “’Sólo pareciera, porque en Hell's Kitchen batallé mucho por cerca de dos años, no sólo porque con tantas influencias de artistas europeos tenía miedo de perder mi identidad, sino porque no tenía ni qué comer y me daba horror tener que regresar a Monterrey con el fracaso a cuestas… la ropa sucia se me amontonaba y, en lugar de comida, me alimentaba con dulces. Me puse gordísimo y de ser una persona que en la vida tomaba una copa de alcohol, empecé a emborracharme hasta estar perdido. Durante seis meses me la pasé tomando, y me divertía haciendo locuras en un bar de gays.'"

"Ahí me inspiré para pintar El túnel. Destruía los baños con pelotas de papel mojado, rompía canceles a patadas, me reía a carcajadas. A las discotecas tampoco me dejaban ya entrar. Mis cuadros se vendían por muy poco en el East Village y no tenía un quinto. Mi vida cambió cuando en 1988 conocí a Annina Nosei, quien había descubierto a Basquiat y a Schnabel...colocó mis cuadros en colecciones y museos importantes...vinieron muchas exposiciones, incluyendo la del Georges Pompidou.’”

“¿Cómo cambió el éxito tu vida?”

“’Aunque nunca estoy conforme y necesito constantemente destruir para renacer, comencé a sentirme satisfecho. Luego vino el reconocimiento en México. En 1994, me dieron el Premio Marco, que constaba de 250 mil dólares; un año antes el Museo Marco había organizado una retrospectiva mía para la que conjuntaron una cantidad enorme de cuadros. Hasta un crítico que todo el tiempo hablaba mal de mí y decía que quería que escribieran como epitafio en su tumba: ‘No me equivoqué, Julio Galán es un charlatán’, comenzó a hablar de mí como uno de los principales exponentes del nuevo arte mexicano.'"

"'Pero quizá para responderte mejor de cómo todo esto cambió mi vida, debería contarte una anécdota. Cuando llegué por primera vez a Nueva York fui en Church Street a la tienda de Luxor…y quise oler un perfume que decía que tenía poderes de enamoramiento. Ella no me dejó, dijo que valía 20 dólares cada gota y a mí no me alcanzaba ni para una sola. Veinte años después regresé por el frasco completo. El hecho de haber vendido mi obra me dio esa posibilidad. En principio me pareció que el perfume olía horrible, es un denso aceite, pero me lo lleve y ahora me fascina, aunque mancha todas mis camisas. Lo uso muy seguido, ahorita lo traigo puesto. ¿No me lo hueles?’”

“Ya me estoy mareando, pero no me he enamorado de ti.”

“París. Dijiste muchas veces que esta ciudad no te gustaba; sin embargo, te fuiste ahí a vivir en 1999, ¿por qué?”

“’Fui a exponer… me gustó tanto que acabé quedándome un año. Me dieron un cuarto, en el que comencé a acumular ropa, muñecas y un mugrero. Un día decidí irme al sur de Francia a pasear, por supuesto seguía pagando la renta diaria del hotel, y me llamaron al coche para decirme que me querían cambiar de cuarto porque Johnny Depp, el actor de Eduardo, manos de tijera, quería mi habitación…me convencieron y cambiaron mis cosas. Para mi sorpresa, rompieron lo más valioso: mi muñeca María, que acababa de comprar por 4 mil dólares y que se llamaba así por una niña que Lissi acababa de perder’”.

¿Mantuviste la relación con él?

“Sí y él, que no es pintor, me pintó un retrato maravilloso. Tomó la idea de una foto de Graciela Iturbide en la que me disfracé con una corona de Cristo. Me dejó pasmado’”.

“Tu mamá recientemente murió. Me gustaría saber si finalmente ella y tu padre reconocieron que has logrado ser un hombre exitoso”.

“’Mi papá, nunca. Mi mamá sí llegó a reconocerlo. Al principio le molestaban mis cuadros, se enojaba y me preguntaba al verlos que si me había hecho tanto daño para que pintara tan espantoso. Finalmente creo que entendió mi dolor y valoró mi rebeldía. De hecho, por compromiso fue ella quien compró Las gemelas, el primer cuadro que vendí en la Galería Arte Actual Mexicano de Memo Sepúlveda. Años después, cuando supo que me gané el Premio Marco, fue a comprar como 20 periódicos para presumirle a todo el mundo que su hijo ‘ya era famoso’; pero se fue de espaldas al leer que yo había declarado que mis padres no me habían querido. Se enojó tanto que dejó de hablarme; luego me dejó una carta con un regalo. En la carta me ponía que no cambiara, que siguiera siendo su Pollo; y el regalo era la Madona de Rafael. Sentí mucha culpa, fue una cachetada con guante blanco’”.

“¿Cómo asumiste su muerte?”

“’Fue una tragedia. No quise ir al entierro pero fui yo quien dijo cómo vestirla. Le puse un traje hermoso que yo le había traído de Nueva York y que me había dicho que nunca se pondría. Era una falda de gasa de capas en tonos cafés, con una blusa gitana verde Nilo. Se veía preciosa. Como un homenaje a su mundo de fantasía, que yo aprendí de ella, la última vez que la vi en el ataúd, desparramé sobre su cabeza unos tubitos de diamantina morada y le cubrí su cara con una gasa. No sé ni de qué murió, ella tenía asma. Se empezó a poner muy mal, quizá se murió de tristeza, ya no quería vivir. Yo siempre estuve preparado para su muerte’”.

“Julio, tú pintas muchos animales, ¿por qué, de dónde surgen?”

“’…Los gorilas no sé por qué me llaman tanto la atención; quisiera arrancarles todo el pelo y a veces siento que, si pudiera hacerlo, me encontraría conmigo mismo. He pintado muchos autorretratos así: como un gorila que espanta, pero que debajo tiene la inocencia de un niño’”.

“En tus últimos cuadros, pareciera que has dejado atrás al niño y que ahora es el joven Julio el que se atreve a mostrarse transparente, sin miedos, sin dobles discursos”. “’Los autorretratos que voy a exponer en la Galería Robert Miller en Nueva York los comencé tras la muerte de mamá. Quería buscarla a ella, pero de manera obsesiva me topé conmigo mismo. He descubierto a un hombre fuerte, con mucha firmeza interior y una necesidad absoluta de sobrevivir y continuar.'"

"'Un hombre que no se avergüenza de su pasado y que lo descara con humor negro. Ahora pienso que aunque mi vida ha sido difícil, no me cambiaría por nadie; volvería a ser el mismo, con todos mis problemas porque sólo puedo ser Julio Galán. Ya quiero exponer esta obra y dejarla atrás; necesito un respiro. No quiero copiarme, repetirme o estancarme en una fórmula que me funcione. No me puedo traicionar. Prefiero tomar riesgos en la vida y en la pintura. Quiero vivir y no sólo sobrevivir’”.

“Tienes sólo 41 años, y ya probaste las mieles del éxito.”

“’¿Cuál éxito? Doy gracias a Dios por el reconocimiento, sé que es un logro. Pero falta mucho en mi vida: añoro tener paz, dejar el dolor, quizá amar. Ya no quiero vivir con tormentos y angustia.’”

“¿Has dejado de afligirte con el tema de la muerte?”

“’No, hace unos días pensé que hoy me iba a morir. Inclusive he pensado que quiero que me entierren con mi muñeco Morelio, pero ya medí la cripta de Múzquiz y sólo cabría mi ataúd. Él no cabe, ni poniéndolo en mis brazos y, aunque esté yo solo, prefiero estar cerca de mamá’”. “¿Y ya eres?” (se refiere a la frase de Warhol afirmando que Julio sería el pintor más importante de México) “’No sé ni qué es ser artista, pero Nietzsche dijo: ‘Has de convertirte en lo que eres’, y yo me he convertido en lo que soy: en Julio Galán'"

"'Yo vivo la muerte aquí en la vida. Y en la muerte, allá con Dios, espero vivir la vida eterna…Toda la gente me dice que soy un niño. Pero yo me siento como un anciano y la infancia que no tuve -que viví como un anciano- a medida que pasa el tiempo está apareciendo: me estoy convirtiendo en un niño…Yo veo que son etapas, la infancia debe de ser de cierta forma, y como la describen yo no la tuve así. Mi infancia fue muy fuerte, cruda, solitaria…He tratado de explicarme hace muchos años por qué estoy triste, qué es mi tristeza...es una melancolía y no se despega nunca.’".

Julio Galán murió de un derrame cerebral el 4 de agosto del 2006. Su retrospectiva “Pensando en ti”, se expuso en el 2007 en el Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey y en el 2008 en el Antiguo Colegio de San Ildefonso. Su pintura, su personaje y su personalidad fascinan. Me parece, que a través de ambos: artista obra/ autor/actor. Se abren innumerables ventanitas, puertas, portones para mirar al pasado. No sólo al suyo. Sino al nuestro a través de él. Julio y sus disfraces. Nuestros disfraces. Julio y sus máscaras. Nuestras máscaras. Julio y sus repetidas puestas en escena. ¿Acaso no tenemos cada una/o nuestras repetidas puestas en escena?. Julio y su colección de muñecos como fetiches, como reproducciones del “Pollo” de "mami mami". Julio y su alter ego inanimado, su muñeco Morelio. Julio comprando frascos de un perfume carísimo que hace que los otros se “enamoren”. Pero no sucede. ¿Por qué? Y entonces le respondió a Silvia lo que leímos….”Quizá también, porque no tengo capacidad de amar”.

¿Alguna vez -infancia, adolescencia,edad adulta- has experimentado esa sensación: (días...minutos o segundos) sentirte como un "muñeco" en las manos del Gran Otro?

¿Alguna vez -veces- has sentido que estás actuando una puesta en escena, que quizá fue remotamente indispensable, pero que de golpe descubres (que se aferra a ti o viceversa) pero que ya no es indispensable. Es más, quizá ni siquiera necesaria?

¿Alguna vez te has descubierto negando la violencia, la agresión o el maltrato, porque te duele demasiado aceptar que allí está, que sí existe, que sí te están/te estuvieron dirigidos?

Si colocaras tu alter ego en un fetiche...¿Cuál sería? La botella se fue al mar. Nos escuchamos

Me fue imposible copiar aquí una foto de Julio posando con su muñeco alter-ego. Es magnífica....está en el link: www.arteactualmexicano.com/

La imagen es muy mala....no encontré mucho con la obra de Julio Galán en videos accesibles...

De las que le gustaban a Julio G.

Y sí,pareciera que así la amó. Con todo. Por siempre. En el anhelo de ese abrazo infinito y perfecto. De niño desesperado. De niño genio.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Por Favor que alguién informe que ha pasado con este blog...

 Enviado por Galeno - 20-abril-2010 a las 10:29 Enviar mail al autor

 

ya caminó esto?

 Enviado por KBK69 - 19-abril-2010 a las 19:04 Enviar mail al autor

 

María Teresa, Soñé que amanecía con tranvía y nos subíamos todos a recorrer mundos subjetivos paseando entre vagones. Vine corriendo a la computadora a repetir la experiencia y al no encontrar el tranvía me di cuenta que fue un sueño. Cuéntanos qué pasó, ya no habrá tranvía este año? En ese caso habría que despedirlo como se merece, no lo suspenda(mo)s así. Te extrañamos. Abrazos.

 Enviado por caro - 17-marzo-2010 a las 09:08 Enviar mail al autor

 

HOLA, MARIA TERESA, MUCHOS DE NOSOTROS EXTRAÑAMPOS EL TRANVIA, SERIA BUENO QUE NOS INFORMARAS QUE PASO? SE NOS ACABO EL BOLETO? TE CANSASTE DE CONDUCIR? EXTRAÑO LEER TUS REFLEXIONES, ASI QUE ESPERO QUE PRONTO SEPAMOS LA RAZON DE ESTA AUSENCIA TUYA, O MEJOR AUN, QUE PRONTO PODAMOS VOLVER A LEERNOS.

 Enviado por ELENA - 16-marzo-2010 a las 13:38 Enviar mail al autor

 

Hace ya tres meses de tu silencio..... y no hay una nota de despedida en nuestro andén.
Seguiremos esperando tu regreso, como quién espera a un amor....


 Enviado por A Contraluz - 16-marzo-2010 a las 11:01 Enviar mail al autor

 

Hola!!! ya ha pasado mucho tiempo ya necesitamos leerte por favorrrr!

 Enviado por ArGe - 11-marzo-2010 a las 10:34 Enviar mail al autor

 

Bombón, cuando regresas?

 Enviado por KBK69 - 05-marzo-2010 a las 13:11 Enviar mail al autor

 

"Resignación...." A caso será la palabra para esta situción?

 Enviado por A Contraluz - 01-marzo-2010 a las 12:06 Enviar mail al autor

 

QUE HA PASADO CON EL BLOG???? ALGUIEN INFoRME

 Enviado por ANNA - 28-febrero-2010 a las 09:31 Enviar mail al autor

 

María Teresa! on tás? Muchos saludos, desde el llano, lejano, difuso, confuso, insulso... =)

 Enviado por KBK69 - 25-febrero-2010 a las 11:59 Enviar mail al autor

 

"No importa tu ausencia, te sigo esperando, no importa tu ausencia, te sigo esperando...eeel día en que tú te fuiste, triste, me quedé llorando, ay regresa te lo pido, porque si no vuelves, seguro que no sé qué..." Esa la canta Héctor Lavoe con arreglo genial de Willie, seguro la conocen los tranviarios, y te la dedico extranviaria. Iba a meter un trozo de poema o algo, pero es más fácil sobrellevar las ausencias con música. Por cierto, el sábado leí tu artículo de opinión, ojalá ya andes de vuelta por estos rumbos donde se te extraña un montón, tanto como un vaso de agua fría en medio de la tormenta, o de algo más fuerte, un whisky rico con hielo o mezcal con naranja en medio de la noche. Porque "no tanto que estemos solos, ya es sabido...Estar solo es en definitiva estar solo dentro de cierto plano en el que otras soledades podrían comunicarse con nosotros si la cosa fuese posible... (Estas semanas la cosa no ha sido muy posible, vayamos a saber por qué, pensemos que todo está bien, sabemos que todo está bien,verdad)... Y es que "a la mano tendida (la de la tranviaria) debía responder otra mano desde el afuera, desde lo otro..." Esos otros y esas manos, que por aquí seguimos y andamos y te extrañamos.

 Enviado por SUZANNE - 22-febrero-2010 a las 16:20 Enviar mail al autor

 

Es un día muy frío hoy.. veo el color plomo a mi alrededor... pienso en el campo, en mi pueblo, en lo que se quedó atrás... me pregunto si algún día volveré...si todo está bien... si alguna vez volveré a saber de tí...

 Enviado por KBK69 - 18-febrero-2010 a las 11:22 Enviar mail al autor

 

ya no se que hacer, me hacen falta las letritas moradas,María te extraña, dónde estás?, te llevo tu lecherito, una canilla y hasta un ovni ( lo que han ido a la parroquia, lo sabran) a donde estes... te extaño

 Enviado por Deepcore - 17-febrero-2010 a las 09:01 Enviar mail al autor

 

Bicho, de acuerdo, /
vaya si sé pero es así, Alejandra,/ 
acurrúcate aquí, bebé conmigo,/ 
mirá, las he llamado,/ 
vendrán seguro las intercesoras,
/ el party para vos, la fiesta entera,/ 
Erszebet,/ 
Karen Blixen/ 
ya van cayendo, saben /
que es nuestra noche, con el pelo mojado/ 
suben los cuatro pisos, y las Viejas/ 
de los departamentos las espían Leonora Carrington, mirala,/ 
Unica Zorn con un murciélago /
Clarice Lispector, agua viva, /
burbujas deslizándose desnudas/
frotándose a la luz, Remedios Varo/ 
con un reloj de arena donde se agita un láser /
y la chica uruguaya que fue buena con vos/ 
sin que jamás supieras/ 
su verdadero nombre,/ 
qué rejunta, qué húmedo ajedrez,/ 
qué maison close de telarañas, de Thelonious,/ 
que larga hermosa puede ser la noche /
con vos y Joni Mitchell /
con vos y Hélène Martin /
con las intercesoras /
animula el tabaco/ 
vagula Anaïs Nin/ 
blandula vodka tónic No te vayas, ausente, no te vayas,/ 
jugaremos, verás, ya verás, ya están llegando /
con Ezra Pound y marihuana /
con los sobres de sopa y un pescado/ 
que sobrenadará olvidado, eso es seguro, /
en un palangana con esponjas/ 
entre supositorios y jamás contestados telegramas. /
Olga es un árbol de humo, cómo fuma /
esa morocha herida de petreles, /
y Natalía Ginzburg, que desteje /
el ramo de gladiolos que no trajo. /
¿Ves bicho? Así. Tan bien y ya. El scotch,/ 
Max Roach, Silvina Ocampo, /
alguien en la cocina hace café /
su culebra contando /
dos terrones un beso /
Léo Ferré /
No pienses más en las ventanas /
el detrás el afuera /
Llueve en Rangoon --- /
Y qué. /
Aquí los juegos. El murmullo /
(Consonantes de pájaro /
vocales de heliotropo) /
Aquí, bichito. Quieta. No hay ventanas ni afuera /
y no llueve en Rangoon. Aquí los juegos.

 Enviado por Apache - 16-febrero-2010 a las 17:49 Enviar mail al autor

 

Aquí Alejandra Julio Cortázar Bicho aquí,/ 
aquí contra esto, /
pegada a las palabras /
te reclamo. /
Ya es la noche, vení, /
no hay nadie en casa/
 Salvo que ya están todas /
como vos, como ves,/ 
intercesoras,/ 
llueve en la rue de l'Eperon/ 
y Janis Joplin. /
Alejandra, mi bicho, /
vení a estas líneas, a este papel de arroz /
dale abad a la zorra,/ 
a este fieltro que juega con tu pelo (Amabas, esas cosas nimias/ 
aboli bibelot d'inanité sonore /
las gomas y los sobres /
una papelería de juguete /
el estuche de lápices/ 
los cuadernos rayados) Vení, quedate./ 
Tomá este trago, llueve,/ 
te mojarás en la rue Dauphine,/ 
no hay nadie en los cafés repletos, /
no te miento, no hay nadie./ 
Ya sé, es difícil,/ 
es tan difícil encontrarse /
este vaso es difícil,/ 
este fósforo./ 
y no te gusta verme en lo que es mío,/ 
en mi ropa en mis libros/ 
y no te gusta esta predilección/ 
por Gerry Mulligan, /
quisieras insultarme sin que duela/ 
decir cómo estás vivo, cómo/ 
se puede estar cuando no hay nada /
más que la niebla de los cigarrillos,/ 
como vivís, de qué manera /
abrís los ojos cada día /
No puede ser, decís, no puede ser.

 Enviado por Apache - 16-febrero-2010 a las 17:48 Enviar mail al autor

 

Maritere: aquí en los comentarios tenemos para ti, a) El recuerdo de un noisette probable en una mesita frente al Sena, mientras se escuchaba la canción de “Indochine”; b) diarios antiguos de muchas personas que en el mundo han sido, aguardando tu lectura; c) un diccionario lleno de palabras súper bonitas, que cada martes inventa nuestra mala memoria. Vuelve pronto. Si te podemos ayudar en algo… Un saludo.

 Enviado por Apache - 16-febrero-2010 a las 16:50 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

No parece haber alguien que suba los comentarios y saludos que enviamos, con la esperanza de ver reaparecer el vagón.

Saludos, pues.


 Enviado por Lennon - 11-febrero-2010 a las 02:26 Enviar mail al autor

 

HOY 09 DE FEBRERO 2010, UN DIA NUBLADO, FRIO CON UN VIENTO QUE NO DEJA EN PAZ MIS CABELLOS, SENTADA ESPERANDO EL TRANVIA,UN TRANVIA QUE AUN NO LLEGA Y ME PREGUNTO SI LLEGARA. ES EXTRAÑO QUE NO PASE Y LA CONDUCTORA? ¿DONDE ANDA? ¿ESTARA MAL? ¿TENDRA PROBLEMAS? O ¿LE ESTARA DANDO UN RECESO A ESA MASA ENCEFALICA BRILLANTE? ............................ MARI TERE UN ABRAZO, AQUI SE TE EXTRAÑA MUCHO, NECESITAMOS SABER DE TI, NOS HACE FALTA TUS LETRAS LLENAS DE PASIÓN, DE ENTUSIASMO, DE ESPERANZA... ESPERAMOS VERTE PRONTO CUIDATE!!!!!!!!!!!!!

 Enviado por CLIO - 09-febrero-2010 a las 11:58 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

¿Nos estás castigando porque no te he invitado un lecherito con canilla en el puerto?

¿Puedo intentar algo en desagravio?

Que todo esté bien.

Se te extraña.

Mucho.


 Enviado por Lennon - 09-febrero-2010 a las 00:34 Enviar mail al autor

 

Maria Teresa, te extranamos, regresa por favor.

Todos los días me asomo para ver si yá llegó mi tranvía y acomodarme en mi vagón... y nada... estás bien?... espero que sí, que todo esté bien contigo y tu familia.

Bueno Mari Tere, yo seguiré pasando todos los días con la ilusión de encontrate.

Te mando un abrazo fuerte con mucho carino.

También aprovecho para saludar a todos mis companeros de viaje.


 Enviado por Liliana - 08-febrero-2010 a las 23:03 Enviar mail al autor

 


Donde se nos ha ido Señora??
Se extraña mucho el leerle...

 Enviado por A Contraluz - 08-febrero-2010 a las 10:52 Enviar mail al autor

 

María Teresa, Ojalá y todos tus asuntos marchen bien en este año que comenzó pero también, sincera y egoistamente, deseo que te sea posible mantener este maravilloso espacio, se te extraña muchísimo por acá. Salud y amor para ti y los tuyos y gracias, gracias por el tranvía.

 Enviado por Caro - 06-febrero-2010 a las 09:59 Enviar mail al autor

 

Quisiera decirle a Maria Teresa Priego que aprendo mucho de sus textos, siento que me transforman, que es una tipaza y que por favor no deje de escribir. Gracias.

 Enviado por Cass - 27-enero-2010 a las 15:48 Enviar mail al autor

 

Maritere: Espero que vuelvas pronto. Un saludo.

 Enviado por Apache - 21-enero-2010 a las 14:44 Enviar mail al autor

 

Hola Marytere... KBK69... en "stand by"... Saludos... Feliz Año...

 Enviado por KBK69 - 21-enero-2010 a las 10:47 Enviar mail al autor

 

Señora bonita, le extrañamos. Seguimos en espera de la llegada de nuestro transporte de la imaginaciión y del corazón.... Ojalá que todo este bién, y aquí seguiremos en el andén.

Saludos.


 Enviado por A Contraluz - 20-enero-2010 a las 11:20 Enviar mail al autor

 

Maria Teresa querida Te mando un abrazo grande, te extrañamos

 Enviado por DITA - 20-enero-2010 a las 10:32 Enviar mail al autor

 

Hola María Teresa.

Paso a dejarte un abrazo muy afectuoso a tí y a todos los tranviarios. Hasta pronto.


 Enviado por TeGedora - 19-enero-2010 a las 17:46 Enviar mail al autor

 

Hola Maritere: Eséro que te encuentres bien. Ojala pronto nos escribas de nuevo, la verdad me hace falta. Un abrazo.

 Enviado por Luz - 19-enero-2010 a las 11:25 Enviar mail al autor

 

Senora bonita, hasta cuando llegará nuesto transporte de la imaginación y del corazón?? la extrañamos....

 Enviado por A Contraluz - 19-enero-2010 a las 10:36 Enviar mail al autor

 

Que onda? ya pasó un mes y no tenemos noticias tuyas... ya no habrá más Blog?

 Enviado por sillyrabbit - 19-enero-2010 a las 10:15 Enviar mail al autor

 

Maria Teresa: feliz año, mucha salud, amor y alegría abrazo fuerte desde Santiago de Compsotela alinita

 Enviado por alina sanchez - 13-enero-2010 a las 05:20 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

Espero que todo esté bien.

Te extrañamos.


 Enviado por Lennon - 13-enero-2010 a las 01:16 Enviar mail al autor

 

¡Felicidad, salud y éxito este nuevo año a los tranviarios! Y un fuerte y afectuoso abrazo a María Teresa Priego. Gracias por tus palabras. Por tu inteligencia. Por tu sensibilidad. Por todo lo que compartes, gracias. Que sea un mejor año, este 2010. Va un brindis para que continúe este viaje en el Tranvía llamado Deseo!

 Enviado por Suzanne - 31-diciembre-2009 a las 19:36 Enviar mail al autor

 

hola a todos, Maria Teresa, un agran abrazo ¡feliz añ! y sigas tan creativa, imaginativa, tan apasionada en lo que escribes, pese a todos los sinsabores que considero todos los tranviarios vivimos, en lo personal doy gracias a mi Dios, el permitirme cerrar otro año más de vida, agradezco todo lo bueno, lo malo es sin duda un aprendizaje más una experiencia escrita en mi vida, que me hizo crecer, madurar aún más, a ver la vida desde otras perspectivas, buscarle respuestas a momentos inquietantes. ojala y espero de todo corazon poder continuar en este tranvia que si bien muchas veces estuve ausente, no me perdia la delicia de leerte Maritere y leer claro a todos los compañeros, algunos muy asiduos y otros no, pero al fin de cuentas han formado parte de la historia fantástica de este hermoso tranvia. ¡¡¡¡ Feliz año a todos!!!!!!! mis mejores deseos para todos, y que este año 2010, podamos cumplir nuestros sueños y aspiraciones. Salud!!!!!!!!!! (mi copa es de agua eh)

 Enviado por CLIO - 31-diciembre-2009 a las 11:44 Enviar mail al autor

 

María Teresa, te deseo un año con muchos éxitos en lo profesional, pero sobre todo te deseo muchos logros en lo personal, que siempre estés rodeada de amor, de risas y pláticas con los hijos, de paz en tu vida, de imaginación para crear.

Gracias María Teresa porqué este año que termina tengo que valorar tu calidez, tu fuerza para hacer que esta mujer recordará tantas cosas, buenas o no tan buenas, gracias por dejar que mis comentarios se vuelvan epístolas interminables seguidas con letritas rosas o moradas (Aún no lo sé)

A mis compañeros de viaje, mil gracias por aguantar mis comentarios, por compartir sus vidas, y mil gracias a cada una de las personas que siempre aportaron a este hermoso espacio.

Un abrazo a todos los tranviarios, que sea un año lleno de optimismo. Feliz 2010, y vayámonos a celebrar que vivimos el 2009, con todo y sus asegunes, fue un año de crecer, al menos aquí. Salud ¿Ya se pusieron la ropa amarilla o roja?



 Enviado por Menospausas - 31-diciembre-2009 a las 08:05 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

2010 será un año sin duda difícil para muchos. Para unos cuantos será lo mismo: jauja a costa de los demás.

Ojalá que para ti y tu familia sea de paz, tranquilidad, salud, bienestar en general.

Ojalá que mantengas tu blog y nos permitas desahogarnos aquí cada semana, ansiosos por ver las letras lilas de tus respuestas personales.

Ojalá que TODOS mantengamos este interesante espacio de reflexión y cordialidad.

Feliz año nuevo.


 Enviado por Lennon - 30-diciembre-2009 a las 02:06 Enviar mail al autor

 

Hola Maria Teresa, sólo para desearte felices vacaciones, que las disfrutes muchísimo en companía de tus seres queridos, espero que hayas pasado la Navidad rodeada de amor, alegría, salud y paz.

Y para el ano nuevo deseo que logres todos tus suenos y anhelos, que tengas mucha salud física y emocional, que Dios colme de bendiciones a tí y a toda tu familia.

Recibe un gran abrazo de mi parte

Te admiro, te respeto y te quiero mucho

!!!MUCHAS FELICIDADES!!!

Liliana


 Enviado por Liliana - 28-diciembre-2009 a las 20:05 Enviar mail al autor

 

Estoy un poco extenuado con las celebraciones navideñas.

Me ha ido bien, no me puedo quejar.

Pero siempre hay algunos detallitos que ojalá algún día pueda corregir.

Que la pasen muy bien lo que resta del año y que 2010 no sea tan... difícil como amenaza ser.


 Enviado por Lennon - 27-diciembre-2009 a las 02:36 Enviar mail al autor

 

Saludos Ma. Teresa a tí y a todos los compañeros del tranvía. Les mando un gran abrazo y que tengan unas excelentes vacaciones

 Enviado por lunaria - 23-diciembre-2009 a las 12:07 Enviar mail al autor

 

HOLA BUEN DIA A TODOS!!!!!!!!!!! DESDE HACE MUCHO QUE NO ACCEDO A ESTE ESPACIO HERMOSISIMO Y CON EL CUAL ME HE IDENTIFICADO MUCHISIMO. NO HE PODIDO COMENTAR NADA, AUNQUE, MARITERE SI TE LEO ESTOY PENDIENTE, PERO PUES POR EL TRABAJO Y OTRAS CUESTIONES NO DISTRIBUYO MI TIEMPO PARA PARTICIPAR. HOY ME DESPERTE DECIDIDA A SUBIRME NUEVAMENTE AL TRANVIA, ME INQUIETABA ALGUNAS OCASIONES QUE ABRIA EL BLOG Y NO ENCONTRABA NADA NUEVO, MUCHAS VECES ME PREGUNTABA ¿QUE LA PASARA A MARIA TERESA? SI SE TE EXTRAÑA. MIL DISCULPAS QUE NO COMENTE NADA EN RELACIÓN AL TEMA, PERO, MI INTENCIÓN ES DESEARLES A TODOS UNA MUY FELIZ NAVIDAD, QUE LA MAGIA DE ESE DIA TAN ESPECIAL LES LLEGUE A TODOS, Y QUE HAGAMOS CONCIENCIA DEL MOMENTO EN QUE ESTAMOS VIVIENDO, QUE NOS DEPARA EL DESTINO, NO TANTO DESDE UN PUNTO DE VISTA PERSONAL, LA FAMILIA, LA PAREJA, SINO, NUESTRO CONTEXTO NATURAL QUE ESTAMOS HACIENDO DE ELLA. UN ABRAZO PARA TODOS Y QUE LAS BENDIONES DE NUESTRO SEÑOR LOS ACOMPAÑE SIEMPRE, Y LOS PRODIGA DE AMOR, MUCHA PAZ Y SOBRE TODO SALUD Y PROSPERIDAD. MARITERE ESPERO PODER SEGUIR SIENDO PARTE DE ESTE TRANVIA Y PODER SUBIR A EL, UN ABRAZO PARA TI Y TU FAMILIA, AL IGUAL PARA TI ANA ISABEL. BESOS, BYE. FELIZ NAVIDAD.

 Enviado por CLIO - 23-diciembre-2009 a las 11:51 Enviar mail al autor

 

Creo que la madre reconoce con su gesto de “la cachetada con guante blanco” un me equivoque…un no supe cómo manejar el tener un hijo genio o artista ¿Quién lo inspiraba o le daba las cosas para usar disfraces? ¿Por qué los juegos con tantos disfraces?

El tuvo el don de pintar, supongo que otros genios o niños maltratados no logran expresarlo más que de manera violenta, si, esos niños que nacen en un hogar parecido al suyo, con un padre que aquí solo mis pistolas truenan ¿No es un poco irónico tener un encendedor en forma de pistola de calibre 22 y amenazar en broma a la periodista? Supongo que algo debió influir la conducta del padre, supongo que otros salen con cuernos de chivo o con una navaja y matan…. ¿La madre solo tenía ojos para el padre? ¿Se sentía abandonado por ella?

Esta historia, me parece muy fuerte, cómo seguro habrá historias más fuertes en la vida de los Maras o los Zetas….él no pudo amar, ni mucho menos sentirse amado, pero al final lo que deseaba era que cuando muriera dejar a su muñecos y ser enterrado junto a ella ¿No significa que la había comprendido y aceptado? ¿No significaba que la necesitaría hasta en la muerte?

Me dejas muy inquieta con esta historia, soy una neófita, en este pintor, me pondré a buscar en el Gran hermano Google, que todo lo ve y todo lo enseña, la fotografía de él con su muñeco me recuerda a Oscar Wilde ¿No se parecen?

Se que mis preguntas puedan ser tontas, que puedan ser tardías para merecer unas letritas rosas, pero lo hago porqué la más c….que bonita me dijo que los silencios suenan más que las palabras, creo que me gusta llegar más fresca, pero creo que nunca es tarde para llegar a tomar el Tranvía.

Gracias a las que pensaron mucho en mí el día de ayer, en las ausencias y los silencios. Un abrazo para ti y para todos los compañeros


 Enviado por Menospausas - 17-diciembre-2009 a las 14:24 Enviar mail al autor

 

Buenas tardes María Teresa y compañeros de Tranvía, un poco tarde esta vez, tenías razón el martes por la noche esta no musa, ni Diosa se fue de fiesta. Así que ayer me saltaban las letras y las pinturas, el día de hoy leí con atención la historia de Julio Galán. Es una historia tan fuerte que las preguntas que haces al final me hacen pensar en que he vivido mi niñez en un paraíso. Claro que no, que hay de historias a historias y que cada quien las manejamos de una manera diferente.

Qué difícil ser un artista nato, un genio y nacer en una familia de Múzquiz. En una zona tan desértica, nacer en Nueva Rosita ¿Has pasado por ahí? Creo que una temporada mi mamá vivió ahí con su mamá y su familia, al pasar por ahí siempre nos señalaba el pueblito. Bueno la historia me trajo a Dalí a memoria, no se porqué pero eso me paso ¿No se disfrazo Dalí siempre Dalí? ¿No busco en Gala a la madre? No lo se, pero esas ideas me saltaron.

Creo que hay un gran sufrimiento en Julio Galán, lo que dice del padre que no amaba a su madre, su madre que amaba solo al padre ¿No sería que ellos no sabían manejar a un hijo genio? ¿No sería que los padres no tenían la capacidad de verlo cómo alguien diferente? ¿Cómo culparlos? El tuvo la oportunidad de salir, viajar, pero no se dio el lujo de amar ¿No se podía amar a él mismo?

(Sigue)


 Enviado por Menospausas - 17-diciembre-2009 a las 14:23 Enviar mail al autor

 


María Teresa querida: vuelvo únicamente para agradecerte las palabras rositas con que me contestaste. Tu respuesta tendré que pensarla un buen rato, porque es muy profundo lo que dices. También creo que tal vez no quería dejar ese dolor, porque con él creaba y se engrandecía con sus creaciones. Que no necesariamente estaba interesado en sanar heridas. Por otra parte, el club ya mencionado, cada vez cuenta con más adhesiones, si no apareces aún en la lista es porque eres más bonita que c... Les mando a todos un fuerte abrazo de muégano para mitigar el miedo y el frío.

 Enviado por Ana Isabel - 17-diciembre-2009 a las 10:38 Enviar mail al autor

 

María Teresa: Muchas, muchas gracias por contestarme cómo lo hiciste. Mira, yo creo que la fuerza viene de saber que algo anda mal y que no puede volver a repetirse. Que los demás no pueden ser víctimas de lo que una sabe que hace daño. Cortar de una vez y para siempre lo que a una misma y a otros le ha hecho mal. Dejar el egoismo para cambiarlo por el "yo hice algo, no permití que pasara de nuevo". Y bueno en el caso de mis hijos (los dos de 14 años, cuates, cómo se dice, varones, chamacos de bien), pues su chamba es el estudio y el deporte y oir la radio, y a sus padres comentando el mundo, sabiendo que se les quiere, y que si le hechan ganas no van a conocer nunca esos infiernos, cómo tú los llamas. Yo creo que dejar el pasado por la acción es el camino, para cómo te digo, cortar y acabar una cadena sin fin.

Leí también la amable invitación de Ana Ma. y bueno, me informo. De todo se aprende. Sobre tus tapices no he encontrado nada en un rápido repaso, pero me acuerdo que una vez pusiste una fotografía de uno de ellos, espero no haberlo soñado. Voy a buscar con calma y te prometo disfrutarlo mucho. Y me entendiste bien y te entendí mejor en lo que significan las cosas: en lo bueno que debe ser un mundo superior que haya dejado atrás lo malo y pasar a otro cuarto vestida de nuevos colores al tiempo que se cierra la puerta de ese otro lugar lleno de polvo. Yo lo he logrado muchas veces, casi, casi voy de salida. Ojalá que pronto tú también tires la llave de ese sotano a la basura. Te leo la próxima semana. Búscate por favor algo alegre, que es navidad y los niños necesitamos cuentos con final felíz.


 Enviado por Arcelia Guerrero - 17-diciembre-2009 a las 09:43 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa: Estoy vuelta y vuelta leyendo fragmentos de este tranvía, porque no basta una sola leída para acercarse a Julio ni una sola mirada para comprender sus cuadros. Un gran abrazo y muy buen día para todos los compañeros

 Enviado por lunaria - 17-diciembre-2009 a las 07:26 Enviar mail al autor

 

Cuando mi tía pasaba por mi hermana y por mí, a recogernos a la escuela, mi corazón se agitaba porque yo yá sabía lo que significaba: crisis en mi casa, ella se encargaba de nosotros por el resto del día, siempre nos trató bien, pero yó me sentía muy presionada por ella, por todas las recomendaciones que siempre me hacía a mí por ser la mayor, sentía una carga tremenda (ahora comprendo), como que de mí dependían muchas cosas, bueno, cuando estábamos con ella yo me sentía como en sus ''garras''

La puesta en escena era los domingos, íbamos toooda la familia, mi tíííta con su esposo y mis primos, mis padres y mis hermanos, todos muy bien portados y guapos, lo único que me fascinaba eran los vestiditos ''rococó'' y los listones satinados en mi pelo, parecíamos munequitas mi hermana y yo, mi padre muy guapo, recuerdo que a mí me encantaba agarrarle la mano a mi papá, bueno, la procesión empezaba en las escaleras del atrio de la iglesia, en la entrada siempre nos daba la bienvenida el Padre (el que casi me reganó cuando le fúi a decir lo que pasaba en mi casa), él siempre sonriente nos daba la bienvenida a todos sus feligreses. En ocasiones mi padre o mi madre leían ''la palabra'', mi tía recolectaba las limosnas, todo un teatro, pura hipocresía y falsedad. Yá en las tardes nos incorporábamos a nuestro mundo real, y así era cada domingo.

Si colocara mi alter ego en un fetiche... mmhh... creo que serían mis botellitas de perfume, me encantan los perfumes, procuro comprarlos en las botellitas más artísticas y decorativas que pueda haber, ah, pero no sé porque, nunca me los termino, siempre dejo algo de perfume, tengo muchos anos coleccionandolos y hace poco encontré una vitrinita de cristal en donde se ven preciosas todas mis botellitas, siento que son mi tesoro.

María Teresa y companeros de viaje, que tengan una excelente semana. Tal vez por eso no me gusta ir a las iglesias, mi relación con Dios es directa, sin intermediarios.



 Enviado por Liliana - 16-diciembre-2009 a las 23:20 Enviar mail al autor

 

Hace tiempo que tengo unos cuadernillos, en donde anoto aquello, que me gusta, o que me impacta, una frase, un poema o tal vez algún pensamiento propio, de cuando en cuando releo algo, tal vez una carta a mi madre ( muerta) a mis hijos, y de ahí les comparto ahora:

Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar.

Espantoso juego del amor, en el cual es preciso que uno de ambos jugadores pierda el gobierno de sí mismo.

Justamente de Baudelaire

Los hermanos, esa relación tan simbiótica y eterna….. esa maravillosa relación

Aunque sea tarde te voy a contar que a partir de que tu nos has invitado a ser auto retrospectivos, he empezado a escribir, no un libro, no soy tan listorra, sin embargo, a mi han llegado los recuerdos de relatos, historias, sobretodo de las mujeres de la familia, son como flashazos, pequeñas escenas, me han dado sin embargo para escribir, escribir y escribir, no será de ninguna manera un libro, pero he pensado imprimir una copia para cada una de las mujeres de la familia.


 Enviado por Ana ma. - 16-diciembre-2009 a las 22:27 Enviar mail al autor

 

Hola María Teresa, hola a los tranviarios: Crear para no destruir-se. Esa es quizá uno de las tantas virtudes del arte. Y quienes se dan cuenta de ello desde niños quizá logran hacer más llevadera la vida luego de una infancia dolorosa. Y sí, la vida es hermosa, intensa, pero también tiene sus momentos negros. Es impactante la entrevista con Julio Galán, y más el desenlace de su vida. Este tema de la rabia prohibida vaya que me ha dolido hasta el fondo de mi misma, pero es catártico hablar de ello... y pasa que como le sucedió a este pintor tan particular y tan lúdico, que pese a la rabia que se le llega tener a los padres, uno no deja de amarlos intensa, infinitamente por lo que son y no fueron. Y porque a veces, esa rabia prohibida se convierte en fuerza creadora como sucedió con este artista o en unas ganas de vivir que le hacen a uno romper con los convencionalismos. Un abrazo a todos y gracias a María Teresa por este blog tan pero tan intenso. Monse.

 Enviado por Monse - 16-diciembre-2009 a las 18:00 Enviar mail al autor

 

Cuanto dolor! Como se puede doler tanto la vida de un niño ? Hay tantos niños que sufren dentro de casa, con sus mas proximos, cuando se quiere que los hijos sean la 2a vuelta o la reafirmación de si mismo, tache.

Los niños son tan fragiles!


 Enviado por Ana ma. - 16-diciembre-2009 a las 17:38 Enviar mail al autor

 

Se dice, después de que lo hubiera dicho ya Tolstoi, que las familias felices no tienen historia...Tampoco los artistas felices parecen tenerla. Pensemos en casi todos, por no decir todos... En realidad, cada ser humano, una siniestra y absurda complejidad...Con claroscuros y con sombras... Y algunos nos regodeamos en nuestra infelicidad, y no podemos trascenderla...Otros, los menos, la vuelven arte, música, poema, danza...Los más, asesinan, hieren, golpean. Otros se dejan golpear...Y algunos logran arroparla, o enfrentarla, de la mano de otros...Varios más prefieren estar solos...Luces y sombras...También hay matices, siempre, los matices, qué haríamos sin matices. Lo feo es sentir que no se sabe qué hacer con ese sentir...Y quedarse pensando, sólo pensando, en la buhardilla... A mi hermano le encanta Galán, fuimos hace años a san ildefonso a ver su retrospectiva. Yo tenía algo atorado en el pecho toda la tarde. Igual que ahora, después de leerte... Saludos.

 Enviado por SUZANNE - 16-diciembre-2009 a las 16:53 Enviar mail al autor

 

Hola Maritere, hola a toda(o)s: Se parece un poco a la reflexión de Francis Bacon sobre su vida, el rol de su mamá, su papá, su alcoholismo; no hubo quién frenara los decretos de ese ser enorme contra F niño; qué interesante, gracias.

 Enviado por Apache - 16-diciembre-2009 a las 14:37 Enviar mail al autor

 

Hola a todos.

María Teresa y Tranviarios, ando un poco cansada, tomo vacaciones cibernéticas, afortunadamente yo soy mi propia jefa, por tanto dispongo de mi tiempo y vacaciones de acuerdo a mis necesidades, mi cuerpo y mente ya piden descansar un buen rato, así que las vacaciones decembrinas me caen de película.

Del tema, me inspiro en el exordio que empleó María Teresa, para desarrollar su ensayo, parafraseando a filosofo francés quien dijera: infancia es destino. Esos tres breves vocablos conjugan fórmula mágica de conocimiento para entender el comportamiento humano.

Amigo Aquaman, en el Blog de Manuelito López San Martín, (A las 10:56, 10.57, 10:58, 10:59 y 11:00 hrs.) ¡BIENVENIDO! Te mando un cariñoso abrazo, vaya que te extendiste, mídete, publicaste ochos partes, son muchas, pero sin duda es muy interesante lo que comentas, te leo el próximo año en ese mismo espacio como lo prometiste, invita, de tu grupo de Super Amigos, a la Mujer Maravilla, para que participe los jueves en el Blog de Ricardito Alemán.

María Teresa y Tranviarios, al escuchar las hermosas canciones que sugirió Aquaman, recordé el hermoso poema: Hubo un Hombre, Samuelson Acer,lo publicó en el Blog de Katia D’Artigues, el 19 de diciembre del 2007, a las 16:15 y 16:18, aquí la liga:
http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle4226.html

María Teresa y Tranviarios, nos vemos en el Blog del año que entra, pasen felices vacaciones y fiestas navideñas, sean felices y no se les olvide sonreír.

****Saludos y Besos****


 Enviado por Hormiga Atómica - 16-diciembre-2009 a las 13:40 Enviar mail al autor

 

Hola María Teresa y tranviarios.

Disfruté mucho leer la entrevista a Julio Galán, que maravilla y la manera de la periodista de ir desentrañando lo que hay detrás del personaje, una charla intíma, transparente y rica y su obra es simplemente hermosa. Gracias.

Te dejo aquí el link directo de arte actual, donde posa con su muñeco
http://www.arteactualmexicano.com/app/webroot/files/artistas/Julio%20Galan.jpg

Si colocara ahora, mi alter ego en un fetiche sería una brújula. Te mando un abrazo muy afectuoso y otro para cada compañero de tranvía. Besos para "las más cabronas que bonitas" ja,ja.


 Enviado por Laura - 16-diciembre-2009 a las 12:36 Enviar mail al autor

 

Vengo de pura escapada y me encuentro con un viejo compañero de juventud: Baudelaire. El tema tan maravilloso como la semana pasada, pero mi galán esta de vacaciones, pusimos su Ipod, (el mío es mas rebelde y provocativo que romántico) el día nublado, solos en casa, vamos a ponernos cómodos, …… bueno con dos cubetas de pintura blanca Easy Clean, jajajaj, si…estamos pintando, porque al zafado de mi esposo no le gusta como pinta nadie solo él, y aquí me tienes. Anoche nos dice mi hija, “Son altamente peligrosos solos, a que hora decidieron pintar, par de locos”…espero poder escribir a la hora de la pizza de 30 minutos o gratis.

 Enviado por Ana ma. - 16-diciembre-2009 a las 12:17 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa: Qué mundo tan complejo el de Julio. Qué difícil y doloroso sobrevivir en él inventándolo en cada acto. No cabe duda que hay de infiernos a infiernos. Te mando un gran abrazo y los compañeros del tranvía, también.

RESPUESTA DEL AUTOR: Lunis: Tienes razón...pensé en esas vivencias de las que hemos hablado en varias ocasiones y sí..."hay de infiernos a infiernos"...pero ¡qué talento! "Inventándolo en cada acto.."...es que eso era justísimo al parecer...inventar...inventar-se...inventarlo...¿sabes en qué pensaba? es muy duro...¿qué sucede con las personas que sufren como él, que se viven en ese yo disperso que era el suyo...sin su talento...en un país en el que el acceso al apoyo psicoanalítico, psiquiátrico-psicológico es casi nulo? ¿Que sucede cuando una/uno se vive como un "muñeco inanimado" y no tiene la posibilidad de pintarlo? Cuando una persona se vive en la contradicción grandeza/miseria. Magnificente y mendigo en la que vivió Julio, y está confinado a la soledad...al aislamiento...a la marginación...


 Enviado por lunaria - 16-diciembre-2009 a las 12:17 Enviar mail al autor

 

Querida María Teresa y compañeros de Tranvía. Desde que conocí la obra de Julio Galán me atrapó completamente. Me gustó mucho la entrada de hoy, incluyendo la entrevista y los videos. Por lo que conozco de Julio Galán, me atrevo a contradecirlo, porque sí amó infinitamente y eso lo podrá decir su hermana. Ella aparece en muchísimos de sus cuadros, representada con muchísimo cuidado y amor. Retratada siempre con una belleza impresionante. Gracias por la entrada nuevamente, espero que Lennon y tú no hayan amanecido crudos por el desvelo y los tequilas. Y por lo que leo de Arcelia, bien podría pertenecer a un grupo que formamos en lareddeartemisa, llamado "Las más cabronas que bonitas". Un abrazo a todos los presentes y los ausentes.

RESPUESTA DEL AUTOR: Ana Isabel: Nena, pero ¿qué eso eso de más c...que bonitas...hoy en la noche leeré con detenimiento en Artemisa ¿a qué revolución nos andas invitando....? Es cierto lo que escribes del amor con el que pinta a su hermana...y él mismo habla de su cercanía con ella (por ejemplo en una parte que tuve que editar de la entrevista) pero hay un punto que es interesante: ¿Su hermana es "otra" para él?...¿la concibe como una persona separada de él?...¿o su hermana es él mismo? Un doble suyo, una parte suya en un amor fusionado en el que no hay un tú y un yo diferenciados realmente...como sucede muchas veces en las relaciones muy marcisistas entre hermanos, o padres e hijos...o aún en parejas unidas (en principio) por el amor sexual. Porque si fuera así...lo que tú dices y él dice no se contradice, sino que se complementa....él puede "amar" hacia adentro del clan...allí donde no hay verdadera alteridad (para él) su hermana (además un él en femenino que lo completa, como en el mito platónico) pero lo que no puede hacer es arrancarse de ese amor fusional y atravesar el umbral hacia el amor, más allá de las columnas del Non plus ultra que marca el clan... Él dice que no puede amar ni a un hombre, ni a una mujer, de fondo no hay diferencia, puesto que quizá, lo que no hay, es la posibilidad de concebir la alteridad... Bueno...creo que eres igual de C...que de bonita...(soy testiga...vi la foto)


 Enviado por Ana Isabel - 16-diciembre-2009 a las 11:36 Enviar mail al autor

 

Me falta sensibilidad para identificarme con una vida cómo la del artista. A mí me moldeó el trabajo, desde que tengo memoria. Quizá por eso mi refugio sea el presente. Me gusta estar viva y bien viva. Y ser cabrona y ser madre y tener el gusto de ver a mis hijos sanos y con una vida distinta. No puedo evitar el comentario, quizá hasta sea cruel, pero las personas atrapadas en un sufrir me dan coraje, impotencia... me dan ganas de aventarlas para que se les rompa la botella de vidrio dónde están metidas y que sean libres. Pero no se puede, no están allí porque quieren, sino porque no pueden salirse. Y se me hace triste. Tan bonita la vida. En lo que sí me sentí identificada es en coleccionar algo. Yo compro teteras: chiquitas, grandotas, bonitas, mal hechas. Me recuerdan que todos los días se puede tener un poquito más de cultura, de ser mejor. Se me hacen lo máximo en civilización y buen gusto, y yo que sólo sabía de hierbas hervidas porque no había otra cosa, me siento feliz de usarlas con te de a deveras hoy. Y si se rompe una, a comprar otra, que aquí no ha pasado nada. Un abrazo de corazón, María Teresa.

RESPUESTA DEL AUTOR: Arcelia: creo que Julio G. también se moldeó en el trabajo, comenzó a pintar muy joven, fue muy muy disciplinado y murió a los 47 años con una obra muy vasta, de mucha experimentación y de muchas búsquedas. Creo, que a él también le hubiera gustado sentirse vivo...y lo dices tú con mucha claridad: no podía salirse..y sí es muy duro y sin embargo, que regalo para otros, que esa libertad de sentir (lo que hubiera deseado sentir)que no tuvo en su vida, la haya apresado en su obra. Tuvo el inmenso valor de enfrentarse, solo, desnuda ante su lienzo amenazante y crear esa obra... Creo que tenemos que hacer un Tranvía de las colecciones.... Cada quien tiene sus metáforas, sus fetiches...las teteras te simbolizan un buen gusto en el que tú colocas tus metáforas, tus deseos...el camino que has andado en tu vida...desde las "hierbas hervidas", como escribes, pero quizá, para otros "sus hierbas hervidas" de infancia y adolescencia son la soledad y el desamor...sus "teteras" entonces, serían, la posibilidad de amar como desearían. La posibilidad de sentirse amados. Quizá una se desespera ante ciertas vivencias (no es cruel, es como impotencia quizá de no poder hacer nada)porque una tiende a valorar las dificultades del camino a partir de sus propios caminos. Retos, esfuerzos, carencias superadas...y entonces una podría decirse: "Si yo vengo de hasta por allá, porque esa otra persona no puede liberarse partiendo de una circunstancia más (aparentemente) afortunada"... Quizá porque su "hasta por allá" es muy distinto pero es muy real, y no tengo las herramientas para aprehenderlo. Quizá su circunstancia, no era ni remotamente afortunada...aunque ese otro u otra creciera entre vajillas de limoges y cubiertos Christofle... ¿Qué somos sin amor? sin eso que tú escribes: la posibilidad -que fluye- de sentirse vivos. Hay quienes tienen que "ganarse la vida" en términos emocionales con una brutalidad que conmueve y asusta, pero que está. Me da mucho gusto escucharte hablar de lo que has logrado para tus hijos...de esa "vida distinta", que tú querías/ quieres para ellos... ¿Cómo saber qué "salva" a una persona y la lleva a jalar hacia adelante en todos los territorios de la vida... Quizá podríamos comenzar a indagarlo con una pregunta que me llega de pronto (junto con la luz que se había ido)¿de dónde viene tu fuerza Arcelia? ¿de dónde? ¿Viste que ya Ana Isabel te invitó a su grupo de revoltosas en su blog? Te voy a compartir mi "tetera"...si tienes tiempo ¿la buscarías en internet? quizá te guste...son los gobelinos de unicornio...mi super preferido lo encuentras en La dama del unicornio....ay manis...vi ese gobelino y sentí eso que tú dices: la oleada civilizatoria....también me pasó con las pelis de Visconti...un abrazo para ti también, y para tus chamuquitos (¿son niños o grandecitos?)


 Enviado por Arcelia Guerrero - 16-diciembre-2009 a las 09:48 Enviar mail al autor

 

María Teresa Priego (02:00)

¿Va contigo? ¿El infierno femenino?

Uuuuyyy.

¿O así se llama el cuadro?

Nada me gustaría más que mantenerme aquí platicando contigo, ahora que estamos solos y tú estás tomando tequila, pero mañana es un día pesadísimo para mi y me temo que pagaré las consecuencias de esta extraña corazonada.

Que la pases muy bien.

Salud.

RESPUESTA DEL AUTOR: Lennon: el infierno es un elemento de la pintura del voyerista, si te fijas en la parte inferior, hay una mujer muy linda, una especie de ser mágico...rodeada de llamas.... En realidad, estaba yo aferrada como demente en subir pinturas de Julio y su foto con su muñeco...creo que en el Universal lograron en dos minutos lo que me implicó una interminable y poco fructífera travesía....


 Enviado por Lennon - 16-diciembre-2009 a las 02:07 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

Esto ya me preocupa. Estaba por apagar la computadora y sentí que debía regresar a ver tu blog.

¡Y me encuentro un recado tuyo! ¡Además de pleito!

Valga que no estaré a tiro durante el día.

Dice Serrat (sobre las musas): andarán de vacaciones...

Así las Diosas de la tecnología Santa Bit y La Beata Google, han de estar de vacaciones... medio despistadas y echándole de reojo un lente al blog.

¿Un tequila?

¿No podrían ser dos?

Yo ni ruido hago.

Tampoco ayudo gran cosa con estos fierros, pero te lo juro que no estorbo...


 Enviado por Lennon - 16-diciembre-2009 a las 02:02 Enviar mail al autor

 


Por cierto Lennon... el infierno está en femenino. (el del voyerista) Va..."Conmigo"......

 Enviado por María Teresa Priego - 16-diciembre-2009 a las 02:00 Enviar mail al autor

 


Lennon: justo me peleaba contigo cuando el mail desapareció...qué barbaridad, ni a tan altas horas puedes ser clemente...mira, las Diosas no están en las iglesias....sino en los templos...Palenque...Chichen Itzá...Comalcalco....Uxmal...también en las islas sagradas.....pero tengo la impresión de que hoy andan de fiesta...sin tiempo para reparar en las miserias blogueras.....unos minutos de intento más....¿Verdad que es una entrevista estremecedora? lo que dice...y lo que dice sin decir....me voy a servir un tequilita fijate tú.... Último intento....

 Enviado por María Teresa Priego - 16-diciembre-2009 a las 01:41 Enviar mail al autor

 


!Diosas siganme echando una manita.....! pero ¿qué tienen contra Julio Galán?....Diosas mustias....

 Enviado por María Teresa Priego - 16-diciembre-2009 a las 01:27 Enviar mail al autor

 

Acabo de constatar que las Diosas de la tecnología tienen algo contigo.

¿Dónde puede uno sumarse a esa iglesia?

Ya está a la vista la pintura... ¿de un vouyerista con capa?


 Enviado por Lennon - 16-diciembre-2009 a las 01:27 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

A esta hora no se ven las imágenes que mencionas. Ojalá en el transcurso del día puedan técnicamente hacerse visibles para nosotros.

Escribo apresurado, pero impactado por la entrevista que reproduces.

No puedo menos que sufrir en carne ajena, porque las historias que están detrás de esas anécdotas de infancia, esa violencia simbólica, son dolorosas. Pero tuvieron una salida feliz, con el arte de por medio y el reconocimiento que finalmente tuvo su obra.

Yo no sé si me he sentido, como planteas, en alguna ocasión parte de un guión que otro escribe. Solemos tener una debil legibilidad del entorno (Enzensberger) y también mirar muy poco hacia nosotros mismos. Somos, en ese sentido, algo desaprensivos y superficiales.

Pero hay momentos en los que uno siente las ganas de que el mundo se detenga para bajarse un poco, contemplarlo desde fuera y, si es el caso, decidir reincorporarse o no.

También hay días en los que siento claramente que el tiempo se me echa encima. Que me avasalla. Que me arrastra y no hay remedio.

Eso por lo que hace a no tener control sobre lo que puedo hacer. Pero también a esas sensaciones suele sucederlas una convicción de racionalidad: así es y punto.

Por trabajo no podré leerlos hasta la noche. Que pasen un buen día.


 Enviado por Lennon - 16-diciembre-2009 a las 01:24 Enviar mail al autor

 


!Diosas de la tecnología! que esta pintura sí suba...."Nací con calentura"...

 Enviado por María Teresa Priego - 16-diciembre-2009 a las 00:58 Enviar mail al autor

 


Va una pintura de Julio Galán....

 Enviado por María Teresa Priego - 16-diciembre-2009 a las 00:36 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
María Teresa Priego

Tabasqueña. Feminista (tendencia retro) Estudió Letras en la Universidad de Monterrey. Diplomado en Historia del Arte en Roma. Maestría en Estudios de lo femenino en París VIII. Vivió en Suiza y en Estados Unidos.

Integrante del Comité Editorial de Debate Feminista. Fundadora del Instituto de Liderazgo para Mujeres Simone de Beauvoir. Traductora. Divanera compulsiva. Aprendiz de psicoanálisis. Fóbica del avión. Los elevadores y la vida social intensa. Es muy feliz en las bañeras, los mares, los ríos, las lagunas y la lluvia. La existencia de Plutón, es su más rotunda certeza científica.

Autora del libro de cuentos “Tiempos oscuros”. Cuentos en antologías de Cal y Arena. Planeta y en Debate Feminista.

Ha colaborado en distintos periódicos y revistas, desde hace cuatro años es articulista en la sección de Opinión de EL UNIVERSAL.


Entradas anteriores
 
La rabia más prohibida
 
Refugios contra la violencia. Romper el aislamiento y el silencio.
 
Una hamaca en la plaza Santo Domingo y atisbos a la enseñanza de Lévi Strauss.
 
¿Qué es una mujer? II
 
Mafaldita ¡Auxilio! ¿Qué es una mujer? (Primera parte)
 
La isla y el pirata
 
Nos acompañan los muertos
 
Los amantes de Brest. Nuestra noveletta colectiva.
 
¿Y si escribimos nuestra noveletta colectiva?
 
Pasiones imaginarias II. ¿Y si esa historia sí continuara?
 

Calendario de búsqueda