aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Una ley para la convergencia entre Azcárraga y Slim
14-julio-2014
Ir a la portada del BlogComentarios: 3 Lecturas: 51723 Ir a los comentarios

 
 
Un logotipo, un objetivo

Mientras en la Cámara de Diputados se aprobaba, luego de la una larga jornada, la nueva Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, el multimillonario Carlos Slim anunciaba el 8 de julio su decisión de vender parte de los activos de su joya, América Móvil, para dejar de ser agente económico preponderante en el sector de las telecomunicaciones y evitar así la regulación asimétrica que le impuso el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y los legisladores del PRI y otros partidos en la nueva legislación secundaria.

En México, América Móvil tiene el 80 por ciento del mercado de telefonía fija y 70 del mercado de telefonía móvil. Ambos porcentajes están muy por encima del límite de 50 por ciento que se estableció en la Constitución, por lo que América Móvil fue declarada como preponderante.

¿Qué implica esta operación?

HACIA EL TRIPLE PLAY

Se ha dicho que con esta recomposición, Slim tomó una decisión acertada para, por una parte, dejar de subsidiar, por unos 11 mil millones de pesos, a sus competidores ante la obligación que se le impuso de compartir su infraestructura gratuitamente, y por la otra, de que al dejar de ser preponderante estará en posibilidades de que le quiten el candado para ofrecer televisión de paga y en consecuencia servicios de triple play (televisión, internet y telefonía) en sus redes. Incluso, podrá acceder a la retransmisión de los canales de Televisa de manera gratuita y hasta comprar empresas de televisión por cable.

Para América Móvil entrar a la convergencia tecnológica se había convertido en un objetivo prioritario. Al respecto, Jorge Fernando Negrete, director de Media Policy&Law, precisa: "Como lo han señalado compañías como Ericsson, Cisco y Alcatel-Lucent, el video será uno de los principales generadores de tráfico de datos en la red y, por lo tanto, de ingresos para las empresas de telecomunicaciones, por lo que estar fuera de este servicio implicaba condenarse a la ineficiencia de la red, inversiones postergadas, falta de evolución tecnológica y, sobre todo, débil crecimiento de utilidades".

Ayer Mario de la Cruz, jefe de Relaciones con Gobierno y Política Tecnológica de Cisco, dijo a Carla Martínez de EL UNIVERSAL que en cuatro años habrá alrededor de 313 millones de aparatos conectados a internet y el tráfico de video por internet a la televisión crecerá 13 veces en el mismo lapso. "En México, para 2018, el 54 por ciento de la población estamos estimando que va a tener acceso a internet, 2.4 conexiones por dispositivo per cápita y 51 por ciento de todas las conexiones van a ser a través de dispositivos móviles".

Otro dato interesante es que en México, en promedio la televisión de paga presentó un crecimiento en los últimos cinco años de 18 por ciento, frente al aumento de 3.4 por ciento que tuvo la telefonía celular. Una diferencia importante, pero para los actuales y futuros operadores de la televisión de paga aún hay mucho que hacer para lograr los ingresos de la telefonía móvil: 46 mil millones de pesos anuales, que facturan ellos, contra los 208 mil millones de pesos, que captan los concesionarios de telefonía móvil.

UN TERCIO DE AMÉRICA MÓVIL, EN VENTA

Sobre esta decisión de Slim, mucho se ha escrito en los últimos días y horas.

Se ha especulado, por ejemplo, que los activos que podría vender América Móvil tienen un valor de alrededor de 20 mil millones de dólares, aunque otras cifras estiman que la operación podría ser menor, de 12 mil millones de pesos. Sea un dato u otro, es muchísimo dinero. Accival, una institución financiera, dice que América Móvil tendría que vender 22 millones de usuarios de telefonía móvil, de los 73 millones que tiene a la fecha, así como 4 millones de telefonía fija, de alrededor de 14 millones de clientes de la empresa para dejar de ser preponderante.

También se ha dicho que sólo empresas globales estarían en posibilidades de comprar un tercio de América Móvil. Incluso se ha especulado que podrían ser Verizon Wireless, Vodafone y AT&T.

AT&T vendió en junio pasado a Slim su participación en el grupo mexicano por 5 mil 565 millones de dólares. Paralelamente, el que es considerado el operador de telefonía más grande de Estados Unidos pagará 48 mil 500 millones de dólares, entre acciones y efectivo, más una deuda por 18 mil 600 millones por DirecTV, cuyo mayor accionista es Warren Buffet. De aprobarse, sería la cuarta fusión más grande en la historia de las telecomunicaciones. DirecTV es socia de Sky México, que a su vez es controlada por Televisa. ¿Slim vendería a AT&T, que ahora es socio de Televisa? Hay quien lo duda, pero no debe descartarse la posibilidad.

¿TODO EN MANOS DE FAMILIA SLIM?

Se ha comentado en el sector que la operación no necesariamente implica que activos en venta de América Móvil queden en manos distintas de las de la familia Slim. Esto es, la operación podría realizarse entre algunas empresas que ya tiene el señor Slim. Parece una simulación, pero legalmente es posible y se pone de ejemplo lo ocurrido a principios del siglo pasado, cuando el monopolio de la petrolera Standard Oil fue dividido en 37 diferentes corporaciones por orden del Tribunal Superior de Justicia de Estados Unidos, que consideró a la compañía demasiado grande y poderosa en la industria como para continuar unida. Aun así, Rockefeller continuó manteniendo el 30% de las acciones de todas esas compañías y su familia continuó manteniendo la mayoría del resto de las acciones, por lo que su fortuna no se vio afectada. ¿Algo similar podría suceder en México con Slim y América Móvil?

Y quizás por ello el optimismo del mercado. Al día siguiente del anuncio, las acciones de América Móvil repuntaron más de 9.0 por ciento en las bolsas de México y Nueva York, tras venir cayendo como consecuencia de la nueva ley. Los días siguientes, Slim continuó ganando en los mercados de valores.

UNA EMPRESA GLOBAL

¿Por qué la confianza de los inversionistas?

Una de las razones es que América Móvil es una empresa global, con una base de 350 millones de suscriptores en 18 países latinoamericanos y Estados Unidos. En Estados Unidos es el sexto operador de móviles y en América Latina es el operador de televisión de paga más importante.

También posee 30 por ciento de la empresa telefónica holandesa KPN y casi 24 por ciento de la austriaca Telekom. Slim de igual manera está involucrado con otros proveedores de contenido digital. Tiene más de 8 por ciento en el New York Times y 11 por ciento de participación en Shazam, una aplicación para teléfonos inteligentes que permite a los usuarios encontrar y descargar canciones.

Paralelamente ha desarrollado proyectos de televisión por internet como Uno TV, en México, y Ora.Tv en Estados Unidos. Y por si fuera poco, tiene equipos de futbol y los derechos exclusivos de transmisión televisiva en América Latina de los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil que compró el año pasado.

Así que los tamaños de América Móvil son un soporte de hierro como para desprenderse de activos en México, sin que la afecte, como se ha podido demostrar, y porque la expectativa es que deje de crecer en un servicio particularmente (telefonía móvil), pero se desarrolle en otro (televisión y servicios de triple play).

DOS O TRES JUGADORES Y ALIANZAS

En todo caso, lo que vemos es la disputa por el mercado convergente entre dos o tres grandes jugadores: Televisa, América Móvil y una nueva empresa o bien la relacionada con los intereses del señor Slim.

Esto no significa que no haya otras empresas en los sectores de la radiodifusión y las telecomunicaciones que se disputen el pastel, pero es indudable que serán sólo los conglomerados mencionados los que marcarán las reglas del juego. Por lo mismo se prevé que haya nuevas concentraciones, fusiones, venta de acciones o alianzas estratégicas entre las pequeñas y medianas empresas del sector (telefónicas y cableras), lo que derivará en mayor concentración en el sector de las telecomunicaciones, justo lo que se evitaba con la reforma.

¿DEMOCRATIZACIÓN?... PARA LA OTRA

Ante un panorama así, la democratización de los medios y las telecomunicaciones, así como la diversidad y pluralidad prometidas con la reforma de telecomunicaciones no se lograrán. A cambio de los reacomodos del jugoso negocio de las telecomunicaciones, sólo hubo "galletitas" insípidas para la sociedad, como el no pago de la larga distancia el próximo año y otros supuestos logros alcanzados por la nueva ley y reproducidos reiteradamente en la televisión, la radio y las redes sociales. En el tintero se quedaron las promesas para fortalecer los medios comunitarios, los medios públicos, los derechos de las audiencias, incentivar la producción nacional independiente y establecer las reglas de propiedad cruzada, entre otras. Por eso nos decepcionó tanto la nueva ley del presidente Peña Nieto, ahora intitulada Peña-Televisa-Slim. Por algo será.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Es lamentable ver como las reformas afectan las redes de comunicacion de un pais, y que los beneficios sean muy poco para sus usuarios, considero que deberia mejorarse una estrategia e donde se mejoren los costos de los planes y servicios prestados para mantener informados a sus ususarios.Me gustaria aportar este nuevo portal de http://www.tecnologia-online.net/ en ella podras encontrar mucha informacion sobre lo ultimo en tecnologia.

 Enviado por Marta Leguia - 28-julio-2014 a las 13:05 Enviar mail al autor

 

Una pena lo que paso con la reforma de Telecomunicaciones, mientras se jugaba el mundial se paso todo muy rápido y apenas no dimos cuenta de lo mal que quedo esta reforma, yo con mi empresa de diseño de tiendas virtuales tenia la esperanza de que algo mas sustancial cambiara, para poder ofrecer un mejor servicio, aunque para nada desprecio el que con la llamadas larga distancia me voy ahorrar unos pesos cuando les hable a mis clientes, pero pensaba yo en que tal ves podrían mejorar los precios en el acceso a internet para celulares y casas, pero cada ves lo veo mas difícil y me da mucho coraje lo barato que es este servicio en otras países y en México no podemos hacer nada para pelear contra el esos monopolios que poco a poco se van apoderando de todo el país.

 Enviado por Adrian Ramires - 14-julio-2014 a las 01:44 Enviar mail al autor

 

No es ninguna novedad, pero lo más importante es que el Estado mexicano lleva 40 años sin tutelar los intereses colectivos. ¡Qué digo sin tutelar! minándolos siempre y en todo lo posible. La historia de este abandono y derrota --en parte, por disfuncionalidad progresiva (en sus modos) de las políticas pro-populares y nacionalistas-- es complicada y además ignoro todos los detalles. Apenas me alcanza para tener un par de dudas. Está claro que en lo tocante a la televisión, el Estado (via la SEP) siempre se lavó las manos sobre el valor educativo (o mucho más generalmente, criminalmente anti-educativo) de los contenidos. Me imagino que en un primer momento pudo haber un trueque: a cambio de la propaganda infiltrada desde los noticieros, Azcárraga obtuvo del PRI una absoluta carta blanca para hacer "tele para jodidos". (Al respecto puedo imaginarme que sólo más tarde la empresa habrá descubierto que tratar a la ciudadanía como rebaño de tarados poseía su propio valor estratégico, y por sí mismo podría ofrecerse como un valor de cambio frente al Estado.) Mi primera pregunta es: ¿esto lo habrán descubierto sobre la marcha, o habrá habido un trueque tradicional y paralelo, que ya estaba vigente desde la época del 100% radio + prensa? La segunda cuestión sería: ¿cabe que hubiera una estrategia incluso anterior, conscientemente aplicada (sin continuidad): acá desde la Colonia, y en Europa, acaso pronto con algunos de los primeros diarios? (Recuerdo haber leído que Goethe ya abominaba de los periódicos, en general, y eso que en su tiempo la mayoría quizá serían quincenales, y sin línea.) En suma, ¿cuáles habrán sido los primeros barruntos de la teoría o reflexión explícita sobre la manipulación? ¿y cuáles serán los "clásicos modernos" de esta lucrativa disciplina? (Doy por hecho que los pedagogos de la chabacanería no siempre se han conformado con el instinto).

 Enviado por José de Teresa - 14-julio-2014 a las 10:28 Enviar mail al autor

 

Es lamentable ver como las reformas afectan las redes de comunicacion de un pais, y que los beneficios sean muy poco para sus usuarios, considero que deberia mejorarse una estrategia e donde se mejoren los costos de los planes y servicios prestados para mantener informados a sus ususarios.Me gustaria aportar este nuevo portal de http://www.tecnologia-online.net/ en ella podras encontrar mucha informacion sobre lo ultimo en tecnologia.

 Enviado por Marta Leguia - 28-julio-2014 a las 13:05 Enviar mail al autor

 

Una pena lo que paso con la reforma de Telecomunicaciones, mientras se jugaba el mundial se paso todo muy rápido y apenas no dimos cuenta de lo mal que quedo esta reforma, yo con mi empresa de diseño de tiendas virtuales tenia la esperanza de que algo mas sustancial cambiara, para poder ofrecer un mejor servicio, aunque para nada desprecio el que con la llamadas larga distancia me voy ahorrar unos pesos cuando les hable a mis clientes, pero pensaba yo en que tal ves podrían mejorar los precios en el acceso a internet para celulares y casas, pero cada ves lo veo mas difícil y me da mucho coraje lo barato que es este servicio en otras países y en México no podemos hacer nada para pelear contra el esos monopolios que poco a poco se van apoderando de todo el país.

 Enviado por Adrian Ramires - 14-julio-2014 a las 01:44 Enviar mail al autor

 

No es ninguna novedad, pero lo más importante es que el Estado mexicano lleva 40 años sin tutelar los intereses colectivos. ¡Qué digo sin tutelar! minándolos siempre y en todo lo posible. La historia de este abandono y derrota --en parte, por disfuncionalidad progresiva (en sus modos) de las políticas pro-populares y nacionalistas-- es complicada y además ignoro todos los detalles. Apenas me alcanza para tener un par de dudas. Está claro que en lo tocante a la televisión, el Estado (via la SEP) siempre se lavó las manos sobre el valor educativo (o mucho más generalmente, criminalmente anti-educativo) de los contenidos. Me imagino que en un primer momento pudo haber un trueque: a cambio de la propaganda infiltrada desde los noticieros, Azcárraga obtuvo del PRI una absoluta carta blanca para hacer "tele para jodidos". (Al respecto puedo imaginarme que sólo más tarde la empresa habrá descubierto que tratar a la ciudadanía como rebaño de tarados poseía su propio valor estratégico, y por sí mismo podría ofrecerse como un valor de cambio frente al Estado.) Mi primera pregunta es: ¿esto lo habrán descubierto sobre la marcha, o habrá habido un trueque tradicional y paralelo, que ya estaba vigente desde la época del 100% radio + prensa? La segunda cuestión sería: ¿cabe que hubiera una estrategia incluso anterior, conscientemente aplicada (sin continuidad): acá desde la Colonia, y en Europa, acaso pronto con algunos de los primeros diarios? (Recuerdo haber leído que Goethe ya abominaba de los periódicos, en general, y eso que en su tiempo la mayoría quizá serían quincenales, y sin línea.) En suma, ¿cuáles habrán sido los primeros barruntos de la teoría o reflexión explícita sobre la manipulación? ¿y cuáles serán los "clásicos modernos" de esta lucrativa disciplina? (Doy por hecho que los pedagogos de la chabacanería no siempre se han conformado con el instinto).

 Enviado por José de Teresa - 14-julio-2014 a las 10:28 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Gabriel Sosa Plata

La radio, la televisión, internet y las telecomunicaciones en general tienen un papel fundamental en nuestra sociedad, pero poco reflexionamos sobre su quehacer cotidiano, sus contenidos, sus servicios o sus avances tecnológicos. También muy pocas veces, nos damos a la tarea de analizar su impacto en la democracia, en las relaciones interpersonales, en la cultura o en la economía.

A los medios de comunicación y a las telecomunicaciones se les puede ver desde diferentes miradas. Por eso es que en este blog tu visión del tema enriquecerá el análisis y nos permitirá conocerlos más, a la luz de los intensos cambios tecnológicos y una digitalización que día con día se impone en los hogares, en los automóviles, en las oficinas y en los dispositivos móviles que nos acompañan cotidianamente.

Soy Gabriel Sosa Plata, estudié la licenciatura y la maestría en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Desde hace años me dedico al periodismo y a la investigación académica sobre los medios de comunicación y las telecomunicaciones. Actualmente soy profesor de tiempo completo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco, comentarista de Radio Educación, socio de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC) y, como se aprecia, un apasionado de los medios y el periodismo.

Conversemos también en twitter.com/telecomymedios

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
¿Ley Televisa 2?
 
Nuevas cadenas de TV: otro compás de espera
 
TV, comida chatarra y nuevos lineamientos
 

Calendario de búsqueda