aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Un siglo después
31-octubre-2013
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 25339 Ir a los comentarios

Un siglo después

Enrique Tamés

Me pedí permiso, y me lo dí. En esta ocasión, migraré de los terrenos propios de este espacio periodístico y bloguero hacia un lugar también pertinente. Si bien la tecnología, sus maneras y usos impactan de manera profunda el deambular existencial del siglo XXI, hay otros rubros que influyen de igual manera.

A mediados de este año, Alessandro Baricco declaró que la humanidad vivía mejor que en cualquier otra época de la historia. La afirmación de un humanista se relacionan con las evidencias empíricas de un científico social: Steven Pinker, que en su ya celebre y traducido texto, Los ángeles que llevamos dentro: el declive de la violencia y sus implicaciones, nos enumeró los enormes avances que ha tenido la civilización.

No pretendo pecar de optimista iluso, al mundo le falta mucho terreno por recorrer. Pero es gracias al esfuerzo pertinaz de muchos científicos, filósofos, políticos, economistas, tomados de la mano de gente común y corriente, que la van llévame ndo, que la van moviendo, paso a paso. Y es a uno, de entre muchos, a quien pretendo hacer un pequeño homenaje y reconocimiento con estas palabras.

En unos días, de manera precisa, el 7 de noviembre, se cumplirá un siglo del nacimiento de Albert Camus. Africano de nacimiento, Camus es reconocido más como literato que como filósofo. Él mismo se incomodaba con esta última etiqueta. Sin embargo, su aportación al mundo de las ideas me parece más fascinante que sus generosas retribuciones al mundo de las artes.

Premio Nobel de 1957, a sus 44 años, Albert Camus recibió a edad muy temprana el reconocimiento y la fama que tanto le incomodaron. Algunos años antes, con la publicación de novelas como El Extranjero, y luego de La Peste, o de obras de teatro como Calígula o El Malentendido, el escritor argelino sería el autor consentido de lectores ávidos por entender y sentir al convulsionado siglo XX. Ahora bien, me gustaría destacar que además de sus novelas y sus obras de teatro, sus ensayos y obra periodística nos invitan con la misma fuerza y astucia a comprender lo que sucede a nuestro alrededor.

El mito de Sísifo es una obra como pocas; iluminó entonces, ilumina ahora, la noción de absurdidad que vive la condición humana cuando ésta se pone al servicio de las ideas, y no al revés. Tanto las ideas totalitarias de entonces, como las de ahora, se resquebrajan con el peso de la realidad: no podemos ganarle a la vida, sólo podemos acariciarla, aun cuando su superficie es áspera como la piedra que Sísifo está condenado a empujar por siempre. Y Camus conocía mucho de asperezas. No puedo dejar de sentir admiración profunda al hombre que contestó las críticas de los intelectuales de la época al decir que él no conoció la pobreza leyendo los textos de Marx.

Casi una década después de escrito El mito de Sísifo, Camus publicaría El hombre rebelde. Difícil encontrar en la senda de las ideas texto más ilustre sobre la violencia, las razones de la violencia, y la necesidad de defender una ética laica que se apegue a la única evidencia ontológica del ser humano: somos nuestra piel. De la individualidad de Sísifo a la conciencia de los otros, la rebeldía consiste en aceptar la culpabilidad razonada, y avizorar un futuro más solidario.

Bien escribió Mario Vargas Llosa, que el ímpetu juvenil de toda una generación se acobijaba en los sueños sartreanos de una sociedad más justa. Sin embargo, como también reconoce el Nobel peruano, al pasar de los años, los acontecimientos demostrarían que era Camus, y no Sartre, el que tuvo razón: hubo que dudar tanto de la falta de moral de los sistemas occidentales como del cinismo comunista. A final de cuentas, el individuo padecía ambos modelos al ceder su lugar central a una idea funesta.

La obra de Camus, inmersa en el siglo XX, tiene mucho que decirle al joven siglo XXI. Las biografías escritas, legales y no tanto, abundan. Los sitios digitales con sus frases célebres, aunque descontextualicen, se cuentan por cientos y valen la pena como recordatorio constante. ¿Qué queda como homenaje a este hombre ilustre, de linaje humilde, que fue capaz de declarar que la gran riqueza de la vida no iba más allá de sentir el calor del sol en el cuerpo?

Me gusta pensar que Alberto Camus es insustituible a la hora de construir un mundo mejor. Salve.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad del Tecnológico de Monterrey

Virtualis es un espacio para reflexionar y analizar las implicaciones de la tecnología en la sociedad del nuevo siglo.


Cuatro investigadores del Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad, CEIS, del Tecnológico de Monterrey conversarán contigo desde diversas perspectivas, no sólo sobre el impacto de la preeminencia tecnológica en la sociedad, sino también sobre lo que todos hacemos con ella, cómo nos la apropiamos, la disfrutamos y la padecemos.


Enrique Tamés. Doctor en Educación y Tecnología. Profesor e investigador de Historia del arte, educación y tecnología. Dirige la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales.


Jacob Bañuelos. Doctor en Ciencias de la Información. Profesor e investigador de imagen digital, fotoperiodismo y medios para el desarrollo. Dirige la maestría en comunicación.


María Elena Meneses. Doctora en Ciencias Políticas y Sociales. Profesora e investigadora de medios de comunicación,Internet y Sociedad de la información. Coordina la Cátedra Sociedad de la información y la revista científica Virtualis del Tecnológico de Monterrey


Paola Ricaurte Quijano.Doctora en Ciencias del Lenguaje. Especialista en ciberculturas, ciberpolítica, ciberactivismo y alfabetización digital.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
La Nube no es tan blanca
 
El proyecto FLOK Society: hacia una sociedad del conocimiento abierto
 
Brechas Digitales y Banda Ancha Móvil
 
La facticidad de internet
 
Alerta Amber México
 
Total Play o total fail: el consumidor siempre pierde
 
Los retos del IFETEL
 
Los tiempos del Big Data
 
Facebook y Google ¿conectarán al mundo?
 
Jóvenes y participación política
 

Calendario de búsqueda