aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
La Nube no es tan blanca
24-octubre-2013
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 25362 Ir a los comentarios

Por María Elena Meneses

La Nube no está en las alturas sino en la tierra porque se trata de centros físicos de datos localizados en diversas partes del mundo. Esos inmensos servidores guardan nuestros datos y usan energía.

Según la empresa IBM el 90% de los datos que existen en la actualidad, fueron creados en los últimos dos años lo cual, nos conduce a pensar que el gasto energético se está incrementando exponencialmente.

Existen diversos estudiosos del tema como los profesores Richard Maxwell y Toby Miller para quienes en 2015, la nube generará el dióxido de carbono equivalente a 4.9 milones de autos nuevos. Maxwell brindó una conferencia en el pasado Congreso de la International Association for Media and Communication Research en Dublín, al que tuve el gusto de asistir y cuyos datos sorprendieron a los asistentes.

Otros estudios complementan este panorama en torno a la llamada Nube. Un interesante informe de 2012 de Greenpeace titulado Que tan verde es tu nube ofrece datos muy relevantes, que constituyen un llamado de atención para empresas y usuarios de Internet cuando ya somos 2 mil millones de internautas a escala mundial y que según Greenpeace usamos el 2% de la demanda global de energía.

Según el reporte, la inversión en la nube para 2013 será de medio billón de dólares, es decir que es la tendencia de la industria tecnológica, pero que requerirá de enormes cantidades de energía. Si la nube fuera un país, tendría la quinta demanda más grande del mundo en electricidad. Francia, Alemania, Canadá y Brasil.

Los centros en los cuales se almacena la información de la nube ocupan la energía de 180,000 hogares. Para proveer energía a estos centros ha aumentado la demanda de carbón, energía nuclear e incluso diesel. Sin embargo no todo es tan negro porque ha habido señales de que más compañías de tecnología buscan mejores fuentes de energía.

Compañías como Apple, Amazon y Microsoft están expandiéndose rápidamente sin la preocupación adecuada sobre sus fuentes de electricidad, e utilizan en gran medida energía sucia para sus nubes. Greenpeace las reprueba por el uso que hacen de enrgía sucia. El record de contaminación se lo lleva Apple, gracias a que el 55 por ciento de sus servidores atrae energía de centrales térmicas alimentadas con carbón.

Yahoo y Google son las compañías que continúan el liderazgo en el sector para priorizar el acceso a energías renovables en la expansión de la nube.

Facebook se ha comprometido a utilizar energía renovable. El primer paso de la compañía fue dado al construir su último centro de información en Suecia, el cual puede trabajar completamente con energía renovable.

Este estudio que cuya metodología está basada en el análisis de fuentes muy serias y confiables como por ejemplo, la agencia de protección ambiental de estados unidos así como de indicadores internacionales de energía está lejos de ver todo negativo, es un informe objetivo que concluye señalando que la inversión de empresas tecnológicas parece estarse orientando por el factor ambiental.

Los centros de información a escala mundial están localizándose cada vez más en países que usan energías renovables por ejemplo:

Irlanda: Actualmente utiliza un 12% de energía renovable y tiene la meta de que sea el 40% par 2020. Las compañías localizadas aquí son Facebook, Google, Microsoft y Amazon.

Suecia: Tiene un 59.9% de energía renovable. Allí se encuentran Facebook y Spotify.

Holanda: Utiliza un 9.7% de energía renovable, y espera sea el 30% para 2020. Las compañías en este país son Google, Microsoft y BT.

Alemania: El 20% es energía renovable y se espera sea el 35% para 2020 y el 80% para 2050. Sus compañías incluyen IBM, BT, Dell, NTT Communications y AT&T .

Hong Kong: Con menos del 1% de energía renovable, espera tener entre 1 y 2% para 2020. Aquí se encuentran: Microsoft, Fujitsu, Google, NTT Communications, China Mobile y China Motion Telecom.

Aquellos paises que quieran atraer la inversión de empresas tecnológicas tendrán que tener planes muy serios para el uso de energási limpias.

En la medida en que los usuarios de la red y de la nube estemos conscientes del impacto ambiental de nuestras prácticas tecnológicas; en la medida, en que los gobiernos se esmeren en buscar fuentes de energía renovable y en la medida en que las empresas tecnológicas reorienten sus esfuerzos, como ya lo están haciendo algunas, podremos contar con menos afectaciones al medio ambiente.

Es momento de comenzar a pensar y reflexionar sobre estos temas en relación con la tecnología.La cantidad de información digital hacia 2020 será 50 veces mayor que la de la actualidad. Es prudente contribuir con el nocivo efecto invernadero.

No estaría demás elegir a la empresa que mejor trabaje por el medio ambiente.Es un buen criterio de eleccción,despuès de todo, nuestra opción tiene un efecto en el planeta. La nube está lejos de estar compuesta de vapor de agua.

Aquí puedes leer el Reporte de Greenpeace consultado para este artículo

Greenpeace (Abril 2012) How Green Is Your Cloud?. Greenpeace. Recuperado de: http://www.greenpeace.org/international/en/publications/Campaign-reports/Climate-Reports/How-Clean-is-Your-Cloud/

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad del Tecnológico de Monterrey

Virtualis es un espacio para reflexionar y analizar las implicaciones de la tecnología en la sociedad del nuevo siglo.


Cuatro investigadores del Centro de Estudios sobre Internet y Sociedad, CEIS, del Tecnológico de Monterrey conversarán contigo desde diversas perspectivas, no sólo sobre el impacto de la preeminencia tecnológica en la sociedad, sino también sobre lo que todos hacemos con ella, cómo nos la apropiamos, la disfrutamos y la padecemos.


Enrique Tamés. Doctor en Educación y Tecnología. Profesor e investigador de Historia del arte, educación y tecnología. Dirige la Escuela de Humanidades y Ciencias Sociales.


Jacob Bañuelos. Doctor en Ciencias de la Información. Profesor e investigador de imagen digital, fotoperiodismo y medios para el desarrollo. Dirige la maestría en comunicación.


María Elena Meneses. Doctora en Ciencias Políticas y Sociales. Profesora e investigadora de medios de comunicación,Internet y Sociedad de la información. Coordina la Cátedra Sociedad de la información y la revista científica Virtualis del Tecnológico de Monterrey


Paola Ricaurte Quijano.Doctora en Ciencias del Lenguaje. Especialista en ciberculturas, ciberpolítica, ciberactivismo y alfabetización digital.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
El proyecto FLOK Society: hacia una sociedad del conocimiento abierto
 
Brechas Digitales y Banda Ancha Móvil
 
La facticidad de internet
 
Alerta Amber México
 
Total Play o total fail: el consumidor siempre pierde
 
Los retos del IFETEL
 
Los tiempos del Big Data
 
Facebook y Google ¿conectarán al mundo?
 
Jóvenes y participación política
 
Google Glass y los límites del futuro
 

Calendario de búsqueda