aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Más sobre la renta petrolera
05-agosto-2013
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 56858 Ir a los comentarios

La semana pasada le presentamos acá cuánto paga Pemex al Gobierno Federal por extraer el petróleo, y comentábamos que como porcentaje del valor de ese petróleo (y gas), el pago de Pemex promedia 68% en los últimos veinte años. Ponía como referencia lo que pagan empresas petroleras en otras partes del mundo, que promedia 72%, para dejar claro que si bien Pemex paga bastante, no es nada extraordinario con respecto a la industria petrolera en el mundo.

 

Sin embargo, el cálculo que le presenté tiene un par de problemas, que quisiera resolver ahora. El más importante es que el pago de derechos de Pemex sobre lo que extrae no es propiamente hablando equivalente a lo que se llama “tajada de gobierno” contra lo que comparé. No lo es porque sería necesario descontar el costo de producción en México para que fuese estrictamente comparable. Sin embargo, ese dato no lo conozco. En México, Pemex presenta su información agrupada para el corporativo y las cuatro subsidiarias, de forma que no se puede saber exactamente cuánto costó extraer el petróleo, cuánto por refinación, transporte, comercialización, y mil etcéteras más.

 

Por otra parte, si conociera el dato de Pemex del costo operativo y de inversión por extracción, tendría el problema de que no sé cuánto de eso es dispendio y corrupción, que es precisamente uno de los problemas que, en mi opinión, es determinante en esa empresa. Por eso hice el cálculo como lo vio usted la semana pasada. Ahora lo complemento utilizando otras formas de calcular el pago de Pemex como proporción de su balance, que aparecen en la figura 1. En ella puede ver cuatro formas diferentes de cálculo. La más alta, de color rojo, es la que se acostumbra usar en México, que es el total de impuestos pagados por Pemex como proporción de su saldo primario (balance de la empresa antes de impuestos y demás).

 

 

 

 

 

El problema con esta serie es que incluye no sólo los impuestos (o más bien derechos) que se pagan por extraer petróleo, sino todo lo demás que se paga, y también incluye todas las pérdidas, de forma que el cálculo parece, como se acostumbra decir, un saqueo. Cuando uno promedia esa serie, alcanza un total de 92%.

 

El segundo indicador, la línea morada, es la que le presenté la semana pasada (que creo que es un muy buen indicador mínimo), que promedia 68%. Y aparecen otras dos líneas, una azul y una verde. En ambos casos se trata de los derechos (que es estrictamente el pago por extraer petróleo en México) como porcentaje del saldo operativo (es decir, sin incluir gasto de inversión) que es la línea azul, o como porcentaje del saldo primario, la línea verde. Estas dos últimas líneas permiten ver el incremento de inversión que ha ocurrido en los últimos seis años. Hasta antes de eso, la inversión era muy reducida. El promedio de la línea verde es de 63% y el de la línea azul es de 54%.

 

Lo que hago para poder comparar con el resto del mundo es ahora quedarme con la línea de la semana pasada como base (no incluyo las líneas azul y verde de la figura 1) y con la línea roja como límite superior. Y hago un promedio para poder ver más o menos la zona en donde podría estar el dato real (si pudiéramos conocer los costos de PEP por separado). Esto es la figura 2: la línea roja es el techo que incluye muchos más impuestos y pérdidas de las asociadas con la extracción de petróleo, la línea verde es el pago de derechos como proporción del valor de la extracción, y la línea negra es el promedio de ambas.

 

 

 

 

 

Y ahora pongo estos tres datos posibles en la lista de “tajada de gobierno” que publicó IHS-CERA como estudio para el Departamento del Interior en Estados Unidos, publicado en octubre de 2011, que puede usted ver íntegramente aquí. Esa lista, excluyendo México, es la que da el promedio de 72% al que tantas veces me he referido. La figura 3 presenta la información, y puse con los mismos colores la información de la figura 2: rojo para el caso de todos los impuestos, verde para derechos sobre producción, y negro para el promedio.

 

 

 


Observe usted que incluso si se aceptara que la línea roja es correcta (lo que no tiene sentido, porque incluye ahí muchas cosas que no tienen nada que ver con extracción de petróleo y gas), estaríamos dentro del rango internacional. Si consideramos lo que le presenté la semana pasada, estamos por debajo de la mediana y la media. Si suponemos que la “tajada de gobierno” real está a la mitad, seguimos estando hacia la mitad de la figura (la media, como le decía, es 72%; la mediana es 76%).

 

Puse además una línea amarilla, que correspondería al pago de los derechos que hace Pemex por extraer petróleo como proporción de su saldo primario. Esta línea no es correcta por la misma razón que la roja, porque incluye cosas que no debería, en este caso saldos de operación e inversión de otras subsidiarias de Pemex que no son Exploración y Producción.

 

Más claro: si le quita usted a Pemex todas las cosas que no son explotación de petróleo crudo y gas, estaríamos en algún punto entre la línea verde y la negra (más cerca de la verde, porque el costo de extracción en México es relativamente bajo, aunque creciente). Refinación, petroquímica, comercialización y demás lo único que hacen es incrementar impuestos y pérdidas. Pero eso no tiene que ver con la renta petrolera, que es precisamente esta parte que estamos discutiendo.

 

Así pues, creo que debe estar claro que Pemex es un fracaso en todo lo que no tiene que ver con producción de petróleo, y en eso no es saqueado. Por lo tanto, me parece que si le quitamos a Pemex todo el estorbo, lo dejamos produciendo petróleo nada más, y le permitimos alianzas para áreas que aún no desarrolla, vamos a tener una verdadera fuente de recursos y un abasto de energía mucho más seguro. No parece haber duda.

 

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Macario Schettino

Este espacio existe para aprender y discutir sobre economía. Ciencia de la que todo el mundo opina, pero no siempre entiende.

Entender cómo funcionan los mercados, las finanzas y los consumidores resulta muy importante para la vida diaria. Por eso vale la pena conocer lo que los economistas han aprendido, aplicarlo a nuestra realidad y discutirlo.

Decidimos llamarlo "Economía 2.0" para hacer referencia al concepto Web 2.0, es decir, a "la intercreatividad, la participación colectiva". Aunque buena parte del conocimiento lo obtendremos de quienes se han dedicado a estudiar esta ciencia, otra parte, la que tiene que ver con nuestra realidad, la construiremos juntos en este espacio.

Del blogero:

Macario Schettino es ingeniero químico, maestro en economía, doctor en administración y casi doctor en historia. Ha dado clases por más de veinte años, y escribe Economía Informal desde 1993. Ha publicado 15 libros, ocho de ellos de texto, acerca de México, economía, y ciencias sociales en general.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
PEMEX no es saqueado
 
Libertad, igualdad, y riqueza
 
Riqueza y distribución
 
Se acabó el petróleo
 
Midiendo el crecimiento
 
Quejosos y gasolinazos
 
Nueva época
 
Tasas y dólares
 
La revolución energética, actualización
 
Ms del bloguero
En las columnas de EL UNIVERSAL
Su sitio personal

Calendario de búsqueda