aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
PEMEX no es saqueado
29-julio-2013
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 32460 Ir a los comentarios

Uno de los argumentos más utilizados para evitar reformas de fondo en la industria petrolera mexicana es que Pemex no puede hacer las cosas mejor porque el gobierno la saquea. Dicen que como el gobierno le quita mucho dinero, la empresa no puede ser eficiente.

 

Eso, sin embargo, es mentira. Pemex le paga al gobierno mexicano derechos por extraer hidrocarburos, porque así se hace en todo el mundo. La razón es elemental: extraer petróleo tiene un costo bajo y el producto vendido un precio muy alto. Esto significa que hay grandes utilidades en ese negocio, que depende de un recurso del subsuelo que se agota. El dueño del subsuelo, en México y casi todo el mundo, es la nación entera, de forma que quien quiera sacar algún recurso de ahí debe entregar buena parte de la utilidad que piensa obtener a la nación.

 

Me parece que México fue el primer país en el mundo que estableció en su Constitución, con toda claridad, que la Nación es dueña del subsuelo, y que quien quiera extraer algo deberá pagar derechos por una concesión del gobierno. También creo que fue Lázaro Cárdenas el primero que hizo efectiva esa premisa en el caso del petróleo, en el mundo. Gracias a él, después de la Segunda Guerra Mundial los gobiernos empezaron a cobrar regalías o derechos a quienes extraían petróleo en todas partes del mundo. De eso, creo, podemos sentirnos orgullosos.

 

Sin embargo, a diferencia del resto del mundo, en México esta actividad se restringió a un solo productor, que es Pemex. Y como siempre ocurre con los monopolios, la actividad de Pemex es ineficiente. Y el gobierno no puede cobrarle a Pemex lo que le cobraría a empresas privadas, porque Pemex, por ineficiente, no puede pagar más.

 

Actualmente, salvo Estados Unidos, todos los países cobran a quienes extraen petróleo del subsuelo. Y el promedio de derechos que se cobra es de 72%, aunque hacia el 2008, cuando el precio del petróleo era muy elevado, la tasa de nuevos desarrollos llegó a 80%. Pemex no paga eso, paga menos.

 

Para que pueda verlo usted mismo, en la figura 1 aparece la proporción de la producción de Pemex que se paga al gobierno federal. Para calcular eso lo que hice fue valuar la producción de cada mes al precio internacional de la mezcla mexicana, datos que están en el Sistema de Información Energética de Sener, convertirlo a pesos al tipo de cambio vigente cada mes, y sumar el valor de la producción de gas natural, también obtenida en el SIE. Y luego dividí los derechos que recauda SHCP por extracción de petróleo entre esa cantidad. El resultado aparece en la figura 1.

 

 

La línea azul es el porcentaje de derechos que Pemex pagó al gobierno federal cada año por extraer hidrocarburos. El promedio directo es de 68% (línea roja) frente al 72% (línea verde) que se cobra en el mundo. Como puede ver, Pemex no es saqueado por el gobierno. Es más, paga menos de lo que debería.

 

Cuánto menos, exactamente, depende de cómo calculemos, porque la variabilidad de la figura tiene un impacto en el promedio. El 68% es el promedio de los porcentajes de cada año, pero si calculamos la tasa sumando el valor de la producción y de los derechos desde 1990 hasta 2013, el promedio da 70.4%, algo mucho más cercano del promedio mundial (pero aún abajo).

 

La razón es 2008, un año en el que el precio del petróleo fue muy elevado y los derechos que se cobraron fueron muy altos. En la figura 2 le presento eso. En el eje vertical mido el porcentaje de los derechos, igual que en la figura 1, pero en el eje horizontal ahora aparece el precio de la mezcla mexicana de exportación.

 

 

Sólo en un par de ocasiones Pemex pagó más de 80% de sus ingresos al gobierno federal: en 2001 y en 2008. Y en este segundo caso, el precio del petróleo fue muy elevado, de forma que los ingresos del gobierno federal en ese año fueron muy elevados, algo que se compensó en 2009 cuando el precio se hundió, pero los derechos se redujeron a poco más de 60%.

 

El tamaño de los derechos es muy grande, porque no hay muchos negocios que permitan pagar 72% de regalías, pero así es el petróleo, y todos pagan así en el mundo. Es interesante notar que una empresa cualquier (Exxon, Shell, Statoil, Petrobras, etc.) puede pagar ese 72%, y con el 28% le alcanza para ser una empresa sólida, con buenos dividendos para sus accionistas. Pemex, en cambio, paga menos que ese 72%, y con lo que le queda no le alcanza siquiera para tener solidez financiera. Ya hoy el pasivo laboral de Pemex supera el valor de todos sus activos (menos las reservas de hidrocarburos, claro).

 

Pero además, nos quedaron a deber. Si sumamos el valor de la producción de hidrocarburos desde 1990 hasta mayo pasado, alcanza 10.7 billones de pesos. Con una tasa de 72% nos debían haber pagado a los mexicanos 7.7 billones, pero pagaron 7.5. Nos quedaron a deber exactamente 169,935 millones de pesos.

 

Si se hace el cálculo sin considerar 2008, que fue el año de altos porcentajes, el valor de la producción es de 9.6 billones, que debieron dar a los mexicanos 6.9 billones de derechos. Pero Pemex pagó sólo 6.6, nos quedaron a deber exactamente 324,062 millones de pesos, que son casi 15 mil millones en cada uno de los 22 años.

 

Hay otros ingresos que la SHCP llama petroleros, pero que no tienen que ver con este cálculo. Por ejemplo, el impuesto especial a la gasolina, o incluso el IVA a la misma. Eso no tiene que ver con la extracción. Tampoco tienen que ver con esto las utilidades de Pemex. Así que, en suma, el argumento de que el gobierno saquea a Pemex es una mentira total. A lo mejor hay otras razones para defender a la empresa, pero ésta no. Estoy convencido que no hay ninguna defensa posible, pero eso lo platicamos otro día.

 

 

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Macario Schettino

Este espacio existe para aprender y discutir sobre economía. Ciencia de la que todo el mundo opina, pero no siempre entiende.

Entender cómo funcionan los mercados, las finanzas y los consumidores resulta muy importante para la vida diaria. Por eso vale la pena conocer lo que los economistas han aprendido, aplicarlo a nuestra realidad y discutirlo.

Decidimos llamarlo "Economía 2.0" para hacer referencia al concepto Web 2.0, es decir, a "la intercreatividad, la participación colectiva". Aunque buena parte del conocimiento lo obtendremos de quienes se han dedicado a estudiar esta ciencia, otra parte, la que tiene que ver con nuestra realidad, la construiremos juntos en este espacio.

Del blogero:

Macario Schettino es ingeniero químico, maestro en economía, doctor en administración y casi doctor en historia. Ha dado clases por más de veinte años, y escribe Economía Informal desde 1993. Ha publicado 15 libros, ocho de ellos de texto, acerca de México, economía, y ciencias sociales en general.

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Libertad, igualdad, y riqueza
 
Riqueza y distribución
 
Se acabó el petróleo
 
Midiendo el crecimiento
 
Quejosos y gasolinazos
 
Nueva época
 
Tasas y dólares
 
La revolución energética, actualización
 
Estados Unidos, mayor productor petrolero
 
Ms del bloguero
En las columnas de EL UNIVERSAL
Su sitio personal

Calendario de búsqueda