aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Las caritas sonrientes totonacas
16-julio-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 50948 Ir a los comentarios

 
 
Caritas sonrientes
Alfonso Martínez Zúñiga
Asesor académico UAM-I (Filósofo)
manuscrito6804@yahoo.com

La sonrisa que muestran las esculturas antropomorfas llamadas “caritas sonrientes" encontradas en las cercanías de la pirámide del Tajín, representan con mucho el enigma más atrayente de toda la cultura prehispánica por que la sonrisa, como goce intelectual, sólo aquí se encuentra.

Caritas sonrientes

Nos proponemos aproximarnos a la interpretación de la sonrisa y con ello a la de toda la cultura totonaca que, iniciada en lo que actualmente es el estado de Veracruz, se desarrollo por todo el altiplano hasta llegar a Nicaragua, es decir la cultura totonaca está presente en toda Mesoamérica.

En nuestra interpretación haremos uso extensivo de ciertas analogías con las culturas originales de griegos y eslavos y utilizaremos el método de interpretación de mitos “el bricolaje”, puesto en operación por Claude Levi-Strauss en su obra “el pensamiento salvaje”.

Con el bricolaje se analizan objetos culturales heterogéneos y se efectúa su síntesis de tal forma que nos reproduzca una relación maravillosa, el método funciona así: cuando un padre regresa a casa y los hijos lloran por quién sabe que razón, de escoba usada, cordel, tachuelas, pedazo de cartón, lápices de colores y tijeras, construye un fantástico caballo que hace el contento de los niños.




Sacrificio de atado a una rueda de piedra

En el códice prehispánico Magliabecchi entre las ceremonias totonacas se encuentra la fiesta del volador, el juego de pelota y la fiesta que los indios llaman: “tlaca xipeualiztli, que quiere decir”, “desóllame y comeréis”, porque en ella “matan a uno que llaman toto deci oxipeu; que es el mismo que esta atado a una rueda de piedra que ellos llaman tamala catli. “Al atado, muy valiente, le dan un palo en la mano; y al otro, sobrevestido con un pellejo de tigre salía con otro palo en la mano y este palo era llenado de navajas y dábanse los dos hasta que el suelto mataba al atado y lo desollaba. Después vestido con el cuero del muerto bailaba delante del demonio que llamaban tlacateu tezcatepocatl”.

Este ritual permaneció apenas transformado en la cultura mexicana a través de la cultura tolteca.




Apolo tañendo su cítara

Por otra parte entre los fragmentos de tragedias griegas se encuentra el mito del sátiro Masías: “bajo el aspecto del dios de la música Apolo tañía la lira que le regalo Hermes y también tocaba la flauta. “Cuando fue decapitada la Gorgona, sus dos hermanas prorrumpieron en quejas y Atenea las remedó con los sones de un hueso de ciervo que había horadado. Más al soplar se le deformaba la cara y los dioses se mofaron de ella por lo cual tiró al suelo el artilugio maldiciendo a quien osara recogerlo. “Y lo recogió Masías que retó a Apolo a un concurso ante Tmolo y Midas, designados como árbitros. El primero votó por Apolo y el segundo por Masías. Al fin venció el dios, naturalmente, y a Masías se le desolló vivo y su piel se colgó de un árbol, en tanto que a Midas le crecieron las orejas de asno. Después de lo cual Apolo se apesaró tanto que hubo que crear una nueva armonía…”




Masías-Pan

Tanto la fiesta totonaca como el mito griego –a pesar de estar alejados en el tiempo y en el espacio– contienen elementos comunes. Respecto a la flauta si bien no aparecen en la fiesta totonaca las esculturas antropomorfas, las “caritas sonrientes”, que empezaron siendo flautas con embocadura en la parte superior, suplen esta ausencia y agregan el enigma de la risa, que tiene su correspondiente, en la cultura griega, con la risa de Demócrito. En ambos fiesta y mito, desuello: en uno, baile en otro, nueva armonía.

Para intentar una interpretación de los ritos con elementos similares presentados antes, nos circunscribiremos a la fiesta totonaca ya que tenemos más elementos de análisis como son el hecho de que las caritas sonrientes, según el antropólogo Alfonso Medellín; “esgrimen una sonaja en alguna de sus manos siempre en actitud de hacerla resonar y por otra parte, en los maxtlat o taparrabos y en sus fajas pectorales, las sonrientes muestran relieves del más puro estilo Tajín”.




Pirámide del Tajin

Tenemos, entonces, con la fiesta totonaca-flautas, desuellos y baile- las figuras sonrientes silbato y la arquitectura de la pirámide de Tajín; lo que nos proporciona los elementos para intentar la interpretación de la cultura totonaca utilizando la totalidad de sus expresiones artísticas: “el número siete significa semilla” afirmo Alfonso caso ya que las sonajas de las sonrientes contienen siete semillas, sin embargo el hecho de que las sonajas contengan siete elementos simientes es mucho más importante si se relacionan con el significado que tiene el número siete plasmado en los elementos arquitectónicos de la pirámide de Tajín: “en los múltiplos de siete, afirma el arqueólogo J. E. Palacio, que dan nichos y peldaños de la escalera; en las lajas que forman las hermosas cornisas de cada cuerpo; en los conjuntos de estos, y aun en los tabiques divisorios entre nicho y nicho hechos de sillares sobrepuestos... si bien, a objeciones del arqueólogo García Payán, en lajas y sillares no es constante, predominan”.

Nos encontramos aquí con un número base, el siete, y sus múltiplos ello nos permite utilizar la analogía con el lenguaje ruso, analizado por el poeta cubo-futurista Víctor Velimir Jlébnikov: “en el nombre de los números reconocemos el antiguo rostro del hombre, el número sem (siete) es el nombre truncado semja (familia), el número siete sirve para designar una sociedad compuesta de cinco hijos y sus dos padres yendo a la caza”.

Tenemos entonces que en la cultura totonaca siete significa familia y sus múltiplos serán las organizaciones del creciente clan totonaco; constituyendo todo la creación de una nueva organización social, semejante a la organización social del antiguo pueblo ruso, capaz de producir la más importante escultura prehispánica, las figuras sonrientes, la sonrisa sólo aquí se encuentra; una fina, armónica y exacta arquitectura, la pirámide de Tajín; y una ideología, la fiesta, de gran consistencia que influencia a toltecas y mexicas y cuya interpretación ahora está en condiciones de dar, al mismo tiempo que la del mito griego.

Se trata de la lucha entre los representantes de una organización social caduca (instrumento antiguo y maldecido, por un lado, atadura al pasado, pasado que impone limitaciones a los hombres, por otro) y los que quieren una vida mejor, una vida nueva, una nueva organización social (libertad que le permite crear nuevas relaciones sociales aquí; con instrumentos nuevos y efectivos allá) que al triunfar impone la nueva armonía por la cual se baila y se ríe, se ríe con la terrible risa.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Alumnos, profesores y comunidad

Voces UAM es un espacio abierto a todas las expresiones, en el que estudiantes, profesores y miembros de la comunidad de la Universidad Autónoma Metropolitana, reflexionan sobre lo que acontece en el país y el mundo, sobre lo que les llama la atención, lo que les gusta y lo que proponen. Queremos que conozcas nuestro universo y participes en él sin importar tu procedencia.

¡Bienvenidas son todas las opiniones! esperamos tu colaboración en el correo que encontrarás líneas abajo.

La UAM es una universidad pública federal, con un prestigio académico sólido y de excelencia y más de 110 mil egresados desde su fundación en 1974. Cuenta con Unidades en Azcapotzalco, Cuajimalpa, Iztapalapa, Xochimilco y Lerma.

Síguenos en www.uam.mx

Los artículos son ilustrados por la administración de blog, los autores no necesariamente comparten el punto de vista del material utilizado para tal fin.
 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Dos visiones del 1° de Julio
 
Reforma del Estado: La reforma prometida
 
A propósito de la democracia y las próximas elecciones presidenciales
 
¿Qué significa correr a Isabel Miranda de Wallace de la UAM?
 
La Plaza del Danzón
 
Remesas familiares: ¿recuperación o estancamiento?
 
Predicción de los sismos
 
Nosotros y los Otros: las identidades en contextos de diversidad cultural en México
 
El ser, el estar y la imposibilidad de ser-felices
 
¿Por qué debería de ser importante la cultura política en México?
 

Calendario de búsqueda