aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Vive y deja vivir
15-marzo-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 25266 Ir a los comentarios

Cuantas veces nos hemos metido en problemas con los demás por andar de metiches dando nuestra opinión que quizá no pidieron o que si lo hicieron no fue de manera tan personal. Tampoco digo que hay que cuidar hasta el último punto y coma que se dice, todas las personas tienen derecho a decir lo que les venga en gana, sin embargo tenemos que aceptar que a veces exponemos más de lo que deberíamos y eso a la gente le molesta o se lo toma, como ya dije, de manera personal.

El asunto es, ¿por qué exponemos más de lo que nos están preguntando? En mi opinión cuando lo hacemos tendemos a caer un poco en el juicio, lo que genera de una manera velada o descarada querer que los otros hagan lo que nosotros queremos porque, claro, nuestra idea es mejor. Quizá nuestra idea sí sea mejor, quizá ver las cosas desde afuera nos brinda una mejor perspectiva, o nuestra misma experiencia nos da conocimiento para poder opinar o dar consejos. Lo que no creo que esté bien querer controlar situaciones o como dije anteriormente, pretender que los demás hagan lo que uno quiere. Independientemente de las decisiones que tomen las personas que están cerca de nosotros, por más cariño que exista o miedo a que la vayan a regar, es mucho mejor respetar las decisiones de los demás y quedar pendientes por si piden nuestra ayuda.

Desde luego para no caer en situaciones de las que después podemos salir raspados y frustrados, lo mejor es que cada quien viva su vida lo mejor que pueda. Cuando uno se ocupa de vivir su propia vida no le queda mucho tiempo para andar viviendo la de otros. El problema viene cuando no queremos ver nuestros propios problemas o situaciones y por eso nos andamos metiendo en asuntos ajenos, pero al final sale peor la cosa, no arreglamos ni lo propio ni lo ajeno y sí podemos caer en conflictos desagradables.

Si algo he entendido bien en la vida es que yo no puedo cambiar a los demás y mucho menos pretender que hagan lo que yo quiera, por supuesto a veces se me olvida, pero también constantemente lo recuerdo y me ha permitido vivir y resolver con más rapidez conflictos que sólo desgastan la mente y me apartan de lo que realmente vale la pena en la vida.

Vive y deja vivir….

Twitter @reginakuri
Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Regina Kuri

Me llamo Regina, me encanta la música, leer novelas, hago box y camino mucho. Podría vivir dentro de un cine y amo que una actuación me conmueva tanto que me haga llorar. Lo que más me gusta es soñar de preferencia dormida, aunque lo hago más despierta por el mal dormir. Estudié la carrera actuación en La Escuela Rusa e Historia del Arte. Tengo arduos estudios prácticos y teóricos en adicciones. He vivido todo lo que he querido, por supuesto con sus merecidas consecuencias buenas y malas. Colaboro en Segunda Emisión de WRadio. Soy autora de los libros Girando en un tacón y !Ya Aliviánate! con Ed. Diana. Sígueme en twitter @reginakuri

Entradas anteriores
 
Decidir y no sufrir
 
El tren del amor
 
¿Por qué sonreímos en las fotos?
 
Lo bueno de correr
 
Mucho ruido mucho daño...
 
Dormir y verse bien
 
Ayuda a la Sierra Tarahumara
 
Mi paso por Bikram
 
Prueba de racismo
 
Prueba de racismo
 

Calendario de búsqueda