aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
¡Actívate ya!
10-febrero-2012
Ir a la portada del BlogComentarios: 3 Lecturas: 25936 Ir a los comentarios

Hacer ejercicio ha pasado de ser un lujo a ser una necesidad. Cada día las investigaciones lo y encuentran más beneficios asociados a dejar de ser sedentario.

Con esto no quiere decir que a partir de mañana la población pasará de no hacer nada a entrenar para correr un maratón. Más bien, a lo que se refiere todo el tema de hacer ejercicio es a llevar un estilo de vida en donde se realice actividad física por lo menos cinco días a la semana y se acompañe de una dieta balanceada y etapas de descanso adecuado. Es decir, llevar un estilo de vida saludable.

Uno de los errores que cometen quienes desean iniciarse en “la salud” es no hacerlo bien, no se asesoran con profesionales y lo hacen al aventón. Esto traerá como consecuencia que lo pasen mal.

Pon atención a estas recomendaciones para que planees correctamente los pasos a seguir para que te inicies, en este caso, en el deporte:

1. Realiza un chequeo médico lo más completo posible. Con esto podrás saber de qué punto partes y además, lo más importante, hasta dónde puedes llegar sin correr riesgos. Deberás hacerte, idealmente, análisis de laboratorio, electrocardiograma en reposo y la toma de presión arterial. A todo esto lo acompañará un análisis de composición corporal que determine cuánta grasa, músculo, agua y hueso tienes. Revisa tu espalda, articulaciones, fuerza, elasticidad y flexibilidad, etc. para tener un inicio seguro.

2. Busca entrenador. Con base en los resultados anteriores y asesorado por un especialista establece los objetivos que quieres y puedes alcanzar (perder peso, disminuir masa grasa, aumentar músculo, controlar triglicéridos y/o colesterol, problemas de presión arterial, etc.) y el tiempo lógico para que lo logres con toda seguridad. Deberán considerar ejercicio aeróbico para beneficios cardiovasculares y ejercicio de fuerza. Deberán también establecer metas alcanzables a corto, mediano y largo plazo. Recuerda hacerlo con base en lo realizable y no en lo inalcanzable.

3. Planea tu nueva vida. Tendrás que reorganizar tu tiempo y tus prioridades. Ahora el ejercicio será tan importante como el trabajo y la familia así que tendrás que buscarte el tiempo para hacerlo. Esta etapa también incluye asegurarte de tener todo lo necesario para realizar el deporte que hayas elegido. Un buen par de tenis (que no a fuerza significa que sean los más caros o de moda), ropa cómoda que ayude a que seque el sudor, en fin, lo que haga falta para que entrenes cómodo y no te lastimes. Recuerda que unos tenis que no son adecuados a la larga provocan lesiones en articulaciones (tobillo, rodillas, cadera, espalda, etc). Si decides hacer ejercicio en tu casa o en un parque cercano a lo mejor vas a necesitar un tapete de yoga o unas cobijas para poner en el pasto, unas pesas o ligas, en fin, ve haciéndote de todo lo que te ayude a realizar mejor tu práctica deportiva.

4. Comienza hoy mismo, no esperes al lunes, al próximo mes ni nada parecido. Lo que sí es que inicia poco a poco. Recuerda que el orden para entrenar, siempre, es: calentar, estirar, entrenar, enfriar, estirar. No te saltes ninguna de las etapas ya que de eso dependerá que no te lesiones. Dependiendo de los objetivos que tengas el tipo de ejercicios que tendrás que hacer. Lo que sí es que el calentamiento/enfriamiento es de mínimo 10 minutos cada uno y los estiramientos de unos 5 minutos en cada momento. A esto le sumas el ejercicio que tengas que hacer (cardiovascular, fuerza, funcional o lo que hayas elegido).

5. Mídete. Mide tu frecuencia cardiaca cuando haces ejercicio, recuerda que con ello monitoreas el nivel de esfuerzo para tu corazón. Mide tu circunferencia de cintura y cadera (no tu peso, ese pudo haber subido por que ganaste masa muscular), con ello verás si estás perdiendo grasa. Mide tu evolución, compara cómo estabas al iniciar y cómo estás ahora. Mide lo que comes, recuerda que entrenar no quiere decir que puedes comer todo lo que sea, de hecho, es cuando más te debes cuidar para ver resultados (en composición corporal y rendimiento). Mide tu presión arterial y asegúrate que no suba demasiado durante el ejercicio. Después de unos meses vuelve a sacarte sangre y revisa cómo están tus niveles de colesterol, triglicéridos, glucosa, ácido úrico y cualquier valor que haya estado fuera de rango. Mide tu emoción y motivación y asegúrate de encontrar nuevas metas y razones para seguir haciendo ejercicio. Mide todo lo que se te ocurra para que después puedas comparar y sentirse orgulloso de todo lo que has ganado y avanzado.

En fin, lo hagas como lo hagas o con quien lo hagas, actívate ya. Mantente en forma, sano y activo. Recuerda que la salud física y mental depende de lo que hagamos cada uno de nosotros para estar bien. La clave es, como ya se ha dicho, la constancia en la dieta que llevas, el ejercicio que hace y el descanso que te das.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Hola ! Fijense que precisamente todas las mañanas al salir a trabajar me encuentro a mis vecinas de la Col. casi corriendo por llegar a tiempo al Gym y bueno siempre me surge la duda del porque durante todo el año veo que siguen igual ( con algo de sobre peso)Y miren creo que aunque ellas todos los días se ejercitan cometen uno de los grandes errores al realizar ejercicio y es que no llevan una dieta equilibrada, puede ser que de Lunes a Viernes mucho Gym pero el fin se desmandan comiendo cosas de la calle ( tacos, hamburguesas, etc) Por eso les digo a todas esas lindas mujercitas que no solo se trata de seguir un modelo sino de hacer lo correcto para que el modelo nos ayude. Y también caminen, hay que ver a las chicas que llegan en su coche que no quieren caminar ni una cuadra. Entonces de qué se trata ? Me dio mucho gusto leer esto. Buenas tardes desde Villahermosa.

 Enviado por Beatriz Regil Cordero - 13-febrero-2012 a las 16:56 Enviar mail al autor

 

Hola Sol:

Me encantó lo de comenzar con un chequeo médico, que incluya análisis de sangre y volver a hacer otro para revisar la evolución.

Mi tapete de yoga ya lo tengo y, de hecho, No tengo un inconveniente claro para retomar mi rutina de cada mañana.

Creo que simplemente entré en inercia la última vez que me enojé con la nefasta doctora que llevaba mi caso, cuya actitud obtusa hasta el extremo, nunca le permitió reconocer que era ella la que me estaba imponiendo una dieta que era a todas luces inadecuada para mi perfil (climaterio) y negarse a hacerme análisis clínicos de seguimiento.

(entre otras burradas me decía que no tomara yo 3 litros diarios de agua, que el máximo eran 2 litros, ni una gota más... ¡¡yo juro que No lo podía creer!!)

La mandé al carajo y de inmediato comencé a sentirme mejor y a bajar de peso, porque uno de sus colegas me orientó superficialmente y yo soy muy disciplinada, con el régimen insoportable que esa obtusa me imponía subí varios kilos y todo el día estaba de pésimo humor.

Lo único malo fue, que bajé tan fácilmente de peso al mandar al carajo a esa incompetente, que creí que No necesitaba mi yoga y ahora echo de menos ese agradable tiempo de comunicación con cada organo y con cada centímetro de mi cuerpo.

Te sigo leyendo

 Enviado por Olga - 10-febrero-2012 a las 13:58 Enviar mail al autor

 

Excelente blog como siempre.

 Enviado por Andres - 10-febrero-2012 a las 12:15 Enviar mail al autor

 

Hola ! Fijense que precisamente todas las mañanas al salir a trabajar me encuentro a mis vecinas de la Col. casi corriendo por llegar a tiempo al Gym y bueno siempre me surge la duda del porque durante todo el año veo que siguen igual ( con algo de sobre peso)Y miren creo que aunque ellas todos los días se ejercitan cometen uno de los grandes errores al realizar ejercicio y es que no llevan una dieta equilibrada, puede ser que de Lunes a Viernes mucho Gym pero el fin se desmandan comiendo cosas de la calle ( tacos, hamburguesas, etc) Por eso les digo a todas esas lindas mujercitas que no solo se trata de seguir un modelo sino de hacer lo correcto para que el modelo nos ayude. Y también caminen, hay que ver a las chicas que llegan en su coche que no quieren caminar ni una cuadra. Entonces de qué se trata ? Me dio mucho gusto leer esto. Buenas tardes desde Villahermosa.

 Enviado por Beatriz Regil Cordero - 13-febrero-2012 a las 16:56 Enviar mail al autor

 

Hola Sol:

Me encantó lo de comenzar con un chequeo médico, que incluya análisis de sangre y volver a hacer otro para revisar la evolución.

Mi tapete de yoga ya lo tengo y, de hecho, No tengo un inconveniente claro para retomar mi rutina de cada mañana.

Creo que simplemente entré en inercia la última vez que me enojé con la nefasta doctora que llevaba mi caso, cuya actitud obtusa hasta el extremo, nunca le permitió reconocer que era ella la que me estaba imponiendo una dieta que era a todas luces inadecuada para mi perfil (climaterio) y negarse a hacerme análisis clínicos de seguimiento.

(entre otras burradas me decía que no tomara yo 3 litros diarios de agua, que el máximo eran 2 litros, ni una gota más... ¡¡yo juro que No lo podía creer!!)

La mandé al carajo y de inmediato comencé a sentirme mejor y a bajar de peso, porque uno de sus colegas me orientó superficialmente y yo soy muy disciplinada, con el régimen insoportable que esa obtusa me imponía subí varios kilos y todo el día estaba de pésimo humor.

Lo único malo fue, que bajé tan fácilmente de peso al mandar al carajo a esa incompetente, que creí que No necesitaba mi yoga y ahora echo de menos ese agradable tiempo de comunicación con cada organo y con cada centímetro de mi cuerpo.

Te sigo leyendo

 Enviado por Olga - 10-febrero-2012 a las 13:58 Enviar mail al autor

 

Excelente blog como siempre.

 Enviado por Andres - 10-febrero-2012 a las 12:15 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Sol Sigal

Estudié Comunicación en la Universidad Iberoamericana y ejercí varios años. Descubrí el deporte y me volví adicta. Ello me llevó a la nutrición y cursé el Diplomado de Nutrición y Antropometría aplicados al deporte y la licenciatura de Nutrición y Ciencia de los Alimentos. Cursé una especialidad en Trastornos de la Conducta Alimentaria. He dado asesoría a deportistas y personas con actividad física de cualquier nivel así como pláticas de nutrición.

Tengo un consultorio donde aplico mi filosofía de combinar nutrición y comunicación: creo en la educación, en la importancia de aprender a comer para tomar buenas decisiones, creo que la comida es un bagaje cultural, es uno mismo. Mi propuesta es “que sea la última vez que vuelves a empezar”, que te sientas apoyado hacia el logro de tus objetivos. Comer sano no es una dieta, es un estilo de vida. Estoy dispuesta a colaborar contigo para que te des cuenta que sí se puede. Visita solsigal.com

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
¿Miedo en el ejercicio?
 
El miedo
 
¿Ya ves cómo eres?
 
Más coco y menos co…
 
¡Buenos propósitos, buenos hábitos!
 
¿Jaqueca etílica? (o cruda)
 
¡Esta Navidad menos plato y más zapato!
 
¿Nuevos Gatorade?
 
¿Adiós pan y tortilla?
 
Cenar o no cenar carbohidratos… ¡esa es la cuestión!
 

Calendario de búsqueda