Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
El Día Mundial de la Población: ¿Es importante la relación entre población y desarrollo?
12-julio-2011
Ir a la portada del BlogComentarios: 1 Lecturas: 25406 Ir a los comentarios

 
 
Por Joaquín Bracamontes Nevarez (CIAD)*

El lunes 11 de julio se celebró el Día Mundial de la Población. En general, se considera que el crecimiento demográfico tiene efectos negativos en los distintos aspectos del desarrollo: económico, social y humano, aunque la relación es más sutil de lo que parece. Hay al menos tres teorías acerca de la relación entre crecimiento demográfico y desarrollo (Bloom et al., 2003; Darrat y Yousif, 1999).

La teoría Malthusiana o pesimista propone que el crecimiento acelerado de la población conduce invariablemente a la pobreza, por lo cual, la planificación familiar para control de la fertilidad es una política relevante en el impulso al crecimiento económico de los países superpoblados.

La percepción "optimista", sostiene que el crecimiento de la población entraña un aumento en el stock de capital humano de la sociedad, y así contribuye positivamente al desarrollo económico; por lo tanto, la reducción del crecimiento demográfico resulta innecesaria o incluso perjudicial para el proceso de desarrollo.

Y, finalmente, la perspectiva "neutral", según la cual el crecimiento demográfico no afecta el desarrollo. Si bien los países con rápido aumento de la población tienen economías con lento crecimiento, esta correlación negativa desaparece (o incluso, cambia de dirección) al considerar otros factores como el tamaño del país, la apertura al comercio, el nivel educativo y la calidad de las instituciones.

La transición demográfica
La transición demográfica alude al tránsito de un régimen caracterizado por niveles de mortalidad y fecundidad elevados y sin control hacia otro de niveles bajos y controlados (Ordorika, 2005). En México, la creación del Consejo Nacional de Población (Conapo) en los años setenta y la implementación de programas de planificación familiar permitieron transitar de una tasa de crecimiento poblacional de 3.5% anual en 1965 a 1.8% en el año 2010 (Inegi, 2011).

Las mutaciones demográficas en las últimas décadas del siglo pasado y la primera del XXI llevaron al país a una fase avanzada en su transición. De ésta manera, resulta notable el descenso en los niveles de fecundidad y mortalidad; en 1965, la tasa de natalidad era de 46.1 nacidos vivos por cada mil habitantes, y pasó a 17.1 en 2010; mientras que, a la vuelta de 40 años, la tasa de mortalidad disminuyó aún más pasando de 11.3 a 5 decesos por cada mil personas en el año 2010.

La tasa global de fecundidad pasó de 7 hijos por mujer en 1967 a sólo 2 en el 2010; sin embargo, el porcentaje de mujeres en edad fértil se incrementó en relación a las décadas pasadas, lo cuál explica el hecho que la población absoluta sigue incrementándose pese a la disminución en la tasa de crecimiento demográfica. Asimismo, la esperanza de vida pasó de 60 años en 1970 a 76 años en el 2010.

Estructura de la Población por Edades
Un efecto importante del cambio demográfico en el país ha sido la modificación en la estructura por edades. La población en edad joven (0-14 años) pasó de 46.2% en 1970 a 28.94% en 2010, la población en edad activa o productiva (15-64 años) transitó de 50.07% en 1970 a 63.63% en 2010, y la población en edad adulta (65 años y más) pasó de 3.71% en 1970 a 7.41% en 2010 (Inegi, 2011).

El cambio en la estructura por edades muestra otro efecto de grandes implicaciones sociales: el elevado número de personas en edad activa (15 a 65 años) en relación con las inactivas (menos de 15 y más de 65 años), lo que se conoce como índice de dependencia. Así, la población en edad dependiente por cada 100 personas en edad activa pasó de 99 en 1970 a 62 en el 2010.

Esto podría transformarse en un bono o dividendo demográfico, lo que significarían 50 personas en edad inactiva por cada 100 en edad productiva para el año 2030 (Ordorika, 2005). En otros términos, la mayor proporción de población en edad activa podría traducirse en mayor productividad agregada, teniendo efectos significativos en los resultados económicos (Bloom et al., 2003).

Política demográfica y desarrollo
No hay respuestas fáciles al desarrollo. En México se puede decir que la política de población ha cumplido, pero el reto inmediato es aprovechar el dividendo demográfico como ya lo han hecho Brasil, Chile, los Tigres Asiáticos, y no se diga China e India (Bloom et al., 2003).

Para ello, hay que reconsiderar la política económica de las últimas cuatro décadas: incentivar la inversión, la competencia, volver al mercado interno como base del crecimiento económico –sin soslayar los mercados globales-, regular las prácticas monopólicas, y dar cauce a una reforma fiscal progresiva.

Además, en un país donde casi la mitad de la población vive en pobreza (Bracamontes et al. 2011; Coneval 2011) –lo cual “obstaculiza” el desarrollo–, el impulso de programas para apoyar la salud sexual y reproductiva es importante, particularmente en los estados con más pobreza: Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

En este mismo sentido, en todo el país se debe buscar una mayor coordinación entre los tres órdenes de gobierno y evaluar el logro de metas e impacto de los diferentes programas de política pública, lo que entrañaría una mayor eficiencia institucional.

De esta manera, el efecto combinado de una creciente población en edad laboral y las diferentes políticas públicas: inversión, educación, salud, etcétera, podría articular círculos virtuosos de creación de riqueza, iniciando el camino autosostenido hacia un mayor desarrollo económico, social y humano de los mexicanos en las décadas venideras.

Referencias
Bloom David, David Canning y Jaypee Sevilla (2003), The Demographic Dividend: A New Perspective on the Economic Consequences of Population Change. RAND.
Bracamontes N. Joaquín, David Ledezma T., Mario Camberos C. (2011), “El efecto de Oportunidades en la pobreza de México y la Región Norte, 2002-2006”, Economía Sociedad y Territorio, El Colegio Mexiquense A.C., Vol. XI, Núm. 35, Enero-Abril, pp. 41-93.
Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (2011). Medición de la pobreza.
Darrat F. Ali y Al-Yousif (1999), ”On the Long-Run Relationship between Population and Economic Growth: Some Time Series Evidence for Developing Countries”, Eastern Economic Journal, 1999, vol. 25, issue 3, pp. 301-313.
Inegi (2011), “Cuadro resumen. Indicadores de demografía y población”.
Ordorika M. Manuel (2005), “La población, sus ondas y su momentum demográfico”, Boletín de los Sistemas Nacionales Estadístico y de Información Geográfica, Inegi, año I, núm. 1, mayo-agosto, pp. 18-28.

* El Dr. Joaquín Bracamontes Nevarez es investigador titular en el Departamento de Desarrollo Regional, así como profesor de la Maestría en Desarrollo Regional y el Doctorado en Ciencias del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) de Hermosillo, Sonora.

***

Para más información de las actividades que desarrolla el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, consulte las páginas México CyT y Gaceta CyT México.

El blog Con-Ciencia está en twitter. ¡Síganos!

Nota del editor
El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) ha publicado también en el blog "Con-Ciencia" los siguientes artículos:

  • Soto Valdez, Dra. Herlinda, et al. (CIAD). “Desarrollo de un envase antioxidante biodegradable/composteable de origen natural”. 12 de octubre de 2010.
  • Calderón de la Barca, Ana María (CIAD). “Otros motivos de mucho peso para amamantar”. 8 de julio de 2010.
  • Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
    INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
    Imagen: * Nombre: * e-mail:

    * Campos obligatorios para llenar

    Acepto las políticas de privacidad
     


     

    ¿Existen ya acciones específicas de algún nivel de gobierno para aprovechar el bono demográfico? Lo que crece aceleradamente es el envejecimiento de la población y por tanto el peso sobre la población productiva.

     Enviado por Maricarmen Hernández - 12-julio-2011 a las 10:19 Enviar mail al autor

     
     
    Acerca del autor
     
    Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt

    Este es un blog del Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt que tiene el objetivo de dar información relevante de ciencias sociales, ciencias naturales y tecnología; el conocimiento científico y tecnológico creado busca contribuir a la solución de problemas de prioridad nacional que incremente la competividad del país e impulsar el bienestar de la sociedad mexicana. Se publicará cada martes.

    El Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt es un conjunto de 27 instituciones distribuidas en todo el país, varias de las cuales tienen más de 30 años de historia, convirtiéndose en generadoras de conocimiento altamente especializado y competitivo a nivel nacional e internacional y es un referente para la toma de decisiones en materia de políticas públicas.

    Editor del blog: Miguel Acosta Valverde, twitter: @macosta5811

     
    Escribele  haz click!
     

    Entradas anteriores
     
    Proyecto de hierbas aromáticas: innovación tecnológica en agricultura orgánica protegida
     
    Delincuencia organizada paramilitar y la crisis de seguridad mexicana
     
    Regeneración de zonas erosionadas mediante arbustivas nativas
     
    Desarrollo de nuevos materiales piezoeléctricos híbridos
     
    La violencia escolar y sus condicionantes sociales
     
    Que las autoridades respeten y obedezcan
     
    Integridad mecánica en instalaciones marinas
     
    Web semántica: la complejidad para un internet más sencillo
     
    La familia y la escuela, instituciones en constante cambio
     
    Luz y color
     

    Calendario de búsqueda