Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
Paula Cusi y Emilio Azcárraga Milmo
26-abril-2011
Ir a la portada del BlogComentarios: 10 Lecturas: 32770 Ir a los comentarios

 
 
Los años felices

Para bien o para mal, Televisa no deja de ser noticia. Ahora, se agrega el caso de Paula Cusi (Encarnación Presa Matute), esposa de Emilio Azcárraga Milmo, detenida ayer por supuestamente falsear declaraciones en torno de un litigio que sostiene por una parte de la herencia del expresidente de la poderosa televisora.

No le voy a repetir lo que al respecto informa, con detalle, EL UNIVERSAL, pero sí me parece importante insistir que sobre la detención hay dos versiones. La primera, de Ernesto Canales, abogado defensor de Cusi, quien declaró que más que una detención fue un “secuestro” por la manera en cómo se hizo operativo de su aseguramiento y la cantidad de agentes que participaron. Informó que nunca mostraron una orden de aprehensión antes de remitirla al Reclusorio Femenil de Santa Martha Acatitla.

Por su parte, el representante legal de la empresa Televisa, Alonso Aguilar Zinser, afirmó que la detención de Cusi se llevó a cabo con apego estricto a la ley, y en presencia de uno de sus abogados.

En un comunicado distribuido ayer, aseveró que existe una averiguación previa que acredita que Cusi no se condujo con verdad al rendir testimonio ante el Juzgado 62 Civil en el Distrito Federal, dentro de un juicio iniciado por ella “en el que cuestiona el trámite de la sucesión testamentaria del señor Emilio Azcárraga Milmo”. Agregó que el expediente ha sido revisado por las diversas instancias que participaron en su trámite y en todos los casos se determinó la existencia del delito por el que se libró la orden de aprehensión correspondiente.

¿A quién le cree usted? ¿al defensor de Cusi o al defensor de Televisa?

Por supuesto no soy nadie para determinar quién dice la verdad (para eso está el poder judicial), pero lo ocurrido se da en un contexto de un mayor “empoderamiento” de Grupo Televisa ante los hechos recientes: la guerra contra las telefónicas de Carlos Slim; la adquisición del 50 por ciento de Iusacell, de Grupo Salinas; la multimillonaria multa a Telcel; la autorización para que adquiera el control total de Cablemás, consolidando su control en la industria de la televisión por cable, además de otras concentraciones y otras muestras de su influencia sobre la clase política, en un anticipado proceso electoral.

La imagen que genera Televisa con esta detención y otras (recuérdese el caso reciente del dueño y del gerente del Bar Bar, en el que fue atacado el futbolista Salvador Cabañas) es que la justicia está siempre de su lado y que a quien se mete con los intereses de la empresa y sus propietarios, le puede ocurrir lo mismo que a Cusi y a otros importantes personajes. Y pareciera también que mientras para el ciudadano común la justicia tarda mucho en llegar, en casos en lo que está involucrada la televisora la autoridad actúa rápido y con eficacia.

En fin, Cusi es ahora la nota y nuevamente vale la pena acudir a la historia. En el libro El Tigre Emilio Azcárraga y su Imperio Televisa, de Claudia Fernández y Andrew Paxman (Grijalbo, 2000) se relatan algunos episodios interesantes que nos permiten conocer algo más de la mujer aprehendida y su relación con el padre del actual accionista mayoritario de Grupo Televisa.

Los autores afirman que en los últimos años de su vida, Azcárraga Milmo, en su vida amorosa, “se vio dividido entre Adriana Abascal, la reina de la belleza 40 años más joven que él, un catálogo recurrente de jóvenes actrices, y Paula Cusi, su tolerante compañera por más de 20 años y cuarta esposa”.

“Azcárraga –continúan- parecía vanagloriarse de su habilidad para mantener dos o tres relaciones amorosas al mismo tiempo, pero este acto de malabarismo se convirtió en un torneo de lucha libre femenina. Sin embargo, cuando finalmente Paula Cusi decidió tirar la toalla y dejarlo, Azcárraga la convenció de no divorciarse, y siguieron viéndose como amigos”.

Dos décadas años antes, Azcárraga Milmo fue cautivado por la atractiva rubia, que daba los reportes del tiempo y leía los horóscopos en el noticiario de Jacobo Zabludovsky. Cusi, dicen Fernández y Paxman, era una mujer “con voz fuerte, opiniones sólidas y mente inquisitiva”. “En muchas aspectos se convirtió en alma gemela, además de amante, de Emilio”. La joven también desarrolló un interés por las artes y alentó a su pareja a patrocinar a varios pintores mexicanos.

“Tras la muerte de su padre (Azcárraga Vidaurreta), Emilio le pidió a Paula que se fuera a vivir con él a una casa en la esquina de Shakespeare y Lafayette en la Colonia Anzures. Paula y Emilio empezaron a viajar juntos al extranjero, a Estados Unidos y Europa. Desarrollaron amistad con gente de otros países, que los ayudó a encontrar una casa en las colinas de Hollywood. Estos amigos los presentaban como el señor y la señora Azcárraga. Muchos años después, Paula, a quien llamaba ‘mi güerita’, de veras se convirtió en su esposa”.

Los autores afirman el matrimonio con Cusi se consolidó a principios de 1990, luego de varios años de relación.

“Las tendencias de mujeriego de Emilio seguramente eran una fuente creciente de inconformidad para Paula. En el pasado, el acceso a la cuenta bancaria de su esposo y su confianza en su propia elegancia la armaron de la suficiente seguridad como para encarar sus aventuras. Con unas cuantas excepciones –como un abrigo de mink blanco que llevó al funeral de la hija de Emilio- Paula gastaba el dinero de él con buen gusto, en particular en lo que se refiere al arte. Era una estudiante rápida y había sido bien aconsejada por los Gelman, Bob Littman y otros. En una ocasión, un visitante alabó una pintura recién colgada en la casa que compartía con Emilio en la colonia Anzures. Era un original de Joan Miró. ‘Es mi regalo de cumpleaños para Emilio’, contestó Paula”.

Pese a las aventuras, Paula estaría dispuesta a casarse con Emilio y éste con ella. Fernández y Claxman afirman que el matrimonio tenía sentido. Para Emilio, consciente de su cáncer, al casarse con Paula se aseguraría de que la mujer a la que había amado durante más tiempo tuviera un sólido derecho legal a exigir cualquier cosa que le dejara en su testamento. Le dio a Nadine el divorcio por el que vociferaba –por orgullo durante mucho tiempo ignoró la solicitud de su tercera esposa, negándose incluso a tomarle las llamadas- y se preparó para su cuarta boda”.

La boda se hizo a bordo del yate Paraíso. Agustín Barrios Gómez, entonces cónsul en Nueva York, ofició la ceremonia, a la que asistieron unos doce invitados: la esposa y el hijo de Barrios Gómez, John Gavin, George Nicholson, el experto en arte Bill Lieberman y la heredera de Revlon, Lyn Revson. “No estaba presente ningún miembro de la familia Azcárraga”, destacan los autores.

En el libro se recuperan más detalles de la relación que Azcárraga comenzaba a tener con Adriana Abascal casi al mismo tiempo de su matrimonio con Cusi. En marzo de 1994, el columnista Alberto Aguilar dio a conocer la noticia de que Paula estaba pidiendo el divorcio y el precio de las acciones de Televisa cayó un cuatro por ciento.

“Al principio los abogados de Paula habían dicho que estaban pidiendo 30% de toda la fortuna de Azcárraga, que presumiblemente incluiría 30% de las acciones”.

Al día siguiente se aclaró que la pareja se había casado bajo el régimen de separación de bienes. En todo caso, dicen, “todo el asunto bien pudo ser una estratagema de Paula para hacer que Emilio reflexionara en todo lo que había perdido por preferir a Adriana”, por lo que no se divorciaron y acordaron una separación amistosa.

Emilio le permitió quedarse con varias casas, la mayoría de las pinturas y le dio el 10 por ciento de Grupo Televicentro. “Emilio y Paula, que habían sido recíprocamente lo más importante en sus últimos 20 años de vida, nunca se dejaron”.

El 16 de abril de 1997, Azcárraga Milmo murió y se abría entonces un nuevo capítulo de su historia por la disputa por la herencia y el control de Televisa, documentada ampliamente por el periodista Jenaro Villamil. Entonces se dijo que la fortuna se había dividido en seis partes, entre su hijo, sus tres hijas, su esposa Cusi y su concubina Adriana. El testamento tiene la fecha de 18 de enero de 1996.

Al repartirse la herencia, hubo recompras de acciones, inconformidades y litigios que hoy tienen en la cárcel a la mujer que, ante lo documentado por Fernández y Claxman, más amó “El Tigre” en su vida.

Como siempre, bienvenidas sus opiniones...

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Una historia apasionante , con grandes repercusiones directas e indirectas, y qué obvio se mantiene la información en un bajo nivel.El futuro de Televisa está firme con el actual dueño y su grupo,sin embargo la Sra.Cusi puede ser una espina muy dolorosa en sus zapatos y creo muy dificíl de erradicar. Saludos.

 Enviado por Dr. Octavio Mancebo del C. S. - 29-mayo-2011 a las 12:08 Enviar mail al autor

 

Inicio mi contribución, con una mirada a las calles de la ciudad de México. En ella se encuentra televisa en cada esquina con su financiamiento a miles de cientos de revistas pornográficas, una tv abierta absoleta y llena de comerciales, no hay ninguna idea de cambio, QUE SE PUEDE ESPERAR DE la TV Nacional y abierta, basura, como estan todas las esquinas llenas de TV Notas y TV Novelas. Si alguien le interesa mantener en la ignorancia a los mexicanos es televisa y su pareja tv Azteca con la complacencia de la "Elba" Esther Gordillo dominando la SEP, aunque Lujambio lo niegue. Señores Azacarra lo de su herencia es una forma fraudulenta de como se a hecho de su riqueza y como piensa su empresa

 Enviado por Manterola Ortega - 26-abril-2011 a las 18:27 Enviar mail al autor

 

exelente tema para una telenovela,....... de TV Azteca.

 Enviado por beto - 26-abril-2011 a las 18:20 Enviar mail al autor

 

EL PODER DE UN HEREDERO CONTRA LA INJUSTICIA DE UNA CIVIL TRABAJADORA... NO MENCIONARON TANTO EL CASO DE UNA PELICULA RECIENTE...??? PARA QUE TANTO BLA, BLA Y MAS BLA. UNA PRUEBA MAS DE LAS JERARQUIAS DEL PODER DON $$$$$$$$$$$$$$$$

 Enviado por EL PUEBLO - 26-abril-2011 a las 17:49 Enviar mail al autor

 

mhhhhh pues la prensa rosa a todo lo que da...

y mientras, ni siquiera una buena propuesta en TV abierta, por parte de esta televisora...

 Enviado por Claudia G @clausgr - 26-abril-2011 a las 16:37 Enviar mail al autor

 

lo interesante y lo grave, es hasta donde pueden escalar el pleito slim-azcarraga... televisa tendrá el apoyo del gobierno pero CARSO tiene muchisima mas plata que televisa y el gobierno juntos... se nota que no se van a detener ahora que van por todo los televisos.

 Enviado por TcoloT - 26-abril-2011 a las 15:57 Enviar mail al autor

 

Si la televisora ha linchado a Senadores, diputados, millonarios y deportistas entre otros, que tan díficil puede ser atropellar los derechos de un civil.

 Enviado por Alfredo - 26-abril-2011 a las 15:07 Enviar mail al autor

 

Eso y más merece la vieja esa por meterse con los hombres poderosos. Que la violen a ver si aprende. Que la regresen al metate.

 Enviado por Rodolfo Gonzalez - 26-abril-2011 a las 14:19 Enviar mail al autor

 

ahora si que tienes el valor o te vale

 Enviado por mar - 26-abril-2011 a las 13:19 Enviar mail al autor

 

Nadie entra a la cárcel por falsedad de declaraciones. Es evidente la mano negra y da pena que el asunto el gobierno del DF esté vinculado. Un susto, eso es lo que le están dando a la señora. Que pena y que asco da televisa. El verdadero enemigo de México.

 Enviado por Arturo - 26-abril-2011 a las 13:16 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Gabriel Sosa Plata

La radio, la televisión, internet y las telecomunicaciones en general tienen un papel fundamental en nuestra sociedad, pero poco reflexionamos sobre su quehacer cotidiano, sus contenidos, sus servicios o sus avances tecnológicos. También muy pocas veces, nos damos a la tarea de analizar su impacto en la democracia, en las relaciones interpersonales, en la cultura o en la economía.

A los medios de comunicación y a las telecomunicaciones se les puede ver desde diferentes miradas. Por eso es que en este blog tu visión del tema enriquecerá el análisis y nos permitirá conocerlos más, a la luz de los intensos cambios tecnológicos y una digitalización que día con día se impone en los hogares, en los automóviles, en las oficinas y en los dispositivos móviles que nos acompañan cotidianamente.

Soy Gabriel Sosa Plata, estudié la licenciatura y la maestría en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Desde hace años me dedico al periodismo y a la investigación académica sobre los medios de comunicación y las telecomunicaciones. Actualmente soy profesor de tiempo completo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco, comentarista de Radio Educación, socio de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC) y, como se aprecia, un apasionado de los medios y el periodismo.

Conversemos también en twitter.com/telecomymedios

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Antimanual para el gabinete del presidente Calderón sobre uso de Twitter
 
Más calidad y diversidad en los medios de comunicación
 
Campañas contra telefónicas
 
Ante la guerra televisoras-telefónicas, hablan las audiencias
 
El regreso de Gutiérrez Vivó y de la ex Radio Consentida
 
Telefonistas contra Televisa y Televisión Azteca
 
¿Y si las mujeres dirigieran Telmex, Televisa y TV Azteca?
 
TV: ¿quién incumple más la ley?
 
Aristegui, su regreso y el triunfo de las audiencias
 
Lista, la radio para leer
 

Calendario de búsqueda