Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
Escuadrones de la muerte en Oaxaca
11-noviembre-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 0 Lecturas: 179739 Ir a los comentarios

En un documento generado por la Coordinación Política para la Liberación Nacional (CPLN) de Oaxaca, se plantea a detalle la problemática de los paramilitares en aquella entidad, fenómeno creciente que ya ha causado muchos muertos, algunos incluso del bando de los propios policías y agentes de las fuerzas de seguridad estatal.

La ebullición de la violencia parapolicíaca.

“Paramilitares” y “Parapolicías”, en Oaxaca es una ecuación que parece distinta y hasta nueva, pero tienen los mismos resultados devastadores en una sociedad ya temerosa y que ha incursionado sin querer en el espectáculo violento que han promovido los medios de comunicación en el norte del país, asesinatos por mandato, intereses que se imponen a la lógica de la seguridad tan invocada por el estado mexicano, que repite hasta el hartazgo que no se violan los derechos humanos, que la prioridad es la ciudadanía, en un desgastado discurso de su guerra contra el narcotráfico, en donde la percepción de la ciudadanía era que incluso antes de comenzar ya estaba perdida.

La exacerbada violencia para Oaxaca está alcanzando los límites del miedo, del terror de Estado, en una andanada de ejecuciones que ha propiciado en diferentes tonalidades que expertos, periodistas, académicos y organizaciones expliquen el fondo de los asesinatos, ya bien los motivos e intereses, y no explicar la forma, su tinglado, el modo de operar y la similitud de procesos sistemáticos de estos grupos que se han despojado del improbable rubor y a la luz del día, con descaro total, ejecutan, asesinan, amenazan y crean alarma; un terror que alcanza a todos los niveles de la sociedad, pero principalmente a una izquierda fragmentada, un movimiento popular que dividido por discusiones bizantinas, no quiere revisar la historia.

Basta revisar los acontecimientos de ejecuciones más recientes en la última media década, partiendo de lo que se conoció como “Caravanas de la muerte” en el año 2006, cuando el conflicto magisterial y popular (en Oaxaca) alcanzo a exhibir la ineptitud del estado local y federal, teniéndoles como única respuesta efectiva o de solución; fue en primer instante en que grupos dotados, atacaran con armas largas los campamentos populares, abriendo paso a los cuerpos policiacos y militares que cumplieron su función represora en un estado a todas luces ingobernable.

De esa experiencia rescatada, rica en acontecimientos y experiencias para el movimiento popular, también marco la viabilidad a este tipo de grupos “parapoliciales”, eran eficaces en cierta medida para el propósito en que fueron creados, pero el afinamiento de la estrategia tardo un par de años más para consolidarse, hoy en día podemos observar que se han especializado, y que no tienen miedo, ya bien por su velada relación con los cuerpos de seguridad, militares y las cúpulas gubernamentales, también como con el posible devaneo que mantienen con el crimen organizado.

La lista es extensa, pero basta un breve muestreo para detectar que la estrategia les es funcional.

• 30 de enero de 2008
(1) Alejandro Barrita Ortiz, ex militar con grado de teniente, originario de Ejutla de Crespo, fue ejecutado a plena luz del día cuando realizaba ejercicio en el parque “El tequio.”, con entrenamiento especial en contrainsurgencia y una de las piezas claves en la represión en el año 2006, se especula que conocía en demasía los movimientos parapoliciales de esta temporada, incluyendo el paradero de los dos militantes del EPR.

• 23 de enero de 2009.
(2) Aristeo López Martínez, ex coordinador de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito de esta capital y ex guardaespaldas de José Murat Casab, fue asesinado en presencia de su hijo, de 12 años, cuando circulaba en su vehículo, pasado el mediodía, en la céntrica calzada La República; De acuerdo con testimonios, los pistoleros eran apoyados por dos sujetos que viajaban en una motocicleta.

• 30 de octubre de 2009
Asesinan en una emboscada en el estado de Sonora a Margarito Montes Parra, líder de la UGOCP organización con presencia en Oaxaca y Veracruz.

• 21 de mayo de 2010.
Personas desconocidas ejecutan a Timoteo Gutiérrez Castro, líder cañero del estado, en el municipio de Acatlán de Pérez Figueroa.

• 17 de agosto de 2010.
El dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (SUTCOBAO), Tomás Matus Matus, fue ejecutado a las afueras de su domicilio.

• 22 de octubre de 2010.
Asesinan durante el día en sus oficinas a Catarino Torres Pereda, líder de la organización CODECI en la ciudad de Tuxtepec, Oaxaca.

• 23 de octubre de 2010.
Asesinan en la ciudad de Oaxaca al líder del MULT, Heriberto Pazos Ortiz, después de una persecución en motocicletas por individuos presuntamente vestidos como policías.

• 29 de octubre de 2010.
Rubén Marmolejo (a) “el Dragón” y Alejandro Nuñez (a) “El Perro” conocidos porros de la UABJO, son asesinados a plena luz del día y ante decenas de testigos por individuos que se transportaban en motocicletas, se les vinculaba como ejecutores de las Caravanas de la Muerte en el año 2006.

La forma alevosa dadas las ejecuciones de todos estos y otros, marca el punto intermedio de una escalada de agresiones al movimiento popular en forma sistemática, motivos sobrados tiene el estado para esgrimir presuntas líneas de investigación, ajustes de cuentas, conflictos interétnicos, asuntos personales, litigios sin resolver y un extenso etcétera, ahora con la ascensión del gobierno de “transición” en Oaxaca, que lleva el nombre de Gabino Cué Monetagudo a la cabeza, sin saberlo o sabiéndolo sin ocuparse de ello se está considerando a la “izquierda como el enemigo número uno”.

Si bien estos grupos “parapoliciales” no poseen una ideología de extrema derecha, sus componentes o mejor dicho sicarios son reclutados bajo una atracción más convincente para ellos que el imperativo ideológico: cada asesinato o atentado es pagado con fondos del Estado ¿o de donde más?

Al filtrase Iniciativas sociales más agresivas, más violentas de tipo económico el descontento en la población está alcanzando niveles no contemplados por el gobierno y una vez más recurre a los artilugios que a otros gobierno de corte dictatoriales ha funcionado con la inevitables consecuencias sociales, “Paramilitares” y “Parapolicías”, grupos de control, que establecen sus reglas al margen de la ley, acompañado de un terrorismo jurídico, que orilla a la toma de decisiones más violentas en la población."

Hasta aquí el texto de la CPLN. En nuestro próximo blog abordaremos -también de acuerdo a la CPLN- qué papel juega en este entramado paramilitar el tráfico de armas.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 
 
Acerca del autor
 
Alejandro Jiménez

Analicemos juntos los movimientos armados en México y la seguridad nacional desde una perspectiva que trascienda el sensacionalismo, el sectarismo partidista o las páginas de policía. Este blog pretende hacer aportes en tal sentido.

Depende, no sólo del autor sino de quienes lo retroalimenten. Aquí se plantearán temas, lo demás ya será resultado de las participaciones que todos tengamos martes y jueves.

Alejandro Jiménez ha sido periodista de EL UNIVERSAL desde hace ya casi dos décadas, en áreas tan variadas como el Centro de Documentación, Turismo (por insospechado que parezca) y en Opinión. Se metió a esto del estudio de las guerrillas durante la investigación para la colección de tres tomos “Los Movimientos Armados en México” (1994), de la que surgió a su vez el proyecto del libro “México Armado” (2007).

Twitter: @ajimac

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Oaxaca al borde del abismo
 
La muerte de Teresa
 
El Jefe Diego y los eperristas
 
Guerrillas de ultraderecha gringas
 
Genocidio en Copala (y el EAP)
 
Mediación con EPR, malas noticias
 
El escándalo de San Juan Copala
 
TDR y los secuestros
 
Son guerrilleros, dice Onésimo
 
Los pendientes de Luis Echeverría
 

Calendario de búsqueda