Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
Los “críticos” de la radio y la televisión
19-octubre-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 3 Lecturas: 25575 Ir a los comentarios

 
 
Crítica a los medios desde los medios, cada vez más necesaria
La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), Karen Sánchez, fue sin duda la estrella de la tradicional Comida de Radio y Televisión, que se llevó a cabo el jueves de la semana pasada, y opacó al presidente Felipe Calderón en propuestas, datos y afirmaciones contundentes sobre lo que piensan los radiodifusores de algunos temas.

De lo dicho por la también vicepresidenta de Grupo Siete hubo varios planteamientos interesantes, pero por ahora me concentraré en uno: su crítica a los “críticos” de la radio y la televisión. Al referirse a “quienes proponen establecer una nueva forma de radiodifusión con ventajas, aludiendo a la necesidad de democratizar a los medios”, Sánchez Abbot dijo que los medios comerciales son también plurales.

“Si bien contamos con financiamiento comercial, la actividad de esta industria es eminentemente social. Por los medios que operamos, se permite que todo sea dicho, incluso, los críticos de la radio y la televisión, encuentran una plataforma abierta”.

Una primera pregunta es ¿quiénes son esos “críticos”? De acuerdo con el Diccionario de la Lengua Española, la palabra “crítico” tiene varias acepciones: persona que ejerce la crítica o que habla culto, con afectación. También un “crítico” puede entenderse como aquel que hace un examen o juicio acerca de alguien o algo y, en particular, el que se expresa públicamente sobre un espectáculo, un libro, una obra artística, etc. Bajo tal circunstancia los “críticos” de la radio y la televisión serían quienes manifiestan algún examen o juicio sobre los contenidos, estructura, movimientos y más asuntos de la radiodifusión.

Con esa definición, este bloguero podría considerarse como un “crítico” de la radio y la televisión, por lo que me queda el saco de lo que se dijo la semana pasada. ¿Quiénes más podrían estar en ese supuesto? Somos varios, pero le aseguro que para la cantidad de estaciones de radio y televisión existentes en el país somos muy pocos los que tenemos espacios para ejercer la crítica a los medios, incluyendo a la prensa, a internet y a las telecomunicaciones en general.

A la radio y a la televisión no les gusta, por lo general, la crítica ni la autocrítica, pero es necesaria para detectar aquello que no está funcionando y mejorarlo. A veces, sin quererlo, quienes desarrollamos esta labor ofrecemos una especie de asesoría gratuita, que en lugar de desacreditar debería ser bienvenida.

La crítica a la radio y la televisión es, por supuesto, mucho más abierta y amplia en diversos medios impresos. Hay publicaciones especializadas, como Zócalo, Etcétera y Revista Mexicana de Comunicación. También es común que algunos diarios, como EL UNIVERSAL, nos den espacio para manifestar nuestras opiniones sobre el tema. Desde el 2005 (con una breve interrupción de seis meses), este bloguero tiene una columna que se publica en la sección de Cartera, denominada “Telecom y Medios”. En otros diarios como Reforma, Milenio Diario y El Financiero también se da cabida a columnas especializadas de medios de comunicación, pero algunos de sus autores más bien tienen la tarea de ser contrapeso de los “críticos”. Algunos de los columnistas más respetados, reconocidos y con una sólida trayectoria académica son Fernando Mejía Barquera (Milenio Diario), Raúl Trejo Delarbre (Zócalo y el portal en internet Eje Central), así como Florence Toussaint y Alma Rosa Alva de la Selva (Proceso). También no podemos dejar de mencionar a Claudia Segura, quien durante años mantuvo una columna de crítica radiofónica en Milenio Diario.

La democracia y la democratización del país también se relaciona con la práctica de la crítica, libre y sin censura, sobre los medios de comunicación y lo que ocurre en nuestro entorno. En la radio y la televisión se ejerce la crítica de los más diversos temas, incluso, en muchas ocasiones, de manera interesada para afectar la imagen de una institución o una persona. ¿Por qué no permitir la crítica desde y para los espacios mediáticos y más aún en aquellos que explotan una frecuencia del espectro radioeléctrico, que pertenece a la nación?

Los espacios de radiodifusión con más apertura a estos temas han sido tradicionalmente los medios de servicio público. El más destacado ejemplo es XEEP Radio Educación (1060 de AM), donde desde hace más de 20 años se transmite El Fin Justifica los Medios, un programa de análisis y “crítica” de los medios de comunicación, que produce la incansable Graciela Ramírez. Ahí colaboran “críticos” como Fernando Mejía Barquera, Jenaro Villamil, Carmen Gómez Mont, entre otros. También mi compañero de EL UNIVERSAL y conductor del noticiario Antena Radio, del IMER, Mario Campos, dedica en su programa un espacio a la radio, la televisión y las telecomunicaciones. En la misma Radio Educación, este bloguero hace un comentario todos los viernes en el noticiario “Pulso de la Mañana”.

En emisoras comerciales las opciones son más reducidas. En Foro TV, de Televisa, Gabriela Warkentin y José Carreño analizan la agenda de los medios. En Milenio TV y en Canal 40, Álvaro Cueva analiza y critica los contenidos de la televisión. Este bloguero hace cada martes un comentario sobre el sector en Informativo 40 de la Noche, que conduce Hannia Novell. También hay espacios en los que, en efecto, nos entrevistan a los “críticos” con cierta regularidad: los noticiarios de Javier Solórzano y Carlos Urdiales en Radio 13; de Carmen Aristegui, en MVS Radio, y de Carlos Puig, en W Radio. No son tantos, pero son muy valiosos.

La crítica a la radio y la televisión no es sólo tarea de “especialistas” o, valga la expresión, de los “críticos”. Después de todo, debe ser tarea cotidiana de toda aquella persona que consume contenidos de los medios de comunicación. La formación de audiencias críticas debe ser ya parte de la formación integral de los mexicanos y para ello los “críticos” ponemos nuestro granito de arena.

A mi parecer, la crítica y los “críticos” somos necesarios porque la presidenta de la CIRT debe reconocer que también se cometen muchos excesos y abusos en programas de radio y televisión que no cumplen en nada la función social que les obliga la legislación en la materia. En este blog nos hemos referido en varias ocasiones al tema, con datos duros, del gobierno y de algunos investigadores universitarios. Sin la crítica, le aseguro que las violaciones a la ley serían mayores.

Así que ojalá hubiera más “críticos” y más espacios en los medios electrónicos e impresos para ellos para difundir la enriquecedora producción académica que sobre comunicación se genera en diversas Universidades. Es importante aclarar, además, que la exigencia de democratizar los medios de comunicación no es para que nos den más cabida a los "críticos", sino para ampliar la oferta de información y entretenimiento, y tener mayor pluralidad política y cultural.

El tema da para mucho más, pero ahora el espacio queda abierto para su participación. ¿Qué opina de los “críticos” y de lo que dijo Karen Sánchez? ¿considera suficientes y adecuados los espacios para la crítica de la radio y la televisión? ¿usted se considera “crítico” de los medios? ¿a qué “críticos” de este tema conoce? ¿coincide con su crítica? ¡Bienvenida la “crítica” argumentada y constructiva de la radio y la televisión!

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Como bien señalas,Gabriel, la crítica es una actividad para la que debemos prepararnos todos, no únicamente los "especialistas". Para ello debemos de entender la crítica no como un acto de descalificación a ultranza o a priori, sino como un acto que mejore las prácticas existentes. Criticar debe llevar a una evolución, tanto del crítico como del criticado. En lo que respecta específicamente a los medios es fundamental que todos contribuyamos a la formación de audiencias críticas; que todos tratemos de contribuir a mejorar la calidad del tratamiento periodístico de la información. Un periodismo de calidad contribuye a crear una democracia de calidad. En la Universidad Iberoamericana tenemos el Observatorio Ciudadano de Medios (OMCIM) que es un espacio de encuentro entre académicos, periodistas y público en general para una reflexión conjunta sobre medios. Recopilamos en un blog lo que diariamente difunden los medios sobre los medios (de hecho ahí me enteré de este texto)y compartimos reflexiones. Ojalá nos acompañen tú y tus lectores. La dirección es: http//:omcim.org

 Enviado por Regina Santiago Núñez - 20-octubre-2010 a las 08:54 Enviar mail al autor

 

El punto de la presidenta de la CIRT es precisamente que contamos con medios de comunicación abiertos, porque incluso quienes son críticos de estos medios pueden trabajar en ellos y comunicar sin censura.

 Enviado por Monica Aspe - 19-octubre-2010 a las 12:40 Enviar mail al autor

 

¿Qué se necesita para ser un crítico? ¿Cuál debe ser su perfil? ¿Porqué no abrir el espacio, aunque sea de manera ocasional a la gente común, a la crítica de medios, de programas de Radio, TV, etc? .De los críticos, sólo ubico a Florence Toussaint, de Proceso...Muchos Saludos!

 Enviado por KBK69 - 19-octubre-2010 a las 10:38 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Gabriel Sosa Plata

La radio, la televisión, internet y las telecomunicaciones en general tienen un papel fundamental en nuestra sociedad, pero poco reflexionamos sobre su quehacer cotidiano, sus contenidos, sus servicios o sus avances tecnológicos. También muy pocas veces, nos damos a la tarea de analizar su impacto en la democracia, en las relaciones interpersonales, en la cultura o en la economía.

A los medios de comunicación y a las telecomunicaciones se les puede ver desde diferentes miradas. Por eso es que en este blog tu visión del tema enriquecerá el análisis y nos permitirá conocerlos más, a la luz de los intensos cambios tecnológicos y una digitalización que día con día se impone en los hogares, en los automóviles, en las oficinas y en los dispositivos móviles que nos acompañan cotidianamente.

Soy Gabriel Sosa Plata, estudié la licenciatura y la maestría en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Desde hace años me dedico al periodismo y a la investigación académica sobre los medios de comunicación y las telecomunicaciones. Actualmente soy profesor de tiempo completo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Xochimilco, comentarista de Radio Educación, socio de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC) y, como se aprecia, un apasionado de los medios y el periodismo.

Conversemos también en twitter.com/telecomymedios

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
Televisoras alzan la voz
 
Radio comunitaria pide auxilio
 
¡El fin de la radio!
 
Radio y telecom en el bicentenario: tecnología e historia
 
Televisión digital en México: más dudas
 
Gutérrez Vivó, el debate y otras noticias de la radio
 
Ataques a Televisa Monterrey
 
Publicaciones prohibidas
 
Spots del presidente Calderón ¿una burla?
 
Youtube y el terror
 

Calendario de búsqueda