aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Indagar


26-julio-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 13 Lecturas: 1774100 Ir a los comentarios

El espacio de los hechos es un escondite secreto en Alakamanda, La Ciudad Ideal. Esquina con un canal de Xochimilco, la ciudad de la realidad. No hay manera de conocer con anterioridad las indicaciones del canal adecuado. La/el interesada/o en saber...Se echa a nadar. Nade que te nade terminará descubriendo en algún momento (Si el encuentro es deseable y está escrito) una veleta de viento junto a una casita de piedra con chimenea. Al lado hay un pozo. Si sale humo de la chimenea se puede tocar a la campana, si no la persona empapada se regresa a su casa. Si se llega en día de tormenta, aún mejor. La conjunción de las aguas que corren y de las aguas que caen provocan -en la deseosa-de-ser-iniciada- un estado de particular receptividad que facilita la escucha de las palabras del Maestro, por misteriosas que estas sean.

La personaja, quien ya nadó casi hasta quedarse sin aliento, descubrió la veleta y el pozo, escaló las piedras tierra arriba, se preguntó si no estaría ya de plano demente, tocó a la campana, saludó amable y titiritante y dejó un rastro acuífero desde la entrada hasta el sofá. Se llama Margarita.

Su mamá la llamó así en memoria de la Gautier, de la Duras (Amén) de la Yourcenar, de la Margarita de Rubén Darío, de la de Luisa May Alcott, y de una Margarita Anzieu, a la que Lacan volvió célebre en una tesis –por deschavetada- con el nombre de “Aimée”. Quizá la madre haya pensado también en Doña Margarita Maza, pero no estoy segura de que la inspirara. El personaje masculino, para los fines de este viaje, se llama Jasón.

En el muro hay una imagen de la Bocca (romana) della veritá y junto un letrerito no excesivamente poético que dice: “Que escuche quien tenga orejas”. “¿Entonces tengo que decir la verdad?” preguntó Margarita ensopada y gozosa señalando hacia la Bocca. “No necesariamente”, le respondió el mero mero de los argonautas. “¿Cómo? vine cuan audaz sirena hasta por acá sorteando lirios, alimañas pegajosas y lagartos imaginarios, ¿y todo eso para no decir la verdad?”.

“¿Lo haces con frecuencia?”, preguntó el chamán (De la lengua Tungu "Scha", saber). “¿Qué? ¿Lo de la sirena? Me lo imagino continuamente entre el tráfico de los ríos que ya no existen: río Churubusco, río Magdalena, paseo del río”. “No. Qué verborrea vial. Me refería a preguntar por lo que ya es tuyo, como si no te perteneciera. A preguntar por lo que ya sabes, como si no lo supieras”.

“Ya me perdí”. “Tu deseo de decir la verdad es tuyo ¿no?”. “Supongo que sí”. Entonces ¿por qué ‘tendrías’ que decir una verdad que tú necesitas? ¿Quién te impone desde afuera aquello que tú misma necesitas?”. “¿En qué monserga me habré venido a meter?”, preguntose Margarita, cataléptica y deshojada. En el salón hay dibujos de Escher, reproducciones de Leonora Carrington, de Delvaux y de Remedios Varo. El chamán no está vestido como tal. (¿Cómo tendría que estar vestido?)

Margarita (“Está linda la mar…”) acude a este Templo del Saber y del No Saber, con la firme intención de consultar al oráculo, a la galleta de la suerte, a Madame Zazou, a la Bocca della Veritá, a los Chamanes de Catemaco, a las Runas y por supuesto a Jason, que no lee bolas de cristal, pero se ha pasado añales entre las telarañas de la psiquiatría y el psicoanálisis. Como Margarita tuvo escasez de bibliotecas en su infancia, tiene pasión por los chamanes ilustrados.

El fondo de su visita a este Templo que les cuento, puede ser ligeramente pantanoso: su analista de “siempre” (El de ella), largose una vez más de vacaciones con su Odalisca (La de él). Sin parsimonia, pundonor, ni recato alguno. Ajá. ¿El de Siempre? Bueno, ese “siempre” instituido desde que Margaret vive en el “lado de Acá”, superpuesto a aquel otro “siempre” de su otro analista, cuando vivía del “lado de allá”. ¿Qué estará una haciendo cuando marca temporalidades tan innecesarias de marcar? A la narradora le entra un agudo sospechosismo, pero su inconsciente está retenido en el Monte Pío, o sea que sólo le queda lidiar con el de Margarita remojada. Esperemos que sea cooperativo.

Margarita dio acuse de recibo de la “traición” repetida de su Gurú, misma que hasta hace no tanto, había tolerado con lealtad, estoicismo y marcial donaire. Pero en la última ocasión (sin disturbio, ni razón aparente) decidió vengarse de manera sangrienta ¿buscando? ¿Encontrando? Temporalmente, a un analista Otro. Un brujo Otro. Ajá. Otro. “¿Qué estaré escenificando?”, se pregunta la Margaret, ante tan evidente intento de parricidio simbólico. El analista “de siempre”, al que como parte de la venganza llamaremos El Tótem de los viveros, los jardines descolgados y las cactáceas, se enterará después -con sumo agrado- de que su paciente y discípula se desbalagaba en otras orejas durante su ausencia. Nunca falta un descastado, para una traidorzuela. Pero eso Margarita aún no lo sabe.

“¿Quién me impone desde afuera aquello que yo misma necesito? ¿Esa fue su pregunta?" “Ajá”. “Usted no diga ‘Ajá’, acá la que dice ‘Ajᒠsoy yo. Usted está supuesto a ser un sabio. No un monosilábico. Pues más bien la pregunta sería Jasón de los astronautas ¿por qué inventaría yo que alguna extravagante fuerza externa me obliga/ría a hacer lo que necesito hacer y me da angustia hacer? pero es que sí lo quiero hacer, porque si no lo quisiera hacer, el conflicto no existiría”. “Ajá”. “Como el niño que quiere estudiar y estudiar y se distrae continuamente para vengarse –por ejemplo- de un/a padre/madre abandonador/a. Y entonces se pelea con sus deseos, es decir con él mismo, y entonces siente que lo obligan a estudiar y estudiar y él se rebela, y de golpe ya se hizo unas bolas horribles y en ese peleadero absurdo se le olvida… que él quiere aprender. En el principio lo que estaba allí, era su inmenso deseo de aprender (o lo que sea). Postergado. ¿Olvidado? ¿Traicionado? Y ya no digas ‘Ajá’, te lo ruego”.

En un ángulo del salón hay una cortina. Una de estas cortinas de terciopelo rojo, como las que ocultan a los magos antes del espectáculo. No sabemos qué hay detrás. Es decir, el personaje de la historia imagina lo que podría estar oculto detrás de la cortina, pero aún no la corre. Le gusta ese misterio. Tal vez también le asuste un poco. Saber. Ir sabiendo. Esa promesa de un más allá de la realidad que le permitiría entender lo que no entiende. O por lo menos intuirlo. O quizá avizorar lo que sería bueno intentar entender. Puede ser que detrás de la cortina se esconda un sueño. Un deseo desconocido. Una memoria desplazada que intenta asomarse a la luz del día. “¿Lo haces con frecuencia?... Me refería a preguntar por lo que ya es tuyo, como si no te perteneciera. A preguntar por lo que ya sabes, como si no lo supieras”, así dijo el Ajax.

Sabe/Cree saber...que detrás de la cortina hay un anaquel con muchos libros. ¿Qué libros son? Lo sabe porque los libros tienen esa manera única de vibrar y de llamarte en silencio. “Hay muchos libros allí detrás”. “¿Tú crees?”. “Estoy segura”. “¿Y cuáles serían sus contenidos?”. “Lo voy a pensar”. “No lo pienses. Siéntelo. ¿Cuáles serían los contenidos de esos libros que tú necesitas?”. Las tres letras de: “Eso” toman en el texto a continuación, el lugar del tema del que se hablaba. El lugar del enunciado que no se enuncia porque tomaría demasiado espacio y/o demasiado tiempo y sobre todo porque el punto no es cuál era el tema concreto, sino la pregunta con la cual fue asaltada la intrépida y chorreante portadora del en ese momento tema concreto.

Entonces Jasón le preguntó: Pero “Eso”…. ¿Es una necesidad o es un deseo? Se quedó muda porque nunca se le había ocurrido planteárselo así. Supongo que “eso”, también podría ser ambas cosas. Pero puesto que la pregunta se planteó, quizá cabría la posibilidad de diferenciar. Hacer un esfuerzo meticuloso de deslinde. Es evidente que no es lo mismo la necesidad que el deseo. Pero ¿cuál sería la diferencia en este caso específico?

Intentó tener en cuenta que este analista no es realmente el suyo verdadero de a de veras. Es otro, con quien “traiciona” esporádicamente al suyo verdadero de a de veras. Éste habla distinto. “¿Una necesidad o un deseo?”

(H)OJEADA A UN EJEMPLO. NECESIDAD Y DESEO.

Lacan –a través de la realidad/metáfora del amamantamiento- hace una diferencia entre la necesidad y el deseo. Un bebé necesita comer. Manifiesta su hambre Su demanda va más allá. Paralelo a ser alimentado (necesidad) quiere ser amado, reconocido, reconfortado (el deseo humanizante de ser deseado).

SE RUEGA A LAS PERSONAS INTERESADAS LLENAR EL ESPACIO EN BLANCO CON LOS CONTENIDOS DE SU ESPECÍFICA INQUIETUD.

Pero ------------------- ---------------------------------------- ¿Es una necesidad o es un deseo?

“¿Podría correr el telón para mirar que hay detrás?”. “No. Detrás está lo que tú coloques. Lo que tú imagines. Lo que tú trabajes. Lo que tú sueñes. Lo que tú puedas hacer con tus necesidades y con tus deseos”. “No siempre es posible hacer lo que una necesita o desea”. “No, no siempre. Pero sería peor que te lo hicieras imposible cuando sí es posible”. “¿Por qué alguien haría algo semejante. Tan retruecanoso y rocambolesco?” “Por tantas sin razones, es una especialidad de los seres humanos. Si un lagartito necesita comer, y tiene acceso al alimento, come. No hay conflicto. En las personas es mucho más complejo. Por este vaivén entre la necesidad y el deseo. Por la carga de contra-deseos implícita tantas veces en el deseo mismo.” “¿O sea que el Hara-kiri se nos da?” “Sí, suele dársenos”.

Margarita la que florece, le pide a Jasón que extienda su mano para entregarle su amuleto (el de ella): “¿Podrías acariciarlo con tus manos para que sea más recontra mágico?”. El amuleto se lo regaló su amiga Ross. Es una cabeza de madera de Buda. Una madera especial. Adentro guarda unos aretes de plata. Durante el día los traes puestos, si alguna mala hora se atraviesa a deshoras, frotas tus aretes. Se chupan la energía oscura. En la noche los guardas en la cabeza de Buda y se purifican.Ah, esa debe ser la idea de remojarse antes de la cita acá. Purificarse.

Jasón extendió la mano y ella colocó los aretes en su palma. No nada más. Con el índice fue acariciando los bordes de su mano (la de él) El hombre del escondite secreto no retiró terapéuticamente su mano. Despacito. Cada milímetro de su mano.

“Nunca he tocado así la mano del Tótem de los viveros, los jardines descolgados y las cactáceas. Allá está prohibido. ¿Ves? No pasa nada.” “Sí pasa”, dijo el argonauta. Margarita, conmovida y tantito agitada como el coctelito que lleva su nombre, miró la Bocca della veritá y se dijo a sí misma “¿Por qué serás tan mustia, tan dipitidoo, tan escurridiza, tan almidonada?”

“Cuando regreses”, le dijo el fetichizador de fetiches “Me traes escrito en un papelito lo que está detrás de tu cortina”. “¿Y voy a tener que nadar hasta por acá?” “Sólo si quieres”. “Sí quiero”. “Entonces no ‘tienes’ que...Tú quieres”. “Pero se va a mojar el papelito y se va a correr la tinta, y toda la escritura va a ser un tremebundo embadurnadero”. “Qué problemón ¿verdad? Nadar hacia los deseos. Qué problemón”."Y más que estoy traicionando al Tótem"."¿Sabías que el Tótem encarna también la prohibición?". "No fíjate tú, me salté esa página". "Ajá".

¿Qué hay detrás de tu cortina?

Pero “eso”...¿es una necesidad o un deseo?

¿Y cuáles serían –si existen- los contra-deseos del deseo?

La botella se fue al mar. Nos escuchamos.

Vagón biblioteca: Las alas de las palabras, (poesía) Marco Antonio Montes de Oca. Crear/Destruir (psicoanálisis) Didier Anzieu. La Cresta de Ilión (novela) Cristina Rivera Garza.

El Fondo de Cultura y la SEP editaron la colección: “18 para los 18”. Novela corta de escritores mexicanos. Selección para jóvenes. Fuentes, Ibargüengoitia, Pacheco, Villoro, Fadanelli, Revueltas, entre otros.

Vagón videoteca: Camina sin mí, Radu Mihaileanu (El director de El tren de la vida) El secreto de tus ojos, Juan José Campanella. Desgracia, John Malkovich.

INDIA SONG. JEANNE MOREAU. LETRA DE MARGUERITE DURAS. MÚSICA DE CARLOS D'ALESSIO.



NINA SIMONE.MY WAY.



NINA SIMONE. ANGEL OF THE MORNING.



EGOS ACOTADOS

El Universal. Sábado 24/2010

“Cada quien pretende del otro sexo el reconocimiento y la inalcanzable completud, cada quien espera del otro lo que el otro no tiene ni puede dar”, escribió Frida Saal en La Bella (in)diferencia. Pero ¿acaso esa demanda de completud está inscrita sólo en la relación hombre o mujer? ¿O podríamos considerarla una solicitación implícita en casi cualquier demanda de amor? La demanda de completud en la pareja. En las relaciones madres/padres con las/os Hijas/os. Entre hermanas/os. Entre amigas/os. La soledad de cada persona ante sí misma existe, con todo lo que implica de amenaza. ¿Quién soy yo sola/o frente a mí? ¿Existe alguien que pueda salvarme/aliviarme/consolarme (a veces, alguna vez, o para siempre) de mí misma/o? La demanda de completud (el imaginario paraíso perdido) se va a acotando. La mayoría de las personas vamos aceptando no sólo la imposibilidad de su realización, sino los daños emocionales inherentes a pretenderla o exigirla.

Con suerte aprehendemos los indispensables (y de todas maneras inevitables) límites entre un ser humano y otro. Aterrizamos conscientemente en nuestra calidad de seres “incompletos”. Necesitados. Vulnerables. Y lo soportamos. Nunca llegamos allí con facilidad, nunca humildemente. ¿Quién se asoma sonriente a sus propias fisuras? A “eso” (distinto para cada quién) que a todos nos falta. Carencia. Grieta. Abismo. Según la historia íntima, según la personalidad, según las circunstancias concretas de vida. Pero “eso que falta” amenazante y antipático, es al mismo tiempo el motor del deseo, de la necesidad de ofrecer y recibir amor, de la creatividad, del erotismo (en su significado de contenidos mucho más vastos que los territorios de la sexualidad) del deseo de construir colectividades en las que la cooperación le gane al desgarramiento.

“¿Cuál es la dosis de verdad que podía tolerar cada individuo sin que le estallara en las narices y le partiera la cara y el alma?”, escribió Esther Tusquets en “Para no volver”. ¿Cuál es? A cada quién sus dosis y su dosificador. Pero quizá esa “Verdad” ¿primera? que amenaza con estallar y ”partir el alma” podría tener como fondo, no sólo la certeza (aceptada o negada pero inconscientemente sabida) de la incompletud, sino sobre todo, nuestra manera personal de relacionarnos con ella. Si la incompletud está –promesa y dolor de la condición humana- ¿Qué hacemos con ella? ¿Cómo se vive? ¿Cómo se entiende de una manera que pueda llevarnos a estar con los otros en términos de equidad, de justicia y de respeto? El sueño justo de crear juntos, es el sueño de cohabitar, sin devorar. Sin excluir. Sin intentar apropiarse de los espacios reales o imaginarios. Hay lugar y momentos para cada una/O.

El otro busca mi mirada y mi reconocimiento. Yo busco su mirada y su reconocimiento. Podríamos imaginar que la demanda fluye de ida y vuelta. A cada quien sus necesidades, sus palabras, sus atributos, sus espacios y sus tiempos. El más enriquecedor de los escenarios. Principios civilizatorios básicos. Pero el automovilista le avienta el carro al peatón como si aquel no existiera. Mera metáfora. Ese que no sabía qué hacer unos segundos antes con su incompletud, ya encontró su segundo de “completito”. Se negó a frenarse. Se negó a hacerse un lado el tiempo indispensable para dejar pasar al otro. Para reconocerlo en sus derechos, mientras pasa. ¿Por qué no frenó? Quizá porque supone que quien tiene que ser “mirado” es él. Que la única demanda legítima de reconocimiento es la que él asesta.

El abuso de poder (basta con estar dispuesto a editar todo trámite moral) está al alcance de casi todos los seres humanos, cada quien tiene su coto de ejercicio. (Evidentemente las dimensiones de las consecuencias son muy o aparatosamente distintas según los cotos). Los mecanismos interiores son los mismos e igual lastiman, dañan o devastan. En el micro y en el macro. Es tan cotidiano. ¿En nuestra demanda de amor hay espacio para la demanda de amor (reconocimiento, respeto) del/la otro/a? íntimo y amado. O compañera de taller, vecino, desconocido que hace una cola. ¿Somos capaces de frenar y hacernos a un lado cuando es justo y necesario? Ya sea escuchar a un hijo, apoyar un proyecto de bienestar común, pagar un salario justo, no dar mordida en la verificación o cuidar el agua.

¿O nos dejamos devorar por la angustia de incompletud? : “Necesito que tú me mires a mí (mis necesidades se imponen a ultranza), pero no se te ocurra pedirme que yo te mire a ti (Y que tus necesidades cohabiten con las mías), porque si yo tengo que retirarme tres segundos de mi misma/o, para mirarte a ti, (no fingir que te miro, sino mirarte) entonces la desolación y el tambaleo de identidad me acechan”. Es tan cotidiano. El proceso civilizatorio es también un asunto de egos (uno-más una-más uno) acotados. En los cotos de poder de lo público. En los cotos de poder de lo privado.

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Creo que en este momento estoy con mis emociones a flor de piel, he ledo casi todos los comentarios de los blogueros y la verdad que algunos me hicieron suspirar y otros solo generar un nudo en la garganta, con las ganas de llorar a mares ... pero me aguanto porque estoy en la oficina... Quisiera sugerir a KBK69, leer el libro de Francesco (los 2 tomos) en el ltimo cuando decide volver a la tierra nos platica que cuando hay una prdida como la de Sofi, no es precisamente porque haya sido un castigo, o haya salido algo mal, lo que nos explica es que tnto es el anhelo de tener y/o esperar a esa criaturita que al momento de engendrarse en nuestro cuerpo lo hizo con mucha fuerza .... bueno ... a groso modo indican que lo mejor es relajarse y el da que menos lo esperes estar de nuevo en ti.... He de confesar Maria Teresa que me encantan tus blogs, y los temas a tratar me llegan hasta el tutano .... Espero pueda servir de algo este comentario... bonito inicio de semana.

 Enviado por Gaviota - 02-agosto-2010 a las 17:14 Enviar mail al autor

 

Gracias Lennon, la verdad, estas pocas lneas que has escrito, me han reconfortado mucho. Este fin de semana voy a mi tierra a ver a mis dos tesoros, y har este ejercicio con la pequea Sofa, que por cierto, su nombre fu inspirado por una pelcula que v alguna vez: "El mundo se Sofa" en fin, gracias, gracias por su apoyo.

 Enviado por KBK69 - 30-julio-2010 a las 16:00 Enviar mail al autor

 

KBK69 (12:32):

Aunque he vivido episodios tristes, estoy muy lejos de sentir una tristeza como la tuya.

Y no s lo que podra sentir Sofa.

Si nos muestra, como sugiere Mara Teresa, su expresin mediante dibujos o cualquier otra forma, quiz nosotros podriamos entender mejor.

Reciban de mi parte tambin un abrazo.


 Enviado por Lennon - 29-julio-2010 a las 02:39 Enviar mail al autor

 

Gracias por tus palabras MaryTere, no sabes que nimos me han dado. Tus palabras nos han abrazado, algn da, si me lo permites, te podr mandar una foto de nosotros. Gracias y recibe un cordial saludo. Marcelo.

RESPUESTA DEL AUTOR: Marcelo: me gustaría muchísimo mirar esa foto tuya y de tu familia...Pensaba también, si podrías sugerirle a Sofi que hiciera un dibujo para ilustrar el tranvia...Lo que ella quiera..El tema que le den ganas..Deseos o necesidad... Sería muy lindo poder subirlo...Dile por favor que está más que invitada, que piense su tema y me mande también el título que la artista elegirá para su obra...A estas horas estarán durmiendo...Que la suavidad de la noche los arrope...


 Enviado por KBK69 - 28-julio-2010 a las 10:51 Enviar mail al autor

 

El deseo o la necesidad de vivir? Podra haberlo entendido mi beb? Que fu lo que sucedi para que de improviso abandonara la carrera gestacional? Ayer, casi casualmente, me haca yo esa pregunta, caminando slo, bajo la ligera llovizna, en el solar. El deseo de que mi beb librara la constante hemorragia, o la necesidad de que se mantuviera con vida, o las dos cosas?. La necesidad y deseo de mi pequea Sofa de poder abrazar a su hermanito. Qu dejar oculto tras mi cortina? Es se mi deseo? o mi necesidad de evadir el problema...n fin de semana muy triste para m... Por la ventana del cuarto del Hospital, v un pajarito cantando, Era su deseo de consolarme? o mi necesidad de creer que su alma estaba en un mejor lugar?

RESPUESTA DEL AUTOR: Hoy, me gustaría mucho conocer tu nombre...Poder llamarte por tu nombre...Creo que el pájaro te estaba acompañando, creo que tu bebé está en un lugar hermoso al que van los bebés muy amados. Y no tengo palabras. ¿Cómo te acompaño? ¿Cómo abrazarte a ti, a Sofi, a la mamá de tu bebé? sólo puedo desearles mucha fuerza..Así, bien juntitos y pegaditos...Y estoy segura que ese amor y esa intensidad que hay en tus palabras va a arropar a tu esposa, a la niña, a ti...Y si nos los permites...Te estamos escuchando...Abrazarse ¿quizá? Abrazarse...Sofía quiere decir sabiduría ¿no? que nombre tan bonito...


 Enviado por KBK69 - 27-julio-2010 a las 12:32 Enviar mail al autor

 

No har un cuento, Mara Teresa.

Estoy castrado para la ficcin, como no sea mi propia biografa.

Escrib y publiqu cuentos (e incluso poesa) hasta que me cay encima la burocracia y termin limando las pocas partes filosas de mi capacidad narrativa.

Tienes razn cuando dices que algo de nuestra vida ntima se asoma tras las lneas de la ficcin. Pero tambin es cierto que, para que eso ocurra y nos haga justicia, la capacidad expresiva debe ser ejercitada, pulida, enriquecida.

Y estoy totalmente convencido que la burocracia y la necesidad de ceirse a un discurso seco, parco y directo, terminan por mellar esas capacidades... si las hubiera.

Pero si de amor se trata, vale la pena reintentarlo.

Que pases buenas noches.


 Enviado por Lennon - 27-julio-2010 a las 00:17 Enviar mail al autor

 

En la madre!

Otro blog!

Lo bueno es que llegaron tus hijos y tenas que irlos a a dormir, porque de lo contrario me hubieras atado a la computadora, leyendo y releyendo tus embates.

Slo una pequea acotacin: segn la tesis planteada (hay que revisar y corregir? nuestro interior para poder lidiar con lo de afuera) me parece que ya hay suficiente material para una propuesta:

Formemos el PP (Partido Psicoanaltico).

Tendras futuro como Secretaria General y fundadora (por lo tanto, muchas posibilidades de convertirte en lideresa moral e histrica).

Me muero de ganas de saber cul es el lema que propones para identificar el partido.

Y las corrientes internas seran...

Nota: no confundir con la Repblica Amorosa que propone AMLO... por cierto, qu sentido tendra algo as, ms all de la cursilera y el discurso evasor de la conceptualizacin que polariza?


 Enviado por Lennon - 27-julio-2010 a las 00:10 Enviar mail al autor

 

No dije que agradezco tus inmerecidos comentarios sobre mi persona-virtual?

Ah, es que ando de grosero.

Alguna vez has tenido que seguir una dieta, obligada mdicamente?

Te produce una especie de irritacin suave, que deja a la vista las malhechuras del carcter, sin que se convierta en un problema mayor.

No s qu va a pasar primero, si me voy a acoplar a la dieta o si la voy a mandar a freir chongos, junto con la doctora que la recet.

Si mi organismo sigue reclamando orden y mesura... tendr que asumir como irremediables las dietas. O cambiar de doctora.


 Enviado por Lennon - 26-julio-2010 a las 23:56 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

Una tienda de abarrotes?

Mi padre tena, desde que yo era nio, la idea de establecer una tienda de chocolates.

Como iba de una frontera a la otra (en su trabajo) siempre traa cosas diferentes a las que ofreca el mercado nacional, en aquellos tiempos muy cerrado y proteccionista.

Chicles, por ejemplo, que por aqu nadie conoca. Cosas simples y ropa tambin. Y ya te imaginas la presumidera en la escuela.

Pero como buen dulcero, a l siempre le atrajo la idea de una chocolatera.

Despus de ver Chocolat, con Juliette Binoche (y quiz por ella), me vino a la mente ese viejo anhelo de mi padre, a quien no le he preguntado si todava le apetece.

Me gustara algo as, aunque por lo pronto no pueda comerlo... y esto abonara a la salud financiera del negocio.

P.D. Algo ocurri con tu mensaje de respuesta. Se cort, justo en el momento en que se pona bueno y vena lo mejor...

RESPUESTA DEL AUTOR: Lennon: perdón...Se me fue una parte no sé cómo y pensé que estaba perdida...Creo que me repetí después...Ya no se...Mañana te respondo a Chocolat...La adoro...Voy a "invitar" a mis hijos a sus camitas...Un beso...


 Enviado por Lennon - 26-julio-2010 a las 23:47 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

Es demasiado...

Despus de la sorpresa, porque no esperaba ya que el blog se reactivara, me entrego a la lectura de tu texto y me atasco en cada lnea.

No, no me estoy refiriendo a la calidad de tu prosa, sino a la complejidad de lo que planteas.

Ya era complicado seguir la lnea de la historia (ficcin?) que cuentas, cuando adems aparece un texto final.

Haba pensado completar, sobre la raya misteriosa del test: hacer el amor es una necesidad o un deseo?

Pero me pareci que estabas esperando compartir algo ms que una simpleza. Y no alcanzo a verlo.

Tambin haba pensado contestar a la inquietante pregunta de lo que tengo detrs de mi cortina... porque ahora mismo es una mezcla de necesidades insatisfechas y deseos, pero tambin de miedos, anhelos, certezas de insuficiencia, dudas, usos, atisbos de cambio, impaciencias, gozos y placeres pospuestos...

Qu hago?

Jalo la cortina y dejo expuesto lo que hay detrs?

Hago un cuento?

Me callo y dejo pasar la oportunidad de compartir y exponer (en el doble sentido)?

Recibe un abrazo afectuoso.

RESPUESTA DEL AUTOR: Mi querido Lennon: siempre te he agradecido muchísimo tus reflexiones...Hoy no es la excepción...Tus comentarios me enriquecen, me retan, me iluminan y muchas veces son un llamado al humor...Y me has hecho reír mucho a lo largo del tiempo...Además, de que me has hecho sentir muy acompañada. Hacer el amor ¿es una necesidad o un deseo? me parece una de las preguntas (justamente) más fascinantes con respecto al tema de esa diferenciación. También me la planteo y quizá es justo el punto en el cual en el mejor de los mundos posibles_ necesidad y deseo se entrecruzan. ¿Qué haces? ¿Qué hacemos? a mi me gustaría una tiendita de abarrotes. Es un sueño desde niña. Tú propones hablar de hacer el amor...!Hablémoslo! (y no nada más claro está) ¿Jalar la cortina y dejar expuesto que hay detras? ¿Por qué no Lennon? ¿Por qué no "dejaríamos expuesto lo que hay detras?" expongámonos cada una/o...¿Hacer un cuento? De nuevo ¿por qué no? ¿acaso la ficción no es una manera de hablar de la realidad con un personaje como intermediario? El nick ¿no es de alguna manera -también-un personaje como intermediario? ¿Por qué no podríamos hacer cuentos en los que busquemos las respuestas? o por lo menos las preguntas... No. Por favor. No te calles. Yo por lo menos, no quisiera quedarme sin ti y tus aportaciones.... !Y sin Veracruz! ¿Por qué sume mi artículo del sábado si nunca lo había hecho? porque creo que mi búsqueda como ser humano es la misma en un espacio y en otro...En casi todos mis espacios..Y porque cada vez más me preocupan y me ocupan más esos mecanismos que crean, y alimentan la rivalidad y el resentimiento que nos están haciendo pedazos. .!Cada una/o frente a sus tripas! es un trabajo que podría permitirnos una mejor calidad de vida..Pero la suma de los trabajos interiores individuales podría permitirnos también una mejor calidad de vida como colectividad...¿Eso no se logra en un milimétrico blog perdido en la estepa? claro que no...Es la suma de los tan llevados y traídos granitos de arena...Escríbeme un cuento...Exponerse...perdona la palabra: está cabrón...¿Y luego? ¿Qué hacemos mi querido amigo?...¿Nos exponemos cada una/o responsable de sí mismo?...¿Buscamos las razones y sinrazones de "eso" que nos está pasando a cada una/o? o seguimos echándole la culpa a esos Grandes Otros (no hablo de ti...Sino de un ambiente emocional que recorre el país)que "nos controlan", "nos dominan". "Ellos" son malvados, ruines, horrendos...¿Y nosotros quienes somos? Y ¿quiénes son realmente esos "ellos" omnipotentes e impunes? ¿Pueden existir en nuestro exterior si no están en nuestro interior? Creo que hace mucho es el momento de gritar un BASTA a los fantasmas del Padre Omnipotente y Autoritario y también a la Gran Madre Benefactora y apabullante(curioso como es ambivalente en femenino)...pero lo que no se resuelve adentro...¿Cómo podría resolverse afuera? El psicoanálisis para mí siempre ha respondido a una máxima similar a la del feminismo: "Lo personal es político" y lo personal me parece extremadamente importante...Con acompañamiento, con respeto y con ternura....Sí...Si no confrontamos al enemigo/adversario interior ¿acaso vamos a poder con Manlio Fabio Beltrones?...Si no trabajamos nuestra relación con nosotros mismos...¿De veras vamos a cambiar la calidad de una televisión comercial que apela justo a toooodo lo que no queremos trabajar de nosotros mismos?----Mis hijos llegaron hoy...Voy... Que descanses desvelado....


 Enviado por Lennon - 26-julio-2010 a las 20:36 Enviar mail al autor

 

Hola Maria Teresa, justo mi deseo y necesidad tienen que ver con esa demanda de completud que mencionas en tu articulo del sabado, y entonces se vuelve complejo porque deseo ser complementada por ese otro que yo eligo, cuando quiza deberia humildemente aceptar ser completado por otro que no es el que se desea... Quiza cuando entienda y acepte que cualquier otro puede complementarme en diferentes circunstancias y viceversa pueda sentirme un ser completo y pleno. te mando un gran abrazo me da mucho gusto continuar con el travia.

RESPUESTA DEL AUTOR: Dita: ¿Por que una renunciaría al otro de sus deseos por otro que no es el de sus deseos? de que la incompletud está...Creo que siempre está..Pero eso no quiere decir que una tenga que enamorarse en donde no puede...Pero quizá entiendo mejor si me explicas más...¿Crees que lo que te ocurre podría tratarse de una sobre-exigencia? (eso ya es distinto) No es igual complementar que completar ¿quieres conversarlo? complementar cabe dentro de los parámetros de lo realizable (!Y qué fortuna cuando se logra!) completar, ser completo...No creo que sea posible, pero me pregunto además si sería deseable...Yo también te mando un gran abrazo...


 Enviado por DITA - 26-julio-2010 a las 19:56 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Mara Teresa le que mi Amiga La Mujer Maravilla, el jueves 20 de julio a las 20:38, en el Blog de Ricardito Alemn, habl de que Dios le haba dijo:

Te program signo solar Acuario, porque nadie mejor para conocer y jugar con el tiempo como un Acuario, por tal motivo hoy que ando muy romntico, les comparto una reflexin:

Para saber el valor de un semestre: pregntale a un estudiante que reprob el examen final.
Para saber el valor de un mes: pregntale a una madre que ha dado a luz prematuramente.
Para saber el valor de una semana: pregntale al editor de una revista semanal.
Para saber el valor de una hora: pregntale a los amantes que esperan para verse.
Para saber el valor de un minuto: pregntale a la persona que perdi el tren, el autobs o el avin.
Para saber el valor de un segundo: pregntale a quien haya sobrevivido un accidente.
Para saber el valor de una milsima de segundo, pregntale, al atleta que gano una medalla de plata en las Olimpiadas.
El tiempo no espera a nadie,
Atesora cada momento que tienes;
Lo atesorars mucho ms si lo
Compartes con alguien especial.

Mara Teresa, en el blog del 14 de junio, promet, hablar de lo que escribi el Maestro Andrs Henestrosa sobre Mara izquierdo, escribi algo muy bonito, si no tienes inconveniente, el mircoles como a las 13:00 hrs, publico la nota periodstica que tengo.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-julio-2010 a las 13:29 Enviar mail al autor

 

Hola a todos.

Amiga Mara Teresa Cmo ests? Ojal bien.

Qu bueno que tomaste vacaciones, qu bueno que ests de regreso.

Mara Teresa ando en la calle, por eso te escribo de un internet.
Mara Teresa y Blogueros hoy amanec muy romntica, hace como dos horas sal a caminar y tararear las siguientes canciones:

Llegando a ti: quienes no la haya escuchado, recomiendo la escuchen en la voz de Miguel Aceves Meja, la interpreta muy bonito, aqu la liga:

http://www.youtube.com/watch?v=Ogf36yN-BFU

Hace rato estuve escuchando tambin la cancin Vivo Per Lei (Vivo por ella) la interpretan hermosamente, Andrea Bocchelli y Laura Paussini, para quienes no sepan italiano aqu la liga:
http://www.youtube.com/watch?v=Dr5-SnlVBts&feature=related

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-julio-2010 a las 13:28 Enviar mail al autor

 

Creo que en este momento estoy con mis emociones a flor de piel, he ledo casi todos los comentarios de los blogueros y la verdad que algunos me hicieron suspirar y otros solo generar un nudo en la garganta, con las ganas de llorar a mares ... pero me aguanto porque estoy en la oficina... Quisiera sugerir a KBK69, leer el libro de Francesco (los 2 tomos) en el ltimo cuando decide volver a la tierra nos platica que cuando hay una prdida como la de Sofi, no es precisamente porque haya sido un castigo, o haya salido algo mal, lo que nos explica es que tnto es el anhelo de tener y/o esperar a esa criaturita que al momento de engendrarse en nuestro cuerpo lo hizo con mucha fuerza .... bueno ... a groso modo indican que lo mejor es relajarse y el da que menos lo esperes estar de nuevo en ti.... He de confesar Maria Teresa que me encantan tus blogs, y los temas a tratar me llegan hasta el tutano .... Espero pueda servir de algo este comentario... bonito inicio de semana.

 Enviado por Gaviota - 02-agosto-2010 a las 17:14 Enviar mail al autor

 

Gracias Lennon, la verdad, estas pocas lneas que has escrito, me han reconfortado mucho. Este fin de semana voy a mi tierra a ver a mis dos tesoros, y har este ejercicio con la pequea Sofa, que por cierto, su nombre fu inspirado por una pelcula que v alguna vez: "El mundo se Sofa" en fin, gracias, gracias por su apoyo.

 Enviado por KBK69 - 30-julio-2010 a las 16:00 Enviar mail al autor

 

KBK69 (12:32):

Aunque he vivido episodios tristes, estoy muy lejos de sentir una tristeza como la tuya.

Y no s lo que podra sentir Sofa.

Si nos muestra, como sugiere Mara Teresa, su expresin mediante dibujos o cualquier otra forma, quiz nosotros podriamos entender mejor.

Reciban de mi parte tambin un abrazo.


 Enviado por Lennon - 29-julio-2010 a las 02:39 Enviar mail al autor

 

Gracias por tus palabras MaryTere, no sabes que nimos me han dado. Tus palabras nos han abrazado, algn da, si me lo permites, te podr mandar una foto de nosotros. Gracias y recibe un cordial saludo. Marcelo.

RESPUESTA DEL AUTOR: Marcelo: me gustaría muchísimo mirar esa foto tuya y de tu familia...Pensaba también, si podrías sugerirle a Sofi que hiciera un dibujo para ilustrar el tranvia...Lo que ella quiera..El tema que le den ganas..Deseos o necesidad... Sería muy lindo poder subirlo...Dile por favor que está más que invitada, que piense su tema y me mande también el título que la artista elegirá para su obra...A estas horas estarán durmiendo...Que la suavidad de la noche los arrope...


 Enviado por KBK69 - 28-julio-2010 a las 10:51 Enviar mail al autor

 

El deseo o la necesidad de vivir? Podra haberlo entendido mi beb? Que fu lo que sucedi para que de improviso abandonara la carrera gestacional? Ayer, casi casualmente, me haca yo esa pregunta, caminando slo, bajo la ligera llovizna, en el solar. El deseo de que mi beb librara la constante hemorragia, o la necesidad de que se mantuviera con vida, o las dos cosas?. La necesidad y deseo de mi pequea Sofa de poder abrazar a su hermanito. Qu dejar oculto tras mi cortina? Es se mi deseo? o mi necesidad de evadir el problema...n fin de semana muy triste para m... Por la ventana del cuarto del Hospital, v un pajarito cantando, Era su deseo de consolarme? o mi necesidad de creer que su alma estaba en un mejor lugar?

RESPUESTA DEL AUTOR: Hoy, me gustaría mucho conocer tu nombre...Poder llamarte por tu nombre...Creo que el pájaro te estaba acompañando, creo que tu bebé está en un lugar hermoso al que van los bebés muy amados. Y no tengo palabras. ¿Cómo te acompaño? ¿Cómo abrazarte a ti, a Sofi, a la mamá de tu bebé? sólo puedo desearles mucha fuerza..Así, bien juntitos y pegaditos...Y estoy segura que ese amor y esa intensidad que hay en tus palabras va a arropar a tu esposa, a la niña, a ti...Y si nos los permites...Te estamos escuchando...Abrazarse ¿quizá? Abrazarse...Sofía quiere decir sabiduría ¿no? que nombre tan bonito...


 Enviado por KBK69 - 27-julio-2010 a las 12:32 Enviar mail al autor

 

No har un cuento, Mara Teresa.

Estoy castrado para la ficcin, como no sea mi propia biografa.

Escrib y publiqu cuentos (e incluso poesa) hasta que me cay encima la burocracia y termin limando las pocas partes filosas de mi capacidad narrativa.

Tienes razn cuando dices que algo de nuestra vida ntima se asoma tras las lneas de la ficcin. Pero tambin es cierto que, para que eso ocurra y nos haga justicia, la capacidad expresiva debe ser ejercitada, pulida, enriquecida.

Y estoy totalmente convencido que la burocracia y la necesidad de ceirse a un discurso seco, parco y directo, terminan por mellar esas capacidades... si las hubiera.

Pero si de amor se trata, vale la pena reintentarlo.

Que pases buenas noches.


 Enviado por Lennon - 27-julio-2010 a las 00:17 Enviar mail al autor

 

En la madre!

Otro blog!

Lo bueno es que llegaron tus hijos y tenas que irlos a a dormir, porque de lo contrario me hubieras atado a la computadora, leyendo y releyendo tus embates.

Slo una pequea acotacin: segn la tesis planteada (hay que revisar y corregir? nuestro interior para poder lidiar con lo de afuera) me parece que ya hay suficiente material para una propuesta:

Formemos el PP (Partido Psicoanaltico).

Tendras futuro como Secretaria General y fundadora (por lo tanto, muchas posibilidades de convertirte en lideresa moral e histrica).

Me muero de ganas de saber cul es el lema que propones para identificar el partido.

Y las corrientes internas seran...

Nota: no confundir con la Repblica Amorosa que propone AMLO... por cierto, qu sentido tendra algo as, ms all de la cursilera y el discurso evasor de la conceptualizacin que polariza?


 Enviado por Lennon - 27-julio-2010 a las 00:10 Enviar mail al autor

 

No dije que agradezco tus inmerecidos comentarios sobre mi persona-virtual?

Ah, es que ando de grosero.

Alguna vez has tenido que seguir una dieta, obligada mdicamente?

Te produce una especie de irritacin suave, que deja a la vista las malhechuras del carcter, sin que se convierta en un problema mayor.

No s qu va a pasar primero, si me voy a acoplar a la dieta o si la voy a mandar a freir chongos, junto con la doctora que la recet.

Si mi organismo sigue reclamando orden y mesura... tendr que asumir como irremediables las dietas. O cambiar de doctora.


 Enviado por Lennon - 26-julio-2010 a las 23:56 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

Una tienda de abarrotes?

Mi padre tena, desde que yo era nio, la idea de establecer una tienda de chocolates.

Como iba de una frontera a la otra (en su trabajo) siempre traa cosas diferentes a las que ofreca el mercado nacional, en aquellos tiempos muy cerrado y proteccionista.

Chicles, por ejemplo, que por aqu nadie conoca. Cosas simples y ropa tambin. Y ya te imaginas la presumidera en la escuela.

Pero como buen dulcero, a l siempre le atrajo la idea de una chocolatera.

Despus de ver Chocolat, con Juliette Binoche (y quiz por ella), me vino a la mente ese viejo anhelo de mi padre, a quien no le he preguntado si todava le apetece.

Me gustara algo as, aunque por lo pronto no pueda comerlo... y esto abonara a la salud financiera del negocio.

P.D. Algo ocurri con tu mensaje de respuesta. Se cort, justo en el momento en que se pona bueno y vena lo mejor...

RESPUESTA DEL AUTOR: Lennon: perdón...Se me fue una parte no sé cómo y pensé que estaba perdida...Creo que me repetí después...Ya no se...Mañana te respondo a Chocolat...La adoro...Voy a "invitar" a mis hijos a sus camitas...Un beso...


 Enviado por Lennon - 26-julio-2010 a las 23:47 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

Es demasiado...

Despus de la sorpresa, porque no esperaba ya que el blog se reactivara, me entrego a la lectura de tu texto y me atasco en cada lnea.

No, no me estoy refiriendo a la calidad de tu prosa, sino a la complejidad de lo que planteas.

Ya era complicado seguir la lnea de la historia (ficcin?) que cuentas, cuando adems aparece un texto final.

Haba pensado completar, sobre la raya misteriosa del test: hacer el amor es una necesidad o un deseo?

Pero me pareci que estabas esperando compartir algo ms que una simpleza. Y no alcanzo a verlo.

Tambin haba pensado contestar a la inquietante pregunta de lo que tengo detrs de mi cortina... porque ahora mismo es una mezcla de necesidades insatisfechas y deseos, pero tambin de miedos, anhelos, certezas de insuficiencia, dudas, usos, atisbos de cambio, impaciencias, gozos y placeres pospuestos...

Qu hago?

Jalo la cortina y dejo expuesto lo que hay detrs?

Hago un cuento?

Me callo y dejo pasar la oportunidad de compartir y exponer (en el doble sentido)?

Recibe un abrazo afectuoso.

RESPUESTA DEL AUTOR: Mi querido Lennon: siempre te he agradecido muchísimo tus reflexiones...Hoy no es la excepción...Tus comentarios me enriquecen, me retan, me iluminan y muchas veces son un llamado al humor...Y me has hecho reír mucho a lo largo del tiempo...Además, de que me has hecho sentir muy acompañada. Hacer el amor ¿es una necesidad o un deseo? me parece una de las preguntas (justamente) más fascinantes con respecto al tema de esa diferenciación. También me la planteo y quizá es justo el punto en el cual en el mejor de los mundos posibles_ necesidad y deseo se entrecruzan. ¿Qué haces? ¿Qué hacemos? a mi me gustaría una tiendita de abarrotes. Es un sueño desde niña. Tú propones hablar de hacer el amor...!Hablémoslo! (y no nada más claro está) ¿Jalar la cortina y dejar expuesto que hay detras? ¿Por qué no Lennon? ¿Por qué no "dejaríamos expuesto lo que hay detras?" expongámonos cada una/o...¿Hacer un cuento? De nuevo ¿por qué no? ¿acaso la ficción no es una manera de hablar de la realidad con un personaje como intermediario? El nick ¿no es de alguna manera -también-un personaje como intermediario? ¿Por qué no podríamos hacer cuentos en los que busquemos las respuestas? o por lo menos las preguntas... No. Por favor. No te calles. Yo por lo menos, no quisiera quedarme sin ti y tus aportaciones.... !Y sin Veracruz! ¿Por qué sume mi artículo del sábado si nunca lo había hecho? porque creo que mi búsqueda como ser humano es la misma en un espacio y en otro...En casi todos mis espacios..Y porque cada vez más me preocupan y me ocupan más esos mecanismos que crean, y alimentan la rivalidad y el resentimiento que nos están haciendo pedazos. .!Cada una/o frente a sus tripas! es un trabajo que podría permitirnos una mejor calidad de vida..Pero la suma de los trabajos interiores individuales podría permitirnos también una mejor calidad de vida como colectividad...¿Eso no se logra en un milimétrico blog perdido en la estepa? claro que no...Es la suma de los tan llevados y traídos granitos de arena...Escríbeme un cuento...Exponerse...perdona la palabra: está cabrón...¿Y luego? ¿Qué hacemos mi querido amigo?...¿Nos exponemos cada una/o responsable de sí mismo?...¿Buscamos las razones y sinrazones de "eso" que nos está pasando a cada una/o? o seguimos echándole la culpa a esos Grandes Otros (no hablo de ti...Sino de un ambiente emocional que recorre el país)que "nos controlan", "nos dominan". "Ellos" son malvados, ruines, horrendos...¿Y nosotros quienes somos? Y ¿quiénes son realmente esos "ellos" omnipotentes e impunes? ¿Pueden existir en nuestro exterior si no están en nuestro interior? Creo que hace mucho es el momento de gritar un BASTA a los fantasmas del Padre Omnipotente y Autoritario y también a la Gran Madre Benefactora y apabullante(curioso como es ambivalente en femenino)...pero lo que no se resuelve adentro...¿Cómo podría resolverse afuera? El psicoanálisis para mí siempre ha respondido a una máxima similar a la del feminismo: "Lo personal es político" y lo personal me parece extremadamente importante...Con acompañamiento, con respeto y con ternura....Sí...Si no confrontamos al enemigo/adversario interior ¿acaso vamos a poder con Manlio Fabio Beltrones?...Si no trabajamos nuestra relación con nosotros mismos...¿De veras vamos a cambiar la calidad de una televisión comercial que apela justo a toooodo lo que no queremos trabajar de nosotros mismos?----Mis hijos llegaron hoy...Voy... Que descanses desvelado....


 Enviado por Lennon - 26-julio-2010 a las 20:36 Enviar mail al autor

 

Hola Maria Teresa, justo mi deseo y necesidad tienen que ver con esa demanda de completud que mencionas en tu articulo del sabado, y entonces se vuelve complejo porque deseo ser complementada por ese otro que yo eligo, cuando quiza deberia humildemente aceptar ser completado por otro que no es el que se desea... Quiza cuando entienda y acepte que cualquier otro puede complementarme en diferentes circunstancias y viceversa pueda sentirme un ser completo y pleno. te mando un gran abrazo me da mucho gusto continuar con el travia.

RESPUESTA DEL AUTOR: Dita: ¿Por que una renunciaría al otro de sus deseos por otro que no es el de sus deseos? de que la incompletud está...Creo que siempre está..Pero eso no quiere decir que una tenga que enamorarse en donde no puede...Pero quizá entiendo mejor si me explicas más...¿Crees que lo que te ocurre podría tratarse de una sobre-exigencia? (eso ya es distinto) No es igual complementar que completar ¿quieres conversarlo? complementar cabe dentro de los parámetros de lo realizable (!Y qué fortuna cuando se logra!) completar, ser completo...No creo que sea posible, pero me pregunto además si sería deseable...Yo también te mando un gran abrazo...


 Enviado por DITA - 26-julio-2010 a las 19:56 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Mara Teresa le que mi Amiga La Mujer Maravilla, el jueves 20 de julio a las 20:38, en el Blog de Ricardito Alemn, habl de que Dios le haba dijo:

Te program signo solar Acuario, porque nadie mejor para conocer y jugar con el tiempo como un Acuario, por tal motivo hoy que ando muy romntico, les comparto una reflexin:

Para saber el valor de un semestre: pregntale a un estudiante que reprob el examen final.
Para saber el valor de un mes: pregntale a una madre que ha dado a luz prematuramente.
Para saber el valor de una semana: pregntale al editor de una revista semanal.
Para saber el valor de una hora: pregntale a los amantes que esperan para verse.
Para saber el valor de un minuto: pregntale a la persona que perdi el tren, el autobs o el avin.
Para saber el valor de un segundo: pregntale a quien haya sobrevivido un accidente.
Para saber el valor de una milsima de segundo, pregntale, al atleta que gano una medalla de plata en las Olimpiadas.
El tiempo no espera a nadie,
Atesora cada momento que tienes;
Lo atesorars mucho ms si lo
Compartes con alguien especial.

Mara Teresa, en el blog del 14 de junio, promet, hablar de lo que escribi el Maestro Andrs Henestrosa sobre Mara izquierdo, escribi algo muy bonito, si no tienes inconveniente, el mircoles como a las 13:00 hrs, publico la nota periodstica que tengo.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-julio-2010 a las 13:29 Enviar mail al autor

 

Hola a todos.

Amiga Mara Teresa Cmo ests? Ojal bien.

Qu bueno que tomaste vacaciones, qu bueno que ests de regreso.

Mara Teresa ando en la calle, por eso te escribo de un internet.
Mara Teresa y Blogueros hoy amanec muy romntica, hace como dos horas sal a caminar y tararear las siguientes canciones:

Llegando a ti: quienes no la haya escuchado, recomiendo la escuchen en la voz de Miguel Aceves Meja, la interpreta muy bonito, aqu la liga:

http://www.youtube.com/watch?v=Ogf36yN-BFU

Hace rato estuve escuchando tambin la cancin Vivo Per Lei (Vivo por ella) la interpretan hermosamente, Andrea Bocchelli y Laura Paussini, para quienes no sepan italiano aqu la liga:
http://www.youtube.com/watch?v=Dr5-SnlVBts&feature=related

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-julio-2010 a las 13:28 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
María Teresa Priego

Tabasqueña. Feminista (tendencia retro) Estudió Letras en la Universidad de Monterrey. Diplomado en Historia del Arte en Roma. Maestría en Estudios de lo femenino en París VIII. Vivió en Suiza y en Estados Unidos.

Integrante del Comité Editorial de Debate Feminista. Fundadora del Instituto de Liderazgo para Mujeres Simone de Beauvoir. Traductora. Divanera compulsiva. Aprendiz de psicoanálisis. Fóbica del avión. Los elevadores y la vida social intensa. Es muy feliz en las bañeras, los mares, los ríos, las lagunas y la lluvia. La existencia de Plutón, es su más rotunda certeza científica.

Autora del libro de cuentos “Tiempos oscuros”. Cuentos en antologías de Cal y Arena. Planeta y en Debate Feminista.

Ha colaborado en distintos periódicos y revistas, desde hace cuatro años es articulista en la sección de Opinión de EL UNIVERSAL.


Entradas anteriores
 
Carlos Monsiváis. Rompecabezas
 
Tomemos los tejados II
 
Farewell Bolívar Echeverría
 
Modelos para desarmar
 
Tomemos los tejados
 
Una página casi en blanco
 

Calendario de búsqueda