aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Modelos para desarmar
24-mayo-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 31 Lecturas: 1948060 Ir a los comentarios

 
 
Nahum Zenil. Frida de mi corazón.
Primera parte

La alteridad interior. Doppelgänger

Hay una Frida y otra Frida. Una mujer se desdobla. Hay dos mujeres diferenciadas, pero son la misma. Sucede también en la pintura de Nahum Zenil. Un Nahum vestido de charro posa junto a una Nahum vestida de china poblana.

“Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas”, escribió Borges, el mismo que narra cómo en un hotel. Miró a su otro yo. Muriéndose. Dorian Gray envilecido observa cómo sus actos corrompen su imagen, mientras su belleza superflua permanece. Hasta un día. El célebre doctor Jekyll se transforma en míster Hyde. El vizconde demediado de Calvino es un ser noble y un malvado, que actúa por el mundo a sus dos hombres opuestos.

El tema del doble en el arte. Como juego. Como castigo. Como conjuro. Como expresión de una angustia inherente a la condición humana: somos sujetos divididos por dentro. Nos conocemos y nos desconocemos.

La alteridad interior es la más cotidiana de las coyunturas. Sí. Pero hay una pregunta angustiante: divididos, ¿qué tanto? Que no sea demasiado. Para permanecer en la realidad. Quedarse del lado de acá.

Ser capaces de vivir esos principios básicos de la salud mental: La capacidad de empatía. La capacidad de amar. La capacidad de mirar a los ojos de otra persona y aprehenderla en su humanidad. Lealmente. Fascinante coincidencia: los cimientos que sostienen la más elemental ética de vida son los mismos que sostienen eso que llamamos “salud mental”.

¿Cómo sucederá la salud? Quizá en una negociación compleja con la alteridad interior, que si se logra permite reconocer. Que la otra persona de la realidad existe. De su contundente existencia.Leía una antología de cuento de Juan Molina: Álter ego. Doppelgänger es la palabra alemana para nombrar al doble. Es muy impresionante. Molina cita a Pessoa:

“¡El horror metafísico del Otro!/

¡Este pavor de una conciencia ajena/

como un dios espiándome!


Otro interno o externo. Al que imaginamos que controla. Que nos somete a sus decretos. ¿Hasta dónde podría? Icela Lagunas publicó en EL UNIVERSAL (2007) las declaraciones de un hombre que asesinó a una mujer. No tenía con ella agravio alguno en el registro de la realidad: “‘Le robé la vida. Pido que se me comprenda y que no se me sacrifique. ¡No soy un asesino!’”. Lo “obligaron”.

“Como si un rayo saliera de ella hacia mí y se metiera en mi cuerpo. Es una experiencia fea, única, el alma se le salió del cuerpo hacia mí. Se cierra el mundo, perdí la noción de los lados”.

Qué horror. No miente. Expresa, su 'verdad' disociada. De sujeto 'poseído', por “alguien” que trae dentro. Los extremos. El doppelgänger en el arte. Otredad sublimada. El doppelgänger del delirio, en un crimen. El arte y el crimen. Como la diferencia extrema entre el sujeto dividido interiormente, que es cada uno, con sus límites. Y el sujeto estallado en su división interior. Sin límite alguno.

“El inconsciente está estructurado como un lenguaje, y puede por lo tanto ser descifrado”, Lacan escribió así uno de los momentos más temibles y esperanzadores de la civilización occidental. Hasta donde se pueda. Al inconsciente, mejor “descifrarlo” que negarlo. Igual se manifiesta. En la vigilia o en el sueño. Anarquista. Outsider. Memoria del amor y el desamor. Guardador de deseos y rabias insospechados. Lo que escondemos de nosotros mismos. Y que termina “hablando”.

¿Qué estoy haciendo? ¿Quién habló por mí cuando dije “eso” que “yo jamás hubiera dicho”? ¿Cuándo pensé “eso” que yo jamás podría haber pensado? Doppelgänger. Sí. Cada uno. Aún desde el lado de acá. El territorio afortunado donde el amor es posible y la realidad existe.

SEGUNDA PARTE

PROPUESTAS DE MANIFIESTO PARA LA TOMA PACÍFICA DE TEJADOS

(Los testimonios de las/los compañeros están en el tranvía anterior)

A cada quien de agregarle sus personales, íntimos e indispensables agregados.

GATA EN EL TEJADO

“Para la toma pacífica de los tejados yo propongo que regresen los tejados Que se vayan las azoteas Que retornen el barro y la tierra Que las casas vuelvan a teñir de rojo su cabellera. Para la toma pacífica de los tejados yo propongo que olvidemos por un momento que somos ciudadanos habitantes de ciudades con derechos políticos con diferencias con reclamos con heridas con dolores Para la toma pacífica de los tejados yo propongo que nos convirtamos todos en gatos y en gatas Y que aprendamos de ellos: de su ligereza para moverse por las tejas Los gatos y las gatas limpian su cuerpo con la lengua.

Aprendamos: retornemos, como tú, a las palabras. No más balas, no más ruido. Respiremos aire puro. El aire que sólo desde un tejado se siente. La casa de mi madre tiene teja roja ancestral que escurre lágrimas cada que llueve que filtra el sol que da frescura.

El tejado de la casa de mi madre es rojo como la pasión húmedo como el deseo terrenal como el amor. Tejas hechas de barro barro que surge de la tierra manos que la trabajan Debemos retornar a la tierra. Para ello: apropiémonos, como tu hijo, de los tejados. Y, si no los tenemos, apropiémonos del aire y de las palabras para que sean éstos los que rijan nuestras vidas. (Gracias por retornar. En tu tranvía, todos nos subimos al tejado). No las balas. No las metrallas”.

LENNON:

“Los ciudadanos de este país, en pleno uso de nuestras facultades pocas o muchas, proclamamos el siguiente: MANIFIESTO PARA LA TOMA PACÍFICA DE LAS AZOTEAS REALES O IMAGINARIAS.

Considerando que nuestros espacios públicos han sido expropiados por el miedo y que nuestros espacios privados han sido acotados por la vana y banal cultura masiva, que nos obliga a la cursilería o al drama, Declaramos a las AZOTEAS reales y/o imaginarias, territorios liberados y habitables por cualquier fantasma con lamparita, por cualquier parejita enamorada, por cualquier pacheco humeante, por cualquier mujer añorante, por cualquier hombre abandonado y soñador, por cualquier principiante de astrónomo, por cualquier poeta con la musa perdida, por cualquier político en reversa, por cualquier contador de estrellas, por cualquier aireador de penas, por cualquier complotero ingenuo y pacífico, por cualquier tranviario extraviado y por cualquier bloguero desconectado.

Nos comprometemos a empuñar nuestras armas de defensa, en cuanto veamos amenazadas nuestras azoteas reales y/o imaginarias, consistentes en un puñado de poemas, toda la plástica que quepa en un vagón, cuatro peras-mantequilla, la música de los 60 y 70 (excepto Palito Ortega), todo Bach, una taza de café, un sillón-mecedora tlacotalpeño, una perla, tres alebrijes, un plato de mole poblano, una guayabera yucateca y las fotos de mis nietas (esto último no es negociable)”

TAREK AG:

“Apuré a quitar los tendederos, barrí con prisa el piso, una botella de pinol para sacar el rancio olor del piso, apuré a acomodar macetas, puse la mesa y finos manteles sobre esta, apuré a enfriar los vinos, apuré al restaurancito de la francesa a tener la cena a tiempo, apuré poner velas sobre el candelabro de fina madera, apuré a todo mundo y apurado me encontraba...

Apurado por el romance, apurado por las caricias, apurado por la pasión sobre una cama y sí las inhibiciones no importaban, esa noche la pasión sería en la azotea, bajo el tejado, entre el cielo y la tierra, entre asfixiantes olorea de nardos, de rosas, camelias y de su enloquecedora fragancia...

Esa noche la azotea con su tejado tenía de invitado a Eros y a nosotros, solo con la luz de las velas y la pasión desenfrenado de las almas que se aman.

El síndicato de románticos del tejado, anexos, conexos, y demás rollos, esa noche afiliaban un nuevo miembro...Yo.”

TERCERA PARTE.

No puedo evitar subir esta nota, quizá la leyeron. ¿Podríamos hablar de los hechos? Un asesinato colectivo. Desdoblarse. Hacia la zona interior más oscura. Más inhumana. La que merma las esperanzas. La que ignora a la ley. A las más elementales de las leyes.

¿Qué hacemos con el odio? Con el odio extremo. Con el odio creciente. Con el que hace repicar las campanas para sumarse en una ola incontenible de violencia. Como si en ese colectivo que golpea con furia a un ser humano, cada persona que participa perdiera sus límites, su rostro. Su identidad humanizante.

"Linchan y matan a presunto delincuente en Ecatepec. Un joven con una pistola de juguete intentó asaltar en la plaza principal de Xalostoc; los pobladores lo detuvieron y lo mataron a golpes" (Video El Universal)

A continuación la nota de Emilio Fernández Román. El Universal. 18/Mayo/2010

“Habitantes enfurecidos lincharon a un ladrón a quien sorprendieron robando en el pueblo de San Pedro Xalostoc y más tarde se enfrentaron contra elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) y de la Policía Municipal. Los hechos iniciaron al filo de las 21:30 horas del lunes, cuando un grupo de vecinos sorprendió a un hombre cuando intentaba asaltar a una pareja de novios en el centro de la comunidad. El presunto delincuente fue llevado a la explanada principal, donde tocaron las campanas de la iglesia y pronto se congregaron más de 300 residentes. El ladrón fue golpeado con saña por los vecinos.

Al lugar acudió la unidad 2012 de Protección Civil de Ecatepec para brindar atención médica al herido. Debido a la gravedad de las lesiones, los paramédicos querían trasladarlo a un hospital, pero los pobladores se los impidieron. En el interior de la unidad murió. Los pobladores se negaban a que la fuerza pública se llevara a la ambulancia, por lo que le pincharon las llantas y la querían volcar."

¿Quién era esa persona en el momento en el que golpeaba? ¿Y a quién -en su real que no es la realidad- estaba golpeando?

La botella se fue al mar. Nos escuchamos.

Vagón biblioteca: La banalidad del mal, Hannah Arendt. El hombre que amaba a los perros, Leonardo Padura.

Vagón videoteca: El tren de la vida, Rahu Mihaileanu. El acorazado Potemkin, Sergei Eisenstein. Blog de cine de Roberto Villarreal Sepúlveda http://robervil.blogspot.com/

27 de mayo a las 18:00 hrs. Presentación del libro "Se llamaba Elena Arizmendi", de Gabriela Cano.

Mesa: Marta Lamas, Josefina Mc Gregor, Héctor Vasconcelos, Javier Garciadiego y la autora.

Sala de videoconferencias. Colegio de México. Camino al Ajusco num. 20.

Para el "sindicato de románticos de tejados, anexos y conexos"...





Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

Mara Teresa:

Todo bien?
Hace unos das me tropec con un poema de Ezra Pound.
El desvn
Ven, apiadmonos de los que tienen ms fortuna que nosotros.

Ven, amiga, y recuerda

que los ricos tienen mayordomos en vez de amigos,

y nosotros tenemos amigos en vez de mayordomos.

Ven, apiadmonos de los casados y de los solteros.

La aurora entra con sus pies diminutos

como una dorada Pavlova,

y yo estoy cerca de mi deseo.

Nada hay en la vida que sea mejor

que esta hora de limpia frescura,

la hora de despertarnos juntos.

Saludos y feliz inicio de semana.


 Enviado por Lennon - 07-junio-2010 a las 01:06 Enviar mail al autor

 

Te dije que no te olvidaria. Y no te olvido. Desde aqui, desde los cinco manantiales, te escribo, claro, para decirte, eres grande y buena persona. Recibe de mi parte un beso y un abrazo. Te quiero.

 Enviado por Euclides - 06-junio-2010 a las 00:19 Enviar mail al autor

 

No eres libre. Ya no escribes. Ya no sientes. Lastima. Te leia.

 Enviado por Euclides - 06-junio-2010 a las 00:03 Enviar mail al autor

 

Pens que la segunda parte ya estara...saludos...

 Enviado por KBK69 - 02-junio-2010 a las 11:23 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa: Buenos das, hoy no va a hacer parada el tranva?, me seguir asomando por aqu por si acaso. Un gran abrazo para todos.

 Enviado por lunaria - 31-mayo-2010 a las 08:20 Enviar mail al autor

 

Hay un odio, si quieres llamarlo de esa manera, que deriva del miedo largamente acumulado.

A ese miedo ha contribuido la impunidad, la certeza de que las autoridades nunca estarn del lado de "los buenos" o de las vctimas.

Y de ah a la conclusin de que debemos hacerlo por nuestra propia mano, como escarmiento, por venganza y por terminar con una amenaza que nos acecha, hay slo un pasito pequeo.

Nuestra sociedad est escindida y los odios se expresan de mltiples maneras. El odio ideolgico es una de ellas y lo vemos en el lenguaje que escogen quienes descalifican a los adversarios polticos.

El odio patolgico a los diferentes es otra manifestacin concreta de lo mismo. Aunque hay normas nuevas, incluso discurso oficial relativamente incluyente, en la sociedad hay todava un lenguaje que expresa de manera muy cruda esa patologa y esa exclusin.

El racismo y el machismo son, igualmente, dos formas de odio a la diferencia, ahora polticamente incorrectas, pero tambin presentes, sobrevivientes a todos los avances que en el mundo se han dado.

La humanidad se mueve hacia la tolerancia en algunas partes, pero se contrae hacia la intolerancia en otras.

En el Mxico de hoy, el odio empieza a tener otros orgenes, otras fuentes. Y mucho me temo que va para largo y se recrudecer cada vez ms.


 Enviado por Lennon - 31-mayo-2010 a las 02:21 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

El caso que sealas me recuerda otro, igualmente terrible, que ocurri hace algunos aos en el sur del estado de Veracruz, en una zona indgena, donde un individuo fue juzgado por la comunidad, acusado de violar y asesinar a una muchacha del lugar, encontrado culpable y ejecutado mediante fuego. Lo quemaron vivo, pues.

El caso se hizo famoso porque en ese lugar haba un veterinario con una cmara y film la ejecucin. Las imgenes pasaron por una televisora regional y luego se hicieron de conocimiento en todo el pas.

Una alumna de la facultad donde trabajo, aos despus, realiz un ensayo-reportaje sobre el caso y lo present a un concurso de la CNDH, obteniendo el segundo lugar.

En una parte de ese ensayo, brillante y conmovedor (Tatahuicapan: dos justicias, dos mundos, que se puede leer en esta liga) la autora, Mara Fernanda Melchor Pinto, plantea la dicotoma que existe respecto del concepto de justicia: la original de esa comunidad -que incluye el juicio masivo y a mano alzada- y la llamada justicia occidental, que de todos modos tarda en llegar... cuando llega.

Va ms all del odio, Mara Teresa. Quiz esa palabra no alcanza a describir o abarcar la naturaleza de un linchamiento de una comunidad, contra un delincuente, despus de haber pasado en muchas ocasiones por los intentos de "justicia occidental".

No, de ninguna manera estoy justificando ni legitimando la justicia por propia mano y mucho menos la pena de muerte (y peor de esa manera violentsima). Estoy solamente intentando entender y, a mi juicio, el texto que refiero puede ayudar un poco, aunque el caso que refieres sea distinto en muchos sentidos.


 Enviado por Lennon - 31-mayo-2010 a las 02:14 Enviar mail al autor

 

Quinta parte.

Fozard y otros expertos explican que si desarrollan distintas actividades mentales no slo porque las disfrutan, sino tambin porque estn seguros de que con esa variedad de actividades mejorar el funcionamiento de sus cerebros. Fozard de 63 aos, en su tiempo libre toca el trombn y dirige una banda de jazz. Khachaturian, de 55 aos, estudia idiomas, talla madera y repara mquinas. Cotman, de 52 aos, pinta paisajes y construye muros de piedra. Cuando hago estas cosas- comenta, -siento que se me agudiza la mente-.

Gene Cohen, sugiere que los ancianos emprendan actividades mentales y fsicas solitarias, como leer, caminar nadar, adems de actividades en grupo como bailar o jugar al bridge al tenis. El doctor Cohen observa que a la gente slo se le aconseja que se mantenga fsicamente activa a medida que envejece, pero los ancianos tambin necesitan una actividad mental. Los que la desarrollan tienen mayores probabilidades de conservar su capacidad intelectual y sentirse, en general, ms felices y mejor adaptados. Lo cierto es que se necesita hacer ambas cosas- subraya Cohen. La actividad intelectual influye en la salud y en el tamao de las neuronas-.

Nadie tiene que recordarle esto al matemtico Ronald Graham La esencia del aprendizaje es que se aprende a aprender y a seguir aprendiendo-, declara. Cuando el aprendizaje cesa, la gente comienza a morir-.

Mara Teresa y Blogueros, disculpen a veces mis faltas de acentuacin, confundo tilde de pasado con presente, en mi pasada participacin de las 10:08, escrib, envi en lugar de envo. A veces el adverbio slo lo confundo con el adjetivo solo. Sucede que escribo muy rpido y a veces no reviso lo que voy a publicar, perdnenme, no tengo como oficio ser escritora, slo participo en los Blogs por Hobby.

Mara Teresa y Blogueros nos vemos en el prximo Blog.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:13 Enviar mail al autor

 

Cuarta parte.

El neurobilogo Zaven Khachaturian, director adjunto del programa de neurociencia y neuropsicologa del envejecimiento en el Instituto Nacional de Estudios de la Senectud, de Estados Unidos, investig la actividad cerebral de los gatos. Descubri que, cuando les mostraba algn objeto para que fijaran la vista, no slo se estimulaba la corteza visual, sino tambin la auditiva. En el cerebro no hay una divisin tajante en secciones, explica el investigador, y esta es una de las razones por las que no existen datos slidos que indiquen si la gente desarrolla ms la mente cuando realiza varias actividades distintas o cuando desempea una sola, como leer algo difcil todos los das. No obstante, Khachaturian conjetura que, al utilizar diversas partes del cerebro, las clulas nerviosas pueden verse inducidas a establecer conexiones que, de otro modo, no se estableceran.

Los investigadores han determinado que cuando una persona est usando su mente, se producen en su cerebro cambios bioqumicos que permiten un funcionamiento ms eficaz en reas del pensamiento como la atencin y la memoria. Y as ocurre independientemente de la edad, observa el psiclogo Herbert Weingartner, experto en problemas relacionados con el envejecimiento.

La gente se mantiene alerta y receptiva si tiene a su alcance informacin que haga reflexionar sobre asuntos que le interesan-, afirma Weingartner. Y quienes procuran en su vida hacer lo ms que pueden conservan de viejos una lucidez superior a la de quienes no activaron su mente-.

Tan convencidos estn muchos especialistas de los beneficios de imponer retos al cerebro, que llevan la teora a la prctica en su propia vida. No se trata de adquirir la capacidad de memorizar toneladas de informacin-, puntualiza el psiclogo James Fozard. El ser humano en general no necesita esa habilidad. Ese aprendizaje especfico es de menos inters que la capacidad de mantener la mente alerta-.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:10 Enviar mail al autor

 

Tercera parte.

-Me atrevo a asegurar que hay en esto una relacin de causa y efecto-, dice el doctor Meyer, neurlogo de 70 aos. Lo nico que vari fue el nivel de actividad de estas personas-.

Se estn llevando a cabo otros estudios similares, pero pueden pasar aos antes de que se confirmen los resultados. Mientras tanto, la idea de que la gente puede conservar sus capacidades mentales si no deja de ejercitarlas sigue siendo motivo de controversia. La hiptesis se basa principalmente en experimentos con animales.

El neurobilogo Carl Cotman cita un estudio en el cual unas ratas estimuladas con molinetes y otros aparatos colocados en sus jaulas, y tambin por la compaa de otras ratas, tenan 26 por ciento ms de conexiones neuronales que las ratas criadas solas en jaulas vacas. Adems, a estas ltimas les aumentaron las conexiones neuronales cuando fueron sometidas a estimulacin, y a las que estaban acostumbradas a un ambiente lleno de actividad les disminuyeron las conexiones cuando les quitaron esos estmulos. El refinamiento y la direccin de las conexiones entre neuronas dependen de la estimulacin, aade Cotman, y concluye: -En las primeras etapas del desarrollo, la actividad influye en la manera en que se establecen las conexiones, y en su localizacin. Actualmente se cree que todo esto sufre modificaciones a lo largo de la vida-.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:07 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Aunque el cerebro cambia con la edad, los cientficos no estn seguros de cules sean los efectos que esto pueda tener en la capacidad de pensar y razonar. El doctor Gene Cohen, director interino del Instituto Nacional de Estudios sobre la Senectud, un organismo federal estadounidense con sede en Berhesda, Maryland, afirma que ya no se considera regla general que las personas sufran el deterioro de su capacidad mental a medida que envejecen. Muchos de los cambios que antes se crean relacionados con el envejecimiento-, explica el doctor Cohen, -ahora se atribuyen a enfermedades e incluso a medicamentos-.

Hasta hace poco, los investigadores no se preguntaban si los ancianos que conservaban su mente activa gozaban de esa ventaja porque estaban sanos porque continuamente se imponan retos. De ah que se considerara inslito un estudio cuyos resultados publicaron en 1990 el doctor John Stirling Meyer y sus colegas de la Escuela Superior Baylor de Medicina, en Houston, Texas. En el estudio que dur cuatro aos un grupo de personas saludables, de edad avanzada, fue observado de cerca para determinar si aquellas personas que se abandonaban a la inactividad experimentaban alguna merma de sus capacidades mentales.

Los 83 participantes tenan alrededor de 65 aos y estaban trabajando cuando se inici el estudio. Los investigadores los sometieron apruebas neurolgicas y psicolgicas, y midieron el riego sanguneo de su cerebro. Todos los resultados fueron normales para la edad de los sujetos.

Posteriormente, un tercio de los participantes sigui trabajando. Otro tercio se jubil, pero continu en actividad fsica y mental. Los dems permanecieron inactivos en general, despus de su jubilacin. Adems los resultados de estas personas en pruebas de inteligencia fueron muy inferiores a los que obtuvieron los otros dos grupos.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:07 Enviar mail al autor

 

Hola de nuevo.

Primera parte.

Mara Teresa y Blogueros, en 1993 le ste interesante artculo de Gina Kolata, desde entonces lo guard, hoy lo comparto con ustedes, les va a encantar.

Aqu el artculo:

Nos vuelve ms inteligentes el ejercicio cerebral?

Ronald Graham, matemtico de 57 aos de edad que trabaja en los Laboratorios Bell de la American Telephone & Telegraph en Murray Hill, Nueva Yersey, est estudiando japons y aprendiendo a jugar golf. Adems habla chino, sabe arrojar el boomerang, toca el piano y vence a la mayora de sus contrincantes en el tenis de mesa. Tambin hace juegos malabares y se para de cabeza.

Qu lo impulsa a desarrollar sus habilidades en un campo tras otro? l dice que desea mantener su cerebro activo y capaz de resolver problemas matemticos intrincados. Explica que aprender chino expende la mente en direcciones totalmente desconocidas-. Los juegos malabares con cuatro o cinco pelotas al mismo tiempo y a tres alturas diferentes son ejercicio mental asombrosamente difcil-, aade. Estos juegos lo obligan a concentrarse muy intensamente. Graham piensa que cuanto ms lo utilice, mejor funcionar su cerebro.

Se trata del concepto de que lo que no se usa, se atrofia-, aplicado a la mente. Entre los que proponen hay cada ms neurocientficos. Estas personas creen que una mente acostumbrada a los desafos de la lectura, de un pasatiempo absorbente bien del trabajo, ya sea pagado o voluntario, continuar vigorosa y creativa durante la vejez.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:06 Enviar mail al autor

 

Item ms: lo que Sara Sefchovich viene diciendo desde hace algn tiempo (igual que t, en distintos momentos y por distintas razones) es que en la descalificacin est una violencia que nos pone a un tris de la confrontacin.

La sociedad escindida sigue dando muestras de una intolerancia todava insalvable.

Las discusiones se han desplazado del mbito de las ideas hacia las personas.

La argumentacin ad hominem se impone y termina por evitar cualquier acuerdo, por elemental que parezca.

No es nuevo, Mara Teresa, pero s ms odioso. Octavio Paz, de acuerdo a Monsivis, sola discutir con las caricaturas que l construa, no con sus debatientes reales.

Hay temas que polarizaban y lo siguen haciendo hoy. Eso es ms o menos comprensible. El problema, creo yo, es que los mecanismos por los cuales se genera esa polarizacin, las razones mismas de la polarizacin, estn ah actuantes, vigentes, intocadas y, me temo, instaladas para un plazo que se parece mucho a la eternidad.


 Enviado por Lennon - 24-mayo-2010 a las 21:55 Enviar mail al autor

 

Quiero dejar un saludo amoroso para Beatriz Gonzlez.

Espero leer pronto su indispensable optimismo.


 Enviado por Lennon - 24-mayo-2010 a las 21:48 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

No s alemn y, por lo tanto, slo intuyo que el concepto Doppelgnger es, como muchos otros de ese idioma, intraducible.

Abarcador, quiz, de algunas complejidades que nuestro idioma slo alcanzar en la medida que elabora el concepto con largueza.

Tampoco s si quepa, pero siento algo semejante a lo narrado en tu post, cuando abordo algn tema del que no tengo certeza alguna y, de repente, me escucho desglosndolo, detallndolo, construyndolo complejamente (hasta donde mi capacidad lo hace posible) y explicndolo de una manera que no saba que pudiera ser posible.

Me encuentro entonces con una sorpresa: ah, ching! No saba que saba...

Opiniones vagas, que pensaba no consolidadas, a la hora de elaborar un discurso (en especial hablado), de repente adquieren una solidez (otra vez: hasta donde eso es posible en los lmites de mi capacidad) insospechada para mi.

Y otra vez la sorpresa: o sea que esa es mi opinin en realidad?

No me ocurren, como a Lestat, arrebatos msticos. Soy demasiado terrenal y simple. Pero me he encontrado con algunas aristas de mi personalidad que no conoca, que no saba que existan y que, por lo tanto, podran estar implicando otro yo, alguien que est agazapado atrs de una persona que creo ser, que as presento pblicamente y que me empeo en ratificar.

Pero da la casualidad que a este otro yo tambin le gusta el tequilita. As que problema, problema, no tengo... por ahora.


 Enviado por Lennon - 24-mayo-2010 a las 21:47 Enviar mail al autor

 

Lunis: el artculo que cita Sara,(y en el que a mi vez cito a lvaro Cueva)no tiene nada que ver con el tranva, es un artculo que se public en la seccin de opinin, lo escrib en el contexto de una ola de antisemitismo brutal, pero verdaderamente brutal, que se produjo entre un nmero muy elevado de lectores/as en los foros de opinin (los comentarios a las notas) a raz del accidente y la muerte de varios integrantes de una familia juda. Cul era realmente el tema? Las razones y sin razones de tanto odio? (de quienes expresaron su odio, no de los dems) es posible a estas alturas que se reivindiquen el nazismo y el Heil Hitler? Si el tema era la explotacin laboral (como algunos foristas sealaron analizando el tema)entonces ese era el punto a debatir...cmo podemos sentirnos tan indignados-y no es para menos- ante la ley antiinmigrante en Arizona, y dejar pasar -como si fueran frases sin contenidos- los "qu lstima que Hitler no haya terminado su obra" (que por otro lado, de haberle quedado ms cerca, sin duda nos hubiera incluido) Creo que Sara se refiere bien concretamente a los comentarios insultantes, descalificadores, violentos...y de ninguna manera a las reflexiones que nos enriquecen a todos y que animan los debates constructivos...

 Enviado por María Teresa Priego - 24-mayo-2010 a las 16:32 Enviar mail al autor

 

Hola Tanviarios Que tal, uno cree ser quien es y conocerse lo suficiente, pero resulta que provocados por quien sabe cual circunstancia de pronto, podemos sacar a ese otro "yo" con un potencial terrible hacia la rabia irracional que nos aleja de ser seres humanos, y cometemos actos espantosos, como la noticia aqui contada, que terrible me pregunto si podriamos de alguna manera hacer de la alteridad interior un asunto que nos lleve a potencializar lo bueno que hay en uno? Sera cuestion de encontrar el equilibrio para mantener a ese otro "yo" en paz y provocar asi el equilibrio colectivo ahi mismo desde los tejados de cada quien. Les mando un abrazo

 Enviado por Dita - 24-mayo-2010 a las 14:10 Enviar mail al autor

 

3 . . . . . . .

El final, o al menos la pausa de un debate que hay en mi azotea por el momento; dos doppelgngers; que por el momento habitan en mi interior, ninguno dominante, ninguno pasivo, simplemente existentes; uno es mi pasado y el otro quiz mi futuro (si es que pronto me decido a rescatar la historia de Valso) . . . . . . .

Tienen sus pros y sus contras, pero hay algo ms all de ellos, que son los propios sentimientos y pasiones; los mos y de nadie ms, aquellos que viven con la fuerza y el mpetu de un momento. . . . . . .

Cierto, aparecen y viven en mi, en mi vigilia o en mi consciente, a veces para orquestar mis sueos, a veces para analizar los resultados de los mismos; y saben que las conclusiones solo tienen el peso de la experiencia, solo marcan lneas de gua para lo que sigue sin determinar por completo el paso. . . . . . .

Un Valso, un Lestat, y un loco con pretensiones de escritor y poeta; personalidades diferentes pero no contrastantes, una amalgama de extraezas que mueve la dualidad hacia donde se requiere . . . . . . .

Salutations Mxico, o que vous soyez. . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:43 Enviar mail al autor

 

2 . . . . . . .

-No todava, pero en ello radica mi grandeza, ser un personaje original, formado por todo aquello que se ha cultivado en esta mente; quiz la nica imperfeccin que tenga es aquella que de ti provenga, pues lamentablemente formas parte de este lugar. . . . . . . .

-Ah, Valso, pavonate cuando tengas forma y puedas decir lo que ya eres y no lo que pretendes; fui yo quien al final de la adolescencia trajo modales y formas de comportamiento, fui yo quien dio diseo a la vestimenta y el que marcaba el ritmo de los pasos; mo es el tono de voz y la forma . . . . . . .

-Pero no eres dueo de las ideas . . . . . . .

-una rplica molesta Valso? . . . . . . .

-No Lestat, una acotacin que indica el porqu de mi existencia; finalmente, como dije, formas parte de, pero no eres el todo; si as lo fueras no hubiera habido indicios de mi creacin y no hubiera tenido permanencia . . . . . . .

-Parte, si, es cierto, pero la parte del alma, la que ha sostenido las decisiones, quien se ha posado en las victorias o ha sido casi sofocado por los errores; son mis palabras las que en vigilia se escuchan, y los actos no son resultado de una moneda al aire, son resultados del discernimiento. . . . . . . .

-Todos? Permteme dudarlo Lestat . . . . . . .

-Valso, una cosa es un individuo y otra el mundo, y las acciones tienen una reaccin, solo hay un todopoderoso que puede ver en todos sentidos y tomar las mejores decisiones al respecto; hay ocasiones en que solo reacciono a ellas. . . . . . . .

-y entonces juegas al ngel y al demonio sobre sus hombros? Planteando el pro y el contra de lo que sigue o de lo que se ha hecho. . . . . . . .

-No es tan fcil, no es de Jekyll o el seor Hyde, es algo que va ms all de ello es. . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:42 Enviar mail al autor

 

1 . . . . . . .

Digamos que el primero ya se encuentra en la azotea tal, con una descripcin del edificio estilo victoriano, aquellos cuya azotea tiene una parte plana y ligeramente inclinada y otra parte con pendientes pronunciadas, con tejas tipo mosaico de color, el ocaso ha terminado su acto y se despide con tonos guinda en el horizonte, dejando el inmenso escenario a la noche. . . . . . .

Uno de los personajes observa el mar de luces que compone la ciudad, que se extiende a todo su alrededor, por donde quiera que pase su mirada, luces de varios tonos y colores, de dispar intensidad entre ellas, lo que no depende de la distancia sino de su origen. . . . . . .

Uno de ellos se encuentra recargado en un medianil del edificio, sobre una de las ventanas, contemplando la extraa sinfona de la urbe cuando siente la presencia del otro; un simple gesto del rostro basta como saludo; cordial? Difcil saberlo pues ambos saben para que se encuentran, un debate sobre la existencia de los mismos. . . . . . .

As Lestat inicia el tema: . . . . . . .

- Sabes que tengo ms tiempo que tu, ms de 20 aos habitando esta existencia, posedo, adaptado y adoptado a ella; he visto sus altibajos, triunfos o penas, he modelado sus formas, tu aqu no tienes cabida. . . . . . . .

-crees? pregunta Valso con un tono entre inquisitorio y sarcstico Yo no, tu eres una adopcin, as lo has dicho, yo he sido creado en este ambiente, y no como una mera idea, pues desde mi nacimiento he permanecido aqu, y no como vaga idea, sino como personaje. . . . . . . .

-Pero no tienes forma, no tienes historia, o no ms de aquella participacin en un blog de Mara Teresa; no hay figura en ti, ni rango de comportamiento, no tienes con que llenar nada. . . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:41 Enviar mail al autor

 

Chre Ma. Teresa: . . . . . . .

Extrao post resulta para mi; pensaba (si, a veces lo hago) en lo que iba a escribir cuando sent el extrao deseo de averiguar ms sobre el doppelgnger; el termino me sonaba conocido y ya di con el porque . . . . . . .

Adems de que es un tema de mi estimada Anne Rice para una de sus novelas (el santuario) es algo que ya me haban diagnosticado? (por decirlo de alguna forma) a mi; mi extraa obsesin de tomar el nombre de un personaje (un vampiro especficamente) y algunas de sus caractersticas me hizo blanco, algn tiempo, de tal concepto; y creo que mi locura se encargo de sepultarlo. . . . . . .

Pero no es tal el tema, as que, a modo de narracin expongo lo que ocurre en mi azotea por el momento con dos doppelgnger`s (si as es correcto el termino) . . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:41 Enviar mail al autor

 

La respuesta a la violencia con violencia, una muerte sobre una comunidad, adems por un intento de asalto, carencia total de sensibilidad, rencores absurdos,mi mam siempre dice que nada nos devuelve lo arrebatado, la vida de un amigo, o familiar duele inmensamente, y el vacio nada lo reemplaza y a quienes no han daado lo unico que buscamos al pedir justicia es que los dems no pasen por nuestra pena, sin embargo la justicia no se ejerce, se vende al mejor postor y nos causa una irritacin terrible, y asi acumulamos durante mucho tiempo ese rencor ese intencin de hacer justicia en ocasiones su busqueda se confunde en los metodos, y pensamos que con infringir la ley logramos nuestro fin, ... nada mas erroneo.

 Enviado por Irma - 24-mayo-2010 a las 11:23 Enviar mail al autor

 

Aprender a darle lugar "al otro", a "los otros" que habitan y buscan un lugar, "su lugar", adentro y afuera, al lado y en el centro. Como individuos somos unidades complejas, nos habitan, se construyen y reconstruyen muchos "yo" que frecuentemente nos sorprenden. A nuestro alrededor, cerca de nosotros, la gente que queremos y que creemos "conocer", con frecuencia tambin suelen sorprendernos: "nunca hubiera imaginado que me hiciera tal cosa". Si nuestra individualidad es compleja, la suma de la nuestra con la complejidad de otras individualidades hace que las relaciones entre los humanos sea complicada, llena de sorpresas y aristas, matices y singularidades. Me pregunto en relacin al tema de la alteridad: en qu lugar colocamos a la violencia? Cmo minimizamos su poder destructivo? Cmo sacar el dolor cuando ste no encuentra palabras? Cmo darle un lugar a ese otro que est adentro y afuera que amenaza, que destruye, que mata, que lastima?

 Enviado por Brisa - 24-mayo-2010 a las 10:45 Enviar mail al autor

 

Doppelgnger. S, Pink Floyd, te regalar una sonrisa fingida, fcil, gratuita, para que cuando confiado me des la espalda, pueda enterrarte mi cuchillo. El agua y el aceite, somos dos o tres, (tal vez ms...) y no podemos mezclarnos a pesar de ocupar el mismo cuerpo. S, es el otro yo, el que peca, el que no me deja en paz, el que se burla a mis espaldas, porque mi yo, (mi yo-yo..) se, es muy buena persona... El Odio, cunto se puede acumular, cunto podemos llegar a odiar, Cmo canalizamos ese odio? Cmo nos liberamos de l?. Me encant el manifiesto de la toma de los tejados, pero honestamente lo dejar para ms adelante, me preocupan ms ahora las fisuras en el suelo, pues de no intervenir, no soportar mi peso. As podr disfrutar de la tranquilidad y el silencio, sin olvidar el gratificante ronronear de mi Camaro 91, cuando piso el acelerador... Apuntes del da despus: Todo qued atrs cuando v la felicidad en el rostro de mi pequea Sofa, en la alberca, en su cumple numero 2, Saludos a los tranviarios, feliz semana...

 Enviado por KBK69 - 24-mayo-2010 a las 10:14 Enviar mail al autor

 

Cuarta parte.

Amiga Mujer Maravilla, en el Blog de Ricardito Alemn de la semana pasada, el da 18 de mayo, a las 10:47, cuando te internaron en el psiquitrico, tenas 33 aos, (fue en 1999) y meses despus ya te estabas yendo por voluntad propia de ste mundo, haciendo un desprendimiento astral en un bello encuentro con Dios, afortunadamente tu prima en un sueo, quien estaba embarazada te detuvo, posteriormente regresaste a la Ciudad de Mxico para conocer a tu sobrinito quien estaba por nacer y cuando fuiste a conocerlo, desde lejos con un dedo te dijo soy yo, cuando un familiar te llev a conocerlo, lo increble no poda escuchar ya que haba un vitral gruessimo y ustedes estaban a metros de distancia.

Mara Teresa y Blogueros, el prximo mircoles (ahora s), en la maana, les envo un articulo muy interesante sobre las ventajas de realizar varias actividades cuando s es mayor de edad, no lo envi en este momento porque tengo que capturarlo.

Recomiendo leer hoy en ste diario a Jacobo Zabludovsky, qu lucidez, aqu la liga:

http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/48470.html

Nos vemos pasado maana. Hasta entonces.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:08 Enviar mail al autor

 

Tercera parte.

Una recomendacin que yo doy a la gente que se quiera ver guapa y saludable, procuren rer a carcajadas, al rernos ejercitamos todos los msculos y libera endorfinas. Algunas ventajas de rer:
- La risa disminuye la presencia del colesterol en la sangre pues equivale a un ejercicio aerbico.
- La risa favorece la digestin al aumentar las contracciones de todos los msculos abdominales.
- La risa facilita la evacuacin debido al (masaje) que produce sobre las vsceras.
- La risa contribuye a aplacar la ira.
- La risa contribuye a un cambio de actitud mental que favorece la disminucin de enfermedades.
- La risa aumenta el ritmo cardaco y el pulso y, al estimular la liberacin de las hormonas (endorfinas), permite que stas cumplan una de sus importantes funciones, como es la de mantener la elasticidad de las arterias coronarias.
- La risa tambin ayuda a reducir la glucosa en sangre.
- La risa nos libera del temor y de la angustia.

Fuente de las ventajas de la risa, la siguiente pgina:
http://es.wikipedia.org/wiki/Risa

Recomiendo tambin para la belleza del cuello, ejercitarlo a diario con ejercicios para fortalecer sus msculos, existen cientos de ejercicios para el cuello, hagan a consciencia el que mejor les agrade. Otra alternativa para la belleza de rostro, son sudar a diario lo ms que puedan, y no olviden las mascarillas, la miel y rosas de castilla a vapor, les dejan un rostro envidiable.

Perdn son cuatro, no tres partes, no med bien los caracteres.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:06 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Aclarado el asunto de mi ausencia, paso al tema. Yo no tengo lter ego., ello obedece a que soy parte de La Triloga Divina Perfecta.

Priego me encant como abordaste el tema, descifrando esotricamente a Dorian Gray. Eres muy hbil Mara Teresa, no slo con la pluma, tambin con el cerebro, se nota que tus neuronas hacen gimnasia a diario, son muy elsticas y sanas.

Hace muchos aos cuando tuve el enorme privilegio de tener a mi padre Dios en persona, en la terraza de la Universidad, le pregunt qu edad biolgica tienes? l me dijo, yo no tengo edad, soy eterno, sin embargo te dir la edad que tengo en persona, me dijo tengo 60 aos, dije pareces de 30, ni arrugas tienes. l me dijo, me han preguntado algunos de tus compaeros que me ven qu es usted de ella? unos me cuestionan, es su padre, otros su hermano, otros un familiar, amigo, etc., por tal motivo, a partir de ste da tendr __ aos, mi nombre oficial ser __________________, mi fecha de nacimiento ser _______________, mi profesin ser _____________, ello lo hago, porque estar contigo un buen tiempo y mucha gente las veces que me vea, te preguntar quin soy, dars mi nombre y apellidos, adems para entrar a la Universidad me piden una credencial, por tal motivo ya gestion mi credencial de elector, en ese tiempo la credencial no tena foto.

Al hablar con Dios sobre medicina, quien es excelente mdico, obvio es Dios, l me dijo, que la juventud se logra con excelente alimentacin a consciencia, con ejercicio fsico y mental. Lo que siempre me ha recomendado que est activa, trabajando manos, cuerpo y mente en lo que me gusta.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:02 Enviar mail al autor

 

Hola a todos.

Primera de tres partes.

Amiga Mara Teresa Cmo ests? Ojal bien.

Excelente post, como siempre.

Disculpa que el mircoles pasado no haya participado, con los cambios de tiempos tan locos, estuve ese da a esa hora en la azotea lavando para refrescarme un poco y qu crees? al utilizar un cuchillito para quitarle un plstico a la cabeza de una botella, zas, que me corto un dedo de la mano izquierda, sangr un ratito, me qued amplia herida, por tal motivo todo ese da tuve el dedo hinchado y dio flojera escribir en la computadora, en pocas palabras la inspiracin se me fue por un accidente. Gracias a Dios ya estoy bien, el dedo me duro hinchadito dos das, el remedio: alcohol, lavarlo con agua constantemente y moverlo toda la semana como si estuviera sano. Lo que es el poder de la mente, le orden al dedo, no te pondr ninguna medicina porque si concentro mi energa en tu herida, hasta gangrena me da, a los dos das, el dedo como si ni herida tuviera, hoy slo queda el recuerdo del accidente, ni cicatriz tengo y la herida fue amplia.

Qu tiempos tan locos, el calor ha estado insoportable, toda la semana he estado sudando como si estuviera en bao sauna, de hecho el fin de semana lave mi ropa (me encanta lavar mi ropa) mi Mam no le gusta que lave mi ropa, a ella le encanta que yo lave los trastes, yo prefiero lavar mi ropa, durante muchos aos he lavado mi ropa, tiene como 4 aos que a mi Mam le ha dado por lavar mi ropa, volver a lavar mi ropa aunque mi Mam se enoje.

Ayer como a las nueve de la noche, llegando a casa, comenz a chispear leve, no llovi como el domingo pasado, la lluvia hasta me refresc.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:00 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa: Buenos das a todos y a los alter ego que siempre nos acompaan. Me gusta mucho lo que dices: divididos, qu tanto? Que no sea demasiado... pues s, dices bien, que la alteridad pueda ser un otro capaz de proponer, crear, que se vuelva un aliado y no enemigo. Es horrible esa noticia del linchamiento, el odio, la violencia que no reconoce los lmites de respeto a la vida de los dems. Me pregunto cmo recordarn los nios ese suceso en su pueblo, si particip algn familiar, que imgenes se siembran en el campo de los que estn configurando su condicin de futuros hombres y ciudadanos. Creo que esas son muestras de lo cruel que el ser humano puede llegar a ser, y si a eso le sumamos que como sociedad hay un cansancio extremo por falta de certezas en una ley que proteja a todos, que funcione como una reguladora autntica, se pierden las nociones y los resultados son aterradores. Ayer le a Sara Sefchovich en su columna, retoma tus palabras de un tranva respecto a la funcin de los espacios de opinin abiertos en los peridicos. Podras contarle tambin de los hermosos manifiestos que de aqu surgen :) Ma. Teresa y compaeros les mando un gran abrazo y que tengan una excelente semana

 Enviado por lunaria - 24-mayo-2010 a las 09:52 Enviar mail al autor

 

El tejado, la azotea; mejor la azotea; el tejado impide el lbre trnsito, las tejas no aceptan el peso del cuerpo. Esa azotea, lugar poco frecuentado que es parte de nuestro hogar; sitio ideal para aislarse, esconderse del mundo real y pattico; con el firmamento como lmite, abstraerse, meditar o no meditar, pensar o no pensar, o tan solo descarsar la mente con la vista fija en la infinita nada del cielo.

Desparramarse en esas losas semi horizontales y ver sin observar las nubes, sentir el correr del aire y hasta la lluvia antes que los dems; ver pasar el tiempo sin tiempo, los pjaros, las hormigas y...... algn helicptero que de cuando en cuando rompe el encanto de esa bella y egoista privacidad acotada por el infinito.

Pueden ser, las azoteas un mundo privado, sin mas lmite que el piso, situado a unos cuantos metros de nuestra casa lmitada por paredes y mas paredes, techos y pisos.


 Enviado por kabrakan - 24-mayo-2010 a las 02:27 Enviar mail al autor

 

Ay Mari Tere, no entiendo nada, ahorita solo estoy disfrutando la bella msica que nos compartes.

Hoy, mi mente se satur, y no puedo ms. Espero manana estar ms despejada y tratar de comprender el tema.

Te mando un gran abrazo!!
A mis companeros de viaje otro gran abrazo... los quiero!


 Enviado por Liliana - 24-mayo-2010 a las 00:19 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

Todo bien?
Hace unos das me tropec con un poema de Ezra Pound.
El desvn
Ven, apiadmonos de los que tienen ms fortuna que nosotros.

Ven, amiga, y recuerda

que los ricos tienen mayordomos en vez de amigos,

y nosotros tenemos amigos en vez de mayordomos.

Ven, apiadmonos de los casados y de los solteros.

La aurora entra con sus pies diminutos

como una dorada Pavlova,

y yo estoy cerca de mi deseo.

Nada hay en la vida que sea mejor

que esta hora de limpia frescura,

la hora de despertarnos juntos.

Saludos y feliz inicio de semana.


 Enviado por Lennon - 07-junio-2010 a las 01:06 Enviar mail al autor

 

Te dije que no te olvidaria. Y no te olvido. Desde aqui, desde los cinco manantiales, te escribo, claro, para decirte, eres grande y buena persona. Recibe de mi parte un beso y un abrazo. Te quiero.

 Enviado por Euclides - 06-junio-2010 a las 00:19 Enviar mail al autor

 

No eres libre. Ya no escribes. Ya no sientes. Lastima. Te leia.

 Enviado por Euclides - 06-junio-2010 a las 00:03 Enviar mail al autor

 

Pens que la segunda parte ya estara...saludos...

 Enviado por KBK69 - 02-junio-2010 a las 11:23 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa: Buenos das, hoy no va a hacer parada el tranva?, me seguir asomando por aqu por si acaso. Un gran abrazo para todos.

 Enviado por lunaria - 31-mayo-2010 a las 08:20 Enviar mail al autor

 

Hay un odio, si quieres llamarlo de esa manera, que deriva del miedo largamente acumulado.

A ese miedo ha contribuido la impunidad, la certeza de que las autoridades nunca estarn del lado de "los buenos" o de las vctimas.

Y de ah a la conclusin de que debemos hacerlo por nuestra propia mano, como escarmiento, por venganza y por terminar con una amenaza que nos acecha, hay slo un pasito pequeo.

Nuestra sociedad est escindida y los odios se expresan de mltiples maneras. El odio ideolgico es una de ellas y lo vemos en el lenguaje que escogen quienes descalifican a los adversarios polticos.

El odio patolgico a los diferentes es otra manifestacin concreta de lo mismo. Aunque hay normas nuevas, incluso discurso oficial relativamente incluyente, en la sociedad hay todava un lenguaje que expresa de manera muy cruda esa patologa y esa exclusin.

El racismo y el machismo son, igualmente, dos formas de odio a la diferencia, ahora polticamente incorrectas, pero tambin presentes, sobrevivientes a todos los avances que en el mundo se han dado.

La humanidad se mueve hacia la tolerancia en algunas partes, pero se contrae hacia la intolerancia en otras.

En el Mxico de hoy, el odio empieza a tener otros orgenes, otras fuentes. Y mucho me temo que va para largo y se recrudecer cada vez ms.


 Enviado por Lennon - 31-mayo-2010 a las 02:21 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

El caso que sealas me recuerda otro, igualmente terrible, que ocurri hace algunos aos en el sur del estado de Veracruz, en una zona indgena, donde un individuo fue juzgado por la comunidad, acusado de violar y asesinar a una muchacha del lugar, encontrado culpable y ejecutado mediante fuego. Lo quemaron vivo, pues.

El caso se hizo famoso porque en ese lugar haba un veterinario con una cmara y film la ejecucin. Las imgenes pasaron por una televisora regional y luego se hicieron de conocimiento en todo el pas.

Una alumna de la facultad donde trabajo, aos despus, realiz un ensayo-reportaje sobre el caso y lo present a un concurso de la CNDH, obteniendo el segundo lugar.

En una parte de ese ensayo, brillante y conmovedor (Tatahuicapan: dos justicias, dos mundos, que se puede leer en esta liga) la autora, Mara Fernanda Melchor Pinto, plantea la dicotoma que existe respecto del concepto de justicia: la original de esa comunidad -que incluye el juicio masivo y a mano alzada- y la llamada justicia occidental, que de todos modos tarda en llegar... cuando llega.

Va ms all del odio, Mara Teresa. Quiz esa palabra no alcanza a describir o abarcar la naturaleza de un linchamiento de una comunidad, contra un delincuente, despus de haber pasado en muchas ocasiones por los intentos de "justicia occidental".

No, de ninguna manera estoy justificando ni legitimando la justicia por propia mano y mucho menos la pena de muerte (y peor de esa manera violentsima). Estoy solamente intentando entender y, a mi juicio, el texto que refiero puede ayudar un poco, aunque el caso que refieres sea distinto en muchos sentidos.


 Enviado por Lennon - 31-mayo-2010 a las 02:14 Enviar mail al autor

 

Quinta parte.

Fozard y otros expertos explican que si desarrollan distintas actividades mentales no slo porque las disfrutan, sino tambin porque estn seguros de que con esa variedad de actividades mejorar el funcionamiento de sus cerebros. Fozard de 63 aos, en su tiempo libre toca el trombn y dirige una banda de jazz. Khachaturian, de 55 aos, estudia idiomas, talla madera y repara mquinas. Cotman, de 52 aos, pinta paisajes y construye muros de piedra. Cuando hago estas cosas- comenta, -siento que se me agudiza la mente-.

Gene Cohen, sugiere que los ancianos emprendan actividades mentales y fsicas solitarias, como leer, caminar nadar, adems de actividades en grupo como bailar o jugar al bridge al tenis. El doctor Cohen observa que a la gente slo se le aconseja que se mantenga fsicamente activa a medida que envejece, pero los ancianos tambin necesitan una actividad mental. Los que la desarrollan tienen mayores probabilidades de conservar su capacidad intelectual y sentirse, en general, ms felices y mejor adaptados. Lo cierto es que se necesita hacer ambas cosas- subraya Cohen. La actividad intelectual influye en la salud y en el tamao de las neuronas-.

Nadie tiene que recordarle esto al matemtico Ronald Graham La esencia del aprendizaje es que se aprende a aprender y a seguir aprendiendo-, declara. Cuando el aprendizaje cesa, la gente comienza a morir-.

Mara Teresa y Blogueros, disculpen a veces mis faltas de acentuacin, confundo tilde de pasado con presente, en mi pasada participacin de las 10:08, escrib, envi en lugar de envo. A veces el adverbio slo lo confundo con el adjetivo solo. Sucede que escribo muy rpido y a veces no reviso lo que voy a publicar, perdnenme, no tengo como oficio ser escritora, slo participo en los Blogs por Hobby.

Mara Teresa y Blogueros nos vemos en el prximo Blog.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:13 Enviar mail al autor

 

Cuarta parte.

El neurobilogo Zaven Khachaturian, director adjunto del programa de neurociencia y neuropsicologa del envejecimiento en el Instituto Nacional de Estudios de la Senectud, de Estados Unidos, investig la actividad cerebral de los gatos. Descubri que, cuando les mostraba algn objeto para que fijaran la vista, no slo se estimulaba la corteza visual, sino tambin la auditiva. En el cerebro no hay una divisin tajante en secciones, explica el investigador, y esta es una de las razones por las que no existen datos slidos que indiquen si la gente desarrolla ms la mente cuando realiza varias actividades distintas o cuando desempea una sola, como leer algo difcil todos los das. No obstante, Khachaturian conjetura que, al utilizar diversas partes del cerebro, las clulas nerviosas pueden verse inducidas a establecer conexiones que, de otro modo, no se estableceran.

Los investigadores han determinado que cuando una persona est usando su mente, se producen en su cerebro cambios bioqumicos que permiten un funcionamiento ms eficaz en reas del pensamiento como la atencin y la memoria. Y as ocurre independientemente de la edad, observa el psiclogo Herbert Weingartner, experto en problemas relacionados con el envejecimiento.

La gente se mantiene alerta y receptiva si tiene a su alcance informacin que haga reflexionar sobre asuntos que le interesan-, afirma Weingartner. Y quienes procuran en su vida hacer lo ms que pueden conservan de viejos una lucidez superior a la de quienes no activaron su mente-.

Tan convencidos estn muchos especialistas de los beneficios de imponer retos al cerebro, que llevan la teora a la prctica en su propia vida. No se trata de adquirir la capacidad de memorizar toneladas de informacin-, puntualiza el psiclogo James Fozard. El ser humano en general no necesita esa habilidad. Ese aprendizaje especfico es de menos inters que la capacidad de mantener la mente alerta-.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:10 Enviar mail al autor

 

Tercera parte.

-Me atrevo a asegurar que hay en esto una relacin de causa y efecto-, dice el doctor Meyer, neurlogo de 70 aos. Lo nico que vari fue el nivel de actividad de estas personas-.

Se estn llevando a cabo otros estudios similares, pero pueden pasar aos antes de que se confirmen los resultados. Mientras tanto, la idea de que la gente puede conservar sus capacidades mentales si no deja de ejercitarlas sigue siendo motivo de controversia. La hiptesis se basa principalmente en experimentos con animales.

El neurobilogo Carl Cotman cita un estudio en el cual unas ratas estimuladas con molinetes y otros aparatos colocados en sus jaulas, y tambin por la compaa de otras ratas, tenan 26 por ciento ms de conexiones neuronales que las ratas criadas solas en jaulas vacas. Adems, a estas ltimas les aumentaron las conexiones neuronales cuando fueron sometidas a estimulacin, y a las que estaban acostumbradas a un ambiente lleno de actividad les disminuyeron las conexiones cuando les quitaron esos estmulos. El refinamiento y la direccin de las conexiones entre neuronas dependen de la estimulacin, aade Cotman, y concluye: -En las primeras etapas del desarrollo, la actividad influye en la manera en que se establecen las conexiones, y en su localizacin. Actualmente se cree que todo esto sufre modificaciones a lo largo de la vida-.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:07 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Aunque el cerebro cambia con la edad, los cientficos no estn seguros de cules sean los efectos que esto pueda tener en la capacidad de pensar y razonar. El doctor Gene Cohen, director interino del Instituto Nacional de Estudios sobre la Senectud, un organismo federal estadounidense con sede en Berhesda, Maryland, afirma que ya no se considera regla general que las personas sufran el deterioro de su capacidad mental a medida que envejecen. Muchos de los cambios que antes se crean relacionados con el envejecimiento-, explica el doctor Cohen, -ahora se atribuyen a enfermedades e incluso a medicamentos-.

Hasta hace poco, los investigadores no se preguntaban si los ancianos que conservaban su mente activa gozaban de esa ventaja porque estaban sanos porque continuamente se imponan retos. De ah que se considerara inslito un estudio cuyos resultados publicaron en 1990 el doctor John Stirling Meyer y sus colegas de la Escuela Superior Baylor de Medicina, en Houston, Texas. En el estudio que dur cuatro aos un grupo de personas saludables, de edad avanzada, fue observado de cerca para determinar si aquellas personas que se abandonaban a la inactividad experimentaban alguna merma de sus capacidades mentales.

Los 83 participantes tenan alrededor de 65 aos y estaban trabajando cuando se inici el estudio. Los investigadores los sometieron apruebas neurolgicas y psicolgicas, y midieron el riego sanguneo de su cerebro. Todos los resultados fueron normales para la edad de los sujetos.

Posteriormente, un tercio de los participantes sigui trabajando. Otro tercio se jubil, pero continu en actividad fsica y mental. Los dems permanecieron inactivos en general, despus de su jubilacin. Adems los resultados de estas personas en pruebas de inteligencia fueron muy inferiores a los que obtuvieron los otros dos grupos.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:07 Enviar mail al autor

 

Hola de nuevo.

Primera parte.

Mara Teresa y Blogueros, en 1993 le ste interesante artculo de Gina Kolata, desde entonces lo guard, hoy lo comparto con ustedes, les va a encantar.

Aqu el artculo:

Nos vuelve ms inteligentes el ejercicio cerebral?

Ronald Graham, matemtico de 57 aos de edad que trabaja en los Laboratorios Bell de la American Telephone & Telegraph en Murray Hill, Nueva Yersey, est estudiando japons y aprendiendo a jugar golf. Adems habla chino, sabe arrojar el boomerang, toca el piano y vence a la mayora de sus contrincantes en el tenis de mesa. Tambin hace juegos malabares y se para de cabeza.

Qu lo impulsa a desarrollar sus habilidades en un campo tras otro? l dice que desea mantener su cerebro activo y capaz de resolver problemas matemticos intrincados. Explica que aprender chino expende la mente en direcciones totalmente desconocidas-. Los juegos malabares con cuatro o cinco pelotas al mismo tiempo y a tres alturas diferentes son ejercicio mental asombrosamente difcil-, aade. Estos juegos lo obligan a concentrarse muy intensamente. Graham piensa que cuanto ms lo utilice, mejor funcionar su cerebro.

Se trata del concepto de que lo que no se usa, se atrofia-, aplicado a la mente. Entre los que proponen hay cada ms neurocientficos. Estas personas creen que una mente acostumbrada a los desafos de la lectura, de un pasatiempo absorbente bien del trabajo, ya sea pagado o voluntario, continuar vigorosa y creativa durante la vejez.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 26-mayo-2010 a las 10:06 Enviar mail al autor

 

Item ms: lo que Sara Sefchovich viene diciendo desde hace algn tiempo (igual que t, en distintos momentos y por distintas razones) es que en la descalificacin est una violencia que nos pone a un tris de la confrontacin.

La sociedad escindida sigue dando muestras de una intolerancia todava insalvable.

Las discusiones se han desplazado del mbito de las ideas hacia las personas.

La argumentacin ad hominem se impone y termina por evitar cualquier acuerdo, por elemental que parezca.

No es nuevo, Mara Teresa, pero s ms odioso. Octavio Paz, de acuerdo a Monsivis, sola discutir con las caricaturas que l construa, no con sus debatientes reales.

Hay temas que polarizaban y lo siguen haciendo hoy. Eso es ms o menos comprensible. El problema, creo yo, es que los mecanismos por los cuales se genera esa polarizacin, las razones mismas de la polarizacin, estn ah actuantes, vigentes, intocadas y, me temo, instaladas para un plazo que se parece mucho a la eternidad.


 Enviado por Lennon - 24-mayo-2010 a las 21:55 Enviar mail al autor

 

Quiero dejar un saludo amoroso para Beatriz Gonzlez.

Espero leer pronto su indispensable optimismo.


 Enviado por Lennon - 24-mayo-2010 a las 21:48 Enviar mail al autor

 

Mara Teresa:

No s alemn y, por lo tanto, slo intuyo que el concepto Doppelgnger es, como muchos otros de ese idioma, intraducible.

Abarcador, quiz, de algunas complejidades que nuestro idioma slo alcanzar en la medida que elabora el concepto con largueza.

Tampoco s si quepa, pero siento algo semejante a lo narrado en tu post, cuando abordo algn tema del que no tengo certeza alguna y, de repente, me escucho desglosndolo, detallndolo, construyndolo complejamente (hasta donde mi capacidad lo hace posible) y explicndolo de una manera que no saba que pudiera ser posible.

Me encuentro entonces con una sorpresa: ah, ching! No saba que saba...

Opiniones vagas, que pensaba no consolidadas, a la hora de elaborar un discurso (en especial hablado), de repente adquieren una solidez (otra vez: hasta donde eso es posible en los lmites de mi capacidad) insospechada para mi.

Y otra vez la sorpresa: o sea que esa es mi opinin en realidad?

No me ocurren, como a Lestat, arrebatos msticos. Soy demasiado terrenal y simple. Pero me he encontrado con algunas aristas de mi personalidad que no conoca, que no saba que existan y que, por lo tanto, podran estar implicando otro yo, alguien que est agazapado atrs de una persona que creo ser, que as presento pblicamente y que me empeo en ratificar.

Pero da la casualidad que a este otro yo tambin le gusta el tequilita. As que problema, problema, no tengo... por ahora.


 Enviado por Lennon - 24-mayo-2010 a las 21:47 Enviar mail al autor

 

Lunis: el artculo que cita Sara,(y en el que a mi vez cito a lvaro Cueva)no tiene nada que ver con el tranva, es un artculo que se public en la seccin de opinin, lo escrib en el contexto de una ola de antisemitismo brutal, pero verdaderamente brutal, que se produjo entre un nmero muy elevado de lectores/as en los foros de opinin (los comentarios a las notas) a raz del accidente y la muerte de varios integrantes de una familia juda. Cul era realmente el tema? Las razones y sin razones de tanto odio? (de quienes expresaron su odio, no de los dems) es posible a estas alturas que se reivindiquen el nazismo y el Heil Hitler? Si el tema era la explotacin laboral (como algunos foristas sealaron analizando el tema)entonces ese era el punto a debatir...cmo podemos sentirnos tan indignados-y no es para menos- ante la ley antiinmigrante en Arizona, y dejar pasar -como si fueran frases sin contenidos- los "qu lstima que Hitler no haya terminado su obra" (que por otro lado, de haberle quedado ms cerca, sin duda nos hubiera incluido) Creo que Sara se refiere bien concretamente a los comentarios insultantes, descalificadores, violentos...y de ninguna manera a las reflexiones que nos enriquecen a todos y que animan los debates constructivos...

 Enviado por María Teresa Priego - 24-mayo-2010 a las 16:32 Enviar mail al autor

 

Hola Tanviarios Que tal, uno cree ser quien es y conocerse lo suficiente, pero resulta que provocados por quien sabe cual circunstancia de pronto, podemos sacar a ese otro "yo" con un potencial terrible hacia la rabia irracional que nos aleja de ser seres humanos, y cometemos actos espantosos, como la noticia aqui contada, que terrible me pregunto si podriamos de alguna manera hacer de la alteridad interior un asunto que nos lleve a potencializar lo bueno que hay en uno? Sera cuestion de encontrar el equilibrio para mantener a ese otro "yo" en paz y provocar asi el equilibrio colectivo ahi mismo desde los tejados de cada quien. Les mando un abrazo

 Enviado por Dita - 24-mayo-2010 a las 14:10 Enviar mail al autor

 

3 . . . . . . .

El final, o al menos la pausa de un debate que hay en mi azotea por el momento; dos doppelgngers; que por el momento habitan en mi interior, ninguno dominante, ninguno pasivo, simplemente existentes; uno es mi pasado y el otro quiz mi futuro (si es que pronto me decido a rescatar la historia de Valso) . . . . . . .

Tienen sus pros y sus contras, pero hay algo ms all de ellos, que son los propios sentimientos y pasiones; los mos y de nadie ms, aquellos que viven con la fuerza y el mpetu de un momento. . . . . . .

Cierto, aparecen y viven en mi, en mi vigilia o en mi consciente, a veces para orquestar mis sueos, a veces para analizar los resultados de los mismos; y saben que las conclusiones solo tienen el peso de la experiencia, solo marcan lneas de gua para lo que sigue sin determinar por completo el paso. . . . . . .

Un Valso, un Lestat, y un loco con pretensiones de escritor y poeta; personalidades diferentes pero no contrastantes, una amalgama de extraezas que mueve la dualidad hacia donde se requiere . . . . . . .

Salutations Mxico, o que vous soyez. . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:43 Enviar mail al autor

 

2 . . . . . . .

-No todava, pero en ello radica mi grandeza, ser un personaje original, formado por todo aquello que se ha cultivado en esta mente; quiz la nica imperfeccin que tenga es aquella que de ti provenga, pues lamentablemente formas parte de este lugar. . . . . . . .

-Ah, Valso, pavonate cuando tengas forma y puedas decir lo que ya eres y no lo que pretendes; fui yo quien al final de la adolescencia trajo modales y formas de comportamiento, fui yo quien dio diseo a la vestimenta y el que marcaba el ritmo de los pasos; mo es el tono de voz y la forma . . . . . . .

-Pero no eres dueo de las ideas . . . . . . .

-una rplica molesta Valso? . . . . . . .

-No Lestat, una acotacin que indica el porqu de mi existencia; finalmente, como dije, formas parte de, pero no eres el todo; si as lo fueras no hubiera habido indicios de mi creacin y no hubiera tenido permanencia . . . . . . .

-Parte, si, es cierto, pero la parte del alma, la que ha sostenido las decisiones, quien se ha posado en las victorias o ha sido casi sofocado por los errores; son mis palabras las que en vigilia se escuchan, y los actos no son resultado de una moneda al aire, son resultados del discernimiento. . . . . . . .

-Todos? Permteme dudarlo Lestat . . . . . . .

-Valso, una cosa es un individuo y otra el mundo, y las acciones tienen una reaccin, solo hay un todopoderoso que puede ver en todos sentidos y tomar las mejores decisiones al respecto; hay ocasiones en que solo reacciono a ellas. . . . . . . .

-y entonces juegas al ngel y al demonio sobre sus hombros? Planteando el pro y el contra de lo que sigue o de lo que se ha hecho. . . . . . . .

-No es tan fcil, no es de Jekyll o el seor Hyde, es algo que va ms all de ello es. . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:42 Enviar mail al autor

 

1 . . . . . . .

Digamos que el primero ya se encuentra en la azotea tal, con una descripcin del edificio estilo victoriano, aquellos cuya azotea tiene una parte plana y ligeramente inclinada y otra parte con pendientes pronunciadas, con tejas tipo mosaico de color, el ocaso ha terminado su acto y se despide con tonos guinda en el horizonte, dejando el inmenso escenario a la noche. . . . . . .

Uno de los personajes observa el mar de luces que compone la ciudad, que se extiende a todo su alrededor, por donde quiera que pase su mirada, luces de varios tonos y colores, de dispar intensidad entre ellas, lo que no depende de la distancia sino de su origen. . . . . . .

Uno de ellos se encuentra recargado en un medianil del edificio, sobre una de las ventanas, contemplando la extraa sinfona de la urbe cuando siente la presencia del otro; un simple gesto del rostro basta como saludo; cordial? Difcil saberlo pues ambos saben para que se encuentran, un debate sobre la existencia de los mismos. . . . . . .

As Lestat inicia el tema: . . . . . . .

- Sabes que tengo ms tiempo que tu, ms de 20 aos habitando esta existencia, posedo, adaptado y adoptado a ella; he visto sus altibajos, triunfos o penas, he modelado sus formas, tu aqu no tienes cabida. . . . . . . .

-crees? pregunta Valso con un tono entre inquisitorio y sarcstico Yo no, tu eres una adopcin, as lo has dicho, yo he sido creado en este ambiente, y no como una mera idea, pues desde mi nacimiento he permanecido aqu, y no como vaga idea, sino como personaje. . . . . . . .

-Pero no tienes forma, no tienes historia, o no ms de aquella participacin en un blog de Mara Teresa; no hay figura en ti, ni rango de comportamiento, no tienes con que llenar nada. . . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:41 Enviar mail al autor

 

Chre Ma. Teresa: . . . . . . .

Extrao post resulta para mi; pensaba (si, a veces lo hago) en lo que iba a escribir cuando sent el extrao deseo de averiguar ms sobre el doppelgnger; el termino me sonaba conocido y ya di con el porque . . . . . . .

Adems de que es un tema de mi estimada Anne Rice para una de sus novelas (el santuario) es algo que ya me haban diagnosticado? (por decirlo de alguna forma) a mi; mi extraa obsesin de tomar el nombre de un personaje (un vampiro especficamente) y algunas de sus caractersticas me hizo blanco, algn tiempo, de tal concepto; y creo que mi locura se encargo de sepultarlo. . . . . . .

Pero no es tal el tema, as que, a modo de narracin expongo lo que ocurre en mi azotea por el momento con dos doppelgnger`s (si as es correcto el termino) . . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 24-mayo-2010 a las 13:41 Enviar mail al autor

 

La respuesta a la violencia con violencia, una muerte sobre una comunidad, adems por un intento de asalto, carencia total de sensibilidad, rencores absurdos,mi mam siempre dice que nada nos devuelve lo arrebatado, la vida de un amigo, o familiar duele inmensamente, y el vacio nada lo reemplaza y a quienes no han daado lo unico que buscamos al pedir justicia es que los dems no pasen por nuestra pena, sin embargo la justicia no se ejerce, se vende al mejor postor y nos causa una irritacin terrible, y asi acumulamos durante mucho tiempo ese rencor ese intencin de hacer justicia en ocasiones su busqueda se confunde en los metodos, y pensamos que con infringir la ley logramos nuestro fin, ... nada mas erroneo.

 Enviado por Irma - 24-mayo-2010 a las 11:23 Enviar mail al autor

 

Aprender a darle lugar "al otro", a "los otros" que habitan y buscan un lugar, "su lugar", adentro y afuera, al lado y en el centro. Como individuos somos unidades complejas, nos habitan, se construyen y reconstruyen muchos "yo" que frecuentemente nos sorprenden. A nuestro alrededor, cerca de nosotros, la gente que queremos y que creemos "conocer", con frecuencia tambin suelen sorprendernos: "nunca hubiera imaginado que me hiciera tal cosa". Si nuestra individualidad es compleja, la suma de la nuestra con la complejidad de otras individualidades hace que las relaciones entre los humanos sea complicada, llena de sorpresas y aristas, matices y singularidades. Me pregunto en relacin al tema de la alteridad: en qu lugar colocamos a la violencia? Cmo minimizamos su poder destructivo? Cmo sacar el dolor cuando ste no encuentra palabras? Cmo darle un lugar a ese otro que est adentro y afuera que amenaza, que destruye, que mata, que lastima?

 Enviado por Brisa - 24-mayo-2010 a las 10:45 Enviar mail al autor

 

Doppelgnger. S, Pink Floyd, te regalar una sonrisa fingida, fcil, gratuita, para que cuando confiado me des la espalda, pueda enterrarte mi cuchillo. El agua y el aceite, somos dos o tres, (tal vez ms...) y no podemos mezclarnos a pesar de ocupar el mismo cuerpo. S, es el otro yo, el que peca, el que no me deja en paz, el que se burla a mis espaldas, porque mi yo, (mi yo-yo..) se, es muy buena persona... El Odio, cunto se puede acumular, cunto podemos llegar a odiar, Cmo canalizamos ese odio? Cmo nos liberamos de l?. Me encant el manifiesto de la toma de los tejados, pero honestamente lo dejar para ms adelante, me preocupan ms ahora las fisuras en el suelo, pues de no intervenir, no soportar mi peso. As podr disfrutar de la tranquilidad y el silencio, sin olvidar el gratificante ronronear de mi Camaro 91, cuando piso el acelerador... Apuntes del da despus: Todo qued atrs cuando v la felicidad en el rostro de mi pequea Sofa, en la alberca, en su cumple numero 2, Saludos a los tranviarios, feliz semana...

 Enviado por KBK69 - 24-mayo-2010 a las 10:14 Enviar mail al autor

 

Cuarta parte.

Amiga Mujer Maravilla, en el Blog de Ricardito Alemn de la semana pasada, el da 18 de mayo, a las 10:47, cuando te internaron en el psiquitrico, tenas 33 aos, (fue en 1999) y meses despus ya te estabas yendo por voluntad propia de ste mundo, haciendo un desprendimiento astral en un bello encuentro con Dios, afortunadamente tu prima en un sueo, quien estaba embarazada te detuvo, posteriormente regresaste a la Ciudad de Mxico para conocer a tu sobrinito quien estaba por nacer y cuando fuiste a conocerlo, desde lejos con un dedo te dijo soy yo, cuando un familiar te llev a conocerlo, lo increble no poda escuchar ya que haba un vitral gruessimo y ustedes estaban a metros de distancia.

Mara Teresa y Blogueros, el prximo mircoles (ahora s), en la maana, les envo un articulo muy interesante sobre las ventajas de realizar varias actividades cuando s es mayor de edad, no lo envi en este momento porque tengo que capturarlo.

Recomiendo leer hoy en ste diario a Jacobo Zabludovsky, qu lucidez, aqu la liga:

http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/48470.html

Nos vemos pasado maana. Hasta entonces.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:08 Enviar mail al autor

 

Tercera parte.

Una recomendacin que yo doy a la gente que se quiera ver guapa y saludable, procuren rer a carcajadas, al rernos ejercitamos todos los msculos y libera endorfinas. Algunas ventajas de rer:
- La risa disminuye la presencia del colesterol en la sangre pues equivale a un ejercicio aerbico.
- La risa favorece la digestin al aumentar las contracciones de todos los msculos abdominales.
- La risa facilita la evacuacin debido al (masaje) que produce sobre las vsceras.
- La risa contribuye a aplacar la ira.
- La risa contribuye a un cambio de actitud mental que favorece la disminucin de enfermedades.
- La risa aumenta el ritmo cardaco y el pulso y, al estimular la liberacin de las hormonas (endorfinas), permite que stas cumplan una de sus importantes funciones, como es la de mantener la elasticidad de las arterias coronarias.
- La risa tambin ayuda a reducir la glucosa en sangre.
- La risa nos libera del temor y de la angustia.

Fuente de las ventajas de la risa, la siguiente pgina:
http://es.wikipedia.org/wiki/Risa

Recomiendo tambin para la belleza del cuello, ejercitarlo a diario con ejercicios para fortalecer sus msculos, existen cientos de ejercicios para el cuello, hagan a consciencia el que mejor les agrade. Otra alternativa para la belleza de rostro, son sudar a diario lo ms que puedan, y no olviden las mascarillas, la miel y rosas de castilla a vapor, les dejan un rostro envidiable.

Perdn son cuatro, no tres partes, no med bien los caracteres.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:06 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Aclarado el asunto de mi ausencia, paso al tema. Yo no tengo lter ego., ello obedece a que soy parte de La Triloga Divina Perfecta.

Priego me encant como abordaste el tema, descifrando esotricamente a Dorian Gray. Eres muy hbil Mara Teresa, no slo con la pluma, tambin con el cerebro, se nota que tus neuronas hacen gimnasia a diario, son muy elsticas y sanas.

Hace muchos aos cuando tuve el enorme privilegio de tener a mi padre Dios en persona, en la terraza de la Universidad, le pregunt qu edad biolgica tienes? l me dijo, yo no tengo edad, soy eterno, sin embargo te dir la edad que tengo en persona, me dijo tengo 60 aos, dije pareces de 30, ni arrugas tienes. l me dijo, me han preguntado algunos de tus compaeros que me ven qu es usted de ella? unos me cuestionan, es su padre, otros su hermano, otros un familiar, amigo, etc., por tal motivo, a partir de ste da tendr __ aos, mi nombre oficial ser __________________, mi fecha de nacimiento ser _______________, mi profesin ser _____________, ello lo hago, porque estar contigo un buen tiempo y mucha gente las veces que me vea, te preguntar quin soy, dars mi nombre y apellidos, adems para entrar a la Universidad me piden una credencial, por tal motivo ya gestion mi credencial de elector, en ese tiempo la credencial no tena foto.

Al hablar con Dios sobre medicina, quien es excelente mdico, obvio es Dios, l me dijo, que la juventud se logra con excelente alimentacin a consciencia, con ejercicio fsico y mental. Lo que siempre me ha recomendado que est activa, trabajando manos, cuerpo y mente en lo que me gusta.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:02 Enviar mail al autor

 

Hola a todos.

Primera de tres partes.

Amiga Mara Teresa Cmo ests? Ojal bien.

Excelente post, como siempre.

Disculpa que el mircoles pasado no haya participado, con los cambios de tiempos tan locos, estuve ese da a esa hora en la azotea lavando para refrescarme un poco y qu crees? al utilizar un cuchillito para quitarle un plstico a la cabeza de una botella, zas, que me corto un dedo de la mano izquierda, sangr un ratito, me qued amplia herida, por tal motivo todo ese da tuve el dedo hinchado y dio flojera escribir en la computadora, en pocas palabras la inspiracin se me fue por un accidente. Gracias a Dios ya estoy bien, el dedo me duro hinchadito dos das, el remedio: alcohol, lavarlo con agua constantemente y moverlo toda la semana como si estuviera sano. Lo que es el poder de la mente, le orden al dedo, no te pondr ninguna medicina porque si concentro mi energa en tu herida, hasta gangrena me da, a los dos das, el dedo como si ni herida tuviera, hoy slo queda el recuerdo del accidente, ni cicatriz tengo y la herida fue amplia.

Qu tiempos tan locos, el calor ha estado insoportable, toda la semana he estado sudando como si estuviera en bao sauna, de hecho el fin de semana lave mi ropa (me encanta lavar mi ropa) mi Mam no le gusta que lave mi ropa, a ella le encanta que yo lave los trastes, yo prefiero lavar mi ropa, durante muchos aos he lavado mi ropa, tiene como 4 aos que a mi Mam le ha dado por lavar mi ropa, volver a lavar mi ropa aunque mi Mam se enoje.

Ayer como a las nueve de la noche, llegando a casa, comenz a chispear leve, no llovi como el domingo pasado, la lluvia hasta me refresc.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 24-mayo-2010 a las 10:00 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa: Buenos das a todos y a los alter ego que siempre nos acompaan. Me gusta mucho lo que dices: divididos, qu tanto? Que no sea demasiado... pues s, dices bien, que la alteridad pueda ser un otro capaz de proponer, crear, que se vuelva un aliado y no enemigo. Es horrible esa noticia del linchamiento, el odio, la violencia que no reconoce los lmites de respeto a la vida de los dems. Me pregunto cmo recordarn los nios ese suceso en su pueblo, si particip algn familiar, que imgenes se siembran en el campo de los que estn configurando su condicin de futuros hombres y ciudadanos. Creo que esas son muestras de lo cruel que el ser humano puede llegar a ser, y si a eso le sumamos que como sociedad hay un cansancio extremo por falta de certezas en una ley que proteja a todos, que funcione como una reguladora autntica, se pierden las nociones y los resultados son aterradores. Ayer le a Sara Sefchovich en su columna, retoma tus palabras de un tranva respecto a la funcin de los espacios de opinin abiertos en los peridicos. Podras contarle tambin de los hermosos manifiestos que de aqu surgen :) Ma. Teresa y compaeros les mando un gran abrazo y que tengan una excelente semana

 Enviado por lunaria - 24-mayo-2010 a las 09:52 Enviar mail al autor

 

El tejado, la azotea; mejor la azotea; el tejado impide el lbre trnsito, las tejas no aceptan el peso del cuerpo. Esa azotea, lugar poco frecuentado que es parte de nuestro hogar; sitio ideal para aislarse, esconderse del mundo real y pattico; con el firmamento como lmite, abstraerse, meditar o no meditar, pensar o no pensar, o tan solo descarsar la mente con la vista fija en la infinita nada del cielo.

Desparramarse en esas losas semi horizontales y ver sin observar las nubes, sentir el correr del aire y hasta la lluvia antes que los dems; ver pasar el tiempo sin tiempo, los pjaros, las hormigas y...... algn helicptero que de cuando en cuando rompe el encanto de esa bella y egoista privacidad acotada por el infinito.

Pueden ser, las azoteas un mundo privado, sin mas lmite que el piso, situado a unos cuantos metros de nuestra casa lmitada por paredes y mas paredes, techos y pisos.


 Enviado por kabrakan - 24-mayo-2010 a las 02:27 Enviar mail al autor

 

Ay Mari Tere, no entiendo nada, ahorita solo estoy disfrutando la bella msica que nos compartes.

Hoy, mi mente se satur, y no puedo ms. Espero manana estar ms despejada y tratar de comprender el tema.

Te mando un gran abrazo!!
A mis companeros de viaje otro gran abrazo... los quiero!


 Enviado por Liliana - 24-mayo-2010 a las 00:19 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
María Teresa Priego

Tabasqueña. Feminista (tendencia retro) Estudió Letras en la Universidad de Monterrey. Diplomado en Historia del Arte en Roma. Maestría en Estudios de lo femenino en París VIII. Vivió en Suiza y en Estados Unidos.

Integrante del Comité Editorial de Debate Feminista. Fundadora del Instituto de Liderazgo para Mujeres Simone de Beauvoir. Traductora. Divanera compulsiva. Aprendiz de psicoanálisis. Fóbica del avión. Los elevadores y la vida social intensa. Es muy feliz en las bañeras, los mares, los ríos, las lagunas y la lluvia. La existencia de Plutón, es su más rotunda certeza científica.

Autora del libro de cuentos “Tiempos oscuros”. Cuentos en antologías de Cal y Arena. Planeta y en Debate Feminista.

Ha colaborado en distintos periódicos y revistas, desde hace cuatro años es articulista en la sección de Opinión de EL UNIVERSAL.


Entradas anteriores
 
Tomemos los tejados
 
Una página casi en blanco
 

Calendario de búsqueda