Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
Tomemos los tejados
17-mayo-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 39 Lecturas: 50056 Ir a los comentarios

 
 
Santi en la toma de tejados. Foto tomada por su amigo Hernán Rodrigo Peirce.
“Intento penetrar las tinieblas con una lámpara pequeña….a oscuras. Los cilindros de neón se agotaron, nos quedan las velas”, Rafael Pérez Gay. “¿Escuchaste Fantasma? Rafa tiene una lámpara para indagar en las tinieblas. No es un faro. Ni una súper lamparota. Es una lámpara pequeña”. “No seas divanera compulsiva, está hablando de los apagones en la ciudad de México”. “También de eso está hablando. Es que se ha vuelto cada vez más metafórico. Y cada vez me gusta más, esa escritura suya. Es sonámbulo. Se convierte en una especie de otro de sí mismo que deambula por las calles de la Condesa, cuando es de noche y se siente desamparado”.

“¿Tú cómo sabes que se siente desamparado?”. “¿Cómo lo sé? Mmmmhh….mira, saber lo que se dice saber, no lo sé, pero su escritura muestra las características nebulosas, penumbrosas, ternurosas, friolentosas… de un desamparo explícito y hondo. Fisurado de tantísimas fisuras. Y asumido como tal. Ese es el punto: asumido como tal”.
“¿Alguien puede hablar de las fisuras del otro? ¿Cómo sabes qué asume el otro?”.“¡Ah! Fantasma, porque no soy sorda, y no soy ciega“. "¿Y será el único fisurado del barrio?”.“Claro que no, ¿allí sigues? inexistente producto decimonónico de mi imaginación en domingo. Todos estamos fisurados. Eso es lo valioso de su escritura. Que nos recuerda las fisuras. Él. Tú. Yo. ¿Quién se salva?”. “Los completitos ‘se salvan’”. “¿No me digas? ¿Y esos quiénes son? ‘Los completitos’. Me suena pésimo”. “Pues te suena bien, porque ser ‘completito’ es un oficio agotador y de tiempo completo en la vida. Tapar y tapar y tapar. Y tapar y tapar y tapar”. “¿Y qué es lo que ‘tapan y tapan?’”. “Las fisuras. ¿Qué no es el tema?”.

“¿Y si te reconoces fisurado/a qué pasa?”. “Ah, es complejo. Mira, corres el riesgo de encontrarte hablando sola, o con algún otro de contigo misma….todo eso entre las chuletas y el puré de la cena, cambiarle el agua a las tortuguitas, la tarea". "Zut. La aspiradora devoró a la más pequeña de mis Matrushkas, y no logro recuperarla". "Espero que no sea una imagen simbólica". "Yo también lo espero. La aspiradora con la que se aspira (Aspirar. Aspiración) huele a quemado".

“La imaginación es una volátil extravagancia. ¿Te limpiaste los zapatotes antes de entrar Fantasma? Me pasé el día haciendo limpieza”.“Entro por las ventanas Madame trapito. Jamás he dejado huella alguna en tapete ajeno”. “Y si no has dejado huella alguna en tapete alguno ¿qué demonios hago hablando contigo como si existieras? Alguna huella tuya traeré en mi recién desempolvado tapetiux”. “Jé, quizá no lo has desempolvado lo suficiente. ¿Estarás hablando conmigo? Bueno, sólo tantito conmigo, en realidad estás hablando con ellas/os”. “¿Quiénes son ellas/os?”. “Acá el tema se torna complejo. ‘Ellas/os’ son tus compañeras/os del tranvía”. “Cierto fantasmita, por una vez no estás tan menso”. “Pero hay otro ‘ellos’ de los que quieres hablarles a tus compañeros del tranvía. Soy un pretexto. Una herramienta. Un ‘modus operandi’”. “¿Modus operandi? Suenas a recluta del FBI”. “¿Por qué no dices de la PGR y similares?”. “Me daría vergüenza ser tan insultante”. “Tienes razón. A mí también me daría”.

“Volviendo al punto ¿Qué querrías decirles a ‘ellos’, las/los tranviarias/os a través mío?”. “Caracoles Fantasmita Holmes… ¿qué querría decirles? Que los extrañé mucho. Que mi casa estaba llena de sus huellas, de sus palabras, de sus confidencias, de sus búsquedas, de sus risas, de sus dolores, de sus momentos amados y hasta de sus silencios”. “¿Y que tú huiste a esconderte debajo de la cama como la peor de las cobardes?”. “La peor, la peor, lo que se dice la peor, tampoco. Digo, tantita clemencia con la prójima. No supe qué hacer. Es la verdad. De pronto ya no supe qué hacer. En la vida en general. Como si casi todo estuviera por re-aprenderse. Re-aprehenderse”.

¿Y a qué atribuyes semejante sensación de erosión vital?”. “Mira, sucedieron cosas. Qué palabra extraña: cosas.'Choses'. Me gusta más en francés. Es más temible. No es el punto. A todos nos tocan que sucedan ‘cosas’. Fue como si un velo oscuro empañara la casa, y no sabía que Rafa tenía esta lamparita. Se la hubiera pedido prestada. Pero cada quien tiene sus crisis. Sus parte aguas. Sus tiempos.

Mi hijo mayor está feliz. Está enamorado. Mi hijo, es capaz de reírse de nuevo. Hasta a carcajadas. Y de planear una cena en el tejado con muchos amigos, para el cumpleaños de una niña hermosa, flaquita como una bailarina. Una muchacha que vino desde un país remotísimo, pero de veras remotísimo, con una lengua completamente ajena, absolutamente ininteligible para nosotros. Y sin embargo. La de vueltas que da la vida, para que dos seres de orígenes tan remotos se encuentren. Y sucede. El milagro sucede. Se encuentran. Y esa muchacha que lee a Goethe y come sobre todo lechuguitas y aceitunas, y tomates deshidratados, vino a ofrecerme -sin saberlo ella- el más hermoso de los regalos. La felicidad de mi hijo enamorado.Y entonces ese hombre que es mi hijo dice: 'Janushka', como un murmullo suave e infinito. Y la vida en algún lugar fundamental. Se ordena. Siempre amaremos a quienes hemos amado. Siempre. Pero las Diosas de la vida ofrecen, una luz nueva. Fuerza y esperanza. Construir futuro.

Subió un mantel, mi hijo. Al tejado. Y plantas. Y flores. Y velas. Y la vajilla del domingo. Y la hielera de fiesta, con vino blanco. Y una cena deliciosa. Y yo pensé entonces: 'Sí, hijo. Toma el cielo. Toma la noche y las estrellas'. Y sonaba a todo volumen ‘Love is in the air’. Es una canción de los ochentas. Tomemos los tejados. Eso pensé. Compañeras/os, tomemos los tejados ¿cómo ven?”.

“¿Y cómo se toman los tejados?”. “Yo no lo sé de cierto Fantasma. Creo que me lo imagino en términos muy generales. En términos muy personales también, pero esos sólo podrían tener que ver con mi concreta manera de anhelar tomar los tejados. A cada quién sus maneras y sus tejados”. “¿Y para tomar los tejados necesitas conversar con el Fantasma?”. “Qué astuto eres. Pues sí, pareciera que sí. Pero segurito que son varios los fantasmas eh. No te sientas tan protagónico. Tú eres de los amables. Eso ni duda cabe (¿cabrá?). Hay fantasmas que son interlocutores atroces. Espeluznantes. Pesadillas. Insomnios. Seres hododosos. Lastimeros".”Punzocortantes”. “Ajá. Esa es la palabra. Punzocortantes”. “Y luego te atacan cuando no traes la lamparita”. “Ajá. Son tan ruines, que hasta le funden el foco a la lamparita“. “Qué malvados”. “Ni te imaginas lo malvados”. “Seguro que sufren esos fantasmas”. “Es probable que sufran muchísimo. Pero ¿sabes? A estas bajuras de la vida, el dolor que se expresa fundiendo focos ¿cómo te diré? Habrá que encontrar otras maneras.” “Hay quien no puede encontrar otras maneras”. “Sí, eso también es verdad. Cada vez más. Cada vez más. Es verdad”.

“Quedamos entonces que los fantasmas son muchos. La Kermesse del inconsciente. Y quedamos en que hay que domesticarlos. Quedamos también en la cita para la inminente toma de los tejados”. “Tenemos que redactar un manifiesto”. “Sí Fantasma. Hoy mismo. Convoquemos a las/os tranviarias/os”. “¿El Manifiesto puede hablar de las fisuras?”. “Acaso existiría un manifiesto si no existieran las fisuras. Ni para qué molestarse. ¿Qué traes allí como escondido Fantasma?”. “Una lamparita. Jé”. “¡La lamparita de Rafa! ¿Y si se queda a oscuras? ¿Qué te pasa fantasma cleptómano?”. “No se va a quedar a oscuras. Frente a la ventana de esa piecita pequeña que se construyó en la azotea (lo cuenta en uno de sus textos más recientes en El Universal), el Sindicato Unido de Fantasmas Independientes Amenazantes y Dulces (Asegún) ha colocado una entera luna llena"."¿Y no le va a fallar la iluminación?". "Jamás". "Se puede ser tan tajante en estos temas?". "No. Pero no hemos sabido hasta ahora de despidos masivos de lunas llenas".

"¿Por qué no dices tú que hace una semana terminaron de remodelar tu bunkercito en la azotea? ¿Por qué no lo dices?”. “Lo digo: hace como una semana terminaron de remodelar mi bunkercito en la azotea. Ya está rodeado de Buganvilias.” “¿Por qué no dices qué significa para ti la toma de los tejados?”. “La escritura. El amor. La felicidad de mis personas más amadas. La pequeña verdad que una trae dentro. Pero a cada quien le significa algo distinto”. “Seguro. Pero no pidas que otras/os se desnuden, si tú sigues vestida”. “Andar en pelotas decían las/los compañeras/os en el tranvía pasado”. “Ajá”. “¿Por qué no dices que yo traigo esta lámpara de Rafa porque tú la necesitas?” “Sí. La necesito. Y quisiera también esa lámpara hermosa de Carmen Boullosa, y su vínculo de fiesta con la lengua. Quisiera también, que Cristina Rivera Garza me prestara su lamparita. Y Tedi López Mills, y Juan Villoro. Sí, sería menos frágil. Creo. ¿Cómo saberlo? Me voy a dormir Fantasmita. Tengo que subir el blog. ¿Sabes? Es una monserga de signitos y cucuruchitos. Bueno….a nuestras cebollas…meticulosa redacción del Manifiesto….
A continuación

MANIFIESTO CIUDADANO PARA LA TOMA PACÍFICA DE LOS TEJADOS REALES E IMAGINARIOS.

Propuestas de redacción……………………………

La botella se fue al mar. Nos escuchamos.

Vagón Biblioteca: Llamadas de Amsterdam, Los culpables, Juan Villoro. Oscar Wilde en París, Herbert Lottman. Lo que esconde tu nombre, Clara Sánchez. Her-story: Se llamaba Elena Arizmendi, Gaby Cano.



¿Podría haber un manifiesto sin música que lo nombre?

Del poema de Paul Éluard


Los magos de los tejados y azoteas....



Un gato de azoteas, tejados, sótanos...lamparitas....intersticios...la única grabación (BBC de Londres) que existe con su voz

http://www.youtube.com/watch?v=WutYCooUvEQ

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

HABLAS DEL REGALO QUE LA CHICA HACE AL VER A UN HIJO ENAMORADO DE ELLA. SUENA LINDO, NUNCA LO HABIA PENSADO. SE QUE MI SUEGRA NO ESTA NI SIQUIERA UN POCO AGRADECIDA DE VER A SU HIJO ENAMORADO DE MI, ES MAS ESTA MUY ENOJADA. Y ESO QUE DESPUES DE MAS DE 11 AÑOS, YA DEBERIA DE HACERSE A LA IDEA. AHORA YO ME PREGUNTO, SERA QUE YO ME SIENTA AGRADECIDA? O QUE MIS CELOS DE MAMA EGOISTA ME QUITEN ESE PRIVILEGIO? MIS NIÑOS SON PEQUEÑOS AUN, ASI QUE TENGO MUCHO TIEMPO PARA CONTESTAR ESTA INTERROGANTE, SIN EMBARGO, SE QUE SOY FELIZ CUANDO RIEN, CUANDO LOS VEO GOZAR, ESPERO QUE ESA FELICIDAD SE REPRODUZCA CUANDO A SUS VIDAS LLEGUE UNA MUJER QUE COMPARTA SUS CORAZONES CONMIGO, Y QUE YO PUEDA AMAR A ESA MUJER, POR EL SOLO HECHO DE QUE AME A MI RETOÑO. ASI SEA. GRACIAS POR ESTAR DE VUELTA. EL TUYO ES UNO DE LOS POCOS BLOGS EN LOS QUE EL ENCONO Y EL RENCOR PARECEN NO TENER CABIDA, UNA VEZ MAS GRACIAS POR EL.

 Enviado por ELENA - 20-mayo-2010 a las 12:39 Enviar mail al autor

 

Lennon, lo siento por el tequila…no es lo mío.

¿Sabes? Mi amiga y yo, cada qué ella viene al pueblo hermoso, nos damos un paseo en carro, es su regalo, vamos viendo cada una de las casonas antiguas de esa zona, juramos que un día seremos millonarias cómo para comprarlas…aún no hemos llegado a decidirnos cuál es de cada quien…

¿Qué paso con la Joya del juego? ¿Mita y Mita? No le darían en la torre a la Joya del Juego…

Mi problema con los tejados es que mi casa tiene bóvedas….tiene techos inclinados, así qué sigo pensando en ese tejado maravilloso que ha sido para mí la calle...aunque ahora puede ser que tenga otra opción, pero me gana la presa

¿Ya viste sobre tu poco dormir? Bueno yo creo que es peor ir a la cama con el horrible insomnio…sigue con tus horarios. La herencia no se puede negar.

Musicman….no sabes cómo te comprendo.



 Enviado por Menospausas - 19-mayo-2010 a las 11:05 Enviar mail al autor

 

Menospausas (11:18):

Ni tequila, ni azoteas.

Pero compartimos un juego: cuando niños, una hermana y yo nos "repartíamos" las casas a derecha e izquierda.

Según fuera el caso, nos tocaba alguna vez una acera o la otra. Lo que hubiera ahí era de quien tenía la suerte (o desdicha) de haberle tocado esa parte de la calle.

Como podrás fácilmente comprender, prácticamente nos aprendimos de memoria las calles donde estaban las casas apetecibles y entonces el juego empezaba en el momento de decidir a quién le toca qué lado, si es que íbamos por alguna calle ya "escaneada".

Un día nos topamos con una casa que no pudimos ubicar ni a izquierda ni a derecha, porque estaba enfrente, al terminar una calle.

Era enorme y lujosa. La joya del juego.

Excuso decirte que la negociación duró semanas. Al final nos la repartimos mita-y-mita.


 Enviado por Lennon - 19-mayo-2010 a las 03:18 Enviar mail al autor

 

Debo concentrarme pues estoy en el negocio de las tejas, tejuelas o shingles y al estar en una azotea irremediablemente pienso en el trabajo. Hoy cambio mi mente y al pensar en azoteas pienso en hasta arriba, en la cabeza, en la mente, la imaginación y ahí me siento callado. Con los ojos cerrados es cuando entra más luz y tengo más claridad. Por razones obvias (de mi negocio) tengo una azotea muy bonita y puedo en ella disfrutar de la hermosa vista del cielo, las estrellas,las montañas regias y la ciudad a mis pies, pero cierro los ojos y la vista puede ser mejor, la azotea de mi cuerpo se abre y se llena de colores, olores, humores y hasta amores. El tejado no siempre es caliente y por lo general no hay gatos en él. Benditos recuerdos de las noches de verano desde el tejado. Saludos a mis amigos y en especial la Maria T por mantenernos viajando en este tranvía llamado deseo.

 Enviado por Musicman. - 18-mayo-2010 a las 12:25 Enviar mail al autor

 

Le agrego a las armas que propone Lennon, tortas de bacalao navideñas que prepara su mamá o cuñada o quien sea que las prepara en su familia.

 Enviado por Malena - 18-mayo-2010 a las 11:53 Enviar mail al autor

 

Lo siento, lo siento pero me niego a qué mis espacios públicos estén invadidos de miedo…así que aquí va mi tejado o azotea…en lo personal me gusta más el nombre de tejado…el mió es público, y no pienso dejarlo…tengo un lugar especial, intocable, ahora no lo frecuento tanto cómo antes,por motivos de distancia... pero en momentos de mi vida encontré la paz, hable con mis fantasmas, vi mis fisuras….es un lugar al aire libre, un hermoso lugar en mi ciudad, en la calle más bonita del pueblo, frente a una presa…con casas antiquísimas….esas casas que peleo con una amiga para cuando seamos millonarias nos compraremos…ahí me iba yo a pensar, a llorar, mientras fumaba mi cigarro y pensaba en las fisuras…en los fantasmas, ahí también me dijeron no me caso, ahí me dieron un pésame, ahí me dieron besos inolvidables…y otros olvidados…si regreso de vez en cuando, escapó a mi presa con árboles y las casas con tejados hermosos…creo que por cosas de la vida hoy recordé que mi muy querida TeGe tuvo la misma sensación cuando lo conoció y no sabía que era mi tejado preferido. Ahí llevó mis ángeles, mis amigos, mis amores…todo lo llevo conmigo…ese es para mi lo mejor…con lamparita para ver todo más claro, se que cuando pueda regresaré ahí.
Saludos a todos...ah, y sin tequila para mi por favor.

 Enviado por Menospausas - 18-mayo-2010 a las 11:18 Enviar mail al autor

 

Anoche me acosté sobre el pasto sintético del patio. Tan sólo pensé en el tejado inicialmente, pero quise dejarlo a un lado, y concentrarme en las fisuras del suelo, en las más crecanas, en las más profundas. Observé el cielo, oscuro, lejano, en una noche fría, silenciosa. Bueno, eso de silenciosa, es un decir, pues periódicamente ese silencio se fisuraba con el paso de los aviones. En la recámara exactamente arriba de mí dormía mi pequeña Sofía. Del otro lado, mi esposa, viendo su novela. Yo acá abajo en silencio, tratando que las fisuras del suelo no se hicieran mas grandes y más profundas, sí, aquí abajo también me sentí arriba, por momentos... ...Y por momentos sentí que el cielo era el suelo, y yo estaba aplastado contra una bóveda de concreto... ...fué entonces cuando sentí mis problemas de respiración...

 Enviado por KBK69 - 18-mayo-2010 a las 10:24 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

Merezco un reproche infinito: ¡faltó el tequila!

P.D. Me opongo rotundamente a incluir a los maculies.

Para empezar, porque no sé que son...

Y luego, con eso de la perla (ahora me apura buscar sus catálogos) ya no sabe uno qué pensar de estas cosas contigo.

P.D.2 Si hubieras dicho buganvilias...

P.D.3 Ya vi que son preciosas y amarillas. You've got a deal.


 Enviado por Lennon - 17-mayo-2010 a las 23:57 Enviar mail al autor

 

1/2

La cima de una montaña, un tejado, una azotea… el mismísimo último piso que nos acerca más al cielo…. Porqué será que el estar cerca del cielo nos ayuda a reflexionar, a encarar algunos fantasmas del pasado y a inventarnos otros tantos del futuro? tal y como sucede en la obra de Charles Dickens: “A Christmas Carol” será que nuestros fantasmas del futuro son resultado de los del pasado???

Posiblemente sea así, posiblemente somos los mismos protagonistas toda la vida y simplemente la historia pueda o no variar dependiendo que “tratamiento” les demos a nuestros queridos fantasmas del pasado, a nuestros recuerdos, a nuestra añoranza o a esos seres que bien has descrito como fantasmas “punzocortantes” pues lo que traen consigo es miedo, dolor, cobardía… Que es esa lamparita con la que espantamos a nuestros fantasmas? Será nuestro presente acaso? Nuestros sueños y nuestros mas secretos deseos?

Mi último piso como el de todos se compone de sueños, de recuerdos, de un poco de nostalgia y mucha risa, porque vayan a saber ustedes lo que no he vivido en los últimos pisos… Ja ja ja! Además, creo en buena manera que a pesar de estar en un edificio de 7 pisos y vivir en el segundo, cuando algo pasa que me acerca al cielo, no hay techo sobre mi que me impida sentir el calor del sol o el resplandor de la luna sobre la vulnerabilidad de mi ser.


 Enviado por A Contraluz - 17-mayo-2010 a las 23:49 Enviar mail al autor

 

2/2

Fisuras… las que quieran! Creo que eso son finalmente las arrugas en el cuero! Huellas que nos dejan sobre la piel antiguos amantes, caricias añoradas, noches de estudio, preocupaciones, alegrías tan inmensas que se nos dibujan en la piel como la concepción de los hijos.

Somos seres llenos de fisuras, tal vez por eso seamos frágiles, tal vez por eso somos permeables todavía al dolor ajeno y al sufrimiento, tal vez por eso aún podamos llorar con una poseía o una mirada y sentir que el alma nos abandona el cuerpo… se fue, por ahí, por cualquier fisura.

Pero mañana regresará, cuando se de cuenta que por esa misma fisura puede caber en el cuerpo que la ha contenido hasta que suceda el próximo evento que desencadene su sublime desprendimiento…

Sigamos subiendo al último piso…


 Enviado por A Contraluz - 17-mayo-2010 a las 23:48 Enviar mail al autor

 

Mari Tere, gracias por amenizar ésta velada con hermosas canciones/poemas, te lo agradezco inmensamente... creo que me ''perdí'' de nuevo.

 Enviado por Liliana - 17-mayo-2010 a las 23:30 Enviar mail al autor

 

Ahorita, yá de adulta, salgo a la terraza y no me atrevo a acostarme a ver el cielo y las estrellas, (es posible que si me ven acostada en mi balcón, llamen al 911)sólo giro mi cabeza para darle una mirada pero no es lo mismo, al perder mi ninez, perdí ése privilegio que tanto extrano, he tratado de compensar con otras cosas, por ejemplo, me encanta salir empijamada a mi balcón a tomarme la primera taza de café, tengo una poltrona bieeen acojinada, que tiene mis formas de tanto uso, la primavera llegó encontrándome ahí sentada con mi café humeante, pero mi ciudad no le dió la bienvenida a la primavera, fué grosera porque en lugar de dar la bienvenida con pajaritos y flores, la recibió con una fuerte tormenta de nieve, que yó disfruté inmensamente porque el paisaje era hermoso, todo blanco... y ahí armé otra historia de fantasía... porque la fantasía compensa en gran parte mi realidad, es como un mundo paralelo que compensa muchas cosas.

Soy feliz así, entre mi mundo real e imaginario, pero de aquí en adelante le voy agregar una lamparita, necesito su luz porque a veces hasta mi mundo de fantasía se obscurece.

Mari Tere... muchas gracias por darme la oportunidad de confesar mis loqueras, de desahogar mis dramas, de compartir mi historia, mi vida... mil gracias.

Amigos tranviarios, les mando un gran abrazo!!

Mari Tere, te abrazo fuertemente desde mi tejado... ahorita estoy viendo las estrellas... estoy formando figuritas... me siento en el cielo... creo que estoy ahí.

Hasta la próxima!


 Enviado por Liliana - 17-mayo-2010 a las 23:20 Enviar mail al autor

 

Para la toma pacífica de los tejados yo propongo que regresen los tejados Que se vayan las azoteas Que retornen el barro y la tierra Que las casas vuelvan a teñir de rojo su cabellera. Para la toma pacífica de los tejados yo propongo que olvidemos por un momento que somos ciudadanos habitantes de ciudades con derechos políticos con diferencias con reclamos con heridas con dolores Para la toma pacífica de los tejados yo propongo que nos convirtamos todos en gatos y en gatas Y que aprendamos de ellos: de su ligereza para moverse por las tejas Los gatos y las gatas limpian su cuerpo con la lengua. Aprendamos: retornemos, como tú, a las palabras. No más balas, no más ruido. Respiremos aire puro. El aire que sólo desde un tejado se siente. La casa de mi madre tiene teja roja ancestral que escurre lágrimas cada que llueve que filtra el sol que da frescura. El tejado de la casa de mi madre es rojo como la pasión húmedo como el deseo terrenal como el amor. Tejas hechas de barro barro que surge de la tierra manos que la trabajan Debemos retornar a la tierra. Para ello: apropiémonos, como tu hijo, de los tejados. Y, si no los tenemos, apropiémonos del aire y de las palabras para que sean éstos los que rijan nuestras vidas. (Gracias por retornar. En tu tranvía, todos nos subimos al tejado). No las balas. No las metrallas.

 Enviado por Gata en el tejado - 17-mayo-2010 a las 23:10 Enviar mail al autor

 

Desde nina me ha fascinado ver el cielo... me transporto no sé a dónde, me ''pierdo'', pero me gusta observarlo acostada, así lo aprecio en toda su inmensidad, me atrapa, creo que hasta siento que me elevo, mi tejado, mas bien mi azotea, era mi escape tal vez porque ansiaba ése momento de evasión, ésos momentos eran sólo míos, aunque a veces me los respetaban y a veces nó porque tenía que incorporarme a las actividades familiares y eso interrumpía mi éxtasis.
Creo que alguna vez les platiqué que me gustaba ver las estrellas en la terraza de mi casa porque para mi era huir de mi realidad y transportarme a un mundo fantástico paralelo a lo que era mi vida, yo lo necesitaba, era un premio que yo me daba (todo ésto lo comprendo ahora que soy adulta).
Recuerdo que en los momentos que estaba acostada viendo el cielo, armaba historias fantásticas (tiendo a armar historias hasta la fecha), en donde yo era una nina mimada y consentida (muy lejos de la realidad)y hasta me lo creía hasta que mi madre con sus gritos de que fuera a cenar, me despertaba a la cruda realidad.

sigue...


 Enviado por Liliana - 17-mayo-2010 a las 22:46 Enviar mail al autor

 

Los ciudadanos de este país, en pleno uso de nuestras facultades pocas o muchas, proclamamos el siguiente: MANIFIESTO PARA LA TOMA PACÍFICA DE LAS AZOTEAS REALES O IMAGINARIAS.

Considerando que nuestros espacios públicos han sido expropiados por el miedo y que nuestros espacios privados han sido acotados por la vana y banal cultura masiva, que nos obliga a la cursilería o al drama,

Declaramos a las AZOTEAS reales y/o imaginarias, territorios liberados y habitables por cualquier fantasma con lamparita, por cualquier parejita enamorada, por cualquier pacheco humeante, por cualquier mujer añorante, por cualquier hombre abandonado y soñador, por cualquier principiante de astrónomo, por cualquier poeta con la musa perdida, por cualquier político en reversa, por cualquier contador de estrellas, por cualquier aireador de penas, por cualquier complotero ingenuo y pacífico, por cualquier tranviario extraviado y por cualquier bloguero desconectado.

Nos comprometemos a empuñar nuestras armas de defensa, en cuanto veamos amenazadas nuestras azoteas reales y/o imaginarias, consistentes en un puñado de poemas, toda la plástica que quepa en un vagón, cuatro peras-mantequilla, la música de los 60 y 70 (excepto Palito Ortega), todo Bach, una taza de café, un sillón-mecedora tlacotalpeño, una perla, tres alebrijes, un plato de mole poblano, una guayabera yucateca y las fotos de mis nietas (esto último no es negociable).

RESPUESTA DEL AUTOR: Lennon: gwow..................es un manifiesto maravilloso...sometido a debate por mero trámite, y para que cada quien agregue sus indispensables agregadurías... lo de las fotos de las niñas ¿quién pretendería negociarlo? !por supuesto! sumamos las fotos de todas/os las hijas/os y todas/os las nietitas/os... ¿Podríamos agregar panuchos, sopes y tamalitos de chipilín? ¿trufas de chocolate? ¿Joyce y Duras? ¿musos extraviados?...jé...La Perla es una marca sublime de ropa interior (perdón...imposible evitarme el comentario)..... ¿Unos lagartitos? ¿guacamayas? ¿maculies? ¿aves del paraíso?


 Enviado por Lennon - 17-mayo-2010 a las 22:10 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

Un manifiesto ciudadano para la toma pacífica de los tejados reales o imaginarios, daría resultados diferentes si se elabora pensando en las azoteas.

Los tejados son terminales. Están ahí para protegernos y nos son esencialmente ajenos, impropios para su visita o habitación.

Las azoteas son lugares de encuentro y soledades voluntarias. También de trabajo y vouyerismo.

No pocas veces las azoteas se convierten en la primera vez para... todo.

En resumen, yo prefieron las azoteas a los tejados.

Son como punto de partida.


 Enviado por Lennon - 17-mayo-2010 a las 21:51 Enviar mail al autor

 

Maria Teresa ¡uuuyy¡ ¡que bonito¡ que sucedió el amor en tu casa, que las Diosas de la vida te dieron la dicha de ver feliz a tu hijo tan amado, tus palabras desbordan emoción ahora compartida por nosotros los tranviarios. Mi tejado imaginario está muy iluminado por la luna y las estrellas en ocasiones a falta de ellas hay miles de globos de cantoya que iluminan mi cielo, hoy celebro en mi tejado estar de nuevo aqui con los tranviarios y platicar de mis fantasmas que se cuelan por las fisuras en el techo que sostiene el tejado. Este fin de semana también vino a visitarme un fantasma recurrente, el miedo al futuro de los hijos, a las decisiones que puedan tomar y que no nos escuchen y no entiendan que solo queremos protegernos, afortunadamente coincidió que estaba mi familia que me cobijo con un abrazo de amor que me dio fortaleza para seguir pa'lante en la vida. Y luego aconteció que por razones inexplicables, mi hija regreso al cobijo materno y al amor de este hogar, pero trajo con ella miles de fantasmas que espero las lamparitas logren espantar. Querida Tege te mando un abrazo enorme Saludos a todos

 Enviado por Dita - 17-mayo-2010 a las 20:58 Enviar mail al autor

 

Mary tere y si nos subimos al tejado para olvidar a los fantasmas, no valdria mas dejar la lamparita???... y no es huir... es tejer otra historia, reparar la fisuras...te conté que se fué mi hermano???...yo subo al tejado para platicar con el...lo siento, dice que esta bien, sonrie, transmite paz, otras pérdidas del año pasado ahi se quedaron donde quisieron quedarse, pero de esta no me puedo reponer del todo, hace mucha falta

RESPUESTA DEL AUTOR: Irma: siento mucho la pérdida de tu hermano. Qué bueno que puedes re-encontrarlo y continuar -de esta otra manera- tu conversación con él...es muy pronto aún ¿no es cierto? para reponerte de una ausencia así....quizá él trae consigo su lamparita...para ti...


 Enviado por irma - 17-mayo-2010 a las 20:44 Enviar mail al autor

 

Apuré a quitar los tendederos, barrí con prisa el piso, una botella de pinol para sacar el rancio olor del piso, apuré a acomodar macetas, puse la mesa y finos manteles sobre esta, apuré a enfriar los vinos, apuré al restaurancito de la francesa a tener la cena a tiempo, apuré poner velas sobre el candelabro de fina madera, apuré a todo mundo y apurado me encontraba...

Apurado por el romance, apurado por las caricias, apurado por la pasión sobre una cama y sí las inhibiciones no importaban, esa noche la pasión sería en la azotea, bajo el tejado, entre el cielo y la tierra, entre asfixiantes olorea de nardos, de rosas, camelias y de su enloquecedora fragancia...

Esa noche la azotea con su tejado tenía de invitado a Eros y a nosotros, solo con la luz de las velas y la pasión desenfrenado de las almas que se aman.

El síndicato de románticos del tejado, anexos, conexos, y demás rollos, esa noche afiliaban un nuevo miembro...Yo.


 Enviado por Tarek Ag. - 17-mayo-2010 a las 18:57 Enviar mail al autor

 


Una pintura de Karen Schaefers...Un jardín con mucha paz, creo que no estaría nada mal para pensar en mis tejados imaginarios...y para cada uno de los pasajeros de este Tranvía..y para ti María Teresa

 Enviado por Menospausas - 17-mayo-2010 a las 15:29 Enviar mail al autor

 

¡Hola María Teresa!, qué gusto saber que volvió a transitar este tu tranvía.

Te confieso que en las últimas paradas que hiciste me subí pero no me identifiqué con la ruta.

No se si sea un problema mío de comprensión de lectura, pero me pierdo entre los textos. No hilo pues :).

De cualquier forma seguiré subiéndome para ver si encuentro la madeja.

Un beso y saludos a tod@s.


 Enviado por Malena - 17-mayo-2010 a las 15:14 Enviar mail al autor

 


Otro Magritte celeste...

 Enviado por María Teresa Priego - 17-mayo-2010 a las 15:02 Enviar mail al autor

 


Magritte....

 Enviado por María Teresa Priego - 17-mayo-2010 a las 14:58 Enviar mail al autor

 


Y más Magritte....

 Enviado por María Teresa Priego - 17-mayo-2010 a las 14:53 Enviar mail al autor

 


Nuevo intento de subir la fotofrafía del tendedero de Luciana Herrera...

 Enviado por María Teresa Priego - 17-mayo-2010 a las 14:48 Enviar mail al autor

 

La tercera arista que veo es la de los fantasmas; muchos tienen forma y nombre en mi caso, rara vez son aquellos seres blancuzcos y transparentes de las peliculas. . . . . . .

Ciertamente no llegan con linternas, sino con su presencia y actos; “Valso” aún ronda por tales parajes, buscando la continuidad de su historia, más allá del parecido entre Humprey y Clark, sabe que tiene vida y rasgos propios. . . . . . .

No me reclama el no tenerlos, sino que me invita a continuar con aquello que con el inicio, a seguir la historia y entregarla a la imaginación colectiva, donde crecerá y podrá seguir otros pasos. . . . . . .

También está mi abuela, mi querida Doña Elena, que aparece en muchos y diversos momentos, desde aquellos brazos que gustosos me recibían al fin de semana, como en los momentos de derrota, en los que siento el golpe en el trasero y escucho sus palabras de “¿ya lloraste? ¿ya lamiste tus heridas? Pues a darle que en ese estado no vas a cambiar las cosas” . . . . . . .

Y así muchos otros, compañeros de tranvía que a través de la comunicación que he mantenido con ellos han dibujado las líneas de su silueta, que tienen luz y color propios por todo aquello que me han compartido, aunque el placer de verlos en persona aún no tengo. . . . . . .

O el tranvía, al cual he dibujado com aquellos estilo San Francisco; con sus luces tenues y pisos de duela, bancas de madera y una campana que anuncia una parada o su paso…………o como en este caso su regreso . . . . . . .

Fantasmas y azoteas, que buen tema para retornar el camino de estas vías. . . . . . .

Salutations México, où que vous soyez. . . . . . .



 Enviado por Lestat Khan® - 17-mayo-2010 a las 13:45 Enviar mail al autor

 

Ahora bien, podríamos mencionar otra “azotea”; la del cuerpo humano digamos, aunque más que azotea es un ático; pero un lugar al que poco accedemos conscientemente; muchas de las funciones ocurren en automático, como están programadas, y si “subimos” a la “azotea” es porque necesitamos de algún recuerdo. . . . . . .

Pero ¿y si no lo necesitamos? Son pocas las ocasiones en que subimos a nuestra azotea por aquello que hemos formado en el tiempo; más allá del dato, el rostro o nombre de una persona, simplemente subir para ver, entre la memoria, todos los ladrillos del camino amarillo que hemos recorrido. . . . . . .

Recordamos cuando la ocasión y quienes nos rodean nos obligan a ello, en la fiesta por los buenos momentos, en la despedida por aquello que ya no tendremos. . . . . . .

¿Por qué no subir entonces a la azotea simplemente a recordar? Sin necesidad alguna y por el gusto propio, al siguiente piso, al que sigue del pensamiento. . . . . . .


Lo hacemos inconscientemente y prueba de ello son los muchos suspiros que bajan junto con los recuerdos, aquellos que fueron provocados por el aroma de un guiso, alguna imagen del paisaje urbano, o por la memoria física del cuerpo. . . . . . .

Sigo y termino……

 Enviado por Lestat Khan® - 17-mayo-2010 a las 13:43 Enviar mail al autor

 

Debo decir Ma. Teresa, que veo tres aristas en el mismo el día de hoy, así que será una participación por cada una de ellas; voy por la primera que son las azoteas. . . . . . .

Hablo ahora en sentido físico, y me refiero al lugar poco visitado del hogar; un sitio al que subes más por obligación que por convicción, y es al parecer, un área desdeñada de la casa. . . . . . .


Confieso que yo padecía del tal desdén, subía como dije por obligación, digamos limpieza del área; después porque me proporcionaba una ruta alterna de salida del hogar, ingenuamente secreta (quizá, pues al convertirse uno en padre recibe del cielo un vasto conocimiento de mañas y triquiñuelas que los hijos usarán) y finalmente por motivos económicos (aunque es ardua la tarea uno ahorra bastante poniendo impermeabilizante en vez de pagar por ello) . . . . . . .

Pero el ascender a tal lugar proporciona una perspectiva interesante de las cosas, y en muchas ocasiones una vista bastante agradable; a mi en lo personal me enseño que un jardín no es tan pequeño viéndolo desde tal punto, así como la hermosura de lo que se protege por las bardas que lo rodean. . . . . . .

Por otro lado, la vista que proporciona de nuestro alrededor puede ser muy buena, claro, dependiendo el momento, la hora y la intención que tengas; en varias azoteas de edificios he podido disfrutar desde fuegos artificiales (sin las limitantes de una ventana); de los adornos presentes en una temporada y por supuesto de la noche, que en estas épocas de verano resulta majestuosa, de hecho, el año pasado durante la contingencia por la influenza, con la ciudad limpia fueron un espectáculo bellisimo. . . . . . .

Sigo

 Enviado por Lestat Khan® - 17-mayo-2010 a las 13:41 Enviar mail al autor

 

Chère Ma. Teresa: . . . . . . .

Sorpresa la mía tan feliz retorno; me entere de rebote del regreso del tranvía y presto corrí a mi estación, pero tarde era ya para abordar el de la semana pasada; confieso que sentí la tentación de hacer un reclamo por no haber recibido mensaje de tan feliz retorno a la actividad, pero el haber descendido de la categoría de “viajero frecuente” me hizo desechar la idea, no tengo base para sustentar reclamo alguno; así que mejor me quedo celebrando tan magno evento . . . . . . .

Celebro entonces que el fantasma haya ingresado a tu bunker penthousesco y fuera inspirante para el retorno de este, nuestro tranvía. . . . . . .

sigo entonces con el tema………

 Enviado por Lestat Khan® - 17-mayo-2010 a las 13:39 Enviar mail al autor

 

¡Buena tarde Ma. Teresa y amigos "tranviarios"!

Un gran abrazo a tod@s con el gusto de emprender otro "viaje" juntos. Saludos Menospausas.

¡Ahh qué buen Tranvía el de hoy!. He querido hacer un "remanso de tranquilidad" en la azotea, con plantas, un telescopio, cómodas sillas de playa, etc. y ahí observar el cielo, las nubes, las estrellas, la luna, en fin, la grandeza del universo acompañados por un buen vino o un aromático café. He tenido una mala racha y se quedó en el inicio, pero en cuanto salga, lo retomaré.

Saludos y que tengan un excelente viaje


 Enviado por Paketeiro - 17-mayo-2010 a las 12:56 Enviar mail al autor

 

KBK69, gracias a ti por tus palabras en la semana…y por estas el día de hoy. No quería que salieran tus lágrimas…pero llorar no le hace mal a nadie ¿Verdad? Solo te quería decir lo hermosa que es la gente de tu pueblo….
Lennon, dicen que hace daño no dormir menos de 6 horas…si lo tuyo es heredado ¿Qué le vamos a hacer? El insomnio en la cama es terrible…y acaba más qué el no dormir
María Teresa…aún no estoy preparada para platicarte sobre mí manifiesto para la toma pacífica de mi tejado real o imaginario…creo que lo único que se me ocurre es que no podrían faltar en el mis Ángeles, mis nichos, mi pirata…y mi Cleofas…lo voy a pensar y mañana o pasado se los platicaré, gracias el día de hoy por hablarnos tanto de ti…me siento muy cerquita de todos ustedes…y en pelotas
Abrazos a todos, Lunis, me caes tan bien, Ana Isabel te mando abrazos de oso...María Teresa, mi cariño de siempre

 Enviado por Menospausas - 17-mayo-2010 a las 12:48 Enviar mail al autor

 

Querida Hormiga Atómica, yo esperaba que el día de hoy nos platicaras un poco sobre el tema que nos trae María Teresa….te leo y se que eres una mujer con muchas cosas que decir ¿Dónde esta tu tejado real o imaginario?
Hace tiempo leo con agrado tus disertaciones, pero nunca he visto que participes con nosotros, en verdad me gustaría que pudieras decirnos un poco de ti.
También leí un poco lo que Batman escribió con Regina, ¿Qué agradable es ella verdad Hormiguita? ¿Nunca han pensado ustedes Batman, Acuaman, La mujer maravilla y tu en hacer un blog, creo que ustedes tienen que decir mucho, a mi en lo personal me gustaría que lo abrieras, yo sería la primera en ir a comentar con ustedes….en verdad hacer un blog con tantas cosas que tienen que decir estaría maravilloso.


 Enviado por Menospausas - 17-mayo-2010 a las 12:46 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa, está bien lindo el tranvía de hoy, me encanta la idea de subir al tejado y ponerle nombre a los deseos, a las ilusiones. Me dá mucho gusto que el amor haya invadido tu casa y que tu hijo sonría y sea feliz, eso contagia a todos. Felicidades por tu lugarcito cerca de las estrellas. TeGe: Tú ya sabes lo difícil que es a veces que los fantasmas se vayan, son tenaces y se niegan a abandonarnos, pero también sabes que haciéndoles frente con mucha entereza, terminan por cansarse, podrán volver, pero nunca con la misma energía de cuando los hemos albergado en silencio. Al principio cuando se les desenmascara, parece que hacen estropicios por todos lados, pero son solo reajustes y acomodos. Te mando besos y abrazos y ojalá que sí puedas sentirte acompañada por todos nosotros. Ma. Teresa, compañeros, que sea una muy buena semana para todos.

 Enviado por lunaria. - 17-mayo-2010 a las 11:16 Enviar mail al autor

 

Hola a todos.

Primera parte.

María Teresa ¿Cómo estás? Ojalá bien.

Qué crees María Teresa, no sé porque creí que salía tu Blog los miércoles, por tal motivo en el pasado Blog, dije, continuo el próximo miércoles ¿Será acaso porque desde que salió por primera vez tu Blog, has cambiado de días para publicar? Será el sereno, lo bueno que estás de vuelta con nosotros.

Aclarado el asunto, ofrezco una disculpa, a quienes pensaban leerme el próximo miércoles 19 de mayo, y me leen hoy.

María Teresa, ayer llovió por acá, el día estuvo fatal, has de saber que no me gusta que llueva los domingos. Ando con mucha flojera para opinar hoy del tema, si acaso me inspiro, volveré a participar ahora sí, el próximo miércoles 19 de mayo de 10:00 a 13:00, si no llegase a publicar, es que ando sin inspiración.

Amigos, Mujer Maravilla y Batman, pónganse de acuerdo para publicar. La semana pasada ambos publicaron las mismas siete partes, uno lo hizo en el Blog de Ricardito Alemán y el otro en el Blog de Reginita Curi.

Te sugiero Amiga La Mujer Maravilla, opines más de política, de perfiles políticos y criminales, en el Blog de Ricardito. Y a ti Batman, explayate del tema que quieras con Reginita.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 17-mayo-2010 a las 10:41 Enviar mail al autor

 

Absolutamente hermoso el tranvía de hoy. Saber que escribes con vista a las bugamvilias y a la luna. Saber que llegó el amor a rescatar al chamaco y celebrarlo en un tejado. Puras buenas noticias escritas de forma hermosa. ¿El fantasma? Mmm... Me gusta la lamparita y saber que la tienes. Y para el manifiesto: Resulta necesario que todas las noches vayamos a nuestros tejados a bañarnos de amor y de luna. Amor nada más. Me da pena que TeGedora haya recibido esa visita. Espero que la lamparita y nuestro cariño le ayuden a sacarla de su corazón. Ya se había ido, ya no estaba, ¿por qué regresó? ¿para compartirlo? Espero que para acabar con él de una buena vez. Todo mi amor mi querida niña, ahora no estás sola. Abrazos a los compañeros que vayan llegando y por supuesto a nuestra María Teresa.

 Enviado por Ana Isabel - 17-mayo-2010 a las 10:02 Enviar mail al autor

 


Tu lampara de Aladino mi querida TeGe:

 Enviado por Menospausas - 17-mayo-2010 a las 07:58 Enviar mail al autor

 

Ufff Antes que nada TeGe, te prestó mi lamparita, ojala tuviera un faro muy grande, muy, muy grande, te extrañé ayer y hoy se de ti, y hoy si lloró contigo, con tus fantasmas…cómo me hubiera gustado que sintieras que estaba ahí contigo, en ese tejado, para tomarte de la mano y decirte que no estás sola, niña hermosa ¿Cómo poder acompañarte?
Va un abrazo iluminado con la lámpara que te puedo prestar el día de hoy.
María Teresa, me había quedado sin palabras, me había quedado contenta por tu hijo, por tu tejado con bugambilias, por tus fantasmas, por todo lo que hoy escribes, todos en pelotas. Todos con o sin lamparita, si, Rafael cada día me gusta más…gracias a ti creo que me acerqué un poco más a sus letras, tu me diste esa lamparita para disfrutar sus letras…pero en este momento me perdí con TeGe.

Quisiera decirle a los demás gracias por contestarme la semana pasada…ahorita me voy un rato…porqué en verdad las dos me desarmaron, trato de escribir más tarde…de acompañarlas…en pelotas. Ahora no puedo más que acompañarlas…con mi lamparita. Abrazos a todos


 Enviado por Menospausas - 17-mayo-2010 a las 06:39 Enviar mail al autor

 


Rene Magritte.

 Enviado por María Teresa Priego - 17-mayo-2010 a las 01:29 Enviar mail al autor

 


Una adolescente que toma la azotea...Luciana Herrera....Tendedero y cielo en la Condesa....

 Enviado por María Teresa Priego - 17-mayo-2010 a las 00:32 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
María Teresa Priego

Tabasqueña. Feminista (tendencia retro) Estudió Letras en la Universidad de Monterrey. Diplomado en Historia del Arte en Roma. Maestría en Estudios de lo femenino en París VIII. Vivió en Suiza y en Estados Unidos.

Integrante del Comité Editorial de Debate Feminista. Fundadora del Instituto de Liderazgo para Mujeres Simone de Beauvoir. Traductora. Divanera compulsiva. Aprendiz de psicoanálisis. Fóbica del avión. Los elevadores y la vida social intensa. Es muy feliz en las bañeras, los mares, los ríos, las lagunas y la lluvia. La existencia de Plutón, es su más rotunda certeza científica.

Autora del libro de cuentos “Tiempos oscuros”. Cuentos en antologías de Cal y Arena. Planeta y en Debate Feminista.

Ha colaborado en distintos periódicos y revistas, desde hace cuatro años es articulista en la sección de Opinión de EL UNIVERSAL.


Entradas anteriores
 
Una página casi en blanco
 

Calendario de búsqueda