Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
Una página casi en blanco
10-mayo-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 49 Lecturas: 30452 Ir a los comentarios

 
 
Estatuto del cuerpo. Jacob Jiménez. Homenaje a Néstor Braunstein.
Quisiera recomenzar el tranvía con una página casi en blanco. O con una página llena de signos de interrogación. ¿Cómo están? Es primavera. Florecieron las Jacarandas y los Maculies. ¿Qué hacían justo antes de entrar a internet? ¿Qué tienen que hacer después? Y si no tuvieran algo específico que hacer en el futuro más inmediato: ¿qué les gustaría hacer después? Mientras leen ¿dónde están? ¿En la oficina? ¿En la casa? ¿En un café? ¿Solos? ¿Más o menos? Vamos por las palabras.

Cayó la primera tormenta del año. Bella y fresca. Releía el poema largo de Tedi López Mills, “Muerte en la Rúa Augusta” (Premio Villaurrutia 2009) Su personaje, Gordon, un día se queda medio catatónico. Hacía números en su trabajo, y de golpe deja de entenderlos. Se le crea una especie de confusión en la cabeza. Una distancia con el mundo.

Gordon se traslada a otra dimensión, en la que habita la realidad, pero como de ladito. ¿Se fugó? ¿Se medio fugó? Su esposa le da consejos, para hacerlo reaccionar, “comportarse”, adecuarse un poco. Pero el punto es que a Gordon ya no se le da adecuarse, ni tampoco le interesa. Ni tantito. Y de todas maneras no daña a nadie, con sus sueños, sus divagaciones, las visitas de un amigo y confidente imaginario, que se llama “Anónimo”, la redacción de su diario, y sus dibujos de albercas.

Es hermosa la escritura de Tedi. Y la lucidez que va adquiriendo un Gordon disparatado, que sabe lo que no quiere saber y se aferra a no saber lo que ya sabe. Y entonces vive como si no supiera. Porque no podría soportar saber (a ciencia cierta y sin pretextos) que ya sabe. No es un trabalenguas. Es más bien un parte aguas.

El laberinto de la aceptación-negación de la realidad. Claro-oscuros. No sabe el señor Gordon que su esposa lo engaña con el amigo de ambos, pero lo sabe con una claridad mucho mayor, que cuando aún era capaz de hacer números, responder con sonrisas a los saludos de los vecinos. “Funcionar”.

Quién sabe cuántas cosas más tuvo que saber el señor Gordon, (siempre tan sin saber) antes de mudarse hasta por allá. A su tan “deslucida” lucidez. Probablemente el engaño de la esposa no es sino un dato menor (dada la intensidad desvariada de la respuesta). Un engaño que encubre vivencias mucho más antiguas y definitorias. En todo caso el señor Gordon se hartó de las puestas en escena, de la” funcionalidad”, de las sonrisas congeladas, y de los números.

“Antes el señor Gordon trabajaba en una oficina, /tenía que revisar los números de los productos vendidos./ Y cotejarlos con las cuentas, pero una mañana/ya no pudo conectar las cifras con las palabras,/comenzó a tachar los números que se movían/con su lápiz negro, rasgó la hoja/se tapó la cara con las manos,/ya no recordaba nada/ni qué era ese escritorio donde estaba él,/el señor Gordon, ni el teléfono/ ni la mujer en la puerta que le reclamaba:/ ¿qué le pasa, señor Gordon?/ ¿por qué llora?/por qué tira todo al piso y él respondía/porque yo soy el señor Gordon/Yo Gordon/Y ya no sé nada de nada”.

¿Se volvió demente el señor Gordon? ¿O se volvió cuerdo ante una vida suya que no entendía, ni le gustaba? No lo resuelve en el poema. Quizá tampoco haya tenido ganas de resolverlo.Se dedicó a observar. A languidecer y a intentar entender.

“’El ruido es una cárcel”, / se dice, ‘no puedo salir de aquí'”.

“Otra vez hurga Gordon; /…no recuerda cómo recordar, / se le atora el tiempo en el rectángulo/como un animal salvaje/que se azota contra los muros/y se va matando de tanto querer salir/…extravió la pista de su persona/en el rectángulo de su persona, / y ahí está todavía/”.

La esposa (Donna) le pregunta en dónde escondió su dinero. Gordon le responde que en la alberca. La esposa busca infructuosamente en la alberca de la realidad. Le dice que está loco. Donna no entiende que la riqueza de Gordon está a salvo, en el fondo de una de sus numerosas albercas imaginarias. En ese lugar secreto, que nadie podría saquear.

“(Un día Donna le pide/a Gordon que aprenda a fingir, / Se le nota cada cosa/que siente en la cara, / le dice,/es de mala educación/ le dice,/ no debe entenderse lo que ocurre/ en la mente de alguien/sólo por sus gestos,/ hay que fingir,/ le dice,/ ¿todos lo hacen?, pregunta Gordon,/todos salvo tú,/, pero yo, Gordon, creo que nadie nunca finge/en Alaska o en la Patagonia/ para qué además si el hielo/esconde cualquier detalle visible,/ las personas se van perdiendo/ en la escarcha, he visto/los programas,/no digas tonterías, Gordon/finge con Ralph por ejemplo/siempre se ve que te hiere/te domina, te enoja/es que me hiere/tú me hieres Donna/ya ves bobo/te repito/finge)”.

Es verdad lo que dice Gordon. “El hielo esconde cualquier detalle visible” y “las personas se van perdiendo en la escarcha”. Otros también lo hemos visto. No necesariamente en un programa.

Gordon dice: “Ayer me dictó Anónimo/ una de sus sabias sentencias: /la primera condición/para la jardinería correcta/ es tener un jardín, / y yo Gordon, quise fabricar/ mi propio jardín”.

¿Hay “algo” que "sepas" que te niegues a saber? ¿Asimilar? ¿Aceptar?

¿Indecible? ¿Inaceptable? ¿Insoportable?

¿Cómo se construye “el propio jardín”?

¿La negación cabe en el jardín? ¿O su oculta omnipresencia nos expropia territorios vastos de ceibas, maculies y jacarandas?

¿Se lleva quizá nuestra lluvia? La negación.

Tenderíamos a creer que la negación es una manera de protegernos a nosotros mismos. Sí. Tantas veces. Pero ¿a quién más protegemos?.

(Les agradezco mucho sus mensajes de ternura, cuando el tranvía se ausentó. Y yo con él. Algunos no los subí, porque se cortó la posibilidad de hacerlo. Los leí. Están conmigo.Gracias)

La botella se fue al mar. Nos escuchamos.

Vagón biblioteca: Cinco estaciones, Un lugar ajeno, Segunda persona (Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta), Glosas, Horas (Premio Juan Pablos al mérito editorial) Luz por aire y agua, Un jardín, cinco noches y otros poemas, Contracorrientes (Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares) Parafrasear, Tedi López Mills.

Vagón videoteca: El violinista en el tejado, Norman Jewison. Fitzcarraldo, Herzog. Memorias de Antonia, Marleen Gorris.

11 de mayo. Querido diario: la noche anuncia una tormenta que no llega...



11 de mayo. Querido diario: el arte de deambular. Las ciudades. Reales o imaginarias. Las noches. Deambular.



Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

KBK69 (17:49):

Lo hice durante muchos años.

Trabajaba y vivía en el centro, así que caminaba mucho la ciudad.

Sus callejones me gustaban mucho. En uno de ellos hubo un bar llamado La Bella Época donde cada miércoles un grupo de amigos hacíamos lecturas, presentábamos libros o plaquettes, editados por nosotros mismos.

Era intensa la relación con la ciudad y sus espacios y personajes nocturnos.

Hoy vivo en los suburbios (de hecho en otra ciudad) y trabajo también lejos del centro.

Al centro voy muy poco.

Y el mar... el mar siempre me ha intimidado.

La Huaca dejó de ser hace mucho tiempo el lugar de las pandillas aguerridas y violentas. Ese fenómeno, asociado con asuntos mucho menos románticos que el espíritu de barrio, se trasladó a las colonias marginadas.

La ciudad de madera está por desaparecer completamente.


 Enviado por Lennon - 15-mayo-2010 a las 00:00 Enviar mail al autor

 

Liliana:

Ya no me voy a desvelar. Ahora solamente dejaré de acostarme temprano.

¿Cómo le haré para dejar de sentir que pierdo el tiempo?

Haré el esfuerzo, pero el jetalibro me va a obligar a otros momentos en la computadora.

Saludos.


 Enviado por Lennon - 14-mayo-2010 a las 23:55 Enviar mail al autor

 

Saludos a todos!, Menospausas, ahora que te leo, y mencionas de mi pueblo se me llenaron los ojos de lágrimas, gracias por lo que me platicas, y espero que esos seres queridos que ya no están, los conserves para siempre en tu corazón y en tu memoria. Me pongo en pelotas al igual que uds, pero no se claven a ver mis miserias, tal vez ahora no quisiera tener un cuerpo, si no más bien, soñar (Como la canción de Mecano) en ser aire (claro, sin el zapotazo del final). Lennon, un deleite leerte, oye! deambular por las calles de Veracruz sí es una delicia, eh? (Depende por que calle deambules, si es por el barrio de la huaca...), en fin, saludos Liliana, Lunaria, Etcéteras, Claudia G, Tegedora, dita, Hormiga Atomica, Amalia, Irma, Beatriz, Paketeiro, Ana Isabel, y MaryTere, Buen fin de semana a todos, y estamos en contacto...

 Enviado por KBK69 - 14-mayo-2010 a las 17:49 Enviar mail al autor

 

Hooolaaa!!! a etcéteras, Lennon, Lunaria, Tegedora, Menospausas, Claudia G. dita, Ana Isabel, KBK69, Beatriz González, Ana Maria, Irma, Hormiga Atómica, Amalia M. y Paketeiro, estoy muy feliz de volver a saber de ustedes!!, ojalá podamos sostener la dinámica del Blog, porque, así como lo percibo, creo que de nuestras participaciones dependerá en gran parte que Maria Teresa continúe escribiendo para nosotros sus temas tan interesantes y profundos, creo que vale mucho la pena intentarlo y corresponder así a todo el esfuerzo y el tiempo que Mari Tere nos há dedicado, bueno... es mi percepción, no sé que piensen ustedes.

Un abrazo para todos!

Lennon, yá nó te sigas desvelando!


 Enviado por Liliana - 13-mayo-2010 a las 22:13 Enviar mail al autor

 

Menospausas (08:20):

Duermo poco y ya Liliana, después de regañarme, me ha explicado lo que implica para mi salud.

Mi tendencia a la nocturnidad es heredada. Mi madre hacía el quehacer después de que todos se habían acostado. A veces me despertaba para invitarme a comer pan con natas, ver una lluvia de estrellas o algo así. Platicábamos y cuando tuve edad, fumábamos. Mi padre, exactamente al revés, hacía berrinche desde su cama.

Hoy tengo la fortuna de poder acomodar mi horario de trabajo, de forma tal que no debo desmañanarme (durante años así fue) y compensar un poco mis desvelos. Pero sigue siendo común que amanezca y yo esté despierto, componiendo el mundo, leyendo, escribiendo o simplemente intentando dormir. Hace años, cuando eso ocurría, me resignaba y me paraba, para ir al trabajo. Hoy no.

Cuando me acuesto temprano (digamos, antes de la media noche) lo hago con una sensación insoportable de estar perdiendo el tiempo y, en consecuencia, ni caso tiene porque menos puedo dormir.


 Enviado por Lennon - 13-mayo-2010 a las 15:49 Enviar mail al autor

 

Liliana (23:12):

Nos pasa un poco así a todos, al parecer.

¿Qué podemos hacer sino mantener la conversación a lo largo de la semana?

Y por lo que veo hoy, María Teresa ha actualizado algunos elementos de su post de entrada. Responde a alguien que le ha llamado La Maga. Deambular, dice, ciudades reales o imaginarias...

Donde tú vives (no conozco esa ciudad) podrás saber si deambular genera la misma sensación que París, cuando menos lo que la literatura (Cortázar en especial) nos deja ver.

Deambular en Veracruz era una delicia. Ya no.

Deambular en ciudades imaginarias sigue siendo posible y podría ser nuestro límite hoy, nuestro acercamiento al abismo.

¿Qué habría escrito Cortázar en la época de internet?

¿La carretera de automóviles varados hubiera sido la misma con un teléfono celular?

¿El Coronel hubiera desesperado igual si la información que necesitaba, las noticias ansiadas, las hubiera podido gestionar por e-mail?

¿Pedro Páramo hubiera exigido una prueba de ADN?

¿El jardín de senderos que se bifurcan hubiera podido recorrerse con un gps?

¿Alguien tiene dudas de que me he pasado demasiado tiempo frente a la computadora?


 Enviado por Lennon - 13-mayo-2010 a las 15:41 Enviar mail al autor

 

¿A quién le debo bocadillos? No está bien eso de acumular deudas. Envíame un correo y lo solucionamos.

 Enviado por Jacob Jiménez Lechuga - 13-mayo-2010 a las 01:18 Enviar mail al autor

 

Oigan... me siento rara con éste nuevo estilo, ustedes no? es que... perdona Maria Teresa, pero aquí abajito me haces falta... es que yo tengo problema con los apegos, por eso me siento... como perdida, pero yá me acostumbraré... lo prometo.
Saludos y abrazos para todos, me dió mucho gusto saber de ustedes!!

 Enviado por Liliana - 12-mayo-2010 a las 23:12 Enviar mail al autor

 

Pues qué les puedo yo decir, después de que todos en este espacio me apoyaron tanto con sus palabras en una época complicada. Algunas lo hicieron de manera personal otros con el simple hecho de leerlos me ayudaron para comprender desde otros puntos de vista. Ojalá que en ausencia de las letras lila podamos entre todos hacer de este espacio un sitio de confianza y certidumbre, donde los adictos al Tranvía ya sabemos que el respeto y afecto por la palabra del otro existe. Gracias a todos. Gracias Ma. Teresa por la nueva propuesta.

 Enviado por lunaria - 12-mayo-2010 a las 13:06 Enviar mail al autor

 

Ya que andamos en pelotas, me uno a la petición de Menospausas y me gustaría leerte María Teresa, haciendo el ejercicio, para acompañarnos.

 Enviado por TeGedora - 12-mayo-2010 a las 11:55 Enviar mail al autor

 

Ana Isabel, al igual que TeGedora…yo te acompaño en pelotas a cualquier parte…creo que es por esto que mejor nos quedamos con las letritas negras…digo para que ni tu, ni yo o algún otro pasajero del Tranvía…tenga esa sensación de andar en pelotas por la vida….Te mando un abrazo.
Ahora si hasta el próximo tranvía...prometo quedarme calladita.

 Enviado por Menospausa - 12-mayo-2010 a las 08:25 Enviar mail al autor

 

María Teresa, yo y espero que alguien me haga segunda…si quiero saber ¿Dónde escribes? ¿Tu Jardín cómo lo construyes? …gracias por escribirle a tu diario con vídeos, no podía faltar Cortazar en el regreso…
Celeste ¿por qué no vienes más seguido y te quedas a platicar con nosotros?
Lunis, lo dicho cuando sea grande quiero ser cómo tu, contundente y clara…creo que es más o menos tu sentir cómo el de Liliana…a veces salta cuando menos te lo esperas…caray si…creo que me estaba negando, cuando escribí mi comentario. Gracias a las dos por hacerme ver que equivocada estaba…
KBK69…tu y yo ya habíamos platicado antes, sobre tu pueblo, espero que regreses pronto a lo querido, a lo añorado…en verdad conozco personas maravillosas de ese tu pueblo, no sabes cuán queridas han sido para mi, el año pasado partieron dos de las personas que más afecto me brindaron ahí…y lo sentí mucho, si es bueno regresar a las raíces, sobre todo cuando son buenas… A los demás, a los que he leído y releído el día de ayer y hoy, gracias por estar…a María Teresa…un gracias por dejarnos hablar también a nosotros, por ser clara en estas nuevas reglas…un abrazo muy grande a todos.
Y tiene razón Lennon, aquí han nacido amistades que pasaron del ciberespacio...al trato cotidiano...espero lograr más amigos.

 Enviado por Menospausas - 12-mayo-2010 a las 08:22 Enviar mail al autor

 

Hola Lennon, Jacob (gracias ya vi tu obra gracias a Google), TeGedora, KBK69, Paketeiro, Beatriz, Ana Isabel, Amalia M, Hormiga Atómica, Lunaria, Liliana, Claudia G, Irma, Ana Ma, Dita, Claudia G, Celeste y María Teresa…hola a todos.
Soy Menospausa, no, no soy AA…soy adicta al Tranvía…pero eso muchos de ustedes creo que ya lo sabían.
Creo que a muchos los he leído, los he sentido muy cercanos a mi, claro la verdad es que Hormiga Atómica…me ganas en los comentarios, me salto mucho que el día que se celebraba a la mamá nos platicaras de un asesino de mujeres, en verdad…me quede sorprendida, y no me agrado nada leer de un personaje tan macabro… ¿Es parte de la Donna que llevó dentro?
Lennon siempre me intrigaba pensar ¿A que hora duerme este hombre? Gracias por fin por compartir esa parte de ti…Ana Isabel yo te acompaño a tu jardín el mió a veces regresa de esa manera en el momento menos esperado, por suerte no el 10 de mayo, fecha que no se festejaba en casa…por suerte.
Sigue...

 Enviado por Menospausas - 12-mayo-2010 a las 08:20 Enviar mail al autor

 

Un saludo, tranviarios, yo como la mayoría de ustedes por supuesto estaba acostumbrada a las letritas moradas y el apapacho. ¿Qué fácil es acostumbrarse a la buena vida?. Te agradezco María Teresa que nos expongas esto y yo como Ana Isabel y seguramente todos, sigo celebrando el regreso de La Maga.

Ana Isabel, gracias por compartir esa parte de tu intimidad, y si se trata de ir en pelotas por la vida amiga, yo voy contigo. Va un abrazo fraterno a cada una, uno. Y aprovecho para felicitar al artista por la obra que nos comparte.


 Enviado por TeGedora - 11-mayo-2010 a las 15:38 Enviar mail al autor

 

¡ah! las letritas moradas...

en otros blogs de este portal, el autor no vuelve ni por error a su post jajajaja

ahi esta uno comentando y nada

hay otros donde el autor hace una especie de resumen de todo lo dicho y envia su propio comentario, a veces, menciona -como dice fulano y tal- y uno piensa -si me leyó- jajajajajaja

en realidad Ma Teresa, yo enviaba antes mi comentario y luego pensaba, zas, ahora si, quién sabe que me van a decir las letritas moradas jajajajaja

el chiste de este espacio, es que podamos platicar y van quedando las huellas de lo que decimos... lo malo es todo lo que ya hemos dicho ayyyyyyy pa'acordarse de cada detalle...

ahora bien, si son pocos comentarios, claro que el apapacho morado es bienvenido, pero si es una labor de horas, por la cantidad y lo que implica cada dicho, olvídalo, no es mandaaaaaaa

en el blog de Confianza hemos tenido fines de semana de 500 comentarios, implica horas leerlos todos...

 Enviado por Claudia G - 11-mayo-2010 a las 11:27 Enviar mail al autor

 

Maria Teresa, ¡que gusto encontrarte, re-encontrarte¡ eras el canalizador de nuestros sentimientos mas profundos, aquellos tan celosamente guardados y el tranvia es el medio para exponerlos, por supuesto que nos hiciste falta, me hiciste falta, de pronto al menos yo, no sabia que hacer con todo aquello que logro plasmar en mis comentarios del blog. Debo confesar que era una seguidora de las letritas moradas, siempre significaron para mi un apapacho de tu parte, quiza egoistamente una forma de llamar tu atencion, lamento que pronto te hubiera causado confusion. Pero lo importante es estamos de nuevo aqui, con muchas ganas de estar y con esta propuesta de participar y acompañarnos todos. El jardin secreto alberga la propia vida sin miedos, es el lugar donde uno es libre y se siente seguro de ser, estar, expresarse y fluir como la emocion lo lleve. Les mando un gran abrazo a todos lo tranviarios.

 Enviado por dita - 11-mayo-2010 a las 10:47 Enviar mail al autor

 


Me agrada la idea María Teresa. Será el Tranvía el punto de encuentro de amigos que no se conocen pero se perciben, que necesitan hablar de cosas que comunmente no se dicen, que necesitan escuchar sobre cosas que comunmente no escuchamos. Tenía que preguntar sobre las letritas para fabricar mis certezas. Cuando era niña tenía una pesadilla recurrente: estaba en el Colegio, en el patio, formada en la fila que correspondía a mi grupo, mis compañeras con sus uniformes limpios, bien peinaditas, zapatos relucientes y yo en pelotas (como dirían los españoles) literalmente en pelotas. Pues bién, algunas veces, sólo muy poquitas veces, cuando no veía letritas lilas en mi comentario me llegué a sentir como en mi sueño. Y claro, esa sensación no tiene qué ver contigo sino conmigo, pero me gustaría que lo supieran. Sigamos celebrando...

 Enviado por Ana Isabel - 11-mayo-2010 a las 10:46 Enviar mail al autor

 

Ok. Yo estoy de acuerdo! tal vez sea un poco intermitente, pues la chamba esta pesada, pero bueno, me las arreglaré, feliz semana a tod@s.

 Enviado por KBK69 - 11-mayo-2010 a las 09:15 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

Entre otros, uno de los efectos del blog ha sido el entrelazamiento de algunas amistades cibernéticas que, en no pocos casos, han pasado a otro nivel de relación.

Me parece muy bien que propongas mayor intercambio, mayor interacción y participación de todos con/contra todos.

Hay algo que debes entender, sin embargo. Tus puntos de vista son relevantes, son en buena medida la razón, el motivo por el cual muchos de nosotros participamos.

No porque los demás no tengamos algo interesante que decir. No.

Sino porque tú siempre dices cosas interesantes. Siempre encuentras ángulos diferentes. Siempre elevas la mira.

Por eso, aunque ya dije que me parece bien la insistencia en una mayor interacción, sin depender de tu omnipresencia, me gustaría (y estoy seguro que a muchos y muchas más también) que nos dieras también tus opiniones, tus respuestas o tus agregados.

Te extrañamos mucho y nos congratula retornar a este espacio.


 Enviado por Lennon - 11-mayo-2010 a las 02:09 Enviar mail al autor

 

Hola de nuevo. Para la persona que preguntó, la imagen es un popurrí de técnicas. Si haces una busqueda en Google acerca de mi (nuestro) Estatuto del cuerpo, encontrarás por ahí una reseña que describe con meticulosidad el cómo, cuándo y por qué de la imagen. ¡Saludos!

 Enviado por Jacob Jiménez Lechuga - 10-mayo-2010 a las 23:24 Enviar mail al autor

 

Oye María Teresa, tú también vas a platicar con nosotros? o tu sólo expones el tema y nosotros platicamos? de todas maneras es bueno explorar y platicar entre nosotros, creo estar familiarizada con la mayoría, aquí nos hemos desahogado, nos hemos confesado, nos hemos expuesto (sobre todo yo), así que creo que yá nos conocemos.
Sobre el tema, les diré (yá me estoy dirigiendo a todos) que ha habido experiencias muy dolorosas en mi vida que en su momento nó las hé trabajado, las guardo muy bien en un rinconcito de mi mente y mi corazón para seguir disfrutando el resto de mi vida, pero cuando hay detonantes, saltan sin pedirme permiso! padezco de nuevo la emoción guardada, la sufro de nuevo y no me doy cuenta cuándo la escondo de nuevo, no quiero que me moleste más! me envuelvo por el día a día y desaparezco los dolores, nó sé cómo, pero se ván, desaparecen!

Yá les había platicado que siempre tengo mi mejor cara, aunque últimamente hé observado las fotografías y ahí queda captada mi triste mirada, siempre salgo sonriendo, pero mis ojos están tristes, nó mienten, y dicen que los ojos son el reflejo del alma.

Lo que me queda de reflexión es que de jovencita seguí siempre mi corazón, mis emociones, y no'me fué nada bien, ahora en mi madurez, la razón se sobrepone.

''ALLI... DONDE HABLA EL CORAZÓN... ES DE MALA EDUCACIÓN QUE LA RAZÓN LO CONTRADIGA''

de Milán Kundera.
Un abrazo para todos!!


 Enviado por Liliana - 10-mayo-2010 a las 22:42 Enviar mail al autor

 

María Teresa, me parece que a todo se acostumbra uno, así que hagamos el experimento hablemos unos con otros, sin letritas moradas...que todos opinemos, me parece bien, creo cómo dice Beatriz, ya somos conocidos la mayoría...ahora sabemos desde donde nos escribimos, desde donde tomamos el Tranvía...¿Tu dónde escribes? ¿Cómo has construido tu propio Jardín?...creo que todos más o menos lo hemos contestado...
Gracias por tus letras negritas...esas que nos hacen ser cómplices....un abrazo a todos en verdad a todos, fue muy bello leerlos el día de hoy de nuevo.

 Enviado por Menospausas - 10-mayo-2010 a las 20:33 Enviar mail al autor

 

¿Como si estuvieramos platicando entre todos Mary Tere?
No tengo ningun problema... podemos platicarnos practicamente nos conocemos yo diría que hasta mucho uno por uno de los asiduos.
No tengo problema en interactuar con nadie y por supuesto que pueden esperar de mi respeto absoluto.
¡Saludos Mary Tere y qué bueno que estés de regreso!

 Enviado por Beatriz González - 10-mayo-2010 a las 19:51 Enviar mail al autor

 

hola, que gusto que estés nuevamente por aquí, escudriñando y haciéndonos escudriñar nuestros mas recónditos interiores. Ja! contigo, nos sacudimos hasta las telarañas...de la conciencia..

 Enviado por ana ma - 10-mayo-2010 a las 19:09 Enviar mail al autor

 

Mis queridas/os y extrañadísimas/os compañeras/os de tranvía: recién llegó una cartita de Ana Isabel que me estrujó el corazón...porque era justo lo que he pensado muchas veces sin saber qué hacer....¿fingir como recomienda la esposa de Gordon? o perseverar como Gordon en decir la verdad....prefiero de lejos a Gordon, la mera verdad...Ana Isabel habla de las letritas moradas...me pareció a lo largo del tranvía que las respuestas individualizadas eran muy importantes, cuando una tiene algo que decirle a la otra persona...pero a veces no tiene algo que decirle, no porque no importen sus palabras, sino porque lo que la persona dijo está dicho y escuchado y no hay más palabras que agregar....por rotundo..por ejemplo..o porque pareciera que esa persona ya trae su respuesta...hay tantas razones...(también que las palabras llegaran muy noche o días después) lo que comenzó a suceder es que las letritas moradas se convirtieron -cuando no estaban- en indiferencia o frialdad de mi parte hacia algunas/os compañeras, quiero decir, así se vivieron y allí sí me desbrujulé muchísimo...¿qué hacer con las letritas moradas? me lo he preguntado todo este tiempo...también me gustaría lograr que la conversación se diera más entre todas/os..¿por qué no aportarle cada una/o sus experiencias a las/los otras/os compañeras/os?.. en estos casi dos años quedó probado que el Tranvía es sobre todo un espacio de respeto...algunas veces sucedieron otros tonos...pero comparativamente pocas...entonces ¿por qué no intentar conversar más todos con todos cuando sí nos estamos leyendo, cuando sí nos estamos acompañando? ¿por qué no manifestar cada una/o ese acompañamiento a las/los otras/os que de otra manera sólo podemos imaginar? todos necesitamos escucha, comprensión y amor...todos...ofrezcámosnoslo entonces...¿qué desearía en este nuevo arranque del tranvía? fortalecer nuestro espacio de apoyo colectivo...¿podemos hacerlo juntas/os?

 Enviado por María Teresa Priego - 10-mayo-2010 a las 19:03 Enviar mail al autor

 

Ana Isabel: está buenísima la imagen. Amén. Ojalá que la conductora esté muy gozosa comiendose un rico pastel y siendo muy apapachada. Abrazos a todos, todas.

 Enviado por TeGedora - 10-mayo-2010 a las 18:59 Enviar mail al autor

 


Volví con una duda: En esta nueva versión del transporte ¿podemos esperar letritas lilas o mejor nos vamos haciendo a la idea? Besos

 Enviado por Ana Isabel - 10-mayo-2010 a las 18:35 Enviar mail al autor

 

SALIO EL SOL¡¡¡ Que gusto tan enorme leerte,...en estos caminos de negación era inevitable buscar este espacio... y verte ausente, y hoy por fin hay respuesta, hay tanto que contar tanta que aprender de los compañeros tranviarios. En la incertidumbre de tu ausencia por respeto no me atrevi a importunar en otro espacio. En verdad que gusto, recibe un abrazo enorme.
Hoy apropósito del día de las madres, veo a la mia, es un roble que ha perdido muchas ramitas, y ahí mi negación,se que no está muy lejos el dia... y es que cuando perdió a mi padre se empezó a ir con el, y ahora que mi hermano tambien se adelantó, la noto, la siento en un deseo de alcanzarlos, la abrazamos pidiendole un poco más... pero vaya es testaruda... un dia nos va a mandar a volar. Ella ... ya no cuida su jardin.

 Enviado por irma - 10-mayo-2010 a las 16:08 Enviar mail al autor

 

Hooooola Ma Teresa:

¿a dónde andaba señorita? jajajaja

cuadno vi en los blogs el tuyo, dije ¿a poco ya volvió?

hasta ahora pude entrar, te he extrañado mucho, bueno... muchísimo, en serio, que bien que andas por aqui...

¿página en blanco? ¿locura?

si fuera tan fácil, alejarse de la realidad, subirse a un montón de otras cosas, dejando el mundo y lo que contiene, en lugar de aferrarnos cada día a lo tangible, a lo que podemos tocar... yo no me imagino así, divagando... marchandome a la nada... decir ya no se nada... como si le hubiera borrado todo el cerebro... es más, eso me aterra aun más que enfrentarme a la cruda realidad

en este día de mamis, soy rebelde, no me gusta el festejo y en la casa paterna, tengo que "cargar" con eso de ser la única madre viva... aghhhhhh ... ¿rara? pues si, cada vez más

saludos y gracias por volver a este espacio

 Enviado por Claudia G - 10-mayo-2010 a las 13:10 Enviar mail al autor

 

HOOOLAAAA MARIA TERESA!!! Nó podría tener un mejor regalo del Día de las Madres que volverte a leer, te extrané mucho, mis pensamientos andaban errantes pues nó tenían ése rinconcito dónde expresarse y dar rienda suelta. De repente afloraba mi lado disfuncional y pensaba: habré dicho algo malo? ya vez que así somos los disfuncionales, de todo nos responsabilizamos. Pero qué bueno que estás de regreso querida Mari Tere. Te leeré con mucha calma que ahorita nó tengo y participaré, yo necesito mucha concentración para textos tan profundos. Bienvenida de nuevo!!

Saludos a todos mis amigos tranviarios, también los extrané muchísimo!!


 Enviado por Liliana - 10-mayo-2010 a las 12:50 Enviar mail al autor

 

Ma. Teresa, qué gusto volver a leerte, me da emoción que el Tranvía regrese hoy a la estación y me subo a él después de recibir un par de llamadas y escuchar voces muy amables al teléfono, de un café aromático y la alegría de que nuevamente podamos reunirnos a través de tus palabras. La lectura de hoy, me pone a pensar en cuáles serían las causas por las que uno “se huye” en ciertos momentos, Gordon se fue para siempre de la realidad, sin embargo algunos vamos y volvemos en algunas épocas con cierta frecuencia, con la angustia consiguiente al asumir que son actos donde el inconsciente manda y a nadie pide permiso para hacer. Fabricar el propio jardín también es un acto de voluntad y trabajo, tratando de amarrar la mente al aquí y al ahora para disfrutar la vista de las jacarandas, aunque estas sean cada año y haya que encontrar otras imágenes tan hermosas como esa. Te mando un gran abrazo Ma. Teresa y a los compañeros del tranvía también. Un verdadero placer encontrarnos nuevamente.

 Enviado por lunaria - 10-mayo-2010 a las 12:16 Enviar mail al autor

 

Para Jacob Jiménez Lechuga muchas felicidades por la obra que hoy nos presentas en este primer Tranvía del año.
Disculpa la ignorancia ¿Que técnica es?
Felicidades esta muy padre.

 Enviado por Menospausas - 10-mayo-2010 a las 11:50 Enviar mail al autor

 

Quinta parte.

María Teresa y Blogueros si acaso se publica en el Blog de Manuelito López las cuatro partes que envió hoy Aquaman, a partir de las 10:.00 hrs., son casi idénticas, a las que publico yo en éste espacio, a excepción de la introducción de la primera parte.

Si María Teresa lo permite, seguiré platicando más de la vida de este criminal el próximo miércoles de las 10:00 a las 13:00 hrs.

Aquaman me comenta que quienes tienen el gusto de leerlo, sólo publicará una sola participación, los lunes de18:00 a 18:30 hrs. en el Blog de Manuelito López, que los miércoles no participará, que en ese Blog de su Amigo Manuelito López sólo publicara los lunes y que es por motivo de trabajo, que lo disculpen.

María Teresa y Blogueros nos vemos el próximo miércoles.

A todas las madres que me leen con afecto y cariño envió un abrazo.

***Saludos***


 Enviado por Hormiga Atómica - 10-mayo-2010 a las 11:28 Enviar mail al autor

 

Cuarta parte.

Ayer domingo tuve mucho trabajo en la casa, me desocupe como a las 17:00 hrs. y fui al centro a comprar un regalo para mi Santa Madre, cuando andaba por allá, pensé voy a darme una vuelta a mar negro para tener más detalle de la tortillería donde está Goyo Cárdenas. Llegué a las 19:00 hrs., chequé el nombre de la tortillería, se llama, Tortillería Blanquita, arriba está un piso donde es consultorio dental. Es muy pequeña la tortillería, tiene una plancha como los consultorios de la cárcel de mosaico blanco, bien puede caber un cuerpo humano hasta de dos metros, ahí pone la masa, tiene un escalón hundido por tanto él se ve de baja estatura. Lo observé detenidamente me miraba con un odio que nunca había visto en su mirada, creo que ya se enteró que lo desenmascaré, el tiene un blog, aquí la liga de su blog:

http://www.janambre.com.mx/?cat=12&paged=5

Él tiene 94 años hoy, es muy delgado, no está jorobado, parece de 60 años, usa lentes, hace mucha actividad en su tortillería, al verme apretó con fuerza el tornillo de la maquina donde se mete la masa y le quitó un metal tipo cuchillo lo traía en la mano. No tiene quien le ayude en el local, se nota que él hace toda la actividad. Enfrente de su local, esta un local cerrado que no tiene nombre, en la cortina está dibujado un cuerpo de un hombre desnudo con sus genitales, esa es su mural de vista.

La policía debería estar atenta a todo el movimiento que hace ese criminal, no es justo que ese maldito asesino quien le aprendió a su madre a destazar humanos y venderlos como carne, siga tan campante en la calle. Su hija Guadalupe María Perales Lavín tiene la nariz grande como él, nada más que ella la tiene recta, él la tiene tipo condorito, aquí una liga de un blog donde un caricaturista denominado rocko dibuja su rostro, ahí se nota su nariz tipo condorito, aquí la liga:

http://goyocardenas0.blogspot.com/

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 10-mayo-2010 a las 11:27 Enviar mail al autor

 

Tercera parte.

Ella era morena, por tal motivo el soldado la llamaba Guadalupe, por la Virgen de Guadalupe, y ella se quedó con ese nombre. Cuando acudía a realizar abortos, las mujeres agradecían sus servicios le pagaban bien y de tal agradecimiento le decían que la virgen de Guadalupe la proteja, ella se compuso entonces el nombre de María Guadalupe.

Siguió abortando sus hijos, hasta que el soldado se dio de baja en el ejército con la intención de cuidarla y vivir con ella, el soldado se fue a vivir a su choza con ella, el niño ya se estaba logrando y como ella no quería tener hijos y ya la estaba hartando el soldado lo asesinó y lo partió en pedazos para aprovechar su carne, después de ese horrendo crimen abortó a su hijo y con el cordón umbilical lo ahorcó con la intención de que no respirará y dejarlo muerto, lo dejó en un patiecito atrás de cuarto donde era basurero, con la intención de después limpiarlo y hacerlo carne, el niño, bebía su propia sangre y comía tierra, basura y todo lo que tenía a su alrededor, por eso la nariz grande de Goyo Cárdenas. Su madre alcoholizada y frenética por que había logrado quitarle las pertenencias al soldado y su carne la iba a vender olvidó al niño, el niño le tenía pavor y se escondía entre las ratas, en la tierra de su patio de la choza. Mañana sigue platicando la Mujer Maravilla de la historia de este criminal, en el Blog de Ricardito Alemán.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 10-mayo-2010 a las 11:26 Enviar mail al autor

 

Segunda parte.

Dios me dijo te acuerdas que cuando tú tenías como 6 años y tú Papá te iba atraer tus gelatinas, te dijo una vez, no se te antoja un tamal y dijiste sí de dulce, y tú Abuelito pidió uno de mole con carne y le salió un dedito de niño, tú Abuelito fue enseguida con tú Papá para dar aviso a la policía, tú estabas escuchando y te desmayaste. Le dijiste a tú Abuelito y Papá que si la policía se tardaba en investigar o no te creían que tu ibas hacer unas cartulinas y las ibas a pegar donde dijeran está tamalera vende carne de niños y así lo hicieron, tu Abuelito, Papá y tú.

Dios me platicó que su madre de Goyo Cárdenas fue una mujer muy pero muy pobre, que llegó de Tamaulipas caminando hasta el D.F. que se dedicaba desde niña a la prostitución, que no tenía nombre, que el mar negro le gustó para vivir, que ahí rentaba un pequeño cuarto de láminas, que para sobrevivir se prostituía, que ella quería dejar de ser prostituta pero el vicio del alcohol no le permitía tener una vida sana, que una vez que un soldado le pagó un buen dinero por sus servicios de prostituta y la andaba cortejando, para quedar bien con él, puso un comal fuera de su choza y comenzó a vender tamales. Ella no quería tener hijos, y desde los 15 años quedó embarazada, ella se hizo el aborto con ganchos para perder al primer hijo, al ver lo que había hecho, comenzó a pensar que la carne de su primer hijo abortado le podía servir para hacer tamales. Fue el mercado de Tacuba estaba cerca de ahí y vio como limpiaban las vísceras y carne, ocupó la carne del feto para vender tacos y tamales. Ella pensó éste soldado me está conviniendo por tal motivo seguiré con él haciéndole creer que tendré un hijo, y cuando se me esté logrando lo desecharé a los 4 meses ya que estará más gordito y me servirá de carne para vender, y practicaré de nuevo el aborto y realizaré abortos con las que no quieran tener sus hijos y tendré más carne humana para vender.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 10-mayo-2010 a las 11:25 Enviar mail al autor

 

Primera parte.

Amiga María Teresa ¿Cómo estás? Ojalá bien., qué bueno que regresas al ciberespacio, bienvenida.

Amigo Aquaman, hoy al revisar el Blog de Manuelito López, me di cuenta que si salió una de tus participaciones en el Blog del 5 de mayo de este mes a las 11:09, posteriormente la Mujer Maravilla envió esa participación al Blog de Ricardito Alemán, el 6 de mayo.

Continuando con las pláticas que tuve con Dios en 1989 los viernes en la terraza, cuando Dios me platicaba la vida de ese asesino, yo casi me desmayaba. Cuando le dije a Dios que me venía siguiendo, Dios me preguntó ¿Qué vas hacer? Dije un retrato hablado con sus lentes y facciones y escribiré con letra grande se busca y con letras medianas es Goyo Cárdenas, mañana voy a un centro de computación para que me hagan todos los datos del aviso, yo después pego el dibujo que hice y sacaré unas 100 copias y pasado mañana en la tarde las pegaré en el cuadro de la universidad, desde el metro constituyentes, hasta la calle de patriotismo y toda la ruta que me sigue caminando, abajo pondré los logos de la Procuraduría General y teléfonos de la PGR.

A la semana que yo checaba caminando si habían quitado mis avisos, casi todos desaparecieron, lo que hice, fue con engrudo pegar otras 100 copias en todos los postes. Dios se carcajeó diciendo lo tendrás esquizofrénico y con delirio de persecución por un buen rato, por el momento no te vigilará, pero regresara en dos o tres meses ya que comenzará a preguntar quien puso los avisos y dirán que fuiste tú, y regresará como ayudante de cualquier local aquí cerca con la intención de tenerte bien vigilada.

Sigue . .


 Enviado por Hormiga Atómica - 10-mayo-2010 a las 11:24 Enviar mail al autor

 

¡Hola Mary Tere! es un gusto volver a encontrarte aquí, en la oficina mientras pongo un poco de orden en mi día, para después continuar con el trabajo de todos los días. Te extrañé, extrañaba encontrarte cada semana, así que fue una grata sorpresa verte hoy.

 Enviado por Amalia M - 10-mayo-2010 a las 10:47 Enviar mail al autor

 

Mi queridísima y entrañable María Teresa: Precisamente anoche pensaba en jardines y negaciones. Negaba que una ausencia me afectara, negaba que aún después de años me doliera y negando muchas cosas relacionadas con la ausencia de mi mamá, me encontré en mi pequeño jardín, bajo la lluvia, tratando de proteger a mis plantas del fuerte viento. En un instante, mínimo, me di cuenta que estaba haciendo lo que ella haría por su jardín y como si la lluvia se llevara mi negación, me encontré cuidando con amor y desesperadamente, el jardín de ella, su tiempo, su amor, su dedicación y su orgullo. También mis lágrimas fueron lavadas por la lluvia. Dormí plácidamente y desperté renovada con una nueva seguridad. Celebro la llegada del tranvía, celebro leerte nuevamente, celebro volver a leer a los cercanos compañeros, celebro que nos volvamos a encontrar. Que pasen un feliz día.

 Enviado por Ana Isabel - 10-mayo-2010 a las 10:40 Enviar mail al autor

 

¡Hola Mary Tere!
¡Qué gusto que estes de regreso!
Pues dicen, porque yo no lo he implementado que si bloqueas una situación ya no te acuerdas de lo mismo (esto dicen es a nivel inconsiente), o que si pretendes que no existe.. no está.
¡Yo soy de la idea de resolver la situación por más mala que sea si tiene solución y si no la tiene... dejarla en paz pero no de lado o pretender que no existe.
Llegar a una especie de autismo ya es mucho más grave... pero creo que confrontarte a la realidad es mejor a practicamente volverte autista.
¡Felicidades Mary Tere, y a todas las mamis del blog!
Que pasen un dia lleno de amor hoy y siempre.
¡Saludos y Abrazos Mary Tere, un gustote tenerte con nosotros de regreso!


 Enviado por Beatriz González - 10-mayo-2010 a las 09:40 Enviar mail al autor

 

¡Buen día Ma. Teresa y tranviarios!

¡Ufff, en las ausencias cómo se aprende!. Se te extrañó mucho. ¡Felíz regreso!


 Enviado por Paketeiro - 10-mayo-2010 a las 09:04 Enviar mail al autor

 

Antes que nada gracias por estar de regreso. Entro al internet básicamente en los huecos de mis horas de trabajo. Me sirve como válvula de escape. Creo que tengo algo (o mucho de Gordon). He tratado de formar mi propio Jardín ante los cambios he ha sufrido mi area de comfort. He dejado el campo para venir a la Ciudad (pero niego a aceptarlo). Se que pudiera ser feliz aquí pero me niego a aceptarlo, se que pudiera quedarme a vivir aquí pero me niego a aceptarlo. En mi mente, en mi alma, tatuado esta el campo... ...ha cambiado mi condición y me niego a aceptarla, tengo un miedo a que pase como a mi Papá, salió de su pueblo para regresar 43 años después...muchos saludos, empezamos a carburar motores...hace mucho tiempo ví las Memorias de Antonia...en fin...Feliz Día de las Madres a todas las mamis...

 Enviado por KBK69 - 10-mayo-2010 a las 09:01 Enviar mail al autor

 

Buen día mi querida María Teresa y tranviarios, qué gusto me da que el Tranvía haya hecho parada. Hoy que encendí la computadora en mi bandeja tenía el correo de una amiga avisando que el Tranvía, con su conductora, emprendían la marcha.

Respondiendo a tus preguntas de inicio, te leo en la cama, con lap en piernas con un resfriado marca diablo pero con una sonrisa de oreja a oreja por tu regreso. Después desayunaré y me arreglaré para ponerme a trabajar.

Creo que no cabría la negación para construir el jardín, tendriamos que saber qué queremos y que no queremos en este nuevo jardín, porque si negamos esa realidad ¿cómo evitar que se reproduzca aquella realidad, marchitando las nuevas flores?

María Teresa te extrañe y extrañé mucho el tranvía. Recibe un abrazo muy fuerte, solidario y cariñoso, gracias por este bello regalo. A los tranviarios y tranviarias un saludo muy afectuoso. Y a mis amigas muchos besos y abrazos.

Y ya encarrerada un abrazo fuerte hoy y todos los días a la mamá que conduce este transporte, a las mamás tranviarias. Nos leemos.


 Enviado por TeGedora - 10-mayo-2010 a las 08:45 Enviar mail al autor

 

Habrá que procurarnos una vida sencilla, tranquila, callada. Evitar a las mujeres tanto como las discusiones, los tragos, las malas intenciones.

Habrá que procurarnos una vida cansada; trabajo, comida, rutina, habrá que no hacer nada.

Habrá que procurarnos sumisos, inertes, aceptar los insultos, los golpes, evitar ser observado, quedarse callado.

Habrá que procurarnos una vida escondida, ocultar la cara, esconder los ojos, atar las manos, callar la boca.

Habrá que procurarnos una vida marchita, acribillar pasiones, abrazar la soledad, matar las ilusiones.

Habrá que no hacer nada, procurarnos un suicidio en la oficina, en la cama, en la calle, en la rutina, muy despacio, callado, lentamente.

Habrá que procurarnos no ser humanos, sucumbir a cada paso, sepultar fantasías, habrá que procurarnos morir en vano.

HABRÁ QUE NO HACER NADA, JOSÉ DE LA GRANA


 Enviado por . - 10-mayo-2010 a las 07:33 Enviar mail al autor

 

María Teresa, perdón, por regresar…releí tus letras me saltaron dos cosas, yo me dedicó a los número de vez en cuando me pasa cómo al señor Gordon…me saltan, me desconectó de ellos, pero tengo que reconocer que mucho ha influido el ruido que no me dejaba ver lo temido, lo acabado…por eso hoy leyendo, me fui a una canción que mucho tiempo si, que me identifique con ella.

Ruido de Joaquín Sabina….y no se porqué últimamente pienso en Cartas de la Abuela de Susana Tamaro, tal vez parte de las negaciones provienen de no reconocer que nuestra historia comienza con la historia de nuestras madres…esas que nos hacen ser las mujeres que hoy somos, para bien o para mal, somos mucho de ellas.

Ahora si me voy…a divagar para poder concentrarme en mis números, de nuevo feliz regreso, de nuevo estoy feliz de leerte. Abrazos todos para ti...y para todos.

 Enviado por Menospausas - 10-mayo-2010 a las 07:27 Enviar mail al autor

 

María Teresa, estoy en mi casa, son las 6 pasadas de la mañana, tomando mi café….viendo el Blog, y de repente me dieron unas ganas de abrir tu página, la verdad no esperaba encontrar esta página en blanco, estoy sorprendida, muy contenta, feliz de volver a leerte.
Muy feliz en verdad, de que hayas regresado de algún lugar desconocido, deseo que las ausencias no sean largas, deseo que tus letras sigan brincando en este o en cualquier otro espacio.


Sobre mis negaciones, temo decirte qué en este momento y conociendo mi carácter no me gusta y no se me da la negación, es para mi, peor el negarme, peor el proteger algo que me hace daño ¿Cómo construir mi Jardín? Sin miedos, sin temores a sacar lo indecible, lo inaceptable o lo insoportable….creo que eso se me ha dado con el tiempo y un par de trancazos de vida

Perdón hoy me quedo con el gusto de leerte…Te mando muchos abrazos, muchos, por el gusto que me da ver estas letras.

Un saludo feliz a todos los que hoy se suben de nuevo al Tranvía llamado deseo.


 Enviado por Menospausas - 10-mayo-2010 a las 06:45 Enviar mail al autor

 

¿Llego tarde? Sí y no. Llego antes que muchos (a través de la imagen), llego al mismo tiempo que otros (soy el primero en comentar la actualización) y llego al final porque, según veo, envié demasiado tarde la versión chica de la foto aquí presente. "Tarde, pero seguro". Ese es mi lema. Gracias por el homenaje a mi homenaje. Veo que tienes muchísimos lectores que te aclaman (me incluyo) y es un honor servirles. Acá seguimos. Está buena la reinauguración del tranvía.

 Enviado por Jacob Jiménez Lechuga - 10-mayo-2010 a las 02:37 Enviar mail al autor

 

No está mal para empezar la semana encontrar un tranvía nuevecito en el camino.

Feliz Día de la Madre, María Teresa.


 Enviado por Lennon - 10-mayo-2010 a las 01:31 Enviar mail al autor

 

María Teresa:

¿Y cómo crees que vamos a estar?

Primero temerosos (¿qué le habrá pasado?)

Luego celosos (¿a quién le estará escribiendo, dónde?)

Luego enojados (¡Pos ésta!)

Y ahora titubeantes (entre salir corriendo a abrazarte o hacer como que no nos habíamos dado cuenta de tu ausencia)

Un poquito felices, eso sí. Pero sólo un poquito, no vayas a pensar que te extrañábamos mucho.

En el camino desde diciembre hasta hoy, se quedaron un montón de palabras regadas, dos o tres anécdotas dignas de compartir y, sobre todo, muchos asuntos que hubieramos querido conversar contigo.

Yo escribo desde mi (tu) casa, usualmente solo a estas horas. Entre sombras. A veces con la idea de haber entendido algo de mi entorno o de mi persona, pero también (las más de las veces) con la sensación incómoda de estar empezando apenas a atisbar la vida, que para otros es tan simple y para mi tan compleja.


 Enviado por Lennon - 10-mayo-2010 a las 01:29 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
María Teresa Priego

Tabasqueña. Feminista (tendencia retro) Estudió Letras en la Universidad de Monterrey. Diplomado en Historia del Arte en Roma. Maestría en Estudios de lo femenino en París VIII. Vivió en Suiza y en Estados Unidos.

Integrante del Comité Editorial de Debate Feminista. Fundadora del Instituto de Liderazgo para Mujeres Simone de Beauvoir. Traductora. Divanera compulsiva. Aprendiz de psicoanálisis. Fóbica del avión. Los elevadores y la vida social intensa. Es muy feliz en las bañeras, los mares, los ríos, las lagunas y la lluvia. La existencia de Plutón, es su más rotunda certeza científica.

Autora del libro de cuentos “Tiempos oscuros”. Cuentos en antologías de Cal y Arena. Planeta y en Debate Feminista.

Ha colaborado en distintos periódicos y revistas, desde hace cuatro años es articulista en la sección de Opinión de EL UNIVERSAL.


Entradas anteriores
 

Calendario de búsqueda