Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
Descarrilar el Metro, pésima idea
16-febrero-2010
Ir a la portada del BlogComentarios: 13 Lecturas: 11981 Ir a los comentarios

A las 10.30 de la mañana del pasado 4 de febrero, un grupo de integrantes del grupo anarquista Frente de Liberación Animal intentó sin éxito descarrilar un vagón del Metro en la Línea 2, que va de Taxqueña al Toreo de Cuatro Caminos.

De acuerdo con una nota del semanario Proceso, los jóvenes colocaron latas de gas butano en el interior de uno de los convoyes que estaba a punto de arribar a la estación terminal Tasqueña, “pero debido al movimiento del convoy en la curva que hay entre la estación General Anaya y Taxqueña generó afectación en el artefacto y sólo detonó una de las latas, sin provocar daños mayores”.

De acuerdo con las autoridades capitalinas se logró la captura de Adrián Magdaleno González, de 21 años, estudiante del séptimo semestre de Psicología de la FES Aragón, quien fue consignado a un juzgado penal del Reclusorio Oriente.

En un comunicado posterior, un grupo de anarquistas sin firma dio a conocer que la policía allanó la casa de Magdaleno González habiendo supuestamente encontrado “fotos de líderes del frente en otros países, documentos que lo ligan con el movimiento de San Salvador Atenco y manuales de guerrilla y para hacer bombas caseras”.

El comunicado considera absurdo que Magdaleno sea etiquetado como líder del FLA, “ya que el F.L.A [Frente de Liberación Animal] es una reivindicación y no una organización formalista)”. Además estima que que Adrián fue secuestrado durante ocho días por el Estado mexicano, quien dio a conocer el hecho hasta el día 11.

Hasta ahora estos grupos han atacado comercios, bancos, tiendas de conveniencia, locales de comida rápida y agencias de autos; siempre a altas horas de la noche para no afectar a terceros. Realizaron más de 200 aciones en el año 2009, siendo septiembre y diciembre los meses de mayor activismo.

Lo más agresivo que otros anarquistas han llegado a hacer es tirotear con ráfagas de AK-47 a 29 patrullas nuevas de Tijuana, así como asaltos a mano armada, en acciones que ya dieron como resultado un policía muerto.

Hasta ahora no habían intentado descarrilar un tren con personas abordo. El tema es delicado y va más allá de la propaganda política, pues tal acción directa, de haberse concretado, hubiera afectado a personas inocentes.

Sin especular sobre la potencia de los artefactos puestos o las graves o simples consecuencias en el sistema de rieles, el hecho de atentar contra población civil, que poco o nada tiene qué ver con los enemigos de clase de los anarquistas, reresenta un paso hacia el terrorismo.

Una cosa es romper vidrios y otra muy diferente dañar a una señora o a una niña o a un obrero que, sin deberla ni temerla, tuvieran la mala fortuna de ir en el vagón elegido por los activistas para realizar su acción política.

Ni siquiera el EPR, con una capacidad de fuego inmensamente superior a la de estas células se atrevió en 2007 a hacer estallar ductos de Pemex en horarios o condiciones geográficas donde pudieran resultar afectadas personas inocentes. El debate sobre las afectaciones a la economía y a la tranquilidad social, producto de dichos estallidos, siendo importante, no lo fue más de lo que hubiera sido debatir sobre una víctima de tales acciones.

Los anarquistas radicales de finales del siglo 19 y princpios del 20, que emprendieron con furor ataques a la clase política europea, que asesinaron a tres poderosos mandatarios, el francés Sadi Carnot, el rey Umberto de Italia y el presidente John McKinley de Estados Unidos, fueron ferozmente extinguidos, no por estos magnicidios (“tiranicidios” los llamaban ellos), sino por las bombas que arrojaban indiscriminadamente dentro de cafés parisinos, como el Termidùr, con saldos rojísimos en vidas humanas.

En el siglo 21 sigue siendo mala idea aterrorizar a la población con ataques indiscriminados, para, de esa forma, pretender ganar simpatía popular hacia su movimiento libertario y hacer que su mensaje en contra de la opresión humana y animal sea bien recibido por la sociedad.

Si eso fue en realidad lo que pasó en el metro Taxqueña; si tal fue la intención de Magdaleno y sus compañeros -porque sólo tenemos la versión policiaca de los hechos-, vale apuntar que ni ahora ni nunca el terrorismo es una opción válida de lucha social y popular.

ajimac@gmail.com

Participa envía tus comentariosIr a la portada del Blog
INSTRUCCIONES: Selecciona el texto deseado y dá click en el botón correspondiente para formatearlo. Para visualizar tu comentario click Aqui
Imagen: * Nombre: * e-mail:

* Campos obligatorios para llenar

Acepto las políticas de privacidad
 


 

YO considero que tienes un error en ocasiones, haces caso de lo que plantea la prensa amarillista, supongo que sería mejor tener más datos, por ejemplo recuerdo cuando el caso de Ramsés Villarreal, tu planteaste como afirmación una mentira que se repitió en algunos medios de comunicación, tu dijiste que " fue soltado en su momento por presiones políticas del gobierno capitalino" y eso es falso, te aseguro que el no había sido detenido, más que en 2000 cuando fue llevado al tutelar de menores cuando la PFP entró a la UNAM rompiendo la huelga, el no ha sido liberado en ninguna ocasión por presiones políticas del gobierno capitalino. Por eso te digo, que en ocasiones de dejas llevar por lo que dicen los medios de comunicación.

 Enviado por Acrata - 19-febrero-2010 a las 07:45 Enviar mail al autor

 

Saludos, pensamos que no se deve de incluir a todos los anarquiats que atacan en el mismo analisis ya que ahy grupo que lo hacen diferente y que por un individuo no deven de pagarlña todos. cioao

 Enviado por gabi - 18-febrero-2010 a las 14:02 Enviar mail al autor

 

Muy buen artículo Alex, te felicito. Sigo pensando que a estos anarquistas los mueve una mano oculta y sería interesante saber si esa mano es izquierda o derecha

 Enviado por Oscar Aguilar - 17-febrero-2010 a las 18:52 Enviar mail al autor

 

Es cierto los "anarquistas" no querian descarrilar el metro, solamente querian llamar la atencion, como parte de sus acciones, que buscan que el pueblo "vea" su fotma de lucha

 Enviado por Daniel - 17-febrero-2010 a las 15:22 Enviar mail al autor

 

La informacion de la que se habla esque es mentira que querian descarrilar el tren querian hacer una explosion que como muchas de susa acciones generara la atencion. Es intrigante...

 Enviado por David - 17-febrero-2010 a las 15:19 Enviar mail al autor

 

Alejandro: De manera desafortunada exagra sus comentarios. Aunque intenta apuntalar sus argumentos con los actos organizados por los anarquistas radicales de inicios de siglo, creo que esta vez fue parcial e inequitativo, porque solo se conoce la versión de las autoridades,aunque tambien, es de extrañar que los grupos "libertarios" no hayan externado su posicion al respecto, solo comunicados muy escuetos si se compara con lo sucedido a Ramses Villareal. Creo que antes de emitir un balance se debe de conocer la version de las dos partes en conflicto, si no se caeria en el alarmismo. Finalmente habrá que preguntarse "¿A quien beneficio o como beneficio a la sociedad la publicación de su texto?

RESPUESTA DEL AUTOR: Hago alusión en el cuerpo del texto a que solo se tiene la versión policial de los hechos. No soy ajeno a eso. Sin embargo puedo afirmar que dentro de los anarquistas mexicanos hay quienes sí pretenden ir más allá de simples acciones de propaganda. En modo alguno pretendo servir a propósitos de represión (si revisa la línea de mis textos lo podrá comprobar); aproveché el tema para mostrar mi desacuerdo con cualquier acto que dañe a terceros. En lo personal disiento de ETA o Al Qaeda en su forma de reivindicar sus muy respetables luchas, mediante el asesinato de personas inocentes. Lo anarquistas mexicanos, pienso, no deberían irse por tal camino. Por supuesto es mi humilde opinión, ellos harán lo que su conciencia les dicte. Un saludo.


 Enviado por Alejandro - 17-febrero-2010 a las 06:48 Enviar mail al autor

 


Estos weyes estan hechos unos pendejos, que se jodan en la carcel y que su familia la pase de la verga de paso, que bueno.

 Enviado por MexMex - 17-febrero-2010 a las 00:02 Enviar mail al autor

 

Segùn el autor "Hasta ahora los más grave solo ha sido tirotear una patrullas con rifles AK-47". A bueno menos mal, mientras seán de izquierda dejenlos que sigan "manifestándose".

 Enviado por RAYMUNDO SANATNA - 16-febrero-2010 a las 18:27 Enviar mail al autor

 

No sucedió el descarrilamiento porque Dios no lo permitió.

 Enviado por ati - 16-febrero-2010 a las 18:14 Enviar mail al autor

 

Los únicos animales son los integrantes del FLA.

 Enviado por anarquía? - 16-febrero-2010 a las 15:50 Enviar mail al autor

 

¡No mas impunidad!,¡aplicacion de la ley!. Detengan a semejantes chacales y metanlos a la carcel

 Enviado por alesar - 16-febrero-2010 a las 15:04 Enviar mail al autor

 

Y estos humanoides del Frente de Liberación Animal, ¿a que animales quieren liberar?, ¿a los racionales ó a los irracionales?

 Enviado por kabrakan - 16-febrero-2010 a las 12:25 Enviar mail al autor

 

De acuerdísimo con la última línea "EL TERRORISMO NUNCA SERÁ UNA OPCIÓN VÁLIDA DE LUCHA SOCIAL Y POPULAR".

 Enviado por ROBERTO - 16-febrero-2010 a las 09:12 Enviar mail al autor

 
 
Acerca del autor
 
Alejandro Jiménez

Analicemos juntos los movimientos armados en México y la seguridad nacional desde una perspectiva que trascienda el sensacionalismo, el sectarismo partidista o las páginas de policía. Este blog pretende hacer aportes en tal sentido.

Depende, no sólo del autor sino de quienes lo retroalimenten. Aquí se plantearán temas, lo demás ya será resultado de las participaciones que todos tengamos martes y jueves.

Alejandro Jiménez ha sido periodista de EL UNIVERSAL desde hace ya casi dos décadas, en áreas tan variadas como el Centro de Documentación, Turismo (por insospechado que parezca) y en Opinión. Se metió a esto del estudio de las guerrillas durante la investigación para la colección de tres tomos “Los Movimientos Armados en México” (1994), de la que surgió a su vez el proyecto del libro “México Armado” (2007).

Twitter: @ajimac

 
Escribele  haz click!
 

Entradas anteriores
 
El Estado mexicano admite desaparición forzada
 
Comando 28 de Junio: entre atacar y no
 
Guadalupanos en guerra
 
El Lugar de la Memoria, en Perú
 
Los Loxichas y los derechos humanos
 
La izquierda y Volpi
 
Huasteca potosina ¿en armas?
 
Ejército de Liberación en Quintana Roo
 
"Me extorsiona el ERPI"
 
Guerrero: ¿la contrainsurgencia “buena”?
 

Calendario de búsqueda