Suscríbase por internet o llame al 5237-0800

 
 
En el corazón de la fe, la misericordia
07-febrero-2014 18:35
Comentarios: 0        Lecturas: 25478

 
 

Entre las notas personales que más claramente se reflejan del Papa Francisco en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium es su comprensión de la misericordia como el centro del Evangelio. Lo menciona desde el inicio: "Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia" (n.2).

Para entender esta insistencia, basta remitirse a su propio lema episcopal: "Miserando atque eligendo". Se trata de una expresión que se encuentra en la Homilía de san Beda el Venerable que se reporta en la fiesta del evangelista san Mateo. En el momento de llamarlo, el Señor lo eligió teniendo misericordia de él.

En el documento, destaca en primer lugar la primacía de la misericordia en la totalidad de la vida cristiana. Argumentando que no puede descuidarse la integralidad de la fe, poniendo el acento en cuestiones secundarias pero eventualmente periféricas, que no se entienden sino en el marco global de la fe, recuerda que para santo Tomás de Aquino la misericordia es la mayor de las virtudes, "ya que a ella pertenece volcarse en otros y, más aún, socorrer sus deficiencias" (n.37, citando la Suma Teológica, II-II,30,4). El anuncio del Evangelio, por lo tanto, tiene que darle su lugar central.

 
Don y éxodo
31-enero-2014 16:39
Comentarios: 0        Lecturas: 25429

 
 
Gioachino Assereto, Moisés saca agua de la roca

La Exhortación Evangelii Gaudium del Papa Francisco retoma una de las líneas pastorales dominantes en América Latina: la comprensión de la identidad eclesial en clave misionera.

Durante muchos años, el concepto de "misión" se reservó a la acción por la que la fe se transmite a comunidades lejanas que no han tenido contacto con el Evangelio. Las iglesias latinoamericanas entendieron desde hace varios lustros que era necesario plantear un estado permanente de misión, que considerara sus destinatarios o interlocutores a las mismas culturas locales. Aunque no en todas partes logró hacerse realidad este ideal, surgieron muy numerosas propuestas con esta orientación, y se establecieron programas que procuraban implantarlo.

Una notable maduración de esta opción eclesial se tuvo en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida, Brasil, de la que, como es sabido, el cardenal Bergoglio fue protagonista. Ahí se explicitaba que "esta firme decisión misionera debe impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de diócesis, parroquias, comunidades religiosas, movimientos y de cualquier institución de la Iglesia. Ninguna comunidad debe excusarse de entrar decididamente, con todas sus fuerzas, en los procesos constantes de renovación misionera, y de abandonar las estructuras caducas que ya no favorecen la transmisión de la fe" (Documento de Aparecida, n. 365).

 
Michoacán: Contra la máquina que asesina
24-enero-2014 13:08
Comentarios: 0        Lecturas: 25700


Hace pocos meses, el Arzobispo de Morelia, don Adolfo Suárez Inda, escribía las siguientes palabras sobre el obispo de Apatzingán, don Miguel Patiño, en ocasión de sus bodas de oro sacerdotales: "No puedo omitir la paciencia y serenidad con que Don Miguel ha llevado la cruz del episcopado en medio de grandes preocupaciones que ha tenido que afrontar. Cuántas penas ha vivido en el silencio y en cuántas tragedias ha acompañado a su pueblo. El asesinato de cinco sacerdotes es como una réplica de las cinco llagas de Nuestro Señor Jesucristo que han marcado a esta Iglesia particular, su cuerpo místico. Confiamos que la sangre derramada de tantos cientos de hermanos en enfrentamientos, en ocasiones sin deber nada, será un clamor que, con la sangre preciosa del Crucificado, llegue al cielo y nos alcance de la misericordia divina, la paz y la justicia que tanto anhelamos".

El testimonio de mansedumbre y audacia pastoral del obispo de la zona más golpeada por la violencia en Michoacán se ha convertido en un punto de referencia en las últimas semanas. Para quienes nos encontramos lejos de los escenarios en cuestión, hacerse una idea clara y no manipulada de la situación resulta muy difícil. Sabemos que la estructura de las parroquias puede otorgar información que no necesariamente coincide con datos oficiales. Los testimonios, de cualquier manera, que se reciben, son sobrecogedores.

Por ello, los contenidos de las cartas pastorales de monseñor Patiño adquieren una relevancia particular. Un valiente y doloroso documento presentado en octubre del año pasado generó el respaldo del episcopado mexicano en pleno. El período más reciente ha conocido esfuerzos en todos los niveles que apuntan a una solución, pero la comprensible zozobra del estado de cosas reclama el ejercicio de la más competente gestión de gobierno, que lamentablemente no siempre se encuentra. Una nueva carta, de hace apenas unos días, pone el dedo en la llaga, a propósito de las acciones contra los grupos de autodefensa: "El pueblo está exigiendo al gobierno que primero agarren y desarmen al crimen organizado. El ejército y el gobierno han caído en el descrédito porque en lugar de perseguir a los criminales han agredido a las personas que se defienden de ellos. ¿No han comprendido que nos encontramos en un 'Estado de necesidad'?"

 
La alegría del Evangelio
17-enero-2014 10:23
Comentarios: 0        Lecturas: 25539

 
 
Fernando Yáñez de la Almedina, Descanso en la Huida a Egipto (detalle)

La palabra "evangelio" incluye en su significado la alegría. Se trata de una buena noticia: el expansivo regocijo de quien se entera del plan salvífico de Dios y lo acoge en su vida. Es verdad, sin embargo, que en muchas ocasiones los creyentes podemos transmitir con poses rígidas y sombrías una imagen distorsionada de este principio fundamental. Uno de los acentos más conmovedores del estilo de Papa Francisco radica en su sonrisa, más elocuente que muchos discursos. Y ella refleja esta vivencia primordial del encuentro con Cristo.

No extraña, por lo tanto, que tal haya sido la orientación que haya querido dar a su primera exhortación apostólica. Aunque se trata de un documento derivado de la última asamblea del Sínodo de los Obispos, en ella encontró también la ocasión privilegiada para manifestar sus prioridades pastorales. El título mismo del documento, Evangelii gaudium, marca este derrotero. Y su exordio lo expresa:

"La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría. En esta Exhortación quiero dirigirme a los fieles cristianos para invitarlos a una nueva etapa evangelizadora marcada por esa alegría, e indicar caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años" (n.1).

 
La salud de la confianza
10-enero-2014 17:38
Comentarios: 0        Lecturas: 25623

 
 
Caravaggio, Llamado de Mateo (detalle)

"Toda persona es digna de crédito, mientras no se demuestre lo contrario". En los últimos días del año pasado participé en la inauguración de un centro comercial. Uno de los responsables del centro recordó a quienes ahí habrían de trabajar esa política de la empresa. Me detuve, con cierto asombro, a reflexionar sobre ella. Sobre todo, lo que supone de cara a una serie de principios culturales y financieros actuales, que con frecuencia plantean justamente lo contrario. "Piensa mal y acertarás", contrapone un cínico adagio. O como sentenció una marchanta: "Todos vienen a robarme".

De niño y adolescente crecí en un ambiente vinculado con el crédito bancario. En ese tiempo, una de las condiciones típicas de las actividades comerciales dependía del conocimiento interpersonal que los implicados tenían entre ellos. Era una relación entre seres humanos. A veces, más que la seguridad que se pudiera dar para un préstamo en base a algún aval o a lo que se ofreciera como garantía para el mismo, se encontraba la fiabilidad de la persona misma, que era conocida y participaba en una comunidad, de modo que lo primero que estaba en juego era su honorabilidad. Ser digno de confianza.

En muchas instituciones bancarias, las cosas funcionan hoy exactamente del modo opuesto. Se entiende que la relación entre las personas pudiera prestarse a complicidades fraudulentas. La opción ha sido evitar a toda costa que entre las personas involucradas medie la familiaridad. Se cambia a las personas de puesto periódicamente sólo para que no surjan relaciones de confianza entre ellas. Eso se supone que protege una transacción técnicamente aséptica.

 
Paz y fraternidad
03-enero-2014
Comentarios: 0        Lecturas: 25624

 
 
Bautisterio de Florencia, Fratricidio

El primer mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz lleva por título "La fraternidad, fundamento y camino para la paz". Teje su argumentación justamente a partir del concepto de la fraternidad. "El corazón de todo hombre y de toda mujer alberga en su interior el deseo de una vida plena, de la que forma parte un anhelo indeleble de fraternidad, que nos invita a la comunión con los otros, en los que encontramos no enemigos o contrincantes, sino hermanos a los que acoger y querer" (n. 1).

Reconociéndola como una dimensión esencial del ser humano, por su carácter relacional, encuentra, sin embargo, en el episodio bíblico del fratricidio de Caín, "la dramática posibilidad de su traición" (n. 2). De ahí que surja "espontánea la pregunta: ¿los hombres y las mujeres de este mundo podrán corresponder alguna vez plenamente al anhelo de fraternidad, que Dios Padre imprimió en ellos?" (n. 3).

Lo cierto es que la enseñanza cristiana del Padre común y la reconciliación en Jesús abre el horizonte de esta posibilidad. "El hombre reconciliado ve en Dios al Padre de todos y, en consecuencia, siente el llamado a vivir una fraternidad abierta a todos. En Cristo, el otro es aceptado y amado como hijo o hija de Dios, como hermano o hermana, no como un extraño, y menos aún como un contrincante o un enemigo" (n.3).

 
El cofre de la memoria
27-diciembre-2013
Comentarios: 0        Lecturas: 25662

 
 
El Greco, Apertura del quinto sello

Los días santos ofrecen a la experiencia muy variados temas que, sin saber por qué, serán conservados por la memoria como tesoros invaluables. En medio de tantas impresiones, sólo algunas son rescatadas del olvido. Tal vez el subconsciente acumule el continuo de la vivencia. Pero unos pocos episodios permanecerán como referentes estables de aquellas circunstancias que son el soporte de nuestra identidad, y después volveremos a ellos intentando apresar la siempre inasible sorpresa de nuestra existencia, la cual nos resulta al mismo tiempo lo más ordinario y lo más inexplicable.

La Iglesia también vive de su propia memoria. Una memoria empastada por vivencias singulares compartidas, por testimonios que fueron tejiendo una tradición consistente e impregnada de valores y certezas.

María, la madre de Jesús, insiste el evangelista san Lucas, atesoraba cuanto acontecía en el misterio de su vida, y lo meditaba en su corazón (cf. Lc 2,19.51). La memoria en ella, como fiel hija de Sión, era el cofre sagrado al que podía volver para profundizar en el sentido de lo ocurrido, descifrando paulatinamente en él la voluntad del Señor. Así lo había hecho también el pueblo de Israel, recordando las obras de Dios en su historia y apropiándoselas al evocarlas, y sobre ello habían ido configurando su conciencia nacional.

 
Consuelen a mi pueblo
20-diciembre-2013
Comentarios: 0        Lecturas: 25317

 
 
Federico Barocci, Navidad

El hombre llegó a la cafetería con cierta prisa. Le entregaron el menú y lo revisó sin mucha atención. Pidió uno de los platos que se anunciaban como especiales. La mujer que lo atendía confirmó, sorprendida, que en la carta aparecía lo que le habían solicitado. Lo anotó con cuidado. Después de unos minutos, la mesera regresó con el rostro encajado. "Disculpe usted, señor. Por error le traje el menú del fin de semana".

Como un instante fotografiado por la literatura de Kundera, los rasgos de la mujer reflejaban terror. ¡Cuántos insultos, seguramente, acumulados en el trabajo, en la vida! Uno más, tal vez. La torpeza era real. Y ella había aprendido la incontenible reprimenda que le esperaba. Recuerdo a un joven que se ensañaba con quienes no habían sabido reconocerlo como el centro del mundo. Y sabía tratarlos mal. Un episodio frecuente.

Pero el hombre miró a la mujer, adivinando la angustia. Sonrió, y simplemente dijo: "No pasa nada". Eligió un plato distinto, y cuando la mujer hubo tomado nota, aún le dijo: "No se preocupe, señorita". Asunto arreglado.

 
Inter mirifica
13-diciembre-2013 18:50
Comentarios: 0        Lecturas: 25647

 
 
Rafael Sanzio, Pablo predica en Atenas

El Decreto Inter mirifica del Concilio Vaticano II plantea la visión católica sobre los medios de comunicación social. Los mira, ante todo, con buenos ojos: "Entre los maravillosos inventos de la técnica que, sobre todo en estos tiempos, el ingenio humano, con la ayuda de Dios, ha extraído de las cosas creadas, la madre Iglesia acoge y fomenta con especial solicitud aquellos que atañen especialmente al espíritu humano y que han abierto nuevos caminos para comunicar con extraordinaria facilidad noticias, ideas y doctrinas de todo tipo" (n.1).

Y por ello puede decir: "La madre Iglesia sabe, en efecto, que estos medios, si se utilizan rectamente, proporcionan valiosas ayudas al género humano, puesto que contribuyen eficazmente a descansar y cultivar el espíritu y fortalecer el Reino de Dios". Pero advierte que "los hombres pueden volver estos medios contra el plan del divino Creador y utilizarlos para su propio perjuicio", de modo que la Iglesia "siente una maternal angustia a causa de los daños que de su mal uso se han derivado con demasiada frecuencia para la sociedad humana" (n.2).

En realidad, el horizonte de los medios ha cambiado muchísimo en estos diez lustros. Entonces se pensaba sobre todo en la prensa, el cine, la radio y la televisión. Tal vez lo más destacado de las transformaciones que se han dado tiene que ver con el surgimiento de nuevos recursos, entonces inimaginables, en los que el "público" ha dejado de ser un receptor de información para constituirse en un agente de comunicación. Hoy resulta evidente, en este sentido, el universo del internet, así como el de las redes sociales.

 
Sacrosantum Concilium: 50 años
06-diciembre-2013 12:49
Comentarios: 0        Lecturas: 25570

 
 
Jacques Coene, Libro de las Horas

En días pasados se han cumplido los cincuenta años de la promulgación de los dos primeros documentos del Concilio Vaticano II: la Constitución Sacrosantum Concilium sobre la sagrada Liturgia y el Decreto Inter mirifica sobre los medios de comunicación social.

Las constituciones son documentos eclesiásticos del más alto nivel, emanados ya sea del Santo Padre directamente o de un Concilio Ecuménico, confirmados por el Papa. Con más frecuencia son empleados en la función de gobierno de la Iglesia, pero también en la función de enseñanza, cuando la materia propuesta se presenta con mayor fuerza vinculante. En este último caso han sido utilizadas para las últimas definiciones dogmáticas, tanto papales como conciliares. Aunque el Concilio Vaticano II no pretendió definir ninguna doctrina -en el sentido técnico de una definición-, de hecho ejerció su magisterio más relevante en cuatro constituciones, la primera de las cuales fue justamente la Sacrosantum Concilium.

La Liturgia es una de las expresiones más evidentes de la fe. El documento conciliar pudo nutrirse de una renovación que ya se había venido gestando en tiempos de Pío XII (desde san Pío X, en realidad), y que contó con el esfuerzo de muy destacados expertos en el tema. Su fuerza proviene de una doble corriente: la de los estudios sobre el culto en la historia de la Iglesia, particularmente en sus fuentes antiguas, y la de la sistematización teológica sobre la naturaleza del culto cristiano. Lo mejor de estas vertientes convergió en la Constitución, aunque en su aplicación no siempre ha sido bien entendida.



10 ANTERIORES       SIGUIENTES 10
 
 
Acerca del autor
 
Julián López Amozurrutia

Este espacio anhela ser una búsqueda compartida. Juan Pablo II decía que tenemos que dar el paso “del fenómeno al fundamento”. En el fundamento hay siempre buenas noticias: la de la vida humana, la de la dignidad de la persona, la de su trascendencia. Porque la realidad se nos presenta como un conjunto de VALORES por descubrir; porque la persona humana puede cultivarse en la VIRTUD; porque la mente se eleva hacia la VERDAD.

Soy ciudadano mexicano, discípulo de Jesucristo, sacerdote católico. Hoy tengo la bella misión de acompañar como rector a los jóvenes que se preparan en el Seminario Conciliar de México.

Página personal: www.amoz.com.mx Twitter

 
Escribele  haz click!
 


Calendario de búsqueda
 

DIRECTORIO | CONTÁCTANOS | CÓDIGO DE ÉTICA | PUBLICIDAD | AVISO LEGAL | MAPA DEL SITIO
EL GRÁFICO | MINUTO X MINUTO | EL MUNDO | MÉXICO | LOS ESTADOS | DF | FINANZAS | PYMES | DEPORTES | ESPECTÁCULOS | CULTURA | ESTILOS | CIENCIA | COMPUTACIÓN | AUTOPISTAS | DESTINOS | SALUD |TU DINERO | ELECCIONES 2010 | DISCUSIÓN | MULTIMEDIA | VIDEOS © 2000 - 2012
Todos los derechos reservados. El Universal Compañía Periodística Nacional. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos.
EL UNIVERSAL | aviso-oportuno.com.mx | AGENCIA INTERNET | El Universal TV | CONEXIÓN RADIO | VE FUTBOL | tVa | EL UNIVERSAL EN YOU TUBE | CIRCULO UNIVERSAL