aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800


 
Temores del ego
10-julio-2015 19:35
Comentarios: 0        Lecturas: 18471

Un disparador por excelencia de los defectos de carácter del ser humano es el temor, no el temor sano que nos previene de situaciones adversas, sino el temor que hace daño a las entrañas y daño a los demás. Ciertamente hay miedos buenos, que nos evitan de caer en situaciones de riesgo, en las que nos puedan o nos podamos lastimar, perder o hasta morir, los cuáles son sanos de cierta manera porque nos mantienen alerta y medianamente con los pies en la tierra. Aunque también, algunos de estos miedos pueden llegar a ser absurdos o irracionales pero cada quien los vive de manera personal, lo que puede ser irreal para mi puede ser muy real para otra persona no se debe juzgar.

Los temores malos o los llamados alborotadores del ego son aquellos que nosotros generamos con nuestras acciones que si no todos son autoprovocados sí lo son en su mayoría. ¿Cómo es esto? Cuando en una ocasión nosotros ofendimos, dañamos o participamos en una situación que afectaba a otra persona o institución, que pudo haber sucedido hace muchos años o recientemente cuyas causas pueden ser que nos hayamos sentido amenazados por esa misma persona o institución no sólo de manera personal sino alguna área de nuestra vida. Cuando esa situación nos alcanza al día de hoy la consecuencia es que no queremos enfrentarla por temor, un temor que nos paraliza o en el mejor de los casos nos esconde, pero ¿por cuánto tiempo? ¿Cuánto tiempo podemos soportar sentir temor hacia algo o alguien?
 
Entre percepciones y suposiciones
03-julio-2015 17:44
Comentarios: 0        Lecturas: 23545

Una cosa es lo que sucede, otra la que de manera personal se percibe y una más la que se interpreta. Es el mundo de las percepciones y las interpretaciones, pero ¿qué es lo que realmente sucede? Muchos eventos que vivimos en el día a día se repiten constantemente, a veces serán similares en escenarios, en personas y hasta las mismas situaciones, lo que siempre va a cambiar es nuestro estado de ánimo y la manera en que las percibimos. El mismo evento puede verse catastrófico un día y como cualquier día otro.

La reflexión va en función a cómo aprender a evitar la angustia que nosotros nos generamos cuando algo sucede, decimos o hacemos y estamos esperando la reacción de los otros. Esa ansiedad generada por la expectativa que en realidad queda fuera de nuestro control pero que de cualquier forma pretendemos controlar, de ahí el origen de la ansiedad. No se puede saber en qué estado de ánimo estarán las demás personas y mucho menos cómo reaccionarán, lo que sí podemos hacer es trabajar para no engancharnos en un supuesto. Asumir que el otro dirá o hará tal cosa y nosotros vivir dependiendo de eso puede causar un estrés innecesario y a tomar decisiones poco asertivas. Un buena manera de no asumir cosas de los demás, es entender que nada es personal, si se puede lograr librarse del egocentrismo que nos lleva a pensar que las personas reaccionarán en nuestra contra y no a partir de su propia percepción o experiencia, entonces tendremos una existencia menos atormentada y quizá algo feliz.
 
El yugo de la indisciplina
26-junio-2015 14:08
Comentarios: 0        Lecturas: 28663

¿Cómo lograr ser disciplinado? Creo que la disciplina más que ser un aspecto favorable de una persona es un estilo de vida que se logra a base de trabajo y al principio de un poco de sacrificio. No es algo que se logre de la noche a la mañana sino en cada mañana al despertar levantarse y hacer lo que uno se propuso el día anterior.

A mi me ha costado muchos años de lucha (conmigo) para lograr ser disciplinada, entre frustraciones, autoinsultos, autocastigos, falsas recompensas, tantas promesas los domingos en la tarde para empezar el lunes en la mañana, despertar con tal carga sobre los hombros que lo único que podía hacer era cerrar los ojos e intentar dormir otro rato. Por supuesto con una culpa tremenda por haberme fallado una vez más pero con la esperanza de que lunes hay muchos. Y aquí quiero exponer un factor muy importante para no lograr el inicio de la disciplina, el futuro. Hoy me atasco, mañana empiezo. Hoy estoy cansada, mañana empiezo. Hoy tengo estrés, mañana empiezo. Hoy no tengo ganas, mañana empiezo. Y así la lista de pretextos se hace infinita así como la frustración se hace más grande. El mirar hacia el futuro no tiene nada de malo, el problema es cuando se quiere llegar ahí por arte de magia, como ejemplo es querer bajar 20 kilos de manera rápida cuando no tenemos buenos hábitos de alimentación. Primero hay que plantarnos en el presente, aprender a comer y poco a poco ir avanzando hacia la meta. Lo que usualmente sucede es que a la semana ya queremos haber bajado unos kilos y al ver que no sucede nos desilusionamos y cada vez nos cuesta más volver a comenzar. Lo mismo pasa con los resultados lentos del ejercicio, los conocimientos adquiridos, crecimiento espiritual y todo lo que implique soportar un proceso y una curva de aprendizaje.
 
Agradecida
19-junio-2015 18:08
Comentarios: 0        Lecturas: 33698

No sé si exista un método absoluto para encontrar la felicidad, hay muchos predicadores que juran haber encontrado el hilo negro para experimentar paz, éxtasis y felicidad. Yo ni si quiera sé si la felicidad existe de verdad así como la pintan, lo que sí sé es que cada quien tiene el poder para cambiar la percepción de las cosas. Quiero decir, que puede darse un evento poco afortunado o como pasa generalmente ante la terminación de un ciclo o periodo alegre razón por la cual las personas se entristecen o lamentan, es natural sentir tristeza o pesar pero si nos dejamos llevar por esos sentimientos, todo lo bonito o las satisfacciones que hayamos obtenido o experimentado antes se verán ensombrecidos.

El acto de agradecer, más que sea un acto iluminado o de “buena educación” debe ser una acción práctica, la gente que no agradece tiende a ver las cosas obscuras y de modo pesimista aun cuando para los demás estén bien. Quien no ve la ventaja en la desventaja sufre mucho más que por estar pasando por un evento desagradable, es aumentar el desazón a las cosas y peor aún, forma conductas y estados de ánimo miserables que a mediano o largo plazo cobran facturas en la salud. Por eso el agradecimiento es una herramienta indispensable para la vida diaria de lo contrario estaríamos lamentándonos cada cinco minutos por cualquier cosa. Como mencioné anteriormente, el ser agradecido no es cuestión educación ni de buenas costumbres, es una forma de vivir. Cuando he tenido días o incluso semanas malas en las que las cosas no se acomodan o por más que intento no logro cuadrar con los demás ni con los eventos, llego a un punto de reflexión en el que me cae el veinte y pienso que no es posible que todo y todos estén mal y yo bien, automáticamente se me empiezan a cambiar los pensamientos y en seguida mi actitud. Pero no se da por casualidad o porque de repente me acuerdo de que lo tengo que hacer, es una acción que se debe practicar constantemente en cualquier situación, aun cuando las cosas vayan bien y estén en orden.
 
Decir lo que uno piensa
12-junio-2015 14:59
Comentarios: 0        Lecturas: 38765

Cada día empeora mi situación en el trabajo, siento que mi jefe abusa constantemente de mi con los horarios y en las solicitudes, además de que no me gusta cómo me trata. No siento que me trate justamente, es intolerante y no deja que se le expliquen las cosas. Así trata a todos. El problema es que yo me quedo con mucho coraje, pensando toda la noche en qué cosas le hubiera dicho a la hora que nos peleamos. Lo peor es que si me pongo a analizar lo mismo me pasa en las demás relaciones, no soy alguien que se meta en problemas con la gente pero quisiera aprender a expresar mejor mis necesidades o descontentos o tan siquiera para no pasarla tan mal inventando venganzas que además nunca llevaré a cabo. Por miedo.

Julia
 
La paciencia es un acto de amor
05-junio-2015 19:00
Comentarios: 0        Lecturas: 25396

La paciencia es una característica muy poco usual en los seres humanos y más ahora con la inmediatez de las comunicaciones y la disponibilidad con la que tenemos que sobrellevar todos los días desde que amanecemos. Sin embargo la vida nos pone pruebas una y otra vez para que desarrollemos paciencia, y lo peor es que las pruebas son iguales siempre, sólo que no entendemos.

Gran número de las malas decisiones se dan por adelantarnos a lo que no ha pasado o bien por querer alterar el rumbo de los hechos, en sí el problema no es adelantarse a tomar una decisión o actuar antes de lo debido, eso es sólo una consecuencia, realmente lo que afecta es el conflicto interno que se vive por la falta de esa paciencia.
 
Violencia eternamente intermitente
29-mayo-2015 18:33
Comentarios: 0        Lecturas: 25380

Desde hace varios años vivo en una situación de confusión. Estoy en pareja con un hombre que me maltrata, o en realidad no sé si se pudiera llamar maltrato. Hay semanas que la pasamos muy bien, y de un día a otro las cosas cambian radicalmente, cualquier cosa lo enfada y lo convierte en un hombre muy agresivo. Me grita y ha estado a punto de pegarme en dos ocasiones, en el mejor de los casos me deja de hablar una semana entera situación que me hace sentir mal y quererlo dejar pero no me atrevo, justo cuando estoy por tomar la decisión él llega a la casa como un dulce y me vuelve a convencer (sin decirme nada) de que todo estará bien. Claro que cada que pierde los estribos la relación se va desgastando y me genera mucho odio hacia él y hacia mí misma por cobarde. Nora, 43 años

Mujeres que llegan a terapia coinciden con respuestas similares cuando les preguntan, por qué permiten que su pareja (no importa el género) abuse de ellas emocional y hasta físicamente. La mayoría responde: porque me ama, porque sólo son algunos momentos negativos y lo demás es maravilloso, porque tengo un carácter que lo saca de quicio, porque lo amo, no todo es tan malo, yo lo hago enojar, está muy presionado por el trabajo. Esas y más justificaciones, incluso algunas mujeres ni siquiera identifican el maltrato, sólo llegan a terapia porque se sienten cansadas de algo, pero no saben de qué. Es decir, no importan las palabras sino el afán de justificarlo.
 
Depresión o adicción
22-mayo-2015 12:18
Comentarios: 0        Lecturas: 25363

Depresión o adicción Mi esposa es una mujer muy depresiva, creo que su depresión empezó cuando nos venimos a vivir a México, ella dejó todo por seguirme. Nos conocemos hace más de cinco años y desde antes ella bebía y ocasionalmente tomaba pastillas para dormir o calmarse cuando lo necesitara pero siempre argumentaba que lo podía controlar y dejar cuando ella quisiera. Al principio yo no percibí lo que estaba pasando, pensé que sólo era cuestión de unos meses de adaptación y nada más, pero me equivoqué desde entonces su manera de beber ha aumentado lo mismo que su consumo de pastillas. Cuando la he tratado de confrontar, cuando me doy cuenta que está diciéndome mentiras o algunas veces cuando ha perdido el conocimiento de tanto beber , ella siempre me saca que está deprimida, que toma porque extraña su país y su carrera, se enoja mucho y me da miedo que le pase algo o haga algo contra su vida. Me hace sentir muy culpable y responsable, siento que si la dejo algo le va a pasar pero también cada día lo hace más difícil estar con ella.

Es probable que tu esposa esté en un proceso de abuso de sustancias y eso mismo esté causando que se deprima, aunque por lo que cuentas parece que su abuso de sustancias viene de tiempo atrás, antes de conocerte. No se puede afirmar o diagnosticar una adicción sin la debida valoración profesional que te aconsejo realicen, para saber qué es lo que realmente causa la depresión o si es el exceso de consumo lo que está provocándola. Lo que suele pasar con sustancias depresivas como lo es el alcohol es que se llega a un punto en el que no sabes qué provoca esos estados de ánimo, la persona se siente triste y decaída y por eso toma, o porque toma se siente triste y decaída. Ciertamente cualquier sustancia psicoactiva funciona como un alterador de los sentidos y estado de ánimo y sí de alguna manera anestesia el presente sea ese el objetivo o no. Además en lo que se refiere al alcohol, hay veces que el efecto es eufórico y por decirlo de algún modo “feliz” por lo que las personas no creen que sea eso la causa de su depresión, sin embargo independientemente de esos estados de euforia eventualmente llegará “el bajón” y el malestar físico lo que demandará más sustancia o en su defecto fuertes depresiones.
 
Depresión o adicción
15-mayo-2015 18:18
Comentarios: 2        Lecturas: 25420

Mi esposa es una mujer muy depresiva, creo que su depresión empezó cuando nos venimos a vivir a México, ella dejó todo por seguirme. Nos conocemos hace más de cinco años y desde antes ella bebía y ocasionalmente tomaba pastillas para dormir o calmarse cuando lo necesitara pero siempre argumentaba que lo podía controlar y dejar cuando ella quisiera. Al principio yo no percibí lo que estaba pasando, pensé que sólo era cuestión de unos meses de adaptación y nada más, pero me equivoqué desde entonces su manera de beber ha aumentado lo mismo que su consumo de pastillas. Cuando la he tratado de confrontar, cuando me doy cuenta que está diciéndome mentiras o algunas veces cuando ha perdido el conocimiento de tanto beber , ella siempre me saca que está deprimida, que toma porque extraña su país y su carrera, se enoja mucho y me da miedo que le pase algo o haga algo contra su vida. Me hace sentir muy culpable y responsable, siento que si la dejo algo le va a pasar pero también cada día lo hace más difícil estar con ella.

Es probable que tu esposa esté en un proceso de abuso de sustancias y eso mismo esté causando que se deprima, aunque por lo que cuentas parece que su abuso de sustancias viene de tiempo atrás, antes de conocerte. No se puede afirmar o diagnosticar una adicción sin la debida valoración profesional que te aconsejo realicen, para saber qué es lo que realmente causa la depresión o si es el exceso de consumo lo que está provocándola. Lo que suele pasar con sustancias depresivas como lo es el alcohol es que se llega a un punto en el que no sabes qué provoca esos estados de ánimo, la persona se siente triste y decaída y por eso toma, o porque toma se siente triste y decaída. Ciertamente cualquier sustancia psicoactiva funciona como un alterador de los sentidos y estado de ánimo y sí de alguna manera anestesia el presente sea ese el objetivo o no. Además en lo que se refiere al alcohol, hay veces que el efecto es eufórico y por decirlo de algún modo “feliz” por lo que las personas no creen que sea eso la causa de su depresión, sin embargo independientemente de esos estados de euforia eventualmente llegará “el bajón” y el malestar físico lo que demandará más sustancia o en su defecto fuertes depresiones.
 
Más enfermeras para México
08-mayo-2015 18:01
Comentarios: 1        Lecturas: 25436

La violencia contra las mujeres no es exclusiva de un grupo social, edad, cultura o región de algún país, la violencia se da en todos los niveles o condiciones y un factor importante del porqué de esta situación es la educación. Es la falta de educación ciertamente, aunque también donde ha habido educación (escolar) ha habido patrones que vienen de generaciones atrás que permiten agresiones, golpes, violaciones por mencionar algunas atrocidades. Mujeres que no necesariamente viven en una casa de cartón, a veces hasta en casas de oro y son tratadas de la peor manera hasta que son ellas mismas las que ponen el alto. El 70% de las mujeres ha experimentado violencia alguna vez, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia física o sexual principalmente de su pareja. Así me puedo seguir con las estadísticas pero no es el tema de ésta reflexión, sino plantear la oportunidad que podrían tener muchas mujeres mexicanas para salir adelante.

ALIVIO, es un documental realizado por Carla González Vargas en donde expone a tres mujeres con infancias y juventudes desafortunadas y desde luego violentadas tanto por su entorno como por las circunstancias, madres golpeadoras que a su vez son golpeadas y abusadas por sus maridos (alcohólicos). Patrones que se fueron repitiendo seguramente por generaciones hasta que estás valientes mujeres rompieron con ellos y nos cuentan su historia a través de los ojos de Carla.


       SIGUIENTES 10
 
 
Acerca del autor
 
Regina Kuri

Me encanta la música, leer y caminar, practico box y corro mucho. Podría vivir dentro de un cine y amo que una actuación me conmueva tanto que me haga llorar. Me interesa mucho el estudio del ser humano tan simple que parece muy complejo. Soy consejera en adicciones. Escribí los libros Girando en un tacón y !Ya Aliviánate! con Ed. Diana. Sígueme en twitter @reginakuri


Calendario de búsqueda